Cómo cambiar de compañía telefónica

Cómo cambiar de compañía telefónica
NOTICIA de Jessica Pascual
04.09.2021 - 09:30h    Actualizado 04.09.2021 - 09:38h

¿Quieres cambiar de compañía telefónica, pero no quieres que te penalicen por ello? Ya sea porque no estás a gusto con los servicios de tu operadora o porque quieres buscar otras ofertas que te abaraten los costes del servicio, en esta guía te explicamos cómo cambiar de compañía telefónica de forma rápida y sencilla. Sin que se convierta en un calvario, sin penalizaciones y sin sobrecostes.

Y si lo que quieres saber es si puedes cambiar de compañía sin perder el número de teléfono, aquí te dejamos toda la información que necesitas saber al respecto.

Antes de cambiarte

Lo primero que debes comprobar es si tienes un contrato de permanencia con tu compañía. Las cláusulas de permanencia (que obligan a los clientes a mantener el contrato firmado durante un periodo de tiempo) suelen estar incluidas en ofertas promocionales de las compañías. Para saber si tienes permanencia, puedes llamar directamente al servicio de atención al cliente de tu operadora y preguntarlo, mirarlo en el contrato (si sabes donde lo has guardado) o consultarlo en el área de clientes de la web de la compañía.

En caso de tener un contrato con permanencia, podrás irte igualmente de compañía si quieres, pero tendrás que pagar una penalización por ello. Un sobrecoste cuya cantidad variará en función de la cantidad de tiempo restante a la finalización del periodo de tiempo estipulado por la compañía. Es decir, que a un cliente que le falten cinco meses para finalizar la permanencia le impondrán una multa más alta que a un cliente que le falte un mes.

Si te encuentras en esta situación, tendrás que decidir qué te conviene más, si esperarte a finalizar el periodo de permanencia (si es poco tiempo) o pagar la penalización (si el coste no es muy elevado).

Por el contrario, si no tienes permanencia, no tienes que preocuparte por sobrecostes ni penalizaciones, puesto que tienes derecho a cambiarte de compañía en el momento que quieras sin tener que pagar nada por ello.

Cómo solicitar el cambio

Los clientes pueden solicitar diferentes tipos de cambios de compañía y, en función de ello, varía la forma en la que tienes que iniciar el proceso de cambio de la operadora:

  • Manteniendo el número (portabilidad)
  • Con un número nuevo

En el primer supuesto, para solicitar una portabilidad, es decir, cambiarte de compañía y mantener tu número, tan sólo tienes que ponerte en contacto con el nuevo operador en el que quieres contratar el servicio. La nueva compañía es la que se encarga de realizar todos los trámites y gestiones, desde traspasar la línea, darte una nueva SIM hasta instalar Internet y línea de teléfono fijo en caso de que sea necesario. Tan sólo tendrás que dar tus datos personales y los trabajadores se pondrán en contacto con tu anterior compañía para solicitar la portabilidad y realizar las diferentes gestiones.

Es probable que tu compañía (de la que quieres irte) te llame cuando se entere de que quieres hacer la portabilidad para realizarte una contraoferta. En caso de que te interese, puedes paralizar la portabilidad y continuar en la misma compañía.

Por otra parte, si vas a cambiarte de compañía y quieres un número de teléfono nuevo, tienes que hacer una doble comunicación. Por una parte, tienes que hablar con la compañía con la que tienes el servicio para avisar de que quieres cancelarlo y que te den de baja y, por otro, avisar a la nueva compañía a la que quieres unirte.

¿Cuánto tardan las compañías en hacer el cambio de línea?

El tiempo que tardan las compañías en cambiarte de línea depende del tipo de cambio que quieras hacer:

En el caso de la portabilidad, por ley, las operadoras están obligadas a hacer el cambio en un plazo de un día hábil. La gran ventaja de la portabilidad es que no te quedas sin línea de teléfono en ningún momento. Tan sólo estarás incomunicado el tiempo que tardes en cambiar la tarjeta SIM.

Si solicitas un cambio a un número nuevo, tienes que cuadrarte y organizarte lo mejor posible para no permanecer apenas tiempo sin línea. En este caso se trata de un doble procedimiento, puesto que tienes que solicitar la baja y el alta en dos compañías diferentes. Este cambio se demora algunos días más que en la portabilidad. Y dentro de este segundo supuesto hay que distinguir dos situaciones:

  • Cambiar sólo la línea móvil
  • Cambiar fijo, móvil e Internet

Si sólo cambias el teléfono móvil, el proceso es más breve puesto que la nueva compañía sólo tiene que darte una tarjeta SIM, mientras que si cambias el teléfono fijo de casa y el Internet, el técnico tiene que ir un día que acordéis a realizarte el cambio en la instalación. En este caso, dependiendo del volumen de trabajo, podrá ir antes o después.

Por tanto, si no vas a hacer una portabilidad, lo mejor para no estar sin línea de teléfono es que hables primero con la compañía a la que quieres contratar y preguntes por los plazos de espera. Y en función de lo que te digan, hablar con tu compañía actual para cuadrar el día de baja con el de alta.

Vías para cambiarte

Todos los clientes tienen tres vías para solicitar el cambio de compañía telefónica:

  1. Por teléfono. Llamando a los teléfonos de atención al cliente de cada compañía y solicitando el tipo de cambio que quieras. Recuerda que si haces una portabilidad bastará con avisar a la nueva compañía, pero si quieres cambiar de número tendrás que hablar con las dos, la actual y la nueva.
  2. Online. Puedes contratar los servicios de la compañía a través de la página web de cada una de ellas. Tan sólo tienes que acceder y comparar entre las diferentes ofertas que tienen disponibles, seleccionar la que quieras y darte de alta.
  3. Presencial en las oficinas. Aunque si prefieres que te expliquen lo que contratas con todo detalle y prefieres que sea un trabajador el que realice todos los trámites por ti, puedes pedir cita previa para que te ayuden a contratar el servicio en los mostradores de sus tiendas.

Cómo evitar problemas al cambiar de compañía

En ocasiones, puede que un trámite tan sencillo como el cambio de compañía se convierta en un quebradero de cabeza. Empezando porque no siempre es sencillo contactar con las compañías, pero no sólo eso, también puede suceder que te encuentres con algunos inconvenientes al hacer una reclamación.

En estos casos, si ves que el proceso puede alargarse porque las cosas no te están saliendo a la primera, te recomendamos que documentes todo el proceso desde el inicio. La primera llamada o contacto con la compañía, recibos, número de seguimiento de la petición y todos los documentos justificantes que acrediten que has solicitado una baja o portabilidad para que quede registro.

Cómo elegir operadora de teléfono

Independientemente del motivo por el que hayas decidido cambiarte, antes de contratar los servicios de otra empresa es fundamental que revises y tengas en cuenta los siguientes factores para no arrepentirte del cambio:

  • Compara entre las diferentes ofertas de las compañías
  • Mira si la operadora tiene buena cobertura en tu zona
  • No te dejes guiar sólo por las promociones, puesto que pasado un tiempo, tendrás que pagar por las tarifas normales. Así que presta atención a todos los detalles
  • Evita contratos con permanencia. De esta forma, si no te convencen los servicios, podrás volver a cambiarte sin quebraderos de cabeza

Si quieres leer más noticias como Cómo cambiar de compañía telefónica, te recomendamos que entres en la categoría de Tarifas Móvil.


WhatsApp Casacochecurro



MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >