Fruta y verdura ante cáncer de colon


Fruta y verdura ante cáncer de colon

La mayoría de los cánceres de colon se atribuyen a factores ambientales, lo que significa que es una enfermedad, en cierto modo, previsible. La dieta es uno de los puntos a tener en cuenta en este sentido. Es recomendable consumir fibra, fruta y verdura porque, a pesar de que no se puede probar un relación causa-efecto, sí que es cierto que «la incidencia del cáncer colorrectal es menor en países donde se consume en la dieta más fruta y verdura y mayor en aquellos donde se consumen más grasas saturadas», tal como explica el doctor Javier Sastre, coordinador del Comité Médico Asesor de Europacolon España y Oncólogo del Hospital Clínico Universitario San Carlos de Madrid. «Los principales organismos sanitarios -añade- recomiendan a día de hoy que se reduzca la ingesta de grasas y se incremente hasta 5 el consumo de alimentos vegetales cada día».


La necesidad de mantener un estado nutricional adecuado es tan importante antes como después del diagnóstico de la enfermedad. «Estudios en pacientes intervenidos de cáncer de colon con resección completa de la enfermedad han observado que la tasa de recaídas es mayor cuando los pacientes mantienen una dieta con alto contenido en grasas saturadas -carnes rojas- que cuando realizan una dieta con mayor contenido en frutas y verduras», asegura este especialista.

Aunque no existe ningún cáncer que pueda prevenirse completamente, en el caso del cáncer de colon hay diversas actuaciones de prevención que podrían reducir el riesgo de desarrollarlo. «Estas medidas van desde promover cambios en el estilo de vida dirigidos a reducir los factores de riesgo y a potenciar los factores protectores, hasta programas de detección precoz que permitan diagnosticar lesiones premalignas de colon» – explica el oncólogo. Sobre esa premisa y con el eslogan ¿Sabes que puedes prevenirlo? la asociación pretende hacer llegar a la población información sobre hábitos alimenticios saludables y otros consejos sobre la enfermedad que puede ser muy útil para su prevención.

Beneficios de la fibra

VerdurasEl mayor beneficio de la fibra radica en que contribuye a aumentar el volumen del contenido intestinal y a facilitar algunas de las funciones digestivas cuando, además, se ingiere suficiente agua a lo largo del día. La fibra ayuda a eliminar el exceso de sustancias alimenticias que el organismo necesita en pequeñas cantidades y de otras que pueden ser perjudiciales si permanecen en el intestino mucho tiempo.

Un ejemplo de las primeras son las grasas, parte de cuyo exceso puede eliminarse con la ayuda de la fibra cuando el intestino funciona normalmente. Las segundas son las sustancias conocidas como cancerígenas, que al permanecer en contacto con la pared intestinal por mucho tiempo (como ocurre en los casos de estreñimiento) favorecen la producción y el crecimiento de tumores malignos en el tubo digestivo. En palabras del doctor Sastre «se piensa que la fibra puede ejercer un efecto protector por varios mecanismos como son incrementar el bolo fecal y acelerar el tránsito intestinal (con lo que el tiempo de contacto de los carcinógenos y la mucosa colónica es menor), unirse a ácidos biliares y disminuir su potencial carcinogénico.

Las grasas saturadas presentes en las carnes incrementan la síntesis de ácidos biliares, inducen a la flora intestinal a la producción de enzimas que podrían convertir en carcinógenos algunos productos de la dieta y aumentan las prostaglandinas y otras sustancias que se piensa que pueden estar relacionadas con la aparición de estos tumores».

La alimentación en «la lucha»

El régimen alimentario es también parte de la lucha contra el cáncer durante el proceso de la enfermedad. Puede hacer más llevadero el tratamiento e incluso permitirle recibir una dosis más alta del mismo para conseguir aumentar las posibilidades de recuperación. Tal y como aconseja el doctor «los pacientes que presentan un cáncer de colon avanzado y estén en tratamiento quimioterápico deben de consultar de forma individual con su oncólogo el tipo de dieta que deben realizar.»

Una buena nutrición durante la terapia es extremadamente importante. Las personas que comen adecuadamente toleran mejor los efectos secundarios y pueden combatir más fácilmente las infecciones. Por ello debe optarse por una dieta equilibrada que contenga todos los nutrientes que el cuerpo necesita: fruta, vegetales, pescado, carne, cereales y productos lácteos. Además, deben consumirse suficientes calorías para mantener el peso, así como proteínas para fortalecer y reparar la piel, el cabello, los músculos y los órganos. También es aconsejable beber una cantidad adicional de líquidos para proteger la función renal.

«Aunque en líneas generales no hay restricciones importantes, en algunas situaciones puntuales, por carencias secundarias a lo avanzado de la enfermedad, por interacciones con alguna medicación o por complicaciones puntuales pueden ser recomendables ciertas limitaciones», concluye el doctor Sastre.

Té verde contra el cáncer

Té verde, bueno contra el cáncer de piel.¿Es el extracto de té verde una nueva y potente arma contra el cáncer? Parece que sí después de que un equipo de investigadores escoceses ha utilizado con éxito un compuesto químico hallado en el té verde para tratar dos tipos de cáncer de piel. Los científicos, pertenecientes a las Universidades de Strathclyde y Glasgow, han desarrollado un método específico para aplicar directamente a tumores dicho extracto, llamado epigalocatequina galato (EGCG).

En un artículo publicado en la revista Nanomedicine explican la relación existente entre el té verde y el cáncer. Aunque hace mucho que se atribuye al té verde propiedades curativas contra el cáncer, la aplicación de compuestos del mismo a un tumor no resulta muy eficaz si se hace por vía intravenosa convencional, puesto que no llega una cantidad suficiente de extracto hasta el tumor.

Ahora estos investigadores han diseñado un sistema de administración selectiva del extracto que es eficaz para reducir el tamaño de los tumores. El método consiste en infundir el extracto en proteínas portadoras de moléculas de hierro, las cuales son absorbidas a su vez por el tumor.

Se realizó un estudio de laboratorio con dos tipos distintos de cáncer de piel. Casi dos tercios de los tumores tratados retrocedieron o bien desaparecieron en cuestión de un mes. Además, no se observaron efectos nocivos del tratamiento en los tejidos sanos.

En cifras totales, el 40 % de los tumores de los dos tipos desapareció, mientras que el 30% de un tipo y el 20% del otro retrocedieron. Por último, un 10 % de uno de los tipos se estabilizó. Se cree que estos son los primeros ensayos con esta clase de tratamiento que han conseguido que tumores cancerosos retrocedan o desaparezcan.

Tumores que retroceden

La primera firmante del estudio, la doctora Christine Dufès de la Universidad de Strathclyde, declaró en relación a esta prometedora investigación que «son resultados muy alentadores que esperamos sean la antesala de nuevos y eficaces tratamientos contra el cáncer. Cuando aplicamos nuestro método, el extracto de té verde redujo el tamaño de muchos de los tumores cada día; algunos incluso desaparecieron. En cambio, el extracto no causó efecto alguno cuando se administró de otras maneras; todos los tumores siguieron creciendo. Así pues, esta investigación podría allanar el camino hacia nuevos tratamientos para la que es una de las enfermedades más mortíferas en muchos países».

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el número de casos de cáncer de piel (melanomas y de otras clases) no hace sino aumentar. Actualmente se producen cada año en todo el mundo 132 000 cánceres de piel del tipo melanoma y entre 2 y 3 millones de cánceres de piel de otros tipos.

El curry, contra el cáncer

El curry puede tener propiedades contra el cáncer de colon.Investigadores europeos están tratando de averiguar si los compuestos que se encuentran en el curry podrían mejorar la respuesta a fármacos entre los pacientes de cáncer de colon sometidos a quimioterapia. El equipo, de la Universidad de Leicester (Reino Unido) y de Cancer Research UK, pretende averiguar si la curcumina es capaz de mejorar la respuesta de los pacientes a la quimioterapia. En concreto, investigarán si unas pastillas con curcumina, un ingrediente de la cúrcuma, puede añadirse al tratamiento estándar contra el cáncer de colon con metástasis sin que suponga un peligro para el paciente.

Este trabajo se basa en otros anteriores sobre la capacidad de la curcumina para mejorar la capacidad de eliminación de células cancerosas de colon que ha demostrado la quimioterapia en el laboratorio.

Este tipo de investigación se adentra en las terapias más nuevas e interesantes contra el cáncer. Supone una oportunidad de conocer el efecto en pacientes de cáncer y averiguar si existen beneficios adicionales o efectos secundarios peligrosos.

Los pacientes con cáncer de colon en una fase avanzada suelen recibir un tratamiento denominado FOLFOX que combina tres fármacos de quimioterapia. No obstante, entre el 40 % y el 60 % de los pacientes no responde a este tratamiento. Además, los efectos secundarios incluyen a menudo hormigueo o dolor en los nervios, lo cual puede limitar la cantidad de ciclos de tratamiento a los que se puede someter el paciente.

Tras la metástasis

El profesor William Steward de la Universidad de Leicester e investigador principal del estudio comentó: «Cuando el cáncer de colon ha sufrido metástasis es muy difícil de tratar, en parte porque los efectos secundarios de la quimioterapia restringen la duración del tratamiento. La posibilidad de que la curcumina aumente la sensibilidad de las células de cáncer a la quimioterapia es interesante pues podría permitir una reducción de las dosis con la consiguiente merma en los efectos secundarios de las mismas y una prolongación del tratamiento».

«Esta investigación está en una fase muy temprana, pero la investigación del potencial de las sustancias químicas de los vegetales contra el cáncer es un ámbito científico de gran interés que esperamos pueda ofrecer datos con los que crear nuevos fármacos en el futuro».

En el estudio participan cerca de cuarenta pacientes con cáncer de colon y metástasis en el hígado. A tres cuartos de los pacientes se les suministrará pastillas de curcumina durante siete días antes de aplicarles un tratamiento FOLFOX. El resto del grupo actuará como control para que los científicos comparen los resultados y sólo se les administrará FOLFOX.

Uno de los participantes, Colin Carrol, consultor de 62 años vecino de Loughborough (Reino Unido), accedió a participar en el ensayo tras serle diagnosticado un cáncer de colon en estado avanzado en enero. «El diagnóstico llegó como un jarro de agua fría pues no presentaba ningún síntoma excepto algún calambre de vez en cuando. Me hice unas pruebas que resultaron negativas y antes de someterme a una tomografía computarizada tuve que acudir al hospital de urgencias por una supuesta obstrucción intestinal. Tener algo así en el interior sobre el que no se posee control alguno realmente impulsa a luchar contra él y por esta razón no me costó en absoluto acceder a participar en el ensayo».

Los síntomas del cáncer de colon incluyen la presencia de sangre en las heces y un cambio sin explicación aparente en el funcionamiento intestinal como diarrea o estreñimiento prolongado. Otro de los síntomas es la pérdida de peso.

Chocolate contra el cáncer de colon

El cacao es una excelente fuente de compuestos fitoquímicos con potenciales efectos favorables para la salud. Así, un nuevo estudio muestra por primera vez en animales vivos que el consumo de cacao -ingrediente del chocolate- contribuye a la prevención de dolencias intestinales relacionadas con el estrés oxidativo, incluido el inicio de la carcinogénesis de colon provocada por sustancias químicas. El creciente interés de la comunidad científica en identificar alimentos capaces de prevenir la aparición de enfermedades ha puesto al cacao en la palestra de los ‘súper alimentos’ al ser reconocido como una excelente fuente de compuestos fitoquímicos con potenciales efectos favorables para la salud.

Una nueva investigación, liderada por científicos del Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos y Nutrición (ICTAN) y publicada recientemente en la revista Molecular Nutrition & Food Research, apoya esta idea y sostiene que el consumo de cacao contribuye a la prevención de dolencias intestinales relacionadas con el estrés oxidativo, como el inicio de la carcinogénesis de colon inducida de forma química.

«La mucosa intestinal es muy susceptible de sufrir patologías al estar expuesta a diferentes tóxicos de la dieta, como toxinas, mutágenos y procarcinógenos», explica María Ángeles Martín Arribas, autora principal del trabajo e investigadora en el ICTAN. «Alimentos como el cacao, rico en polifenoles, parecen tener un importante papel protector frente a estas patologías».

SABÍAS QUE…
El chocolate no engorda, encima elimina grasas

El estudio comprueba por primera vez en animales vivos -ratas- el potencial efecto protector de los flavonoides del cacao frente al inicio de un cáncer de colon. Durante ocho semanas los autores las alimentaron con una dieta enriquecida en cacao (12%) y posteriormente se les indujo la carcinogénesis.

Posible efecto protector
«Cuatro semanas después de la administración del compuesto químico azoximetano (AOM), se produjo la aparición en la mucosa intestinal de lesiones neoplásicas premalignas, denominadas ‘focos de criptas aberrantes’, que son consideradas buenos marcadores en la patogénesis del cáncer de colon», subraya la doctora Martín Arribas.

Los resultados del estudio mostraron que los animales que fueron alimentados con la dieta rica en cacao presentaban una reducción muy significativa del número de criptas aberrantes en el colon inducidas por el agente cancerígeno. Igualmente, esta muestra experimentó una mejora de las defensas antioxidantes endógenas y una disminución de los marcadores de daño oxidativo inducido por el tóxico en este tejido.

Según las conclusiones de los investigadores, el efecto protector del cacao pudo evitar la activación de diversas vías celulares de señalización implicadas en la proliferación celular y, por tanto, en la posterior neoplasia y formación de tumores. Finalmente, los animales que tomaron la dieta enriquecida en cacao mostraron un aumento de la apoptosis o muerte celular programada como un mecanismo de quimioprevención frente a la progresión de la carcinogénesis.

Aunque son necesarias más investigaciones que permitan definir qué compuestos bioactivos del cacao son los responsables de los efectos observados, los autores concluyen que una dieta enriquecida en cacao parece ser capaz de disminuir el estrés oxidativo inducido y de proteger así en los estadios iniciales del cáncer de colon al reducir la formación de lesiones neoplásicas premalignas.

Un placer saludable
El cacao, uno de los productos que forma parte del chocolate, es uno de los alimentos más rico en compuestos fenólicos, sobre todo en flavonoides como las procianidinas, catequinas y epicatequinas, que poseen numerosas actividades biológicas beneficiosas para prevenir la aparición de enfermedades cardiovasculares y el cáncer, principalmente el colorrectal.

De hecho, en comparación con otros alimentos con alto contenido en flavonoides, el cacao presenta una gran cantidad de procianidinas con una limitada biodisponibilidad, por lo que es precisamente en el intestino donde se encuentran en mayores concentraciones y donde desempeñan la función de neutralizar numerosos oxidantes.

Si quieres leer más noticias como Fruta y verdura ante cáncer de colon, te recomendamos que entres en la categoría de Alimentación.


AUTOR
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies