La aspirina podría evitar el cáncer


La aspirina podría evitar el cáncer

Anteriormente, la aspirina figuraba sólo en recomendaciones relacionadas con las enfermedades cardiovasculares como un remedio que frena la formación de trombos, pero los científicos aconsejan ahora tomar con regularidad aspirina en dosis pequeñas para disminuir el riesgo de morir a causa de una enfermedad oncológica. Los autores de un estudio que publica la revista Nature Reviews Clinical Oncology, la mayoría de los miembros de la Sociedad Americana contra el Cáncer, son partidarios, y recomiendan, tomar aspirina como prevención contra el desarrollo de tumores malignos.

Propiedades antitumorales del ácido acetilsalicílico

Desde hace unos cinco años hasta aquí, se han ido desarrollando y publicando diversos estudios científicos sobre la aspirina que han permitido descubrir propiedades antitumorales del ácido acetilsalicílico, componente activo de la aspirina, y también de algunos otros preparados antiflogísticos.

Entre otras, está la de un grupo de científicos de Gran Bretaña que reveló, en particular, que el consumo regular de aspirina disminuye el riesgo de desarrollo de metástasis. Igualmente, científicos de EEUU informaron, en marzo de este mismo año, que lograron aumentar sustancialmente la propiedad antitumoral de la aspirina al modificar su molécula.

Aumento de las enfermedades oncológicas

El número de los enfermos oncológicos en todo el mundo aumentará cinco veces para el año 2015 y se situará en 15 millones de personas, en comparación con 2,6 millones actuales, según investigadores del Instituto de Investigaciones Oncológicas Herzen de la capital rusa.

Anualmente se diagnostican 460.000 enfermos de cáncer, y cerca de 290.000 personas pierden la vida a consecuencia de la enfermedad.

El diagnóstico en la primera fase es la clave del éxito del tratamiento, sin embargo, actualmente cerca de 30% de los casos oncológicos son identificados en la última etapa.

La eficacia de la aspirina

Una pastilla de aspirina con un vaso de leche caliente por la noche, disminuye sensiblemente el riesgo de enfermedades oncológicas, afirman científicos de la universidad de Oxford, quienes recomiendan ingerir cada día este «barato coctel» para tener una vida más saludable.

La aspirina es realmente un medicamento único en todo ya que ayudan esencialmente a bajar el riesgo del desarrollo de enfermedades peligrosas, declara el profesor Peter Rotuell, autor principal y el dirigente de la investigación que fue recogida por la edición médica Lancet.

El especialista cree que la táctica más correcta para prevenir el cáncer, es comenzar a ingerir la aspirina entre los 40 y 45 años y tomarla durante toda la vida. Su injerencia debe ser acompañada de leche para bajar la acción irritante del ácido acetilsalicílico en las membranas mucosas. Además, el calcio que contiene la leche refuerza la acción medicinal del ácido acetilsalicílico.

De acuerdo con el estudio aplicado a 25.570 pacientes, que tomaron con regularidad aspirina durante cuatro años, se concluyó que el riesgo de muerte por enfermedad en personas que toman en término medio 75 mg. de ácido acetilsalicílico, disminuyó en un 10%.

Para algunos tipos del cáncer el efecto «mágico» de la aspirina puede ser todavía más palpable, dice el estudio, así, la recepción regular del preparado reduce el riesgo de 20 años del desarrollo del cáncer de próstata, es decir, un 10 %. El cáncer de pulmón, 30 %, de intestino, 40 %, de esófago y garganta 60 %.

El profesor Rotuell asegura, además, que el efecto positivo de la aspirina deja de lado todos sus efectos secundarios, como las hemorragias gastrointestinales o el aclaramiento del color de la sangre, y que el ácido acetilsalicílico es para la salud algo así como «vitaminas».

Aspirina contra el cáncer

Tal y como publica la revista The Lancet, ¿se puede recomendar la aspirina como tratamiento contra el cáncer? Tres estudios apuntan el efecto anticancerígeno de la aspirina. Aunque los datos todavía son limitados, los resultados significan un paso más en la ampliación de las indicaciones de este fármaco. El medicamento no está exento de efectos secundarios y el perfil del paciente que se podría beneficiar de sus efectos beneficiosos aún es controvertido.

La revista The Lancet publica esta semana una colección de estudios que apoyan la hipótesis de que cierta dosis diaria de aspirina puede evitar la aparición o la metástasis de determinados tipos de cáncer.

Blisters de aspirinas.Aunque el efecto beneficioso de este fármaco en la prevención de accidentes vasculares está bien estudiado, su recomendación se limita a pacientes de riesgo puesto que el tratamiento con aspirina no está exento de efectos secundarios.

«El perfil del paciente que se puede beneficiar de este medicamento aún es controvertido», aclaran en un comentario en la misma revista los investigadores Andrew Chan y Nancy Cook de la escuela de medicina de Harvard (EE UU).

Además, numerosos estudios epidemiológicos controlados y randomizados han demostrado que la aspirina reduce la incidencia de un caso muy concreto, el de cáncer colorrectal.Pero para Peter Rothwell, de la Universidad de Oxford, y su equipo, el efecto anticancerígeno de la aspirina aplica a varios tipos de cáncer. En estudios previos los investigadores habían reportado este efecto en pacientes que tomaban este fármaco durante un largo plazo de tiempo. Ahora afirman que «los tratamientos con aspirina reducen la incidencia y la mortalidad del cáncer también a corto plazo».

Otro de sus resultados es que este medicamento reduce la dispersión del cáncer primario hacia otros órganos, la metástasis, especialmente en el caso de adenocarcinomas.

«Estudios previos con animales han demostrado que las plaquetas participan en este proceso de metástasis y la aspirina podría prevenirlo -comentan los autores-.Otros fármacos antiplaquetarios podrían tener el mismo efecto por lo que la combinación de distintos medicamentos podría incrementar el efecto beneficioso de la aspirina».

Datos convincentes pero no concluyentes

«A pesar de que los autores presentan datos convincentes de que los beneficios vasculares y anticancerígenos de la aspirina son mayores que los daños colaterales, como la hemorragia extracraneal grave -comentan Andrew Chan y Nancy Cook-, estos análisis no tienen en cuenta los efectos adversos menos graves sobre la calidad de vida, como el sangrado menos severo».

Estos dos investigadores echan de menos que Rothwell no haya incluido en su análisis datos de dos estudios importantes que afirman que la aspirina no reduce el riesgo de cáncer colorrectal.

Igualmente concluyen que los datos que presentan Rothwell y sus colegas «son impresionantes y representan un paso más hacia la ampliación de las recomendaciones de la aspirina. Además, las futuras directrices basadas en la evidencia ya no pueden considerar el uso de aspirina para la prevención de la enfermedad vascular de forma aislada a la prevención del cáncer».

Si quieres leer más noticias como La aspirina podría evitar el cáncer, te recomendamos que entres en la categoría de Sabías Que....

¿Te ha parecido interesante el artículo? Vota con 5 estrellitas para que escribamos más contenido relacionado:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, con un promedio de 3,67 sobre 5)

WhatsApp Casacochecurro

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies