Cuándo pasar la ITV y cómo superarla sin problemas

Cuándo pasar la ITV y cómo superarla sin problemas.
NOTICIA de Javi Navarro
01.07.2022 - 08:00h    Actualizado 01.11.2022 - 16:53h

¿Cuándo hay que pasar la ITV y cuál es la multa por no pasarla? En primer lugar, la ITV es la Inspección Técnica de Vehículos obligatoria que realiza diferentes pruebas a los coches para obtener un documento indispensable para circular sin problemas por las carreteras españolas. No solo debemos tener la ITV pasada correctamente, porque pueden pedírnoslo las autoridades de Tráfico como la Guardia Civil, sino que además con esta evaluación se garantiza que nuestro coche sea seguro, tanto para las personas que lo conducen como para el resto de conductores y el medioambiente. A continuación te comentamos todo lo relacionado con pasar la ITV del coche. Si lo que quieres es saber cuál es el precio de la ITV, te lo explicamos en la información que te hemos dejado enlazada.


NOTICIAS DESTACADAS

Puente diciembre con niños

Comer en Toledo

Corte de luz por impago

Rotura vórtice polar

Calculadora kW a CV


¿Cómo pasar la ITV?

Para algunos conductores, el momento de pasar la ITV se ha convertido en un pequeño trauma, aunque en realidad es mucho más sencillo de lo que parece. Existe bastante desconocimiento sobre el funcionamiento de esta revisión técnica, por lo que en esta información te ayudamos a saber en qué consiste pasar la ITV y qué debes hacer para superarla con éxito.

¿Quieres saber cómo pasar la ITV sin problemas? Si queremos que nuestro vehículo pase la prueba de la ITV del coche sin trabas, debemos seguir una serie de consejos que presentamos a continuación, como por ejemplo, tener el asegurado porque, de lo contrario, no es posible pasar la ITV sin seguro. De manera general, estos son los requisitos para pasar la ITV:

Las luces

Deben funcionar perfectamente. Debemos revisar que los faros no tengan desperfectos ni estén de color negro. En ese caso, se recomienda limpiarlos o sustituirlos.

Los limpiaparabrisas

Deben funcionar adecuadamente, sin dejar marcas en el vidrio. Debemos asegurarnos de que el sistema eyector de agua trabaje bien y de que el depósito tenga suficiente líquido.

Los neumáticos

Deben estar en perfectas condiciones, sin golpes ni desgastes que puedan alterar su correcto funcionamiento. Tenemos que ver que el desgaste no sea inferior a 1,6 milímetros y que la presión de todas las ruedas esté en su punto.

En definitiva, las ruedas tienen que estar en perfecto estado, puesto que son un elemento fundamental para la estabilidad y control del vehículo. Además, deben ser las mismas que las que aparecen como homologadas en la ficha técnica.

Exterior y puertas

Todo el exterior debe encontrarse en buen estado. Eso significa que ninguna pieza debe estar suelta y que todas las puertas deben abrir correctamente.

Por otra parte, en el caso de los paragolpes, tenemos que asegurarnos de que estén en perfecto estado, que no tengan bordes cortantes y que estén bien sujetos.

Limpieza

Es recomendable que tanto el interior como el exterior del vehículo esté lo más cuidado y limpio posible. De esta forma daremos una mejor impresión a los inspectores sobre el estado de nuestro coche.

Cinturones de seguridad

Antes de acudir a la evaluación, asegurémonos de que los cinturones de seguridad funcionan bien. Para comprobarlo, solo debemos tirar de ellos con fuerza y verificar que se bloquean. También debemos revisar que los cierres están en buen estado.

Fugas

Es importante que verifiquemos que no existe ninguna fuga de aceite o de líquido refrigerante. También debemos medir la cantidad de aceite de motor, líquido de frenos, líquido de la dirección y refrigerante.

Prueba de revisión de fugas de la ITV

Matrícula

En cuanto a la matrícula, asegúrate de que está en perfecto estado, es decir, que las letras y números se leen perfectamente y que no tiene manchas ni borrones que impidan su lectura.

Claxon

Debemos revisar que el pito o el claxon funcionen bien y que todas las luces de la consola queden sin luz una vez que se apague el vehículo. Si, por ejemplo, el indicador del airbag queda encendido, no se pasará la prueba.

Pasar la prueba de gases

Este punto de la revisión es de los que da más problemas y provoca que se suspenda la ITV. Y es que hacer trayectos cortos o conducir el coche a pocas revoluciones basta para provocar que nuestro coche genere ‘carbonilla’ y se acumule en el tubo de escape. ¿Y qué ocurre cuando los técnicos de la ITV dan un acelerón en la prueba de gases a nuestro coche diésel? Toda esta carbonilla sale del tubo de escape y, adivina. Sí, la prueba de gases se suspende.

Ante esta situación, que también tiene que ver con que vaya siendo hora de que cambies el filtro de partículas o que revises los inyectores, hay una solución bastante sencilla y gratis.

Basta con conducir el coche con un poco más de alegría que de costumbre y dar un par de buenos acelerones para que se revolucione por encima de lo normal y forzar así, antes de ir a la ITV, a que se expulse toda esta carbonilla acumulada. Así que antes de ir a la inspección de tu coche, date una vuelta y acelera por encima de las 4.000 revoluciones. Incorpórate a una autovía y acelera estirando las marchas cortas para que se revolucione antes. Seguramente veas por el retrovisor cómo sale el humo negro detrás de ti. Para asegurarte, conduce por autovía a 120 km/h sin subir de cuarta durante unos kilómetros.

Después de estos acelerones, seguramente pases la prueba de gases sin problemas. Si no es así, hora de llevar el coche al taller para que un profesional revise la emisión de gases de tu coche.

Estas son las 4 novedades de la ITV que entran en vigor en julio

Desde este viernes 1 de julio las ITV introducen varias novedades que afectan directamente al procedimiento y pruebas que deben superar los vehículos para obtener el aprobado. Además de todas las medidas que se aplican hasta la fecha y que siguen vigentes, desde el verano de 2022 hay una serie de cambios que debes tener en cuenta:

  1. Mayor control en el número del bastidor. Este mayor control se traduce en que va a examinarse con lupa que este número coincida con la documentación del vehículo. El objetivo es detectar posibles robos de vehículos a través de esta revisión específica para confirmar la concordancia entre datos. En esta revisión se va a comprobar además el estado en el que se encuentra, para ver si ha sido manipulado.
  2. Los neumáticos que se encuentren en mal estado no tendrán que pasar la prueba de frenado. Si, tras el juicio de los mecánicos, estos consideran que el neumático no está en condiciones de someterse a la prueba de frenado con seguridad, no será necesario hacerla.
  3. La lectura de datos de la centralita se realiza mediante el puerto OBD. Nueva medida que ayuda a acceder, por ejemplo, al número de bastidor de aquellos coches en los que sea imposible consultalo por otros medios.
  4. Se eliminan las restricciones derivadas de la pandemia y la actividad de estos establecimientos vuelve a la normalidad. Esto se traduce en que vuelven a realizarse pruebas específicas que se dejaron de hacer durante la pandemia.

Todas estas son novedades que entran en vigor este año, pero que se suman a los cambios aplicados el verano pasado, cuando entró en vigor la nueva normativa en los exámenes de los vehículos según el Manual del Procedimiento de la ITV.

  • Hasta la fecha, un vehículo que tuviera instalado el sistema de frenos ABS y no funcionara correctamente, recibía una falta leve. Pero desde este mes de junio se modifica la norma y a los vehículos que tengan instalado este sistema de frenos sin que lo obligue el equipamiento de serie, se les impondrá una falta grave, lo que puede provocar un resultado desfavorable del examen. El sistema de frenos ABS es el encargado de no bloquear las ruedas en caso de una frenada brusca.
  • Otra de las modificaciones tiene que ver con los espejos retrovisores. Tener los retrovisores en mal estado, como por ejemplo llevarlos sujetos con cinta adhesiva supone también una falta grave por su posible desprendimiento.
  • Revisión del carnet. Los técnicos de la ITV pueden comprobar los datos del permiso de circulación a través del Registro General de Vehículos de la DGT si el conductor no lo presenta.
  • Además, desde el 31 de diciembre de 2020 entran en vigor cambios relativos con coches procedentes de Reino Unido. Desde esta fecha todos estos coches que quieran matricularse en España se considerarán procedentes de terceros países, fuera del Espacio Económico Europeo, lo que provoca cambios en los trámites y procesos para su importación y matriculación.

Prueba de rodillo de frenos de la ITV

Cuándo pasar la primera ITV

La primera inspección técnica dependerá del tipo de vehículo y de la fecha de la primera matriculación del mismo. En este sentido, puedes conocer este dato consultando el permiso de circulación de tu coche.

Se trata de un documento obligatorio que incluye, entre otros muchos datos, la mencionada fecha de matriculación de tu vehículo. Cada uno de ellos es diferente, puesto que depende de su utilidad y su antigüedad, y en relación con esta información, debe pasar la ITV con una periodicidad u otra.

Cómo saber cuándo hay que pasar la ITV

Después de la primera ITV, puedes encontrar la fecha de la siguiente revisión en los siguientes documentos:

  1. Reverso de la tarjeta ITV
  2. Informe de la ITV anterior
  3. Pegatina ITV (su muesca con números romanos indica el mes y las dos cifras del número destacado, el año).

Si no encuentras o no dispones de ninguno de estos tres documentos, existe la posibilidad de que solicites esta información directamente a la Dirección General de Tráfico. Además, es posible que puedas pasar la ITV, si lo deseas, un periodo de tiempo antes de lo establecido.

El plazo para pasar la ITV del coche varía en función del tipo de automóvil. A continuación tienes un cuadro con la frecuencia con que debe pasar la ITV cada tipo de vehículo:

EXENTO BIENAL ANUAL SEMESTRAL
Motocicletas Hasta 4 años de antigüedad. Más de 4 años de antigüedad
Ciclomotores de dos ruedas. Hasta 3 años. Más de 3 años
Vehículos de uso privado dedicados al transporte de personas, con capacidad hasta nueve plazas, incluido el conductor, autocaravanas y vehículos vivienda. Hasta 4 años de antigüedad Más de 4 años de antigüedad Más de 10 años de antigüedad
Vehículos de servicio público dedicados al transporte de personas, incluido el transporte escolar, con o sin aparato taxímetro, con capacidad de hasta nueve plazas, incluido el conductor. Hasta 5 años de antigüedad Más de 5 años de antigüedad
Vehículos dedicados al transporte de personas, incluido el transporte escolar y de menores, con capacidad para diez o más plazas, incluido el conductor. Hasta 5 años de antigüedad Más de 5 años de antigüedad
Furgonetas y camiones dedicados al transporte de mercancías o cosas de masa máxima autorizada menor o igual a 3,5 Tm. Hasta 2 años de antigüedad De 2 a 6 años de antigüedad De 6 a 10 años de antigüedad Más de 10 años de antigüedad
Camiones dedicados al transporte de mercancías o cosas, de masa máxima autorizada mayor de 3,5 Tm. Hasta 10 años de antigüedad Más de 10 años de antigüedad
Vehículos de servicio de alquiler. Hasta 2 años de antigüedad De 2 a 5 años de antigüedad Más de 5 años de antigüedad

Documentación para pasar ITV

Al acudir a una inspección, debemos asegurarnos de que llevamos todos los documentos del coche. A continuación, te explicamos toda la documentación necesaria para pasar la ITV sin ningún tipo de problema.

  • Tarjeta de ITV de la inspección anterior.
  • Permiso de circulación. Si no dispones de él, también se admite una fotocopia del mismo debidamente cotejada, un volante en el que figure la matrícula del vehículo, la fecha de su primera matriculación y el servicio que presta, o una nota sencilla de antecedentes expedida por la Jefatura provincial de Tráfico.
  • El anterior informe de la ITV si existiera.
  • El seguro del vehículo en vigor y al corriente de pago.

¿Y si pierdo la ficha de la ITV?

Del mismo modo que sucede con el Permiso de circulación, es decir, el carnet de conducir, si pierdes la ficha técnica de tu coche, te la roban (en este caso debes presentar la denuncia) o se deteriora, puedes solicitar un duplicado.

Lo puedes conseguir en cualquier centro ITV especializado, donde confirmarán si se han realizado nuevos cambios en tu vehículo. Si es necesario, se realizará una nueva inspección y deberás abonar la tarifa correspondiente. Tras ello, recibirás una nueva fecha de caducidad de este importante documento.

¿Cuáles pueden ser los resultados?

Al finalizar este proceso, lo habitual es que los resultados sean positivos, aunque no siempre es así. Dependiendo del estado de tu vehículo, pueden aparecer determinados problemas y complicaciones. Por lo tanto, te detallamos en qué consisten los posibles resultados de esta inspección técnica y cómo debes proceder en cada caso.

Resultado ITV favorable: solo se aprecian defectos leves y se entrega la pegatina que se debe colocar en la esquina superior derecha de la luna delantera. En el caso de que la inspección sea favorable con defectos leves, el propietario del vehículo debe corregirlos, pero no tiene la obligación de volver a la estación para comprobar la subsanación de dichos defectos. Por tanto, el resultado de favorable sin defectos y favorable con defectos leves permite que el vehículo pueda circular con normalidad hasta que vuelva a caducar la inspección.

Resultado ITV desfavorable: el vehículo presenta fallos o defectos que pueden repararse. Dispones de un periodo de dos meses para repararlos y volver a pasar la ITV. Si pasado este periodo, no se comunica la mejora de la situación, las autoridades pueden proceder a la baja del vehículo. Es decir, en el caso de que la inspección sea desfavorable por haber detectado en el vehículo defectos graves, el titular del mismo está obligado a repararlo y volver a la estación de ITV donde pasó la primera, en el plazo de dos meses, para comprobar la subsanación de dichos defectos.

Resultado de la ITV negativo: el coche presenta desgastes y deficiencias que suponen un serio peligro para la integridad de sus ocupantes y el resto de usuarios de la vía pública. Cuando esto ocurre, la estación de ITV califica la inspección como negativa y el transporte del vehículo hasta su destino o un taller se realizará a través de medios ajenos al mismo vehículo, quedando el informe como definitivamente desfavorable.

En el caso de diagnosticarse defectos muy graves, la inspección se considera negativa y el vehículo no está autorizado a abandonar la estación de ITV por medios propios, sino que tendrá que hacerlo transportado por una grúa hasta el lugar de reparación y volver para comprobar la subsanación de los defectos.

Si tu coche no ha pasado la ITV, Tráfico te lo notificará por carta

Ya se están mandando cartas informativas a los titulares de vehículos que circulan sin haber superado la ITV. Tráfico inicia así la notificación por carta informativa a los titulares de vehículos que no han pasado la ITV y se avisa al titular que si en los próximos días no acude a realizar dicha inspección, se le abrirá expediente sancionador y en algunos casos se podrá proponer la baja del vehículo además de una sanción de 200 euros. En España el 6 % de los vehículos circulan sin pasar la ITV bien porque no hayan acudido a realizar la inspección del coche o porque, tras haberla hecho, inspección resultó desfavorable.

Este aviso informativo se enmarca dentro de una serie de acciones que se va a llevar a cabo la DGT para intentar reducir los accidentes de tráfico, puesto que un adecuado mantenimiento del vehículo es muy importante para garantizar la seguridad de las personas y reducir la posibilidad de sufrir o provocar un accidente de tráfico con consecuencias mortales o lesivas.

2 meses para volver a pasar la ITV si es desfavorable
En el caso de los vehículos detectados con la ITV desfavorable, se informa a sus titulares que si transcurridos dos meses desde el día que consta en el Registro de Vehículos el resultado desfavorable de dicha inspección no ha procedido a subsanar y volver a presentar dicho vehículo a revisión, la estación ITV correspondiente remitirá la documentación de su vehículo a la Jefatura Provincial de Tráfico proponiendo la baja de su vehículo y se le abrirá procedimiento sancionador por infracción muy grave, sancionado con una multa de 500 euros.

Recibir cualquiera de estas cartas, no justifica ante los agentes de tráfico no haber pasado la correspondiente ITV y no anula las sanciones impuestas por este concepto.

Multa por no pasar ITV

La multa por no pasar la ITV es de 200 euros y otros 200 euros por circular con la ITV caducada. Por último, existe otra multa que asciende a 500 euros si el vehículo que incumple con la ITV afecta a su vez gravemente a la seguridad vial. Hay que aclarar que si acudes a tu cita con la ITV y no pasas la inspección, no hay multa económica directa. Los responsables de la ITV te indicarán qué parte de la ITV no cumple con la normativa y te emplazarán a que acudas a un taller mecánico para solucionar el problema que tengas, como por ejemplo el problema de emisión de gases, muy común entre los coches diésel. Después, deberás volver nuevamente a pasar la ITV como desde el principio.

Pasar ITV caducada

Si vas a pasar ITV fuera de plazo, debes saber que actualmente no dispones de plazo para pasar la ITV. Si te pasas 1 día después de la fecha que te marca Tráfico, ya tendrías una sanción de 200 euros siempre y cuando fueses detectado por los agentes de tráfico. No obstante, esto cambia desde 2017, puesto que una directiva europea permite contar con un margen de un mes de plazo para pasar la ITV si te has pasado de la fecha que te indica Tráfico cuando te manda una carta a tu domicilio para recordarte la cita con la ITV.

Pasar ITV sin cita

Actualmente, la mayoría de estaciones para pasar la ITV cuentan con sistemas de cita previa, tanto por teléfono como a través de Internet. Sin embargo, no siempre estas citas coinciden o nos vienen bien porque no disponemos de tiempo en esa fecha. ¿Entonces qué hago? Tan simple como acudir directamente con el vehículo a la estación de ITV. Una vez allí, cabe decir que se quiere pasar la ITV y te darán un número de turno para que la pases en el momento siempre y cuando dispongan de huecos libres en su agenda de citas concertadas con otros conductores.

Uno de cada cinco coches circula sin las revisiones de la ITV

Un estudio destaca el impacto que tiene para la seguridad vial el hecho de que una quinta parte del parque automovilístico español no realice sus inspecciones obligatorias. Si el 20 % de los vehículos que no acuden a las ITV lo hubieran hecho, podrían haberse evitado al menos 7.100 accidentes, cerca de 7.000 heridos y 110 muertes adicionales.

En datos económicos, la ITV ahorra 300 millones de euros al estado por las víctimas mortales, heridos y accidentes evitados. La cifra podría alcanzar los 500 millones en el caso de que el 20 % de vehículos ‘absentistas’ pasaran las inspecciones, según el estudio realizado por el Instituto de Seguridad Vial de los Vehículos Automóviles Duque Santomauro (ISVA).

Las Inspecciones Técnicas de Vehículos (ITV) evitan al año 170 víctimas mortales, cerca de 11.000 heridos y al menos 11.000 accidentes de tráfico. Así se desprende del estudio Contribución de la ITV a la Seguridad Vial 2012 realizado por la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) y patrocinado por la Fundación Instituto Tecnológico para la Seguridad del Automóvil (FITSA) y el Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

Estas han sido las conclusiones más llamativas tras la evaluación por parte del Instituto de Seguridad Vial de los Vehículos Automóviles Duque Santomauro (ISVA), dependiente de la UC3M, de las inspecciones técnicas de vehículos realizadas en 2011. En total, se inspeccionaron 14.858.585 vehículos, de los cuáles cerca de 2.864.070 fueron rechazados, lo que supone una tasa de rechazo del 19,27 %.

Sin la ITV, más inseguros

Los vehículos de mayor antigüedad presentan mayor número de defectos en todos los tipos de vehículos analizados –turismos, ciclomotores, motocicletas y vehículos de transporte de mercancías ligeros–, por lo que se puede afirmar que estadísticamente son vehículos más inseguros.

Además, son los menos respetuosos con el medioambiente y los que registran mayor grado de absentismo en la inspección periódica. En los vehículos de mercancía ligeros se hace más patente su inseguridad, teniendo en cuenta que en este tipo de vehículos el apartado de luces, neumáticos y frenos es el que acumula mayor porcentaje de defectos graves.

La estimación de la reducción del número de accidentes debido a la ITV se ha llevado a cabo a través de un modelo matemático basado en el proyecto europeo AUTOFORE, utilizado también en la primera versión del estudio, publicada en 2007.

Como muestra empleada en el estudio se han analizado más de un millón de inspecciones de vehículos de tipo turismo –el 9,9 % de las inspecciones totales en España–, más de 54.000 inspecciones de motocicletas y ciclomotores –el 6,4 % del total–, y más de 161.600 inspecciones de vehículos ligeros destinados al transporte de mercancías, lo que supone el 5,5 % del total.

De las estadísticas de accidentes facilitadas por la Dirección General de Tráfico (DGT), se han calculado las víctimas mortales por accidente y los heridos por accidente para cada tipo de vehículo. Conocido el número de accidentes evitados puede calcularse, teniendo en cuenta las ratios anteriores, el número de muertos y heridos evitados. Finalmente, se ha realizado una valoración económica de los accidentes evitados en millones de euros.

¿Cuándo debo pasar la ITV de la moto?

Cuándo debo pasar la ITV de la moto

Si queremos disfrutar de nuestra moto durante todo el año, debemos tener la ITV al día. También debemos estar pendientes de cuándo debe pasar la ITV de nuestra moto en el momento necesario. En el caso de las motos se debe cumplir inicialmente la misma periodicidad inicial que con los coches. Es decir, disfrutaremos de cuatro primeros años exentos de tener que pasar la ITV a nuestra moto. Tras estos primeros 4 años la ITV de las motos deben pasarse siempre cada dos años y debemos estar atentos para que no se nos olvide a los 6, 8, 10…

Para los ciclomotores, la ITV también es obligatoria y la primera debe pasarse a los tres años de la primera matriculación. Tras esta primera ITV la periodicidad para los ciclomotores es cada dos años como, igual que con las motos.

Igual que con los coches, para pasar la ITV tendrás que acudir a la revisión antes de que cumpla la fecha de plazo con el Permiso de Circulación y la Tarjeta de ITV. También necesitarás otros documentos como la ficha técnica del vehículo, más conocida como la tarjeta de la ITV y el recibo del seguro de la moto en vigor.

En la ITV tienen que mirar el estado del vehículo para lo que realizan un examen exhaustivo. Allí comprobarán aspecto como que coincidan las medidas de los neumáticos con las de homologación, las cuales vienen señaladas en la ficha técnica. Puedes solicitar en cualquier taller que lo miren con antelación para no tener problemas en el último momento. Además, de las ruedas suelen comprobar también los índices de carga y velocidad.

También en las ITV tienen que comprobar que la moto lleve claxon, luces de posición, intermitencia, corta, larga, luz de freno y dos espejos. Incluso detalles como la iluminación trasera de la placa de matrícula, el catadióptrico y el reflectante trasero obligatorio. Otro punto importante de la ITV es la comprobación de las fugas de líquidos, que no haya piezas sueltas y que arranque con normalidad. Incluso el sistema de frenado y la prueba de gases de escape.

Al finalizar la ITV la inspección puede ser favorable o desfavorable. También puede ser una ITV con resultado negativo, por lo que no podrás conducir tu moto y deberás desplazarla en grúa hasta que soluciones los problemas encontrados.

Si quieres leer más noticias como Cuándo pasar la ITV y cómo superarla sin problemas, te recomendamos que entres en la categoría de Recambios y Mantenimiento.


WhatsApp Casacochecurro



Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >