Cómo utilizar de forma correcta el aire acondicionado


Cómo utilizar de forma correcta el aire acondicionado

España experimenta desde hace unas semanas unas altas temperaturas que rozan los cuarenta grados en muchos puntos de la península. En estas circunstancias, se están registrando altos niveles de consumo eléctrico debido al fuerte uso de aparatos de aire acondicionado. A continuación ofrecemos una guía de consejos para hacer un uso racional y adecuado de los climatizadores y aires acondicionados en viviendas, oficinas y comercios: seguir estos consejos le permitirán, a la vez, ahorrar energía y reducir su factura a final de mes. Medidas tan simples como mantener la temperatura ideal a 25 grados, limpiar periódicamente los filtros de aire o evitar abrir puertas y ventanas para ventilar permiten usar de manera eficiente estos aparatos.


Con la llegada del calor, cada vez son más los hogares, oficinas y comercios que utilizan el aire acondicionado, tecnología que puede suponer más del 11% del consumo de electricidad en España. Los profesionales de Reparalia.es, empresa centrada en el cuidado del hogar y experta en reparaciones y gestión de siniestros, destaca por ejemplo que en verano hay que tener cuidado con el aire acondicionado. En esta estación, es uno de los principales responsables del aumento del gasto eléctrico en los hogares. Las altas temperaturas obligan al uso de una climatización adecuada. Por ello, vigila las subidas y bajadas de temperatura e intenta mantenerla constante a través de un termostato. Evita bajar de los 25 grados, cada grado menos puede aumentar el consumo de tu aparato hasta en un 7%.

Te dejamos con estos consejos para sacar el máximo partido a tu aire acondicionado:

Instalar toldos en las ventanas

Y acristalamientos donde da más el sol. Esta medida permitirá ahorros de energía de aproximadamente un 30%, dependiendo de la orientación de la vivienda o habitación. Usar ventilador, ya que el movimiento de aire da una impresión de descenso de temperatura de hasta un 5%.

Debe situar el aparato en el lado sombreado del edificio o protegerlo del sol

Y asegurarse de que no interrumpe el flujo de aire.

No regular la temperatura demasiado baja

La temperatura ideal es de 25ºC (una diferencia de temperatura con el exterior superior a 12º no es saludable), cada grado menos supone un incremento del consumo entre un 5 y un 10%. Por ello es aconsejable instalar un termostato si el aparato no lo trae incorporado. Además, el ajustar el termostato a una temperatura más baja de lo normal no hará que la estancia se enfríe más rápido.

Limpiar periódicamente los filtros de aire

Y vigilar el mantenimiento del equipo: esta medida contribuirá a un menor consumo del aparato y a mantener la estancia libre de gérmenes.

Desconectar el aire acondicionado cuando no haya nadie en la habitación

Evitar abrir puertas y ventanas para ventilar cuando el aparato esta en funcionamiento

Mejor hacerlo en las primeras horas de la mañana o durante la noche, con el aire acondicionado apagado y mantener alejado el termostato de las fuentes de calor, como lámparas y radiación directa del sol.

Asimismo, los aparatos de aire acondicionado han de llevar obligatoriamente una etiqueta de clasificación energética que permite al consumidor conocer de forma rápida la eficiencia energética del aparato. Son siete las clases de eficiencia que se identifican por un código de colores y de letras que van desde el color verde y la letra A (los que menos consumen) hasta el color rojo y la letra G (los menos eficientes y los que más consumo suponen).

También es aconsejable comprar los aires acondicionados «split» y «multisplit», que son los aparatos que se dividen en una unidad exterior y en una o varias interiores, conectadas mediante un tubo flexible. Estos aparatos suelen tener un buen rendimiento energético, son silenciosos, permiten regular individualmente la temperatura de cada habitación y pueden a menudo actuar de deshumidificadores. Asimismo, ASGECO Confederación aconseja también elegir los aparatos que ofrecen funciones como la discriminación horaria, el encendido y el apagado a una hora determinada y otras muchas, que permiten que el aparato no desperdicie energía.

Y finalmente, ASGECO Confederación recuerda que la instalación de aparatos de aire acondicionado en las fachadas de los edificios puede necesitar de la información previa de la comunidad de vecinos o de una autorización oficial según unas ordenanzas municipales.

Trucos para mantener a punto el aire acondicionado

La compañía Olimpia Splendid ofrece algunos consejos que te servirán de gran ayuda a la hora de poner tu equipo a punto para combatir las altas temperaturas. De esta manera disfrutareis el doble y os cuidareis más y gasteréis menos energía. Algunos de esos consejos son limpiar los filtros de aire.

Lo primero que Olimpia Splendid aconseja para poner a punto los aparatos de aire acondicionado, es limpiar los filtros de aire para lograr una óptima utilización del equipo, ya que la suciedad puede afectar gravemente al funcionamiento del aparato. Por ello se deben limpiar mínimo una vez al mes. Hay que tener en cuenta que existen filtros que permiten mantener el aire de la estancia libre de micro partículas como polvo, ácaros, virus, o bacterias, y esto beneficiará enormemente a las personas que padecen de alergias o tienen problemas respiratorios.

Es importante también llevar un control de la temperatura. Con ayuda de un termostato debemos mantener nuestro hogar a una temperatura entre los 22º y los 25º C. No debemos olvidar que una diferencia de más de 12º C con la temperatura exterior no es buena para la salud.

Para finalizar, es fundamental ventilar asiduamente, durante un mínimo de 10 minutos, las estancias. En el caso de personas que sufran alergias o problemas respiratorios, es aconsejable airear la casa a primera hora de la mañana o durante la noche, ya que son las horas de menos calor y polinización.

Sólo el 14% del aire acondicionado de clase A es de alta eficiencia energética

El aire acondicionado usado en los hogares y en el sector servicios supone más del 11% del consumo de electricidad nacional. Además, la oferta de equipos eficientes en el uso de energía es muy reducida. Por esta razón, WWF/adena actualiza su herramienta de consulta online TOPTEN España con información sobre los consumos de los equipos disponibles en el mercado. La organización recomienda usar otras alternativas más sostenibles e insiste en que, en caso de comprarlo, se elija el más eficiente.

El consumo de energía del aire acondicionado es muy elevado, alcanzando más del 11% del gasto eléctrico nacional en los hogares y el sector servicios. WWF/adena ha estudiado los equipos disponibles en el mercado y recuerda que la oferta de modelos que realmente sean eficientes sigue siendo muy escasa en nuestro país. Así se refleja en el índice TOPTEN España, que acaba de actualizarse con nueva información sobre estos electrodomésticos.

De hecho, en el caso de los equipos split de pared -los más demandados entre los usuarios domésticos- casi las dos terceras partes de los modelos que han salido desde enero de 2007 hasta junio de 2008 afirman ser de clase energética A. Sin embargo, WWF/adena ha comprobado que no por ello presentan un consumo bajo de energía. De hecho, en el 8,4% de los casos los equipos tienen un rendimiento energético muy inferior al que les corresponde por ley para pertenecer a esta clase energética. Y tan sólo el 14% presenta unos índices de eficiencia energética para los que, según los criterios seguidos por TOPTEN España, estos modelos podrían considerarse entre los más eficientes del mercado.

Otro problema añadido es su uso inadecuado. Entre los hábitos más extendidos, se encuentra la programación de temperaturas excesivamente bajas por la creencia errónea de que así se obtiene más confort, cuando lo único que se consigue es derrochar energía. Hay que subrayar también la gran cantidad de locales que, en las horas de más calor, dejan sus puertas abiertas con el equipo de aire acondicionado a pleno rendimiento durante todo el día por debajo de 21º C, aunque la temperatura exterior supere los 40º C. Un dato importante dado que entre el 40 y el 60% de los equipos de uso doméstico se destinan a climatizar bares, restaurantes y pequeños comercios.

«Antes de utilizar el aire acondicionado, debemos replantearnos si lo necesitamos y si hay otras alternativas más sostenibles a las que podamos acudir para combatir el calor», afirma Evangelina Nucete, técnico de Eficiencia Energética de WWF/adena. «Utilizando protecciones solares, como toldos o persianas, y mejorando el aislamiento se regula la cantidad de calor que absorbe la vivienda y se reduce la factura energética. Y, en muchos casos, el uso de ventiladores nos permite conseguir esa sensación de confort que buscamos». Cabe recordar que toda esta información se haya recogida en el informe de WWF/adena «Mantenerse frescos sin calentar el planeta»: /downloads/mantenernos_frescos.pdf En caso de tener que recurrir al aire acondicionado como única opción, WWF/adena recomienda hacer una compra responsable y consultar antes la página web TOPTEN España (http://topten.wwf.es).

En ella se puede encontrar una selección de los equipos domésticos de aire acondicionado más eficientes que hay en el mercado, así como consejos prácticos para hacer un uso inteligente y racional.

TOPTEN España (http://topten.wwf.es) es una herramienta de consulta online en la que se recogen los mejores equipos dentro de la clase energética A. Asimismo, también ofrece la opción de comparar precios y consumos respecto a modelos más ineficientes durante toda la vida útil de los electrodomésticos para una amplia gama de productos.

Ahorra energía responsablemente con el aparato de aire acondicionado

“Pide que bajen el aire” es el lema de la campaña destinada al uso racional de la energía eléctrica de Red Eléctrica de España respecto a la utilización de los aparatos de aire acondicionado. Además de dar información y consejos para un mejor uso del aire acondicionado, como que con 25 grados se consigue una temperatura confortable y se ahorra un 16% de energía frente a una temperatura de 23 grados centígrados.

Muestra de la influencia que el uso del aire acondicionado tiene en la demanda de energía eléctrica es que cada año se instalan más de un millón de equipos domésticos de aire acondicionado en España. Si de promedio se considera 2,5 kilovatios de potencia instalada y se multiplica por un millón de aparatos, eso significa 2,5 millones de kilovatios: 2.500 MW cada año, el equivalente a dos centrales nucleares. Por eso REE quiere sensibilizar a los ciudadanos de la importancia que tiene consumir energía de forma inteligente y responsable, y del papel que cada ciudadano puede desarrollar en el ahorro de energía.

Información y consejos para un mejor uso del aire acondicionado

-es importante contar con un buen sistema aislante en puertas y ventanas. Colocar burletes adhesivos ahorra entre un 5% y un 10% de energía -las dobles ventanas ahorran un 20%.

-mantener puertas y ventanas cerradas de la estancia climatizada.

-en las habitaciones que no haya nadie, desconectar el aire acondicionado.

-revisa el sistema de aire acondicionado cada 2 o 3 meses, ahorra entre un 3% y un 10% de energía. Por su parte, Red Eléctrica, en línea con esta iniciativa, ha limitado la potencia mínima del aire acondicionado en sus centros de trabajo a 24 grados y ha propuesto a sus trabajadores que lleven ropa informal, y no el traje habitual, para hacer frente al calor de esta época. Estas medidas para contribuir al ahorro energético se completan con la instalación de filtros antisolares en las ventanas de los edificios de la compañía.

Los aires acondicionados consumen un tercio de la electricidad en verano

Científicos de la Unidad Asociada de Ingeniería de Sistemas Energéticos (CSIC-universidad Carlos III de Madrid) han desarrollado un estudio para conocer no sólo la energía que se consume, sino las emisiones de CO2 que se generan, del uso de los aires acondicionados durante el verano. Uno de los resultados refleja que la climatización de las viviendas puede alcanzar hasta un tercio del consumo eléctrico en los momentos del verano que más energía se requiere en un gran ciudad. El objetivo de la investigación es cuantificar el consumo eléctrico por climatización residencial en una ciudad y conocer lo que se podría ahorrar si se mejorara la eficiencia de los equipos.

Aparatos de aire acondicionado en una fachada de un edificio.

«En el pico de consumo eléctrico en Madrid hemos visto que un tercio del mismo puede ser debido a la climatización», comenta el profesor de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M), Amancio Moreno, del departamento de Ingeniería Térmica y de Fluidos. «Esto significa que si somos capaces de mejorar la eficiencia de las máquinas de climatización, o cambiamos la fuente de energía que consumen, bajaría el pico de demanda eléctrica, lo que representa una información muy interesante para las compañías eléctricas y el redimensionamiento de toda la red eléctrica en general», concluye.

Para realizar el estudio, publicado en la revista Energy, los investigadores realizaron una simulación del consumo eléctrico de la Comunidad de Madrid. Para ello, emplearon los datos del Instituto Nacional de Estadística sobre el número de viviendas y el número de equipos de climatización y refrigeración instalados en la Comunidad. Después, a partir del consumo estacional de unas máquinas, extrapolaron el consumo a toda la población. Este método, resaltan los autores, puede ser adaptado para su uso en otras regiones.

A nivel estatal puede resultar muy interesante también, según los autores del estudio, conocer los niveles de dióxido de carbono derivados del consumo eléctrico proveniente de la climatización. Y es que este tipo de máquinas de aire acondicionado tienen un gran rango de mejora, ya que «existe el frío gratuito, mediante aparatos que refrigeran y que sólo consumen energía solar», señala el profesor Amancio Moreno.

Rebajar la generación de dióxido de carbono

«Si fuéramos capaces de bajar el consumo de energía eléctrica mediante esta nueva generación de sistemas de refrigeración, seríamos capaces de bajar las emisiones de dióxido de carbono, uno de los gases que producen el efecto invernadero», señala el experto.

El grupo de investigación de Ingeniería de Sistemas Energéticos de la UC3M investiga, en este sentido, con bombas de calor y máquinas de absorción que mejoran la eficiencia de los sistemas de climatización utilizando energía solar. «Tenemos una bomba de calor que mejora su eficiencia cuando hay energía solar disponible», revela el profesor Moreno. Otra línea en la que trabajan es en la de intentar adaptar el consumo a la demanda, para que cuando se necesite menos frió la máquina consuma menos.

«Es algo que no resulta fácil porque habitualmente los aparatos consumen mucho cuando se salen de su rendimiento óptimo, por lo que hay que aplicar técnicas de caudal variable», explica el ingeniero. De hecho, en Madrid las máquinas de climatización doméstica trabajan al 50 por ciento de media durante el verano.

«Eso nos da una idea de que el equipo que compramos está sobredimensionado y que solamente va a trabajar bien en determinados picos de potencia, porque durante el resto de temporada va a funcionar a carga parcial y a un rendimiento más bajo», comenta Moreno. «Nuestro objetivo -resume- es mejorar ese rendimiento a esa carga parcial porque con ello conseguiríamos también bajar bastante el consumo estacional».

El aire acondicionado, un negocio de más de mil millones de euros

Según el estudio Sectores de DBK «Equipos de Aire Acondicionado (Mercado Ibérico)», en 2012 se mantendrá el deterioro de las ventas debido a la caída de la actividad en el sector de la construcción, tanto en España como en Portugal, unido a la debilidad del gasto de las familias y la escasez de financiación al consumo han provocado en los último años una significativa reducción de las ventas de equipos de aire acondicionado en el mercado ibérico. Las ventas de equipos de aire acondicionado en España y Portugal superaron, en el período 2005-2007, los 1.800 millones de euros anuales y descendieron en 2011 hasta los 1.110 millones de euros, lo que supuso un 8,6% menos que en 2010.

La prolongación de la tendencia descendente de la actividad en el sector de la construcción, junto con el deterioro del gasto de las familias y la escasez de financiación al consumo fueron las causas determinantes de esta tendencia.

Las ventas en España disminuyeron hasta los 960 millones de euros (-8,6%), valorándose el mercado portugués en 150 millones (-9,1%).

El segmento doméstico concentra una participación mayoritaria de las ventas en el conjunto del mercado ibérico, absorbiendo en torno al 45% del total en 2011. El segmento comercial representó el 36%, correspondiendo el 19% restante a equipos industriales.

La debilidad de la demanda en 2011 motivó una notable caída de las importaciones tanto en España como en Portugal. En España, el descenso se cifró en el 12,6%, situándose en 515 millones de euros, mientras que en Portugal también se redujeron significativamente (-18%), hasta los 112 millones de euros.

La actividad sectorial estará marcada a corto plazo por la negativa coyuntura económica, que impedirá un repunte de la demanda. Asimismo, la presión sobre los precios y la creciente penetración de las importaciones asiáticas también afectarán negativamente al valor del mercado. En este contexto, se estima un valor para el conjunto del mercado ibérico de alrededor de 1.000 millones de euros en 2012, lo que supone casi un 10% menos que en 2011.

Estructura de la oferta

En 2011 operaban en el mercado ibérico de aire acondicionado unas 95 empresas, las cuales generaban de forma agregada un volumen de empleo de alrededor de 3.450 trabajadores.

El número de operadores ha mostrado en los últimos años una tendencia descendente, como resultado del cierre de pequeñas empresas y el proceso de concentración a escala internacional que se ha producido en el sector.

Los cinco primeros operadores del mercado ibérico reunieron en 2011 una cuota sobre las ventas totales superior al 55%, porcentaje que se situó cerca del 75% al considerar a las diez primeras.

Cabe señalar el destacado posicionamiento de grupos multinacionales con una sólida imagen de marca, que en la mayor parte de los casos operan tanto en España como en Portugal.

Aires acondicionados y ventiladores con humidificador son las búsquedas que más crecen en Internet los días de mucho calor

Las altas temperaturas veraniegas disparan las búsquedas de aires acondicionados, ventiladores y humidificadores en Internet. El comparador EncuentraPrecios.es ha multiplicado en los últimos días las visitas a la categoría de climatización para el hogar hasta alcanzar las 10.000 visitas en unas jornadas. Muchos internautas buscan en la red aquellos aparatos que puedan servirles de ayuda para mantener su casa fresca y, al menos, poder dormir cómodamente. Los primeros puestos registrados por EncuentraPrecios han sido diversos modelos de aire acondicionado, tanto portátiles, como fijos o los que incluyen bomba de calor, para rentabilizar y aprovechar la inversión también para el invierno.

Además, también están resultando muy demandados los ventiladores, sobre todo aquellos de agua que incluyen humidificador para que el aire que muevan sea más frío. Y, precisamente, al tratarse del último grito en climatización por sus buenos resultados y su precio más económico con respecto a los aparatos de aire acondicionado, la diferencia en el precio puede variar de unas tiendas a otras significativamente.

Diferencias de precios

Utilizando como ejemplo un modelo de aire acondicionado de Fujitsu (concretamente el «asy35uillc») y comparándolo en distintas tiendas online, se observa cómo la diferencia de precio oscila entre los 468€ y los 514€ para el mismo producto por lo que siempre es conveniente fijarnos en si el precio incluyen los portes o no.

Este comparador de precio recuerda la importancia de no lanzarse a comprar el primer producto que encontremos, sino comparar entre varias tiendas para asegurarse de que la compra sea la más económica y eficiente posible.

La crisis se nota este verano con la compra de ventiladores en lugar de aire acondicionado

Con las altas temperaturas y un verano marcado por la crisis, los españoles suelen cambian sus prioridades en la compra de artículos, tales como los que permiten disfrutar de un ambiente más agradable y entretenido. Sin embargo, la temporada estival 2011, ha supuesto algunos cambios en el consumo de los españoles que ha sido reflejado en sus búsquedas por Internet. La tendencia más significativa es la compra de ventiladores, un artículo que ha pasado de ocupar la octava posición a la tercera en las búsquedas online, destacando frente al aire acondicionado, una elección que se eleva por encima del presupuesto de muchos españoles.

En este verano de crisis muchos de los españoles cambiarán la brisa del verano por el aire del ventilador, tal y como lo demuestran los datos del comparador de precios online ShoppyDoo puesto que, dentro de los productos de climatización, el ventilador de torre es el más buscado, probablemente por ser un buen sustitutivo para aquellos que no tienen aire acondicionado instalado en casa; seguido de cerca por los climatizadores portátiles y a más distancia por los de techo.

Productos de tecnología, de los más buscados

Según estas estadísticas, los internautas tampoco renuncian en esta temporada a los novedosos smartphones, portátiles y tablets, que se sitúan entre el «top 10» de los productos más buscados. En la segunda posición de dicho ranking online están las prendas de ropa interior de hombre.

Con el buen tiempo nos animamos a salir y a hacer más ejercicio, como por ejemplo montar en bicicleta, que ha subido en el ranking de la undécima a la novena posición. Y para inmortalizar estos momentos, qué mejor que las cámaras digitales y réflex, que siguen siendo muy buscadas. En el caso de la moda femenina, continúa entre las primeras posiciones en Internet pero muestra una caída de la tercera a la sexta, así como los cochecitos de bebé, un clásico en estos rankings de los comparadores de precios online que se mantienen en la quinta posición.

El calor de los aparatos de aire acondicionado en funcionamiento puede aumentar la temperatura de una ciudad entre 1 y 2 grados

Uno de los peores lugares donde estar en un día caluroso de verano es cerca de la salida de la parte exterior de un aparato de aire acondicionado. Esto sucede porque para poder enfriar el interior de los edificios, estos aparatos extraen calor del interior que expelen a la atmósfera. Sin embargo, no siendo máquinas ideales, la cantidad de calor expulsada a la atmósfera es mayor de la extraída del interior de los edificios (aproximadamente hasta 30% más). En cierta manera, el precio pagado por mantener agradable la temperatura interior es un posterior calentamiento de la atmósfera urbana. En estos últimos años, el número de edificios con sistemas de aire acondicionado ha ido aumentando rápidamente en muchas ciudades españolas, en particular en las zonas comerciales, y la gran mayoría de edificios ya dispone este tipo de instalaciones. La pregunta que surge entonces es: ¿el calor generado por los aparatos de aire acondicionado es suficientemente grande para modificar el clima urbano? Sí.

Un estudio de Francisco Salamanca, investigador del CIEMAT, organismo público de investigación adscrito al Ministerio de Ciencia e Innovación, financiado por el Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino, sugiere que la temperatura del aire en una ciudad como Madrid podría subir hasta 1,5-2 grados centígrados debido a los aparatos de aire acondicionado en verano.

Este análisis constituye una parte de la tesis doctoral presentada en la Universidad Complutense de Madrid (UCM), codirigida por Alberto Martilli (investigador del CIEMAT) y Carlos Yagüe (profesor de la UCM) y en la que han participado también investigadores de la escuela Politécnica Federal de Lausana (Suiza), y del National Center for Atmospheric Research (Boulder, Colorado, USA). Esta investigación se ha realizado por medio de un modelo atmosférico (Weather and Research Forecast Model, WRF), en el que se ha integrado un modelo simple de energética de edificios que considera la generación de calor en los edificios por ocupantes y equipos, los intercambios con el exterior por ventilación, difusión de calor a través de los muros, y radiación por las ventanas (Salamanca et al. 2010a).

A partir de estos datos, el modelo estima la cantidad de calor que se necesita extraer de los edificios y que termina por calentar la atmósfera. La novedad de esta metodología pionera es que, acoplando el modelo de edificios con el modelo atmosférico, se pueden considerar todas las interacciones entre edificios y atmósfera. Este modelo ha sido utilizado para simular el comportamiento de la atmósfera sobre la región de Madrid para dos días de verano de 2008 (30 junio y 1 de julio).

Una vez validados los resultados con los datos de la campaña experimental DESIREX (Sobrino et al., 2010) que tuvo lugar en esos días, se ha considerado un escenario donde los aparatos de aire acondicionado no emiten calor a la atmósfera. Como se ha mencionado anteriormente, a partir de estas simulaciones se ha podido estimar en 1,5-2 grados el aumento de la temperatura del aire debido al uso de los aires acondicionados en algunas zonas de la ciudad (Salamanca, 2010). Sin embargo, este aumento no se produce durante las horas más calurosas del día, sino durante la tarde-noche. Esto es particularmente significativo porque es sabido que una de las principales causas del aumento del índice de mortalidad durante las olas de calor está conectada con un estrés térmico prolongado (p. ej.: las temperaturas no bajan suficientemente durante la noche para permitir el descanso de la población, Clarke, 1972).

Otra ventaja de la metodología presentada en este estudio es la posibilidad de estimar el consumo de energía debido a los aparatos de aire acondicionado sobre la ciudad en su totalidad. Esta cantidad, además de los parámetros meteorológicos, depende de los parámetros morfológicos de la ciudad como el volumen total de aire contenida en los edificios, la superficie de los edificios mismos que intercambia calor con la atmósfera, el tamaño de las calles y altura de los edificios, que determinan las sombras y la cantidad de energía perdida por enfriamiento radiativo.

Un estudio previo (Salamanca et al., 2010b) sobre la ciudad de Houston (Texas, EE UU) ha mostrado que si se dispone de información espacial detallada de estos parámetros morfológicos, el modelo es capaz de estimar con buena aproximación los valores de consumo energético obtenidos con otras técnicas más contrastadas que requieren mucha más información previa (Heiple and Sailor, 2008).

«Para la ciudad de Madrid no disponemos de esta detallada información morfológica», destaca Salamanca. Por esta razón, los parámetros urbanos se han fijado a partir de información puntual sobre algunos barrios considerados representativos de la tipología urbana de Madrid. Considerando estas limitaciones y para evaluar las potencialidades de la herramienta, se han estudiado varios escenarios representativos de posibles estrategias simples de reducción del consumo energético, como un aumento del albedo (capacidad de reflejar la radiación solar) de los tejados, un aumento del espesor de la capa de aislante en los techos, o la utilización de sistemas de aire acondicionado que no emiten calor a la atmósfera.

Cada estrategia por separado puede representar un ahorro de entre 3 y 5 % del consumo energético total debido a los aparatos de aire acondicionado, mientras que si se consideran conjuntamente, el ahorro llegaría al 10 %. Es importante considerar que el consumo de energía para enfriar o calentar los edificios representa un porcentaje importante del consumo energético doméstico total (por ejemplo, en EE UU a nivel nacional este tipo de consumo representa el 50 % del consumo doméstico anual, Heiple and Sailor, 2008). Si se considera, además, que tres cuartas partes del consumo energético mundial tiene lugar en las ciudades, y que el porcentaje de la población urbana mundial crece continuamente (por primera vez en la historia es más del 50 %) se puede entender cómo las ciudades son un lugar clave donde actuar para controlar el consumo energético a nivel mundial, una acción necesaria para limitar el impacto del cambio climático.

Herramientas como la desarrollada en este estudio, pueden permitir no solamente el evaluar diferentes estrategias de control del consumo energético y de mejora del clima urbano, sino también poder planificar el desarrollo futuro de las ciudades en un sentido más sostenible. Además, permiten evaluar también el impacto sobre la contaminación atmosférica de los posibles escenarios de desarrollo urbano. Claramente, no siempre la elección de un escenario de desarrollo urbano va a ser evidente (¿qué hacer si una modificación de la estructura urbana permite mejorar el clima, pero empeora la calidad del aire?), y la decisión política final va a depender también de otros factores (epidemiológicos, sociales, económicos, etc.). Sin embargo, lo importante es que se empieza a disponer de herramientas numéricas que permiten cuantificar las complejas interacciones existentes entre la estructura urbana y la atmósfera, de manera que puedan adoptarse decisiones basadas en el conocimiento científico más actual.

Si quieres leer más noticias como Cómo utilizar de forma correcta el aire acondicionado, te recomendamos que entres en la categoría de Hogar.


AUTOR
gravatar
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies