La compra inteligente online, la de la mujer entre 25 y 35 años en moda, electrónica y viajes


La compra inteligente online, la de la mujer entre 25 y 35 años en moda, electrónica y viajes

La compra inteligente desbanca a la compulsiva. Este ‘comprador inteligente’ se define como una mujer de entre 25 y 35 años que esencialmente busca artículos de moda, electrónica y viajes; que compra una media de 1,6 veces al mes por internet, gastando 42 euros de media en cada compra y principalmente desde su ordenador, aunque cada vez son más las ventas registradas a través de dispositivos móviles. En definitiva, una compra inteligente que rehúye patrones compulsivos y que busca un buen producto al mejor precio.


Pedro Clavería, CEO de Cuponation en España, explica que «las mujeres son los usuarios más activos de internet, el perfil perfecto de «El comprador inteligente»: navegan, comparan y compran». Y añade: «Cada día son más los usuarios que deciden comprar por internet, porque es cómodo, rápido y más económico. Nuestra misión es ahorrar tiempo y dinero a los usuarios en sus compras online».

Mayor crecimiento en España
Tras dos meses desde el lanzamiento de esta web, España se consolida como el país de mayor crecimiento en Europa. Cuponation justifica este avance a dos razones: la situación económica española, que impulsa al consumidor a ser más sensible al precio y al notable incremento de lo que se ha llamado la ‘compra inteligente’.

Los lunes por la tarde, cuando más se compra por Internet

Los lunes por la tarde, cuando más se compra por Internet

¿Cuándo se compra por Internet? Los clientes de comercio electrónico compran en enero, los lunes y a las ocho de la tarde, según el portal Mercado Actual, que ha analizado los hábitos de compra de sus clientes comparando los momentos de compra de los más de 30.000 pedidos que tramitó durante el año 2012. Para ello ha tenido en cuenta meses, días de la semana y horas en los que se efectuaron las transacciones, cruzando además estos datos con la tipología de productos adquiridos en cada momento.

Según este estudio, enero y febrero son los meses de mayor actividad, con una especial incidencia en productos «regalables» como iPads y otras tabletas, siendo el 3 de enero le fecha que mayor número de compras aglutina. Además, sábados y domingos son mucho menos activos en cuanto a compras que los días entre semana.

Según Rafael Torres, director general de Mercado Actual, destaca que «si tenemos en cuenta el gasto total, enero con un gasto medio de 114 euros por pedido, está ligeramente por delante de diciembre con 109 euros, que se corresponden con las compras de Reyes y Navidad».

Qué se compra

En cuanto a productos concretos, enero y diciembre son los meses que concentran las mayores compras de ipads y tabletas. Lo mismo sucede en el apartado de ordenadores, tanto de sobremesa como portátiles. El 25% de las ventas de ordenadores del portal se realizaron durante estos dos meses.

Los televisores, uno de los productos tecnológicos de mayor importe, concentran sus ventas en los meses de enero y julio. Agosto (6,23% del total de las ventas) y septiembre (6,92%) son los periodos de año que menor volumen de ventas experimentan.

Teniendo en cuenta la variable días de la semana, el 60% de las compras se concentran en los tres primeros días de la semana, siendo los lunes el de mayor actividad (20,3%). A partir de ese momento, las ventas descienden paulatinamente hasta llegar al fin de semana, donde alcanzan sus índices más bajos (sábado, 5,23%, y domingo, 6,74%).

En cuanto a horas del día, el 28% de las compras de clientes particulares se producen entre las 19 y 20 horas, mientras que en el caso de las empresas los periodos de mayor actividad corresponden al intervalo entre las 11 y las 13 horas. En el otro extremo, los periodos de menor actividad en las compras a través de la Red son entre las 14,00 y las 16,00 horas.

3 de cada 4 usuarios que compran online también visitan la tienda fisica

3 de cada 4 usuarios que compran online también visitan la tienda fisica

¿Los medios digitales influyen en la decisión de compra en las tiendas físicas? 3 de cada 4 usuarios que consultan información online sobre ofertas y tiendas de su entorno, tienen intención de visitar la tienda física. Un 71% confirma haberla visitado durante los 7 días después de la consulta, según se desprende de un estudio elaborado por Ofertia y GFK Emer, en el que se confirma la importancia de los medios digitales para influir en las compras en las tiendas físicas. El estudio recoge muchos detalles del gasto por visita a tienda y aporta luz sobre la complementariedad de la difusión y promoción de productos online con los esfuerzos que los distribuidores están haciendo en medios tradicionales (buzoneo, encartes…).

Compras online y en tienda física.

En la era de la tecnología y el e-commerce, muchos consumidores se preguntan si en un futuro próximo solo se comprará a través de ordenadores y dispositivos móviles, y si éste va a ser el fin de las compras en las tiendas físicas. Los usuarios buscan información local sobre las ofertas de las tiendas físicas que tienen a su alrededor. Es decir, emplean un medio 100% digital para tomar una decisión de compra. Este efecto, se conoce como ROPO (Research Online Purchase Offline) que se produce cuando la gente aprovecha la información de productos y servicios en Internet para luego realizar la compra de forma offline, en la tienda física, aunque hasta hoy había sido difícil de cuantificar.

Método de análisis

A través de la web y de las apps móvil de Ofertia, se realizaron más de 9.500 encuestas a hombres (un 53%) y mujeres (un 47%) con edades comprendidas entre los 25 y 45 años. El sondeo se llevó a cabo posteriormente a la visualización de un folleto de ofertas y a los usuarios que declararon tener intención de visitar la tienda se les volvió a encuestar a los 7 días vía email. Esto ha permitido a la plataforma medir cómo la información consultada digitalmente ha influenciado al consumidor en su posterior visita a la tienda y en la compra.

Folletos y catálogos digitales

Razones por las que el usuario consulta un catálogo en la plataforma.

Según datos del estudio, un 33,1% de usuarios que ha ojeado un catálogo lo ha hecho para encontrar ideas, un 28,7% lo ha visto porque quería comprar algo y quería informarse de las ofertas disponibles y un 27,5% lo ha hecho para ver las ofertas de un distribuidor en particular. Los folletos y catálogos digitales sirven para preparar la compra y son consultados proactivamente, como resultado de una necesidad o interés.

La intención de visita a tienda física
Del mismo estudio se desprende que 3 de cada 4 usuarios (75%), que han consultado un folleto o catálogo declaran tener la intención de visitar esa tienda en los siguientes 7 días. Se trata de un porcentaje elevado puesto que la consulta surge de una necesidad de compra.

Los consumidores que visitan la tienda física y compran
En cuanto a la visita a la tienda física, el estudio revela que un 71% de los usuarios que declararon tener intención de visitarla, lo ha hecho al cabo de siete días. La mayor conversión se presenta en los supermercados (82%). En Electrónica, Bricolaje y Decoración o Deportes el porcentaje es algo inferior pero siempre por encima del 65%. Sobre las compras realizadas durante la visita, un 85% de usuarios compra algún producto, y además, en un 65% de los casos acaban comprando lo que consultaron en el folleto.

Jaume Betrian, Co-fundador y Director Ejecutivo de Ofertia, añade que después de trabajar durante un año junto a distribuidores líderes en sectores de la gran distribución como los supermercados, la electrónica o el bricolaje, «nos hemos dado cuenta de que para la mayoría de ellos los medios digitales solo se usan para dar soporte a sus webs. Nuestro pretende dar información y demostrar que los medios digitales, y más en concreto los canales móviles, son una enorme oportunidad para dar soporte y generar tráfico a las tiendas físicas».

Webs de descuentos, para tiempos de crisis y de caprichos

En los últimos tiempos un nuevo tipo de páginas web vive su edad dorada: son las llamadas webs de descuentos o, directamente, chollowebs. Esta industria genera más de 600 millones de euros anuales en ingresos y subiendo (un 19% más de facturación en el último año). Si la recesión de los años noventa vio nacer los «Todo a Cien» o «Don Cien» (tiendas con precios a 100 pesetas), la ruina del euro nos trae otra forma de ahorrar: las páginas web de descuentos, como descuentosde.com. El boom empezó a finales de 2008, cuando la crisis reducía los presupuestos de los consumidores. La locura de las gangas ha permitido a muchos seguir concediéndose pequeños caprichos. La OCU se lanza a analizar estas webs de descuentos, porque no todo son éxitos, como lo que le ocurrió a Lets Bonus, que vendió 1.500 iPad y no consiguió entregarlos a tiempo, provocando que sus usuarios pusieran en duda la integridad del negocio. ¿Son fiables las webs de descuentos?

Todas estas páginas comparten la misma filosofía contrarreloj: las ofertas caducan a las pocas horas, por lo que hay que comprar rápido y avisar a los amigos. Gran parte de la publicidad se la hacen los propios usuarios a través de las redes sociales.

Hay 2 tipos fundamentales de páginas de descuentos, aunque cada día son más difíciles de distinguir porque últimamente todas intentan cubrir todos los campos:

Venta directa
Intentan llevar el modelo de los outlets (productos de marca rebajados) al mundo online. Destacan páginas como Buy VIP, Privalia, Ofertix

Son clubs de venta privada online que ofrecen artículos exclusivos (sobre todo ropa). Su ámbito es nacional y se encargan de enviar por correo al domicilio del comprador. Algunos también venden servicios (como estancias en hoteles).

Compra colectiva
Son intermediarios que venden cupones canjeables por servicios en otras empresas. Destacan páginas como Groupon, Lets Bonus, Groupalia

A través de acuerdos con diferentes proveedores, consiguen ofertas de ámbito local (una ciudad). El cliente les paga a ellos por un cupón que le permite disfrutar de los servicios de otra empresa (un restaurante, un gimnasio, un cine…). Ya no se limitan a los servicios sino que cada vez ofrecen más productos y en ocasiones también los envían a domicilio.

Se las llama de compra colectiva porque sus ofertas cambian en función del número de gente que se apunte a ellas:

Número máximo: la oferta tiene un cupo limitado; cuando se completa, se acabó el descuento.

Número mínimo: para que tú puedas disfrutar del descuento, un número importante de clientes tiene que apuntarse a la misma oferta. Esta condición provoca que los usuarios inviten a otros amigos a participar, hinchando así el negocio.

¿Cómo ganan dinero?

Empresas que se hacen de oro pese a venderlo todo con suculentos descuentos. ¿Cómo es posible? Cientos de miles de usuarios dan a estas páginas una fuerza considerable a la hora de negociar precios con proveedores y minoristas. Los comerciales de las webs de descuentos recorren el país en busca de tiendas que se ajusten a su perfil de cliente (público urbano, joven, clase media, preferentemente femenino). El trato al que llegan es este: la tienda concede un gran descuento y la web publicita la oferta, haciéndola llegar a muchos clientes.

La tienda consigue así una gigantesca campaña de promoción que no sería capaz de financiar por sí misma. Que su nombre pulule por internet le sale casi gratis.

La web de descuentos se queda con parte del precio final que paga el consumidor, un porcentaje que se saca de lo que normalmente recibiría la tienda. Y todo a cambio de publicitar una oferta que en realidad no es suya.

Un 22% de las ofertas están hinchadas
¿Son las ofertas tan jugosas como parecen? Es difícil de saber en el caso de las páginas de venta directa, que cuentan con colecciones exclusivas (no se pueden comparar los precios con otras tiendas), pero es sencillo averiguarlo en el caso de las páginas de cupones.

Armándonos de paciencia, hemos llamado a las empresas que se encargan de canjear los cupones por servicios y hemos preguntado el precio del servicio (por ejemplo: un masaje) si llegábamos a estas empresas directamente, sin intermediarios ni cupones.

Nuestro estudio deja las cosas claras: un 22% de las ofertas de las páginas de cupones prometen un ahorro superior al real. Además, en varias de nuestras conversaciones telefónicas se nos insinuó que el precio para quien llegase sin cupón había sido hinchado a propósito: de esta manera, el descuento que se consigue con el cupón parece mayor.

Las trampas del chollo
Entre noviembre de 2011 y enero de 2012, la OCU ha analizado algunas de las webs de descuentos más importantes de España. Para ello, se han comprado diversos productos, tanto en páginas de venta directa como en las de cupones o compra colectiva. Se recibieron por correo y se revisó que su contenido era el correcto y estaba en buen estado. Después, la OCU trató de devolverlos dentro del plazo legal de 7 días laborables. Estos fueron algunos de los obstáculos encontrados:

Información: la mayoría de las páginas analizadas esconden información esencial en lo más profundo de su web y guardan silencio sobre algunos de los derechos del consumidor.

Rapidez: son rápidos para cobrar, pero no para entregar. El tiempo medio que hemos tenido que esperar para cada producto ha sido de 11 días.

Devolver productos: el 60% de las páginas no nos indicó qué había que hacer para devolver un producto. Algunas (como DreiVIP) decidieron cobrarnos unos confusos «gastos de gestión». Varias webs de cupones (Cuponing, Dooplan, Groupalia) no dan posibilidad de devolver al afirmar que el plazo termina cuando finaliza la oferta (que es precisamente cuando recibimos el cupón).

Reclamar dinero: Dooplan y Groupalia no nos devolvieron el dinero sino que lo ingresaron en una cuenta para futuras compras en su web (una práctica que está prohibida). Todas las páginas analizadas excepto Primeriti nos hicieron pagar los gastos por devolver el producto por correo, que fueron hasta 4 veces superiores a los gastos del envío original.

¿Cuáles son las mejores páginas?

En el estudio de la OCU se ha valorado diversos parámetros, como la seguridad durante el proceso de compra, el plazo de entrega, las facilidades para devolver el producto o recuperar nuestro dinero… Los resultados completos pueden consultarse en la revista Compra Maestra.

Páginas de venta directa: Privalia ha conseguido el primer puesto en nuestra clasificación. Vente Privee ha quedado última.

Páginas de cupones: Groupon ha sido la que mejor puntuación ha conseguido y Dooplan la peor.

Usar una web de descuentos, paso a paso

1. Darse de alta. Es sencillo, aunque en algunas páginas es necesario ser invitado por algún usuario. Una vez en la página de inicio, hay un enlace en el que suelen requerir únicamente una dirección de correo electrónico, nombre, apellidos y, en las páginas especializadas en ofertas por ciudades, lugar de residencia.

2. Recibir ofertas. Puedes visualizar todas las ofertas en la web de descuentos (sin inscripción no suele haber acceso completo a las mismas). Para facilitar la búsqueda, recibirás en tu correo uno o varios mensajes diarios con dichas ofertas. Este es uno de los aspectos más desagradables, ya que normalmente no se puede controlar la frecuencia de los correos. Si te apuntas a varias páginas, pronto encontrarás llena tu bandeja de entrada. Lo que puedes hacer es desactivar la recepción de mensajes, dedicándote a ir a la web cuando busques una oferta.

3. Comprar. Una vez seleccionada una oferta interesante, te pedirán información sobre el medio de pago (generalmente tarjeta de crédito o Paypal), nombre, apellidos y, si se trata de un producto, dirección de envío. Después de pagar, recibiremos en el correo un resguardo de compra (para productos) o un cupón para canjear (para servicios).

4. Cancelar y devolver. Por ley, tienes 7 días laborables desde que recibes un producto para devolverlo sin dar explicaciones, aunque ellos podrán obligarte a pagar los gastos de envío. Para cancelar un servicio que no has usado, el plazo cuenta desde el día en que recibes el cupón. Existen excepciones en las que no es posible cancelar (espectáculos, billetes de transporte, algunos productos precintados). En todos los casos, el consumidor debe ser informado del procedimiento de devolución que usa la web. Si no te informan, el plazo de 7 días no empieza a correr hasta que lo hagan. Si tardan más de un mes en devolverte tu dinero, podrás reclamar que te ingresen el doble de lo que gastaste.

Problemas frecuentes
Ofertas irreales: Una de las quejas más comunes es que lo anunciado en la oferta no se ajusta a la realidad. Este problema es más común en servicios que en productos. Las webs de descuentos ganan dinero con cada cliente que adquiere una ganga, por lo que a menudo maquillan la oferta haciéndola parecer mejor de lo que es.

La empresa que presta el servicio no da abasto. Si una determinada promoción obtiene una gran respuesta y mucha gente adquiere el cupón, la empresa que ofrece el servicio se puede ver superada por la demanda de gente que quiere canjear el cupón cuanto antes. Es habitual no poder disfrutar de la oferta en el momento deseado (y a veces tener que esperar meses para hacerlo).

Spam. Al darnos de alta en estas páginas, nos suscribimos a sus newletters: no te sorprendas si tu cuenta de correo rebosa de ofertas. En general, darse de baja de estas notificaciones no supone grandes problemas: suele haber un enlace en cada email que permite anular los envíos.

Mala atención al cliente. Otra de las quejas más repetidas: la mala calidad de los departamentos de atención al cliente cuando surgen problemas.

Contratos de exclusividad y permanencia. Las empresas y tiendas que trabajan con las webs de descuentos suelen firmar acuerdos de exclusividad y permanencia con una de ellas. Si no los cumplen, pagan una indemnización. Esto no debería afectar a los consumidores, pero lo hace.

Si una tienda está descontenta con una web de descuentos no puede romper el acuerdo inmediatamente, pero en una tienda descontenta la calidad de los productos y servicios ofrecidos se resiente.

Consejos de uso: comparar antes de usar Comparar entre distintas páginas. Aunque su mecánica sea similar, es preferible visitar unas cuantas y analizar sus políticas de compra, el tipo de productos y servicios que ofrecen… Dedica un tiempo a investigar antes de darte de alta. Si solo buscas ropa deportiva o cenar en restaurantes exóticos, encontrarás webs especializadas en estos temas. Inscribirse en muchas a la vez sin prestar atención solo aumentará nuestra confusión al recibir un sinfín de ofertas.

Suscribirse a agregadores de ofertas. Te permiten conocer las ofertas sin estar suscrito a innumerables webs. Páginas como Yunait o Dscuento recopilan las ofertas de las webs de descuentos, con las que tienen acuerdos. Suscribirte a un agregador no implica estar suscrito a las webs de descuentos. Un agregador también nos enviará muchos correos, pero la ventaja es que suele ser posible modular su frecuencia, así como otros criterios (tipo de producto que nos interesa, precios, % de descuento, web de origen).

No comprar por impulso. Estas webs fomentan la compra instintiva y poco meditada, con plazos de inscripción en la oferta muy cortos (a veces de horas). Antes de apuntarse a una ganga, conviene reflexionar sobre si realmente nos conviene. Que algo sea barato no significa que lo necesitemos. El consumo responsable es el único consumo inteligente.

Conservar la información. Antes de aceptar una oferta conviene guardar toda la información: descripción, condiciones, plazos… Si se trata de un servicio, es buena idea llevar esta información con nosotros y enseñarla en caso de que no se corresponda con lo esperado.

Vigila los costes de envío. Si se trata de un producto que nos han de enviar a casa, hemos de contar con los gastos de envío, generalmente no incluidos en el precio y que pueden hacer que un chollo en la pantalla del ordenador no lo sea tanto en nuestra cuenta corriente.

Cupones descuento para todo: la moda de las marcas low price

Las tendencias de buscar marcas low price (bajo precio) y el smart shopping (compra inteligente: comprar barato y gastar el dinero en aquello que realmente se desea más) se han instalado en la sociedad española y están provocando una transformación empresarial. El «Estudio sobre Promociones en Retail», elaborado por Sartia en colaboración con Simon Kucher & Partners, señala que el sector invirtió en España más de 4.700 millones de euros en promociones en 2010; casi el 70% de las empresas de retail se apoyaron en descuentos del 20% o más.

«El sector del gran consumo es consciente de que las pautas de compra de los clientes están cambiando de forma acelerada. Y no sólo por la situación económica. Es la consecuencia del progreso, del acceso a un mayor número de fuentes de información, de la cultura y de la educación de los ciudadanos, que utilizan su dinero de forma más racional cada vez y encuentran muchas ofertas en la Red. Y, si los consumidores modifican su manera de comprar, las empresas tienen que cambiar su forma de vender», afirma Pedro Valdés, socio de la consultora española Daemon Quest.

 
En la misma línea, el estudio «Balance 2010 del Sector de Gran Consumo», de la consultora Kantar, indica que el precio no sólo es el argumento que reina, sino el único en muchos casos: el 64% de la población española sólo adquiere ciertas marcas a través de ofertas (cupones, promociones, ofertas y, sobre todo, comparación entre marcas similares). Por ejemplo, las llamadas marcas low price concentran una tercera parte del sector de gran consumo español. Según el mismo estudio, el 79% de los encuestados usa cupones descuento.

Cupones para todo

Así, esta actividad está generando muchas oportunidades de negocio, sobre todo en Internet. Junto a compañías como Oportunista, Groupon o Letsbonus, que concentran una gran oferta para comprar más barato en hoteles, restaurantes, viajes, tratamientos de belleza, comercios, etc., el grupo Prisa acaba de inaugurar Planeo.

«Nosotros estamos ofreciendo cada jornada más de 500 cupones y ofertas en cerca de 1.500 establecimientos de toda España. Más de 500.000 personas han aprovechado ya las ofertas y descuentos que ofrecemos, y contamos con más de 100.000 visitas al mes y más de tres millones de páginas vistas», señala Rodrigo Giménez-rico, CEO de Oportunista.com, que fue constituida en 2008. Según esta empresa, líder del sector en España, el uso de cupones on line se multiplicó por 5 en el país en 2010, «y apreciamos puntas de consumo enormes en Navidades, San Valentín, el Día de la Madre, etc., lo que indica que se ha convertido en una fuente muy utilizada para hacer regalos estupendos a buen precio», indica Giménez-rico.

El modelo es muy sencillo para el usuario: entra en estas webs, se inscribe -en algunas no hace falta-, selecciona las ofertas que más se ajustan a lo que busca, imprime el cupón de descuento y lo canjea en el establecimiento seleccionado (no hay compra on line), lo que le va a permitir comer, disfrutar de un spá o ver un espectáculo con un descuento que puede llegar a superar el 70% sobre el precio que tendría que haber pagado el consumidor sin el cupón. El vale es gratis para el comprador.

También se pueden transmitir estos datos desde los sitios web de los retailers participantes a las tarjetas de fidelización de los usuarios, a través de los smartphones. Los cupones on line autoimprimibles, además, comienzan a tener una fuerte presencia en las redes sociales. Según Oportunista, las descargas de cupón via mail representan el 94% del total, las descargas a través de sms representan el 4% y las descargas desde el iPhone suponen el 2%.

Buena muestra de que el mercado de cupones descuento on line está aumentando en España es que la mayoría de las grandes cadenas confían en los resultados de este sistema de promoción: el número de campañas realizadas por los fabricantes en España con cupones aumentó un 103% en 2010 según Oportunista. De esta forma, las empresas amplían su público y fidelizan al ya existente, abaratando el coste promocional y mejorando sus resultados. Todo esto, sin intermediarios, ya que los fabricantes o distribuidores gestionan sus ofertas a través de estas plataformas.

Con la distribución y uso de los cupones descuento gana toda la cadena de valor. Las marcas fabricantes de productos de gran consumo obtienen beneficio porque incrementan sus ventas y les permite dirigir promociones puntuales y ofertas; las grandes superficies y establecimientos de venta de productos incrementan el tráfico por la afluencia de consumidores que canjean sus cupones; y el propio consumidor, que obtiene descuentos directos en su cesta de la compra. RetailMeNot estima que los estadounidenses ahorraron 57,4 millones de dólares en la primera mitad de 2010, una media por consumidor de 29 dólares con cupones on line y cinco dólares en vales de papel.

«Es lógico el éxito -afirma el CEO de Oportunista-. La situación actual del mercado hace que las marcas busquen la forma más rentable para promocionar sus servicios o productos. En periodos tan complicados como el actual es fundamental ofrecer opciones sencillas y eficaces para unos usuarios que invierten tiempo y buscan ahorros por cualquier vía».

Además, Oportunista ha lanzado este año los cupones seguros on line, para garantizar a las marcas y distribuidores el uso no fraudulento de sus cupones en el sector de gran consumo. Los cupones llevan el nombre y apellidos de la persona que se los descarga, de manera que son intransferibles. El vale tiene doble código de seguridad, uno que identifica al producto y su descuento, y otro que identifica al consumidor y a su ordenador. El usuario se imprime el cupón directamente desde la web, sin tener que instalar un software previamente.

En pleno despegue

Más de el 80% de los consumidores estadounidenses están suscritos a programas de descuentos en tiendas de alimentación y droguerías, y dos de cada tres de estos ciudadanos expresan su interés en ahorrar con cupones que puedan ser transferidos desde Internet directamente a sus tarjetas de clientes.

Otros datos: el 44.2% de los adultos de Estados Unidos buscan cupones on line al menos una vez a la semana; el 57% de los consumidores imprimen entre uno y cinco cupones desde Internet a la semana y el 26% imprime más de seis a la semana; y el 80% han usado cupones bajados de Internet para obtener ahorros en sus tiendas locales.

En el caso español, el canje de cupones en supermercados e hipermercados por parte de los consumidores ha aumentado un 18,4% en el año 2010 con respecto a 2009, según la empresa Valassis. Este porcentaje de crecimiento se refiere a los vales emitidos para ofrecer ahorros en productos de alimentación y perfumería, es decir, en los que son de compra obligada para el ama de casa, de los que no se puede prescindir.

Dentro de los productos de gran consumo, las categorías que tuvieron mayor número de cupones canjeados en 2010 fueron: Droguería y Limpieza y Alimentación y Bebidas que, en conjunto, suponen más del 95% del total de cupones cambiados por su valor en las distintas cadenas de distribución.

Sin embargo, aunque los crecimientos son importantes, España se encuentra todavía a la cola de Europa como usuarios de cupones. Según Valassis, mientras que en Bélgica se canjean 15 por habitante y año, 10 en Estados Unidos o seis en Francia, en España aún no llega a un cupón canjeado por habitante en el mismo periodo.

En porcentaje, las regiones con mayor porcentaje de cupones canjeados son: Cataluña (20,27%), Madrid (15,60%), Comunidad Valenciana (14,15%) y Andalucía (12,70%).

Florecen los outlets

En este sentido, también los outlets han florecido en la Red con gran éxito: a firmas como Privalia o Venteprivee se ha unido hace poco Primeriti, de El Corte Inglés. Todas ellas ofrecen ventas de restos de stock de marcas conocidas a unos precios con grandes descuentos, que también llegan a superar el 70%: desde ropa a electrodomésticos, pasando por calzado, relojes y bisutería, lencería, discos y películas, etc.

En este caso, las firmas se unen a estas plataformas para dar salida al sobrante de la temporada anterior y los consumidores -son ya muchos los millones de socios en España- entran en la web durante el transcurso de la campaña para hacerse con los productos rebajados. Aquí la compra sí se hace on line, con registro previo y, en algunas de estas webs, previa invitación de un socio.

En definitiva, las empresas que están sabiendo adaptarse a las nuevas costumbres del consumidor están encontrando nichos que les permiten registran una evolución positiva. El consumidor gasta menos, pero ellos saben dónde está el comprador y qué necesita, y se lo están ofreciendo.

Cupones descuento a través del móvil ¿Qué son y cómo funcionan?

Dos tendencias están actualmente revolucionando el mercado: los Servicios Basados en Localización (LBS) y el Internet móvil. Ambos fenómenos combinados están cambiando los hábitos de compra de los consumidores, que deciden libremente cuándo y cómo utilizar un descuento o ventajas en la compra. Por ejemplo, consultando su teléfono móvil. Eso es lo que ofrece Coupies, la empresa líder en cupones para móviles en Alemania, que abre filial en España.

En octubre del 2009 el primer cupón de descuento fue canjeado en una cafetería cerca de la universidad de Colonia en Alemania y éste fue el inicio de Coupies. Ahora, la plataforma es el marketplace líder para cupones móviles en este país y abre su filial en España para implantar gratuitamente el cupón móvil a través de las aplicaciones de iPhone, iPad, Android y próximamente una aplicación web para el resto de modelos.

Daniel Mensing, fundador de Coupies en España comenta: » Los cupones móviles permiten al anunciante utilizar el móvil como un complemento muy eficaz a las campañas clásicas de display. Funciona directamente en el punto de venta. En este sentido, Coupies dispone de una tecnología pionera y muy atractiva para el sector de los bienes de consumo».

Ventajas para usuarios y empresas

La aplicación Coupies permite al usuario acceder gratuitamente a las mejores ofertas de ocio, gastronomía, shopping… y seleccionar el descuento que considere más interesante desde su móvil, sin mensajes SPAM diarios ni necesidad de imprimir ningún papel.

Para las cadenas y marcas, Coupies resulta una herramienta de marketing innovadora: ofrece una forma más rápida, eficaz y barata de usar cupones de descuento. La ventaja del programa permite que cualquier negocio o comercio empiece a usarlo sin necesidad de hacer inversiones en tecnología en su local ni tener que dar formación extra a sus empleados.

De esta manera, los pequeños negocios pueden utilizar marketing de resultados con una analítica similar al mundo web pero aplicado a la atracción de clientes físicos a los puntos de venta.

Coupies construye una potente red de anunciantes y usuarios, gracias a la integración con empresas como Gbanga, Wikitude o Vision (Realidad Aumentada) que le permiten ampliar su audiencia y compartir beneficios a nivel de marketing.

¿Cómo funcionan los cupones móviles?

Coupies ha ganado varios premios a nivel europeo por su solución tecnológica, que ofrece al usuario las ofertas que más le pueden interesar, en cualquier país del mundo donde Coupies está activo.

Es decir, los cupones móviles son geolocalizados, porque permiten al usuario mostrar información de descuentos cercanos al lugar donde se encuentra o hacia dónde se dirige. Los descuentos se pueden visualizar por categorías o por establecimientos que se localizan en un mapa. Así, encontramos fácilmente dónde podemos conseguir un café gratis, cortarnos el pelo con descuento del 15%, conseguir un menú a mitad de precio… a menos de 100m. de distancia. El cupón se canjea con un solo click en la caja del establecimiento.

Más protección al consumidor en sus compras por Internet o por teléfono

Más protección al consumidor en sus compras por Internet o por teléfono

Hoy se ha adoptado la Directiva Europea de Derechos de los Consumidores, que refuerza la seguridad jurídica de los consumidores y empresarios en operaciones de comercio electrónico debido al incremento de las compras por Internet. Además de amplíar el plazo legal para que el consumidor pueda desistir del contrato a un mínimo de catorce días naturales, también se contempla que en el caso de no haber recibido la información precisa, se amplía hasta doce meses el plazo. Otra novedad es que el consumidor siempre tendrá que aceptar el precio final antes de que concluya la transacción, lo que evitará las «cargas encubiertas» con comisiones que no se incluían en el precio de la oferta. Cuando se trate de contratos telefónicos, el consumidor y usuario sólo quedará vinculado una vez haya firmado la oferta o enviado su acuerdo por escrito en papel, por fax, correo electrónico o SMS.

El Consejo de Ministros ha recibido un informe de la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad sobre el Anteproyecto de Ley por la que se modifica el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Derechos de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias. Se trata de la Ley con la que se adaptará a la legislación española una Directiva comunitaria sobre los derechos de los consumidores.

Su objetivo principal es reforzar la seguridad jurídica, tanto de los consumidores, como del empresario que formalizan transacciones a distancia. El Anteproyecto introduce medidas encaminadas a reducir la desigualdad de posiciones entre ambas partes, evitando situaciones de desprotección de los consumidores.

Los principales ejes en los que se articulan las novedades de la futura Ley son los siguientes:

  • Información. Se amplía la información precontractual que, por ley, habrá que facilitar a los consumidores y usuarios, en general y, en particular, cuando formalicen contratos a distancia. Tendrá que ser clara y comprensible.
  • Derecho de desistimiento. Se introducen nuevas garantías en cuanto a la posibilidad de renunciar o desistir del contrato. Asimismo, se amplía el plazo en el que se puede ejercer: de los 7 días hábiles actuales a 14 días naturales. En el caso de que no se hubiera informado al consumidor de que puede ejercer este derecho, el plazo queda automáticamente ampliado a 12 meses. La nueva norma, además, incorporará un formulario de desistimiento común en Europa, que facilita el ejercicio de este derecho y que se tendrá que facilitar junto con la información previa al contrato.
  • Nuevos derechos. El Anteproyecto dota a los consumidores de nuevos derechos, referidos a la forma y los plazos de entrega y el riesgo de pérdida o deterioro del bien adquirido, entre otros.

Cargas encubiertas
Entre las novedades del Anteproyecto figuran medidas para evitar las denominadas «cargas encubiertas». Así, el empresario tendrá que velar porque el consumidor, al realizar un pedido a través de Internet, confirme que es consciente de que éste implica una obligación de pago. De este modo, el usuario siempre tendrá que aceptar el precio final antes de que concluya la transacción.

Si el empresario no obtiene el consentimiento expreso del consumidor para un pago adicional al acordado y, en su lugar, lo deduce utilizando opciones por defecto, el usuario tendrá derecho al reembolso del pago.

En cuanto a los cargos adicionales que pueden derivarse de los contratos formalizados a distancia, el Anteproyecto establece nuevas reglas. Por ejemplo, en el caso de que el empresario decida habilitar una línea telefónica para comunicarse con sus clientes en relación con el contrato, el uso de esta línea no podrá suponer un coste superior al de la tarifa básica.

Además, los empresarios no podrán facturar al consumidor cargos por el uso de determinados medios de pago que superen el coste al que tienen que hacer frente ellos por el uso de los mismos.

Contratos telefónicos
Por otra parte, el Anteproyecto aborda la contratación telefónica de bienes y servicios y propone un sistema que proteja a los consumidores y usuarios, y que, al mismo tiempo, no supone cargas excesivas para los empresarios. Se trata de un modelo consensuado entre el Ministerio de Sanidad, a través del Instituto Nacional de Consumo, y el Ministerio de Industria.

En los casos en los que la empresa sea la que se ponga en contacto telefónico con un usuario para formalizar el contrato, deberá confirmar la oferta por escrito o, salvo oposición expresa del consumidor, en un soporte duradero.

La oferta no será vinculante hasta que el consumidor haya firmado la oferta o enviado su acuerdo por escrito ya sea en papel, por fax, correo electrónico o por un mensaje de SMS.

De este modo, se asegura que el consumidor es plenamente consciente de lo que está aceptando al garantizarse adecuadamente que recibe la información precontractual obligatoria, algo que no es posible si el proceso completo se lleva a cabo en una única conversación telefónica.

Con estas novedades se articula la nueva regulación de un sector en auge, regulación que supondrá un avance para salvaguardar los derechos de los consumidores y usuarios y, a la vez, resultará positivo para las empresas, pues les dota de seguridad jurídica y fomentará el consumo de bienes y servicios utilizando las nuevas tecnologías.

Los albaceteños son con 304 euros de media los que más dinero gastan en compras por Internet

Madrileños, catalanes y andaluces aglutinan el 61% de las compras por Internet. Mercado Actual ha analizado geográficamente las más 42.000 productos que vendió durante 2012 por un importe total cercano a los 6.000.000 euros. Según este informe, Madrid, Cataluña y Andalucía encabezan la lista de las comunidades autónomas que más dinero gastaron en la web de comercio electrónico, mientras que Cantabria y La Rioja fueron las que menos. Por provincias, Málaga (3º) y Albacete (4ª) le disputan las primeras posiciones Madrid (1º) y Barcelona (2ª). En cuanto al gasto medio por pedido, la Comunidad Autónoma de Castilla-la Mancha y la provincia de Albacete son los que compraron productos de mayor importe, con una media de 304 euros por compra. Tomando en cuenta la variable población, Cuenca y Albacete se sitúan como las provincias que más dinero por habitante gastan en comercio electrónico.

Mercado Actual, el portal de comercio electrónico especializado en la comercialización de productos y servicios a través de la Red, ha realizado un análisis de sus ventas durante 2012 en función de su distribución geográfica. Para la realización de este estudio se han comparado diversas variables como son el gasto total, el número de pedidos, el importe medio por pedido o número de habitantes por provincia y Comunidad Autónoma. Para la realización de este trabajo se ha analizado la procedencia de los más 42.000 productos vendidos a través de las distintas páginas web del Grupo Mercado Actual durante el año 2012.

Según Rafael Torres, Director General de Mercado Actual, «aunque, por una mera cuestión de demografía, los grandes centros urbanos como Madrid o Barcelona siguen aglutinando la mayoría de las compras por Internet, lo cierto es que, gracias a los avances tanto tecnológicos como logísticos, poco a poco el comercio electrónico se va extendiendo desde las grandes ciudades hacia las poblaciones más pequeñas. Ahí reside el verdadero poder del comercio electrónico, en eliminar barreras geográficas, permitiendo que los consumidores estén en igualdad de condiciones».

Comunidades Autónomas
Según este informe, las Comunidades Autónomas que más han gastado han sido Madrid con 1.510.000 euros (25% del total), Cataluña con 1.114.000 euros (19%), Andalucía con 1.023.000 (17%) y Castilla-la Mancha con 641.000 (14%). En el polo opuesto, las Comunidades que menos compraron fueron Canarias con 14.000 € (0,23%) y La Rioja con 25.000 € (0,42%).

Por número de productos comprados, encabeza la lista Madrid con 12.195 (29% del total), seguido de Cataluña con 7.933 (19%) y Andalucía 5.503 (13%). Cantabria, con 281 pedidos y La Rioja, con 208 son las Comunidades Autónomas que menos compras han tramitado.

En cuanto al gasto medio, los usuarios que compraron productos de mayor importe fueron los castellano-manchegos (214 € / producto), los andaluces (186 € / producto) y los extremeños (177 € / producto). En el otro extremo se sitúan Aragón (103 € / producto) y Baleares (93 € / producto).

Provincias
Si hablamos de ventas por provincia, encabeza la lista Madrid con 12.195 productos comprados, lo que supone un 29% del total. Le siguen Barcelona con 5.911 (14%), Málaga con 2.150 (5%) y Alicante con 1.800 (4,2 %). Las provincias menos «compradoras» han sido Ávila y Zamora, ambas con menos de un 1% del total.

El índice más alto de gasto medio por producto se sitúa en los 304 € de Albacete, seguido de Málaga (298 € / producto) y Salamanca (237 € / producto). Las provincias que compraron productos más baratos fueron Cádiz y Ceuta, ambas con 84 € / producto, y Huesca con 81 € / producto.

Según el número de habitantes
Mercado Actual también ha analizado estos datos en función de la población de cada una de las provincias y Comunidades Autónomas, algo que según los responsables de este informe arroja datos significativos, relacionados con el grado de desarrollo tecnológico/social de cada lugar. «Las compras por Internet son muy ventajosas por su comodidad y el ahorro que generan, pero es necesario poseer una cierta cultura de Internet y un conocimiento mínimo del medio», señala Torres.

Por comunidades autónomas, los españoles que más dinero gastaron el año pasado en compras por Internet en función de su población fueron los de Castilla la Mancha (0,30 € por habitante), Madrid (0,23 €) y Cataluña (0,15 €). Galicia y Murcia, ambas con 0,5 € gastados por habitante, son las menos compradoras.

Aplicando este mismo criterio a las provincias, la provincia que mayores compras por habitante ha generado ha sido Cuenca con 0,64 € por habitante, Albacete (0,61 €) y Málaga (0,39 €), todas ellas muy por encima de la media de España que se sitúa en 0,13 € por habitante. Las menos aficionadas a comprar por Internet han sido Zamora y Ourense, ambas con 0,4 € gastados en comercio electrónico por habitante.

Por Comunidades Autónomas, otro dato extraído del informe es el número de productos comprados por Internet en función de la población. Según este criterio, las Comunidades Autónomas con mayor «cultura de compra online» serían Madrid (1,9 productos comprados por cada 1.000 habitantes) y Castilla-la Mancha (1,4), mientras que las que menos son Murcia (0,43) y Galicia (0,42).

Por lo que respecta a las provincias, encabezan la lista Soria (2,1 productos por cada 1.000 habitantes), Albacete (2) y Ciudad Real (1,9). Lugo (0,28) y Zamora (0,26) cierran este apartado.

Compras inteligentes desde el móvil: SurfPricer, la app para ahorrar un 60%

Surfpricer es un app tanto para smartphones Android como iPhones que permite comparar más de 700.000 precios de diferentes productos, la mayor base de datos en España. Y es que gracias a la tecnología es más fácil comparar precios de productos en la red gracias a apps como SurfPricer que llegan a permitir obtener ahorros de hasta el 60% en la compra final, y entre los que se encuentran los precios de más de 2.000 puntos de venta, como El Corte Inglés, Carrefour, Pixmanía, Redcoon, Nike, Sony, Dell o Fnac.

SurfPricer es una aplicación gratuita disponible para iPhone y Android, cuyo objetivo es facilitar una compra inteligente, al igual que existen otras apps para ahorrar, tal y como explica Daniel Reina, responsable de la iniciativa: «Cada vez, hay más catálogos online de productos, lo que hace más compleja la compra ya que el usuario tiene que entrar en cada página web para comparar el precio. Con SurfPricer el usuario sólo tiene que introducir el nombre del producto o escanear su código de barras y automáticamente sale un listado con los precios, y además, sin salir de la aplicación, deriva a la página web del establecimiento para que se pueda realizar la compra».

Además del precio, SurfPricer da amplia información sobre el producto: características, imágenes, puntos de venta y gastos de envío y cuenta con un sistema de alertas que notifica al usuario si el precio de un producto ha bajado hasta la cifra que le interesa.

Consumo inteligente
En una actualidad marcada por la crisis, la tecnología de los comparadores de precios adaptada a las terminales Smartphone permite a los usuarios realizar un consumo inteligente. Con SurfPricer, se da un paso más allá ya que es el comparador que dispone de más variedad de productos y número de resultados en nuestro país.

Lentillas para seis meses por 3 euros y otros cupones descuento llevan a que Groupalia ‘cuide la vista’ a más de 10.000 personas en apenas 2 meses

Packs de lentillas, gafas de sol de primeras marcas o cirugía ocular son algunos de los productos que la plataforma Groupalia oferta en su web junto a firmas como General Óptica o San Gabino. Así, en los últimos dos meses, Groupalia ha contribuido a ‘cuidar la vista’ de más de 10.000 usuarios de este portal de compra colectiva por Internet a través de 30 ofertas relacionadas con la visión. Por ejemplo, las lentillas son uno de los productos estrella, que con los descuentos de marcas como San Gabino Ópticas y General Ópticas se consiguieron vender más de 8.500 cupones. Pero, el Plan más económico se registró en Alicante, donde la plataforma y Futurópticas ofertaron un pack de seis meses de lentillas blandas por solo 3 euros.

Otro de los planes más innovadores en este campo ha sido la cirugía refractiva ocular con Láser Oftálmico Corachan del Grupo Admira Visión con un descuento del 43% respecto a su precio original. Cerca de 80 personas han decidido operarse de la vista gracias a esta oferta.

Gafas de sol de marca con descuento
Los significativos descuentos en gafas de sol de marcas como Tous y Rayban -58% y 34% respectivamente- también han constituido un éxito entre los clientes de esta compañía, que han comprado cerca de 400 cupones de estos productos.

Estas empresas se han unido a la red de más de 12.500 colaboradores de Groupalia en 130 ciudades diferentes. Con ellos crea, cada día, planes y ofertas de calidad para los usuarios de la plataforma, que pueden encontrar un ahorro medio del 63%. Para la compañía los colaboradores son parte del éxito del portal de compras, que cada mes registra 13 millones de visitas.

Los cupones descuento llegan al spam

Los cupones descuento pueden salir muy caros. Groupon, Ofertix o Descontalia son algunas de las empresas especializadas en ofrecer los cupones descuento en España. En vistas del éxito obtenido, los spammers comienzan a usar la misma estrategia en sus correos. 

Según expertos de Kaspersky Lab, estos servicios se han convertido en una alternativa al marketing al que recurren pequeñas y medianas empresas, pero que diferen del spam en varios factores: primero, estos servicios, a diferencia del spam, son completamente legítimos; segundo, la forma en que se difunden los avisos es casi la misma en ambos casos: los servicios de cupones envían actualizaciones entre sus clientes, pero a diferencia del spam, los filtros antispam no las bloquean.

Además, la probabilidad de atraer clientes a través de los servicios de cupones es notablemente mayor ya que no son tan rechazados como el spam y los mensajes se envían a un determinado público interesado.

Los spammers no han podido ignorar el impacto de los servicios de cupones en el tráfico de correo y en la publicidad por Internet. Así, los distribuidores de mensajes basura se han dado cuenta de que los usuarios encuentran la palabra ‘cupón’ incluso más atractiva que el término ‘descuento’. Después de todo, un cupón es un determinado tipo de descuento para un determinado grupo de usuarios.

Spam donde se utiliza la técnica del 'cupón descuento' para publicitar las pastillas falsas de Viagra.

Los spammers alemanes, que se especializan en spam con publicidad para medicamentos, han llegado a la conclusión de que la oferta de un ‘cupón’ dispara la demanda de los medicamentos que ofrecen y también lo han empezado a utilizar, como en la imagen.

Este no es el único caso en el que a los usuarios se les ofrecen artículos que son ampliamente publicitados mediante correo spam (medicamentos o artículos de lujo falsificados, por ejemplo) con la promesa de un cupón de descuento.

Kaspersky Lab aconseja a los usuarios que sean cautelosos. Todo lo que esté en auge en Internet terminará añadiéndose a los arsenales de los spammers, de una u otra forma. Además, se debe tener en cuenta que los usuarios corren el riesgo de perder el dinero de sus cuentas bancarias si la información de registro en estos servicios de cupones llegara a caer en malas manos.

Los usuarios deben recordar que ningún proveedor reconocido de servicios pedirá a sus usuarios que confirmen su nombre o contraseña a través de un usuarios deben asegurarse de que la dirección de la página web sea correcta.

Si quieres leer más noticias como La compra inteligente online, la de la mujer entre 25 y 35 años en moda, electrónica y viajes, te recomendamos que entres en la categoría de Gratis.


AUTOR
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies