Cómo aparcar en batería o en línea (en 3 maniobras)

Cómo aparcar en batería (en 3 pasos)
NOTICIA de Jessica Pascual
21.08.2021 - 10:27h    Actualizado 24.08.2021 - 10:43h

Aparcar a la primera entre dos coches con el hueco justo es todo un desafío. Y más aún si tienes vehículos detrás formando caravana esperando a que metas el coche en el aparcamiento para poder pasar. Si alguna vez te has visto en una situación tan estresante como ésta, puede que hayas pasado un muy mal rato. Así que para que no lo tengas que volver a sufrir, en esta guía te explicamos el truco definitivo para aparcar en batería y en línea con sólo tres maniobras.

También te explicamos cómo aparcar en línea con las menos maniobras posibles y los trucos que debes saber si vas a aparcar en una cuesta pronunciada, independientemente del sentido.

Aparcar en batería

Aparcar en batería significa meter el coche para colocarlo en paralelo a los que tienes al lado. Es el típico tipo de aparcamiento que puedes encontrar en las zonas de estacionamiento subterráneos o en los grandes centros comerciales.

Si circulas por las calles en busca de un aparcamiento, además de ir despacio para no dar frenazos, es fundamental que cuando encuentres un hueco lo señalices con los intermitentes. No hacerlo puede provocar un accidente.

Coloca el coche

Lo primero que tienes que hacer para estacionar, independientemente del tipo de aparcamiento que sea o del hueco que tengas, es colocarte bien. Es el primer paso y el más importante para hacer las menos maniobras posibles y no desesperarte durante el proceso. La posición en la que debe quedar tu coche para iniciar el estacionamiento es la siguiente:

Debes rebasar el hueco en el que quieres aparcar y el culo de tu coche (parachoques trasero) debe quedar alineado con el lateral del vehículo que está aparcado. El lateral que debes tomar como guía es el que da al hueco en el que quieres aparcar.

Para realizar las maniobras con holgura, tienes que dejar una distancia de aproximadamente medio metro con el coche que está aparcado. Si no lo haces, puede que al intentar aparcar roces tu lateral con la parte frontal del coche que está aparcado. En esta imagen te mostramos cómo tienes que colocar el coche antes de iniciar ninguna maniobra.

Cómo colocarse para aparcar en batería

Introduce la mitad trasera en el hueco

Una vez estés bien colocado, gira el volante por completo hacia el lado en el que está el aparcamiento respecto a ti. En el caso de la imagen del ejemplo, el volante habría que llevarlo hacia la derecha.

Asegúrate por los retrovisores de que no hay obstáculos ni peatones en los laterales del vehículo. Si tu coche no tiene ayuda con video, tal vez comprar un retrovisor con cámara sea muy útil para que maniobres mejor. Así que mete marcha atrás y acelera suavemente para introducir poco a poco el culo del coche. Cuando detectes que tu rueda trasera de la parte derecha ha rebasado al faro del vehículo que está aparcado, puedes continuar puesto que ya no hay peligro. No te preocupes porque ya no le vas a dar al coche que está al lado.

Meter el culo para aparcar en batería

Alinear el coche

Y listo, una vez estés en esta posición, tan sólo tienes que mirar por el retrovisor del piloto para ir poco a poco metiendo el coche. Como te mostramos en estas imágenes, el vehículo entra prácticamente sólo y no es necesario maniobrar para colocarlo.

Último paso para aparcar en paralelo

Sigue acelerando marcha atrás hasta que el morro del vehículo quede dentro de la línea del aparcamiento.

Coche aparcado en bateria

Si el coche se queda más pegado hacia un lado que otro del aparcamiento, siempre puedes echar un poco hacia delante el vehículo y colocarlo en el centro.

Aparcar en línea

El estacionamiento en línea es la otra forma que existe para aparcar el coche. En este caso, el vehículo tiene que meterse entre dos coches y quedarse colocado en fila de uno. Éste suele ser el aparcamiento que hay por las principales calles de las ciudades porque es el que menos cantidad de calzada invade y deja más espacio para la carretera.

Al igual que en el aparcamiento en batería, lo primero que hay que hacer es reducir la velocidad de forma progresiva, sin dar frenazos y poner el intermitente para avisar al resto de conductores que vas a estacionar.

Posición del coche

La clave para aparcar un coche en línea en tan sólo tres pasos pasa por colocar bien el vehículo. Si la posición inicial no es correcta, tendrás que hacer muchas más maniobras.

Para realizar este aparcamiento tienes que rebasar el hueco donde quieres meter el coche y colocarte casi a la misma altura que el coche que esté aparcado. Pero no igual. Debes alinear el respaldo de la parte de atrás de tu coche con el culo del vehículo (parachoques trasero) que está aparcado, tal y como puedes ver en la imagen.

Cómo colocar el coche para aparcar en línea

Meter la parte trasera del vehículo

Ahora, gira el volante por completo hacia el lado donde quieres aparcar. En este caso hacia la derecha.

Giro de volante para aparcar en línea

Mete marcha atrás y empieza a acelerar despacio para introducir la parte de atrás del coche en el aparcamiento. Tienes que retroceder hasta que puedas ver por el retrovisor la esquina derecha de la parte de delante (parachoques delantero) del coche que está aparcado justo detrás del hueco. Tal y como muestra la imagen.

Segundo paso para aparcar en línea

Cambia la dirección del volante

Cuando alcances esta posición, tienes que cambiar el sentido del volante y girarlo hacia la izquierda a la vez que aceleras marcha atrás.

Coche en línea aparcado

Y listo. Si mantienes la dirección del volante girada, el coche entra sólo al aparcamiento, tal y como aparece en la imagen.

Coche en línea aparcado

Si el vehículo se ha quedado muy pegado al coche que está aparcado detrás, puedes enderezar el volante y acelerar un poco hacia delante para dejarlo colocado en el centro.

Como has podido comprobar, es posible aparcar con tres sencillos pasos bien ejecutados. Por ello, aunque estés en una calle en pleno centro de Madrid con 15 coches esperando detrás, no te agobies. Mantén la calma y ten paciencia. De esta forma realizarás bien los movimientos y en escasos minutos tendrás tu vehículo perfectamente aparcado.

Trucos para aparcar en cuesta

Si aparcar puede ser una tarea complicada de por sí, hacerlo en cuesta lo multiplica. La clave para realizar este aparcamiento sin dificultad está en tener un control preciso sobre el embrague de tu coche. Y para ello sólo necesitas práctica. Pero además:

Si al aparcar el coche mira hacia arriba de la cuesta, es decir, está la parte trasera más hacia abajo que la delantera, es recomendable que dejes puesto el freno de mano puesto y la primera marcha metida.

Y si mira hacia abajo, si la parte delantera está a un nivel inferior en altura que la parte trasera, justo lo contrario, tienes que poner el freno de mano y meter la marcha atrás.

Además, en cualquiera de los dos casos, un pequeño truco para tener más seguridad en tu coche es girar las ruedas en dirección al bordillo para que tenga ese punto de apoyo, independientemente de si es cuesta arriba o hacia abajo.

Si quieres leer más noticias como Cómo aparcar en batería o en línea (en 3 maniobras), te recomendamos que entres en la categoría de Tráfico y Trámites.


WhatsApp Casacochecurro



MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >