El Banco Popular necesita capital, ofrece un 8% por traspasar un plan de pensiones


¿Está Banco Popular desesperado por captar capital? Esto es lo que se pregunta la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros de España (ADICAE), que recoge que la entidad financiera ofrece un 8% por traspasar el plan de pensiones desde otra entidad. «La ‘oferta’ consiste en invertir los ahorros destinados a la jubilación en uno de entre los 15 planes de pensiones que ofrece la entidad, muchos de los cuales invierten en renta variable o en países emergentes. Se trata, por lo tanto, de una opción arriesgada», explican desde ADICAE. La entidad, con muchos problemas económicos, lleva varios meses realizando operaciones ‘osadas’ para conseguir financiación. Primero fue ofrecer un depósito a un mes al 8% TAE para los clientes que participasen en su ampliación de capital y mantuviesen su número de acciones durante ese periodo, inmediatamente la venta masiva de acciones para cubrir su salida a Bolsa y, ahora, ofrecer una bonificación de hasta un 8% por traspasar el plan de pensiones.


Esta bonificación por traspaso es la más alta del mercado, muy por encima del 5% que suelen ofrecer el resto de bancos. Puede parecer un puñetazo sobre la mesa, pero los puños que lo dan son muy frágiles actualmente. La entidad se encuentra en una situación difícil (el día 6 de diciembre sale a Bolsa y está en pleno proceso de ampliación de capital, su gestión se ha basado en un cumulo de errores encadenados, los especuladores tienen un 6% de su antiguo accionariado y están esperando a que se abra la veda para darle una dentellada.

La desesperación del Banco Popular parece palpable, con amplias campañas de marketing basadas en Pau Gasol o los ex deportistas Jesús Carballo y Fernando Romay. Oficialmente la entidad presidida por Ángel Ron precisa captar 3.223 millones de euros según las últimas pruebas de stress realizadas al sector bancario español. Mucho cuidado. A continuación analizamos en qué consiste el nuevo gancho y si tiene trampa.

Características de la bonificación del 8% (condiciones)

-realizar el traspaso antes del 15 de febrero de 2012 desde otra entidad.

-habrá que contratar un plan de pensiones de perfil arriesgado (planes que invierten en renta variable en países emergentes, generalmente).

-el plazo del plan será de 8 años, durante ese tiempo no podremos rescatarlo a no ser que ocurran una serie de hechos como la jubilación del titular, incapacidad laboral permanente, en caso de fallecimiento, y en casos de desempleo sin prestación.

El abono de la bonificación se realizará al final del plazo, es decir, dentro de 8 años, la bonificación máxima en ese caso será de 5.000 euros, para lo que habría que invertir 62.500 euros. «La bonificación baja a 5 ó 2% si el dinero se deja ‘retenido’ únicamente durante 5 ó 2 años», aclaran desde ADICAE.

Planes de pensiones no están garantizados por el Fondo de Garantía de Depósitos
Es preciso recordar que los planes de pensiones no están garantizados por el Fondo de Garantía de Depósitos, aunque es cierto que las cuentas de la entidad y las de la gestora de los planes de pensiones ofertados están separadas con el fin, teóricamente, de que una posible quiebra de Banco Popular afecte a los poseedores de estos planes de pensiones.

«No obstante invertir en este tipo de planes de pensiones es arriesgado. La decadencia de los planes de pensiones privados en España es sostenida en el tiempo», añaden desde ADICAE. Según la OCDE entre 2001 y 2010 perdieron en torno al 1,5% de su valor, sólo superados por el 2% de Estados Unidos. Además, cuando un consumidor ahorra para su jubilación, quiere que su dinero crezca de manera segura y sin ningún tipo de sobresaltos. ¿Quién le asegura que la ‘cesta’ de acciones o índices monetarios a la que están referenciados estos planes de pensiones va a ser rentable? Como se suele decir, nadie da duros a cuatro pesetas…

Los riesgos de invertir en la ampliación de capital de Banco Popular

Banco Popular necesita, imperiosamente, ingresar capital si no quiere verse rescatado por el FROB. Oficialmente la entidad presidida por Ángel Ron precisa captar 3.223 millones de euros según las últimas pruebas de stress realizadas al sector bancario español. ¿Cómo conseguirlo? Mediante una ampliación de capital por valor de 2.500 millones de euros, impulsada por una apabullante campaña de marketing cantando las ‘bondades’ de Banco Pastor con Pau Gasol como estandarte. ¿Le habrán contado al de Sant Boi los riesgos que entraña para los consumidores la operación que anuncia? Su salida a Bolsa está prevista para el 6 de diciembre y el plazo para realizar la ampliación de capital acaba el 28 de noviembre. Tras consultar a la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros de Epaña (ADICAE) que analiza ciertos datos sobre los riesgos de esta operación, el mensaje a tener en cuenta es ¡cuidado!

Los usuarios deben tener en cuenta la calificación de sus valores y el riesgo de los productos que la entidad ofrecerá para financiarse. Varias entidades ya han tanteado el terreno con vistas a una futura fusión que, de momento, ha sido declinada por el Banco Popular. El futuro de la entidad es incierto. Con la ampliación el Popular pretende sanearse, previsiblemente no se cerrará ningún acuerdo de fusión antes de que acabe el proceso de ampliación. Lo que pase después es un misterio, pero el antecedente de la fraudulenta salida a Bolsa de Bankia, también con problemas financieros en su momento que posteriormente se están demostrando más graves, no es nada halagüeño para los consumidores.

La morosidad del Popular -créditos que podría no llegar a cobrar nunca- es del 6,35% (según el propio banco), pero se sospecha que podría estar enmascarada y ser más alta, ya que en ella no se incluyen algunos activos inmobiliarios y créditos ni las refinanciaciones y carencias, rebajando así su porcentaje. Además el hecho de que en octubre se anulase el pago de dividendo de las acciones es un claro síntoma de que algo va muy mal dentro del Popular.

Evolución de sus resultados
Durante el último año las acciones de Banco Popular han ido a la deriva y han registrado una pérdida de valoración del 83,92%. En 2011 las acciones comenzaron a tener una tendencia bajista, que se ha acentuado en 2012 de manera alarmante. El valor de sus acciones ha pasado de 7 euros a menos de 0,60 euros en 4 años. Si comparamos su evolución con la del IBEX 35 tampoco sale bien parado: En lo que va de año ha perdido un 70% de su valor.

En qué consiste su ampliación de capital
La ampliación de capital de 2.500 millones va dirigida hacia los accionistas presentes (que tienen un derecho de suscripción de acciones preferente) y a nuevos inversores institucionales y minoristas, es decir, pequeños ahorradores. Si la ‘jugada’ le sale bien al banco, serán ellos quienes acaben rescatándolo. El Popular está ofreciendo indiscriminadamente a propios y extraños la opción de participar en la ampliación, en una campaña agresiva que incluye la venta online, telefónica, mediante una aplicación para telefonía móvil y, por supuesto, en toda su red de sucursales. Incluso está condicionando la rentabilidad de algunos productos o la mejora de las condiciones de algunas hipotecas a la compra de acciones. No se deje engañar por sus artimañas.

Visto el rendimiento que han experimentado sus acciones hasta ahora los consumidores podrían perder una parte importante de sus ahorros. La CNMV ha avisado de la complejidad de esta operación, aunque por el momento se ha quedado en la insuficiente elaboración de un tríptico y un folleto con advertencias colgado en su página web y donde llama al cumplimiento de la MiFID. La entidad no tendrá la obligación de facilitar ese documento, por lo que parece la CNMV únicamente quiere cuidarse en salud. Es más, en todo el folleto la palabra ‘complejo’ sólo aparece una vez. Parece poca advertencia para una operación de tamaña envergadura y complejidad para los consumidores, que es a quienes Banco Popular quiere ‘colocar’ sus acciones.

Una brutal campaña publicitaria
El Popular ha iniciado una feroz campaña publicitaria. Las cristaleras de las sucursales están empapeladas con fotografías de Pau Gasol, imagen de la entidad. Las publicidades en prensa escrita y en televisión también son constantes. En los carteles podemos ver a Gasol sentado, muy tranquilo, con las manos enlazadas y mirando fijamente a la cámara. Si estuviéramos en la década de los 40 podría ser el nuevo Tio Sam. Se puede ver un autógrafo del deportista en el que pone «Banco Popular me da la confianza y la tranquilidad que necesito». El bueno de Gasol no debe estar al corriente de los datos de la entidad, de los errores que le han conducido a esa situación y de las consecuencias que pueden sufrir los ahorradores que participen en la ampliación que él publicita.

Pau Gasol es una persona en la que muchos españoles confiarían. Por ello, hay que recordar que la imagen de la entidad no tiene nada que ver con la del baloncestista. Ha cometido errores de gestión muy graves durante años, que han derivado en el gran problema que tienen a día de hoy. Además ha vulnerado los derechos de los consumidores colocándoles productos tóxicos, como hipotecas con diferenciales abusivos y caras comisiones de apertura, índices hipotecarios más caros que el Euribor como el IRPH, por no hablar de las abusivas cláusulas suelo.

La entidad está ofreciendo el «depósito accionista» o depósito ampliación, un producto que puede resultar atractivo para los que no lo analicen. Ofrece una rentabilidad del 8% TAE, pero su gran inconveniente es que tiene un plazo de un mes… y puesto que la TAE es anual (Tasa Anual Equivalente), esta rentabilidad se queda en un mísero 0’67%. Además para recibir esa rentabilidad es necesario que el consumidor tenga, al menos, el mismo número de acciones en su poder que el día en que contrató este producto.

No se deje engañar
Una vez que las acciones de Banco Popular hayan salido a Bolsa se espera que se vuelvan a ajustar los precios, a la baja o al alza. Una caída de los precios de las acciones una vez que éstas salgan a Bolsa ofrecería posibilidades interesantes de adquisición de las acciones a un precio más barato que el ofrecido inicialmente en la Oferta Pública de Suscripción (OPS), por lo que de darse este escenario sería conveniente que los consumidores no lo hicieran y huyesen de comprar acciones hasta que se produjera efectivamente la salida a bolsa. De hecho, tres de cada cuatro OPS realizadas este año han cotizado por debajo del precio que se ha pagado previamente por sus acciones.

Tradicionalmente una de las razones para invertir en Bolsa era la obtención de dividendos pero, en esta ocasión, Banco Popular reconoce que «no es posible asegurar el pago de dividendos en el futuro», y teniendo en cuenta que ya los suspendió el 1 de octubre no parece muy factible que esta situación vaya a mejorar.

En definitiva, querido consumidor, tenga en cuenta todas y cada una de las advertencias. ¿Qué ahorrador que no quiera riesgo puede estar interesado en entrar en un sector como el bancario, que necesita ayuda financiera, está a la baja y no deja de sangrar a los consumidores? Si usted quiere ahorro y rentabilidad asegurada, consulte los diferentes depósitos que ADICAE ha analizado en su comparador financiero.

Si quieres leer más noticias como El Banco Popular necesita capital, ofrece un 8% por traspasar un plan de pensiones, te recomendamos que entres en la categoría de Jubilación y Pensiones.


AUTOR
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies