Cómo saber si me puedo beneficiar de las medidas del Gobierno para que no suba la hipoteca

Cómo saber si me puedo beneficiar de las medidas del Gobierno para que no te suba la hipoteca
NOTICIA de Jessica Pascual
22.11.2022 - 11:37h    Actualizado 22.11.2022 - 11:40h

Congelación de la cuota de la hipoteca durante 12 meses, rebaja del interés durante un periodo de carencia de 5 años o la reducción de las comisiones por el cambio de hipoteca variable a fija. Estas son algunas de las medidas acordadas entre banca y Gobierno para poner freno a la imparable subida de la cuota de las hipotecas variables por la escalada del euríbor. Un paquete de medidas que tiene previsto aprobarse durante el Consejo de Ministros y a las que pueden acogerse las familias vulnerables y en situación de vulnerabilidad que se ajusten a unos límites de ingresos anuales.


NOTICIAS DESTACADAS

Puente diciembre con niños

Comer en Toledo

Corte de luz por impago

Rotura vórtice polar

Calculadora kW a CV


Para saber si puedes ser beneficiario de alguna de las medidas planteadas, a continuación te explicamos quién puede beneficiarse de ellas y los requisitos que hay que cumplir. Aunque ante todo, lo más importante a tener en cuenta es que la posibilidad de solicitar cualquiera de estas medidas excepcionales a tu entidad depende de si el banco decide, de manera voluntaria, formar parte y adherirse a los nuevos Códigos de Buenas Prácticas planteadas por el Gobierno. Porque no, no es de obligado cumplimiento y las entidades pueden decidir libremente si ofrecer estas medidas a sus clientes o no.

Las entidades que quieran formar parte de estos códigos pueden hacerlo de forma inmediata y se prevé que todas estas medidas entren en vigor desde el 1 de enero de 2023.

A quién afectan las medidas del Gobierno

El acuerdo que han alcanzado la banca y el Gobierno afecta a lo que han detallado como perfiles en riesgo de vulnerabilidad y familias vulnerables. En la práctica, estos términos hacen referencia a los hogares que se ajusten a los siguientes límites de ingresos:

  1. Familias vulnerables, que reciban unos ingresos de hasta 25.200 euros al año.
  2. Familias en situación de vulnerabilidad, que tengan unos ingresos de hasta 29.400 euros al año.

Además de ajustarse a este límite de ingresos, para poder acogerse a las medidas planteadas por el Ministerio de Economía, ambos perfiles deben tener una carga hipotecaria específica, que les suponga entre el 30 y el 50 % de sus ingresos mensuales. Y, además, debe haber sufrido un incremento de la cuota de la hipoteca de entre el 20 y el 50 %. Los porcentajes específicos se detallan en las medidas concretas de los siguientes apartados.

En cualquier caso, para poder acogerse a cualquiera de estas medidas, es necesario que la entidad financiera con la que tienes contratado el préstamo quiera adherirse a estos nuevos Códigos de Buenas Prácticas. Porque la clave de la cuestión de este nuevo acuerdo es que la adhesión y posibilidad de ofrecer a los deudores estas nuevas medidas para aliviar la carga hipotecaria no son de obligado cumplimiento. Por el contrario, son las entidades las que tienen que decidir si quieren ofrecer o no a sus clientes estas posibilidades. Eso sí, una vez que decidan adherirse a estos Códigos, sí que están obligados a respetar y cumplir todas y cada una de las medidas planteadas del acuerdo.

Si no te ajustas a los requisitos marcados en las nuevas medidas del Gobierno, en esta otra información puedes consultar algunas vías para evitar la subida de la cuota de la hipoteca ante la escalada del euríbor a las que puedes acogerte.

Medidas para familias con ingresos de menos de 25.200 euros anuales y un aumento del 50 % de la hipoteca

Las nuevas medidas entienden que los hogares que tienen unos ingresos anuales de 25.200 euros, o lo que es lo mismo, es de 3 veces el IPREM, son perfiles vulnerables. Y, con el objetivo de ayudar a aliviar la carga de la hipoteca en este caso, se refuerza el Código de Buenas Prácticas del año 2012, para que los deudores puedan reestructurar el préstamo con un tipo de interés más bajo.

En otras palabras, estas familias vulnerables pueden solicitar una rebaja del tipo de interés durante un periodo de carencia de 5 años. La carencia consiste en abonar solo el pago de los intereses y no hacer frente a la deuda del capital pendiente. En concreto, la rebaja permite moverse en una horquilla de entre el Euríbor – 0,10 % hasta el 0,15 % del Euríbor actual.

Esta es una medida para aquellos hogares que se ajusten a estos límites de ingresos, pero que, además, dediquen más del 50 % de sus rentas al pago del préstamo y hayan visto incrementado este pago en un 50 %.

En la práctica, y tal y como ha detallado el Ministerio de Economía mediante un ejemplo, una familia que tenga una hipoteca de 120.000 euros y una cuota que ascienda a 524 euros tras la revisión de los tipos de interés, puede ver reducida la cuota durante un periodo de carencia de 5 años en más de un 50 %, hasta los 246 euros.

Además, se amplía la posibilidad de solicitar una dación en pago de la vivienda por un periodo de dos años. Y, en aquellos casos de extrema necesidad, se plantea la posibilidad de solicitar una segunda reestructuración del préstamo.

Medidas para familias con ingresos de menos de 25.200 euros anuales y un aumento de menos del 50 % de la hipoteca

¿Pero, qué ocurre si un hogar no ha visto aumentado en este importe del 50 % el pago de la cuota de la hipoteca?

Para las familias que tengan unos ingresos de menos de 25.200 euros, dediquen más del 50 % de sus ingresos mensuales al pago de la hipoteca, pero que no hayan visto incrementada la carga hipotecaria en un 50 %, pueden acogerse a la medida explicada con una carencia de 2 años. Plazo en el que pueden beneficiarse de un tipo de interés más bajo durante este periodo y la posibilidad de alargar el plazo durante 7 años.

Medidas para hogares con rentas de 29.400 euros

El acuerdo entre banca y Gobierno también plantea medidas para aquellos hogares que reciban unos ingresos de hasta 29.400 euros al año, o lo que es lo mismo, 3,5 veces el IPREM.

Aquellas familias que se ajusten a estos límites de ingresos y que tengan una hipoteca suscrita que les suponga una carga del 30 % de sus ingresos mensuales y se haya incrementado en, al menos, un 20 % con la subida de los tipos de interés, pueden acogerse a la congelación de la cuota durante un periodo de 12 meses. Además, pueden beneficiarse de un tipo de interés menor sobre el principal aplazado y un alargamiento del plazo de hasta 7 años.

Además de esta medida, el acuerdo abre las puertas a la reducción de gastos y comisiones para facilitar el cambio de hipoteca variable a fija y también a la eliminación de comisiones por amortización anticipada.

Si quieres leer más noticias como Cómo saber si me puedo beneficiar de las medidas del Gobierno para que no suba la hipoteca, te recomendamos que entres en la categoría de Hipotecas.


WhatsApp Casacochecurro



Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >