>
Compartir
WhatsApp

Los mejores trucos para pasar la prueba de humos de la ITV a la primera

Tubo de escape de un coche expulsando humo blanco.
NOTICIA de Cristian Pinto
30.01.2024 - 09:37h    Actualizado 30.01.2024 - 09:37h


Superar la ITV a la primera y sin fallos es el deseo de cualquier conductor. Especialmente en los vehículos con mayor antigüedad, la prueba de los gases es una de las más temidas. Este test consiste en medir la cantidad de gases contaminantes que emite el vehículo. Si tu coche suelta un humo negro cada vez que pisas el acelerador, tienes muchas probabilidades de no pasar esta prueba.

Para evitarlo, en esta información te damos una serie de consejos y trucos para llegar a esta prueba de la ITV con los deberes hechos y evitar tener que pasarla por segunda vez. De igual forma, en esta otra información puedes consultar otros consejos para superar la ITV sin problemas.

Prepara el vehículo antes de la prueba

Como hemos dicho anteriormente, es importante llegar a la ITV con los deberes hechos. Para superar la prueba de humos de manera satisfactoria hay que realizar un buen mantenimiento del vehículo, especialmente del motor. Estos son algunos componentes del motor que debes revisar antes de pasar la ITV:

  • Filtro del aire: un filtro sucio puede causar un exceso de partículas de gases contaminantes y fallar la prueba.
  • Aceite del motor: debe estar en buen estado, sin superar los kilómetros que marca el fabricante y cumpliendo las especificaciones del vehículo.
  • Revisar los inyectores y la bomba de combustible: deben estar en estado óptimo para que puedan realizar una mezcla correcta de aire y combustible.
  • Usa aditivos limpiadores en el combustible: estos aditivos no suelen estar presentes en el combustible de las gasolineras low cost, por eso se las diferencia de las primeras marcas. Estos aditivos pueden limpiar las impurezas del sistema de combustión y reducir los gases contaminantes.

Qué gases son contaminantes

Al hablar de gases contaminantes de una forma genérica, puede surgir la duda de cuáles son aquellos que harán que la ITV resulte desfavorable. Los gases principales que se miden en la prueba de humos son el monóxido de carbono (CO) y los hidrocarburos (HC), así como los óxidos de nitrógeno (NOx) y el dióxido de carbono (CO₂), en algunos casos.

Dependiendo del tipo de combustible que use nuestro vehículo y el año de matriculación, pueden variar los límites establecidos.

En el caso concreto de los coches diésel, es muy relevante saber el estado del Filtro Antipartículas (FAP), en el caso de tenerlo. Si este se encuentra obstruido, podría darse una alta emisión de partículas contaminantes y suspender la prueba de humos.

Cómo quitar la ‘carbonilla’

Hacer trayectos cortos o conducir el coche a pocas revoluciones basta para provocar que nuestro coche genere ‘carbonilla’ y se acumule en el tubo de escape. ¿Y qué ocurre cuando los técnicos de la ITV dan un acelerón en la prueba de gases a nuestro coche diésel? Toda esta carbonilla sale del tubo de escape y, adivina. Sí, la prueba de gases se suspende.

Ante esta situación, que también tiene que ver con que vaya siendo hora de que cambies el filtro de partículas o que revises los inyectores, hay una solución bastante sencilla y gratis.

Basta con conducir el coche con un poco más de alegría que de costumbre y dar un par de buenos acelerones para que se revolucione por encima de lo normal y forzar así, antes de ir a la ITV, a que se expulse toda esta carbonilla acumulada. Así que antes de ir a la inspección de tu coche, date una vuelta y acelera por encima de las 4.000 revoluciones. Incorpórate a una autovía y acelera estirando las marchas cortas para que se revolucione antes. Seguramente veas por el retrovisor cómo sale el humo negro detrás de ti, pero es mejor expulsarlo en ese momento que mitad de la prueba de gases. Para asegurarte, conduce por autovía a 120 km/h sin subir de cuarta durante unos kilómetros.

Después de estos acelerones, seguramente pases la prueba de gases sin problemas. Si no es así, hora de llevar el coche al taller para que un profesional revise la emisión de gases de tu coche.

Consejos para el día de la ITV

Hasta ahora, hemos dado algunos trucos previos a realizar la ITV. Una vez llegado el momento de pasar la prueba, te recomendamos que hagas lo siguiente:

  • Llega a la ITV con el motor caliente. Circula para eliminar la carbonilla y que el motor esté a una buena temperatura. Pasar la prueba con el motor frío puede ser perjudicial para su salud. Además de afectar a las mediciones de gases, no es bueno pegar un acelerón con el motor en frío en el momento de la prueba de humos.
  • Antes de entrar, revisa que no haya fugas en el escape.
  • Sigue las indicaciones de los inspectores. Una aceleración incorrecta o no adecuada al tipo de prueba puede dar lugar a mediciones erróneas. Algunos centros de ITV permiten presenciar la prueba de humos, lo que puede ser útil para asegurarte de que se realiza correctamente y preguntar sobre cualquier duda que tengas al momento.

Si quieres leer más noticias como Los mejores trucos para pasar la prueba de humos de la ITV a la primera, te recomendamos que entres en la categoría de Recambios y Mantenimiento.