Cómo cocer marisco o cocinarlo a la plancha

Cocinar marisco
NOTICIA de Javi Navarro
20.12.2021 - 09:00h    Actualizado 20.12.2021 - 12:37h

¿Cómo cocinar marisco esta Navidad? Preparar bien el marisco es un proceso muy delicado. Los métodos más apropiados y utilizados son cocido y a la plancha. Así que si estás pensando en sorprender a tus comensales en estas fechas con un buen bogavante, buey de mar o unas cigalas, a continuación te explicamos los mejores trucos para cocinar el marisco como un auténtico chef.

En Navidad se come marisco. La tradición de estas fiestas que reúne a las familias culmina con grandes festines de comida y productos frescos como bogavantes, cigalas, gambones o nécoras. Y, este año, el rey de todas las mesas será el centollo gallego. De hecho, las ventas online de estos productos frescos y de temporada y, como consecuencia, el gasto total de las familias en este tipo de comida, según indica Pablo Mourelo, responsable de Mariscos O Grove, va a crecer en un 40 % en 2021. Datos que evidencian que este año las ventas por Internet de pescado y marisco van a aumentar los récords alcanzados en pandemia.

Cómo cocer marisco

Si se desea cocer, tanto si está vivo como si no, hay que hacer un paso previo antes de cocinarlo. Los productos frescos deben meterse en un recipiente de agua fría y los que están muertos en uno con agua caliente.

Los productos frescos, que compras vivos, puedes meterlos en un recipiente con agua, hielo y vinagre para que se limpien de forma natural y sin que sufran alguna fractura. De lo contrario, si durante la limpieza sufren algún daño, puede que se desprendan los jugos y el sabor ya no será el mismo. A la hora de cocerlos, necesitas dos cosas:

  • Una olla con agua. La regla general es que la cantidad de agua cubra por completo al producto.
  • Sal. Para que te hagas una idea, puedes echar una media de 30 gramos de sal por cada litro de agua.

¿Y, cuánto tiempo hay que dejarlo cocer? Los minutos que debe estar el producto sumergido en la cocción dependen del tipo de marisco que quieras cocinar. Por ejemplo, las langostas y el bogavante necesitan en torno a 10 minutos de cocción, mientras que las gambas y las cigalas, como son más pequeñas, basta con unos 3 minutos.

Y recuerda que siempre debes introducir el marisco antes de que empiece a hervir el agua porque de lo contrario, el producto puede que se empiece a deshacer y la receta perderá toda la gracia.

Tanto el proceso de cocción como el proceso de enfriamiento influyen de manera determinante para mantener la calidad del producto, sobre todo para que la carne quede más prieta, por lo que hay que sumergirlo en agua con hielo inmediatamente después de su cocción.

Cómo cocer marisco congelado

Por otra parte, si quieres cocer marisco congelado, el procedimiento es similar. Puedes hacerlo de dos formas diferentes:

  • Meterlos a la olla congelados
  • Descongelarlos y luego meterlos a la olla para hervir

La única diferencia en el proceso es el tiempo que necesitas para cocinarlos. Si no sabes cómo tratar productos congelados, en esta otra información te damos todos los detalles para que sepas mantener la cadena de frío.

Cómo cocinar marisco a la plancha

La otra forma más popular de cocinar el marisco es hacerlo a la plancha. Técnica que se utiliza sobre todo para los crustáceos que tienen cola. Los nutricionistas recomiendan partir los ejemplares por la mitad, sobre todo, si se trata de mariscos grandes como por ejemplo los bogavantes o las cigalas.

Si te gusta la carne cocida, antes de pasar estos productos por la plancha puedes darle un pequeño hervor de entre 1 y 3 minutos, sobre todo en las piezas grandes para que no se queden secas. Este paso previo no es necesario si lo que quieres es cocinar gambas, nécoras, cigalas pequeñas o langostinos.

En cuanto a la forma de cocinar a la plancha, te recomendamos que la enciendas a fuego lento y le eches aceite y sal. Cuando notes que el aceite empieza a bailar porque está caliente, eches las piezas. Para saber cuánto están en el punto, tienes que observar el color de la pieza. Una vez empiece a cambiar de tono, es momento de darle la vuelta.

Cómo saber si el marisco es fresco

Si estas fiestas has pensado en recurrir al marisco para sorprender a tus invitados durante las reuniones con amigos y familiares, deberías conocer todos los aspectos fundamentales para elegir el mejor género y prepararlo en la cocina. El marisco se puede adquirir vivo, refrigerado o congelado. Aunque fijarse en el aspecto es importante, no es suficiente, es decir, no sólo debe parecer fresco sino que además debe de estarlo.

Por ejemplo, algunas especies como la langosta, el bogavante, el centollo, el buey de mar o los cangrejos, que tienen gran resistencia a vivir fuera del agua, se suelen comprar vivos. Para asegurarnos de que se trata de un ejemplar fresco, los nutricionistas aconsejan tocar los ojos para confirmar que se mueven y fijarnos en la cola, puesto que estos animales suelen permanecer con ella recogida, por que si tienen la cola extendida, están muertos.

Para el resto de los mariscos, los que no se adquieren vivos, es importante preservar la cadena de frío. Las quisquillas, langostinos y gambas deben mantenerse a 1ºC o 2ºC. En el caso del marisco congelado, debemos conservarlo a una temperatura inferior, de entre -4ºC y -18ºC.

Si quieres leer más noticias como Cómo cocer marisco o cocinarlo a la plancha, te recomendamos que entres en la categoría de Alimentación.


WhatsApp Casacochecurro



Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >