Cómo hacer una donación en vida de una casa a un hijo

Cómo hacer una donación en vida de una casa a un hijo
NOTICIA de Jessica Pascual
21.03.2022 - 10:29h    Actualizado 14.12.2022 - 14:43h

La donación en vida de una casa es una manera de traspasar la propiedad y el usufructo de un inmueble a otra persona de manera gratuita. Esta vía es una alternativa a la herencia que permite que una persona “regale” sus bienes a quien quiera y evitar posibles conflictos de repartición de los bienes tras el fallecimiento.

En esta guía te explicamos todo lo que necesitas saber para hacer una donación en vida de una casa a un hijo. Los trámites, requisitos, impuestos que tienes que pagar y las limitaciones de esta operación. Por ejemplo, hay que tener en cuenta que una persona no puede donar todos sus bienes y dejar a los herederos forzosos sin la parte que les corresponde.

Qué es una donación en vida

Hacer una donación en vida supone dar a una tercera persona la propiedad y el usufructo de un bien, en este caso de una vivienda. Es una fórmula para repartir los bienes entre los herederos en vida y evitar posibles conflictos de herencia.

Ahora bien, existen dos tipos de donación. Por un lado, la operación a través de la que una persona da tanto el uso y disfrute de la casa como la propiedad. Y, por otro, la donación con reserva de usufructo, que como su nombre indica, permite al donante vivir y permanecer en la vivienda hasta el fallecimiento. En esta información nos centramos en la primera, en la donación completa de la vivienda, incluyendo la propiedad.

En cuanto a la normativa, la donación en vida de un inmueble está regulada por el Código Civil. El artículo 618 detalla que es “un acto de libertad por el cual una persona dispone gratuitamente de una cosa en favor de otra, que la acepta“.

¿A quién puedo donar una casa?

La donación en vida puede realizarse tanto a personas jurídicas, como a personas físicas. Es decir, a empresas o a particulares. Y no es obligatorio que los donatarios formen parte de a familia del donante. Es decir, que una persona puede donar su casa a un amigo aunque tenga hijos.

Cómo donar un inmueble (de padre a hijo)

Si quieres hacer una donación de un inmueble a un hijo, tienes que hacer tres trámites en el siguiente orden:

El primer paso es ir al Registro de la Propiedad. La persona que quiere hacer la donación tiene que pedir una nota simple para acreditar que tiene la propiedad de la vivienda que quiere donar. Y que está libre de cargas.

Después hay que fijar una cita ante notario. A esta reunión tienen que acudir las dos partes interesadas en la operación. El donante debe presentar, además de la nota simple, el documento que acredita la adquisición de la vivienda que quiere donar. Y el justificante o recibo del pago del IBI.

El siguiente paso es firmar una escritura pública ante notario. En la firma deben estar presentes tanto el donante como el donatario y este último debe aceptar la donación de la vivienda.

En el documento deben quedar reflejados de manera clara los bienes que se donan y el valor de las cargas a las que tiene que hacer frente el donatario. Es fundamental acudir a un notario para firmar este documento. De lo contrario, a ojos de la ley la vivienda no ha sido donada y sigue perteneciendo al dueño inicial.

Previo abono de los impuestos correspondientes, el último paso es inscribir la nueva escritura en el Registro de la Propiedad y proceder con la entrega del inmueble.

¿La donación es gratis?

La operación de donación sí. Pero para llevarla a cabo hay que asumir los costes de las gestiones de la notaría. Y hacer frente a los impuestos correspondientes.

¿Qué impuestos hay que pagar en una donación?

Decidir si dejar una vivienda a los hijos mediante una donación o una herencia es una duda muy frecuente. ¿Qué opción es mejor? ¿Con cuál voy a tener que pagar menos impuestos? En las donaciones en vida de inmuebles los impuestos que hay que pagar son:

  • El donatario o persona que recibe la vivienda tiene que asumir el Impuesto de Sucesiones y Donaciones y la Plusvalía Municipal.
  • El donante o persona que da la vivienda tiene que tributar por el IRPF de la operación.

Si quieres saber de manera más detallada cuánto supone el pago de estos tributos, en esta otra información te explicamos si es mejor donar en vida o dejar en herencia.

¿Se puede donar una casa a un hijo teniendo otros hijos?

Esta es una duda muy frecuente que no tiene una única respuesta. En concreto, la normativa señala que la donación en vida de los bienes no puede quitar derecho a los herederos forzosos en lo relativo a la repartición de la herencia. En concreto, el Código Civil indica en el artículo 636 que ninguna persona “puede dar o recibir bajo una donación más de lo que pueda dar o recibir en testamento”.

Hay que tener en cuenta que los herederos forzosos tienen derecho a recibir un tercio de los bienes de los padres a partes iguales. Partiendo de esta base, es posible donar en vida a un hijo mientras que se asegure la distribución de ese tercio de los bienes entre los herederos forzosos.

¿Puedo donar todos mis bienes?

No. El artículo 634 de la normativa señala que la donación puede “comprender todos los bienes presentes del donante o una parte de ellos. Pero con tal de que este se reserve, en plena propiedad o en usufructo lo necesario para vivir en un estado correspondiente a sus circunstancias”. Esto quiere decir que una persona puede donar sus bienes, pero debe quedarse con aquellos que le sean necesarios para tener una vida digna hasta su fallecimiento.

Si quieres leer más noticias como Cómo hacer una donación en vida de una casa a un hijo, te recomendamos que entres en la categoría de Trámites.


WhatsApp Casacochecurro



Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >