Cómo ahorrar al solicitar una hipoteca


Cómo ahorrar al solicitar una hipoteca

Comprar una casa es uno de los momentos más decisivos de la vida de una persona. Es el momento de elegir la zona donde vamos a residir, cuántas habitaciones vamos a necesitar y cómo vamos a decorarla. No obstante, también es el momento de plantearnos cuál es la mejor opción para solicitar la hipoteca y de cómo ahorrar al solicitarla. En este momento es muy importante tener en cuenta cada pequeño detalle y factor que puede ser decisivo para que el precio final no se nos pase del presupuesto. ¿Qué hay que tener en cuenta antes de solicitar una hipoteca?

Tipos de hipotecas

Antes de firmar nuestra hipoteca es importante haber valorado cuál es la mejor opción para nosotros y cuál se adapta más a nuestra situación. Por ello, en primer lugar, hay que informarse y conocer bien todos los tipos de hipotecas que existen hoy en día:

Hipotecas fijas

Mantienen un tipo de interés fijo a lo largo de toda la vida de la hipoteca, conociendo siempre cuál es la cuota que vas a pagar mensualmente.

Hipotecas variables

El tipo de interés varía en función de la evolución de los tipos de interés del mercado. El índice más habitual al que se referencia es el euríbor, aunque existen otros como el IRPH. En este caso se pagará mensualmente un diferencial al banco sumado al interés que tenga el euríbor en ese momento. La cuota irá variando, pero es una manera de beneficiarse de las bajadas del euríbor, aunque también puede haber subidas que encarezcan tus mensualidades.

Hipotecas mixtas

En este caso, en los primeros años se establece un tipo de interés fijo y, a partir de los siguientes y hasta el vencimiento, la hipoteca se regirá por el euríbor o el índice que se establezca.

Hipotecas: ¿Cuántos años?

Otro de los aspectos a tener en cuenta es la cantidad de años a los que pondremos nuestra hipoteca: siempre se pagarán menos intereses en una hipoteca a 20 años que en una a 30. Además, si dispones de un dinero ahorrado aprovéchalo para pagar una parte de la vivienda y solicitar un importe menor para la hipoteca.

Cada tipo de hipoteca tiene sus ventajas e inconvenientes y deberás elegir cuál te conviene más teniendo en cuenta tus necesidades y, sobre todo, sabiendo cuánto es lo máximo que puedes pagar cada mes. Antes de solicitar la hipoteca es muy importante conocer qué condiciones ofrece cada entidad bancaria, si nos obligan a tener productos vinculados y cuál nos ofrece los mejores tipos de interés o el diferencial más bajo. Para esta tarea, existen comparadores financieros que cuentan con expertos que te ayudarán a contrastar la información y conocer bien qué condiciones tiene cada uno de los bancos.

Cómo ahorrar al solicitar una hipoteca-1

Cómo ahorrar durante la vida de la hipoteca

Una vez que ya has contratado tu hipoteca teniendo en cuenta todos los factores que hemos mencionado anteriormente, llega el momento de pagar. Una de las preguntas que más se repite en este momento es si es mejor amortizar la hipoteca en plazo o en cuota. Esto dependerá de cada situación pero, por lo general, reducir plazo siempre es la opción más rentable para pagar menos intereses y para que el coste total de la vivienda se vea reducido. No obstante, la reducción de cuota sirve para llegar a fin de mes de una manera más holgada. Invertir las pagas extra en la amortización de la hipoteca es una buena manera de reducir el coste final de la vivienda.

Otra opción que puede hacernos ahorrar en nuestra hipoteca es la subrogación de la misma es decir, cambiar la hipoteca a otro banco que nos ofrezca mejores condiciones. No obstante, en la actualidad los bancos tienen condiciones muy similares que no distan mucho entre sí pero la vida de una hipoteca es larga y la situación puede cambiar.

¿Es mejor amortizar hipoteca o invertir el dinero?

Muchos consumidores se encuentran ante un dilema con sus ahorros. En primer lugar, cuentan con una una hipoteca, pero también con una cantidad de dinero ahorrado. La pregunta es saber si sale más rentable amortizar o invertir este dinero. Si te decantas por amortizar capital de su préstamo, te ahorrarás intereses. Si, por el contrario, destinas ese dinero ahorrado a un producto de inversión, obtendrás un rendimiento. Para saber cuál de las dos opciones beneficia más a tu bolsillo, deberás calcular qué te conviene más y así tener clara la decisión de amortizar el préstamo hipotecario o destinarlo a una inversión que pueda ser más rentable.

Antes de tomar una decisión precipitada, es aconsejable que cada para cada caso concreto se tomen en cuenta las siguientes recomendaciones:

– Si el consumidor se deduce por compra de vivienda habitual y su hipoteca es inferior a 9.015 euros al año, o lo que es igual, la cuota de su préstamo es inferior a 751,25 euros al mes (18.030 euros al año y 1.502 euros al mes si compra la vivienda a medias con su cónyuge y hacen declaraciones separadas), la mejor opción es amortizar como mucho hasta llegar al límite e invertir el exceso en un producto de inversión.

– Si las condiciones del préstamo no son buenas, antes de amortizar por anticipado, tratar de renegociarlo o cambiarse de banco.

– Si la entidad supedita la posibilidad de amortizar a que se cancele una cifra elevada, el consumidor no podrá amortizar cada año la cantidad exacta que le conviene. La recomendación entonces es pedir que le permitan hacer amortizaciones de cualquier cuantía y que le rebajen o supriman la comisión por amortización, si la hubiera.

– Avisar al banco con tiempo cuando se vaya a hacer una amortización anticipada, para evitar el riesgo de que se la atribuyan al año siguiente.

– Si se paga un seguro que cubra la devolución del préstamo en caso de que el consumidor fallezca, es necesario comunicar a la compañía las amortizaciones anticipadas que éste haga; al ser menor el capital cubierto, la prima le saldrá más barata.

Cómo ahorrar en la cancelación de la hipoteca

Cuando llega el momento de cancelar la hipoteca, los gastos no han terminado. Es posible que nuestro banco impusiera una comisión por cancelación anticipada que también hay que tener en cuenta en la negociación y, sobre todo, a la hora de amortizar la hipoteca totalmente. Además, todos los trámites necesarios para la cancelación tendrán un coste asociado que se duplicará si lo dejamos en manos del banco. Por ejemplo, la entidad bancaria contratará una gestoría que nos pedirá un fondo de provisiones de 200€ aproximadamente. Si nos ocupamos de manera personal de todo el proceso, la cancelación de la hipoteca será mucho más económica.

Todo lo que rodea a la hipoteca es un proceso largo que hay que tomarse con calma: valorar y analizar cada detalle es la mejor opción para ahorrar una cantidad de dinero importante en el coste total de la vivienda.

Si quieres leer más noticias como Cómo ahorrar al solicitar una hipoteca, te recomendamos que entres en la categoría de Hipotecas.

¿Te ha parecido interesante el artículo? Vota con 5 estrellitas para que escribamos más contenido relacionado:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, con un promedio de 4,80 sobre 5)

AUTOR
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies