Cómo ser cuidador de personas mayores, formación necesaria y requisitos

Cómo ser cuidador de personas mayores, formación necesaria y requisitos
NOTICIA de Jessica Pascual
19.01.2022 - 10:34h    Actualizado 23.09.2022 - 12:31h

Los cuidadores de personas mayores son profesionales que se encargan de la supervisión y mantenimiento de los ancianos que no pueden valerse por sí mismos para llevar a cabo acciones básicas de la vida diaria. O que tienen algún tipo de incapacidad o dependencia y necesitan de la ayuda constante de otra persona.


NOTICIAS DESTACADAS

Pisos Servihabitat

Puente diciembre con niños

Comer en Toledo

Solicitar el mini paro

Administraciones de lotería


Al igual que cualquier otro trabajo, para ser cuidador profesional hay que tener una titulación y una formación básica que les permita desarrollar las funciones de este trabajo. El papel de estos trabajadores consiste en mejorar la calidad de vida de las personas mayores y, tanto de su empeño como de su formación, depende conseguirlo. Si este tipo de trabajo te interesa, a continuación te explicamos todos los requisitos, aptitudes y formación necesaria que hay que tener para ser cuidador de personas mayores.

Requisitos para ser cuidador de ancianos

Para ser cuidador de ancianos, más que reunir o cumplir unos requisitos, hay que tener una serie de aptitudes básicas que van a permitirte desarrollar el trabajo de manera profesional.

  • La primera de ellas es sin ninguna duda, la vocación. Cuidar a las personas mayores es un trabajo sacrificado y duro que va a ponerte a prueba más de una vez. Sobre todo si la persona a la que cuidas tiene algún tipo de enfermedad o incapacidad. Algunas de las funciones de un cuidador pasan por ayudar a los ancianos a realizar tareas íntimas porque no pueden valerse por sí mismos, como por ejemplo ayudarles a ir al baño o a ducharse. Por ello, es fundamental que antes de tomar una decisión tengas en cuenta cuáles son las funciones que desempeñan estos profesionales y que tengas vocación por hacer esta labor social.
  • De la profesionalidad, ganas y empeño que pongas en cada jornada de trabajo, depende la calidad de vida de las personas. Por ello, es crucial que tengas una clara vocación e ilusión por ayudar a los ancianos si quieres dedicarte a este sector.
  • Ser paciente. A medida que envejecen, las personas mayores son más lentas y olvidadizas. Así que si eres puro nervio, procura dejarlo a un lado durante tu trabajo. Tienes que ser paciente con la persona a la que cuidas y mostrarte comprensivo con su situación. Y, precisamente, a esta comprensión hay que sumarle la empatía. Ponerse en el lugar de la otra persona y entender sus necesidades es clave para ofrecer un buen servicio como cuidador.
  • Trabajar con energía y querer mejorar la vida de las personas mayores. Independientemente de que tengas un mal día o estés cansado, debes dar lo mejor de ti en la jornada laboral.
  • Además de todas estas cualidades o aptitudes, ser cuidador de personas mayores es una profesión que pertenece al sector sociosanitario, por lo que es obligatorio que tengas una formación específica en este ámbito. Debes tener una base en primeros auxilios y en enfermería para ayudar a tu paciente ante una emergencia.
  • Por último, si la persona que necesita de tus cuidados posee alguna enfermedad mental, como la demencia o el Alzhéimer, se valora de forma positiva que tengas conocimientos básicos sobre cómo tratar a las personas que la sufren para una mayor facilidad en el trabajo y comprensión con el anciano.

Estudios y titulaciones para ser cuidador profesional

Para ser cuidador profesional es necesario que te formes en algunas áreas concretas para desempeñar el trabajo y todas sus funciones de la mejor manera posible. Pero a la hora de elegir un curso específico, pueden aparecer un montón de dudas porque no hay una única vía posible para alcanzar la meta. Por el contrario, hay distintos niveles y áreas de especialización que van desde los cursos más básicos hasta la formación más específica de postgrado, como un máster.

En cualquier caso, para empezar, puedes hacer algún curso que te certifique como técnico de atención sociosanitaria, como profesional encargado de la atención a personas dependientes o como auxiliar de enfermería.

También puedes realizar un ciclo formativo de Formación Profesional que imparta temario específico en este sector. Aquí puedes consultar la lista de los cursos básicos de FP que puedes hacer y, si no tienes tiempo para ir a clase, aquí puedes consulta la lista de cursos de FP a distancia que puedes sacarte desde casa.

Para saber en qué curso apuntarte, ten en cuenta que las empresas especializadas que ofrecen este tipo de cuidados valoran positivamente dos aspectos:

  • Títulos que capaciten al cuidador en sus tareas (enfermería y cuidados básicos)
  • Experiencia previa

Es decir, que si quieres convertirte en cuidador profesional, puedes buscar cursos o títulos de Formación Profesional que impartan conocimientos sobre atención al paciente, en geriatría, cuidados o enfermería.

Tipos de empleo

Los cuidadores profesionales pueden trabajar en distintos entornos, aunque en todos los casos la finalidad es la misma:

  1. En centros especializados, como residencias de mayores, centros de día o centros de atención a la dependencia
  2. A domicilio

Trabajar en centros

Los cuidadores profesionales que trabajan en centros o instituciones públicas tienen un contrato laboral y deben ajustarse a los horarios y condiciones marcadas por la empresa. En este caso son los pacientes los que están ingresados en los centros y el cuidador acude en su jornada a hacer las tareas pertinentes.

En cuanto al sueldo, depende directamente del convenio de la empresa para la que trabajen y del tipo de contrato que tengan así como de la jornada.

Cuidador a domicilio

Las personas a domicilio suelen ser trabajadores por cuenta propia, es decir, autónomos. En estos casos tanto las condiciones de trabajo, como el horario y el sueldo dependen directamente de sí mismo. Aunque también cabe la posibilidad de que una persona trabaje como empleado para una empresa que ofrezca servicios de cuidado a domicilio de las personas mayores.

En el caso de los cuidadores a domicilio, hay dos tipos de trabajo. Los que acuden unas horas cada día para cuidar de los pacientes y los que acuden al domicilio y se quedan internos, es decir, a vivir en la casa para que el anciano no se quede solo en ningún momento.

Cuidadores profesionales de personas mayores

Funciones

Las funciones de los cuidadores de personas mayores dependen de las necesidades del paciente. Aunque algunas de las más comunes que tienen que desempeñar son:

  • Ayudar a los pacientes a realizar todas las actividades que no puedan realizar por sí solos. Aquí se contempla la ayuda a bañarles, a ir al baño y cualquier otra actividad relativa a la higiene personal. Ayudarles o hacerles la comida y limpieza de la casa. O ir a hacer la compra, entre otros.
  • Controlar la medicación de los pacientes y asegurarse de que se la toman.
  • Identificar las necesidades que tenga.
  • Hacerles compañía, charlar con ellos, jugar a alguna partida de cartas o desarrollar cualquier otra actividad que les entretenga y les mantenga activos mentalmente.
  • Salir a dar un paseo con ellos.

Si quieres leer más noticias como Cómo ser cuidador de personas mayores, formación necesaria y requisitos, te recomendamos que entres en la categoría de Buscar trabajo.


WhatsApp Casacochecurro



Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >