Lo que más robamos en los hoteles


minibar-hotel

¿Qué es lo que más robamos en los hoteles? ¿Que no robas nada? Según un estudio de Jetcost, más de un 81% de los españoles reconoce que alguna vez se han llevado algo de un hotel.

Las 10 cosas que más robamos en los hoteles

Aclarado este punto, estas son las 10 cosas que más robamos los españoles” en los hoteles:

  1. Amenities del cuarto de baño (incluyendo a veces la bandeja o cestito donde se ofrecen).
  2. Toallas, sobre todo las más grandes.
  3. Bombillas, pilas de los manos a distancia…
  4. Objetos de papelería, bolígrafos, cuadernitos, revistas, Biblias…
  5. Flores y frutas, incluyendo los jarrones o cestos.
  6. Botellas de licor del minibar, se beben y no se declaran o se rellenan con agua y otros líquidos.
  7. Piezas de cerámica, cubertería, vasos y copas.
  8. Interiores de almohadas y edredones.
  9. Toalleros, secadores de pelo, espejos…
  10. Aparatos eléctricos: planchas, relojes, apliques, DVDs…

No es nada nuevo que muchos clientes de hotel se lleven “de recuerdo” los pequeños botes de champú, los jaboncillos o hasta los horrorosos gorros de ducha que se ofrecen en casi todos los cuartos de baño. Tampoco sorprende demasiado saber que, además, se añade alguna toalla o un cenicero (cuando había ceniceros en las habitaciones) al lote. Pero otro hurtos tienen menos explicación. Hay clientes, por ejemplo, que se llevan las pilas del mando a distancia, y a veces el propio mando aunque no tiene ninguna utilidad fuera de la habitación, o que desenroscan las bombillas de las lámparas, o se lleven la Biblia en varios idiomas que se encuentra en el cajón de la mesilla (pese a que en alguno de sus capítulos de incluya el séptimo mandamiento).

Dar el cambiazo

Los hay incluso que arramplan con alguna almohada o manta del armario. Y algunos habituales dan el cambiazo y se llevan el interior del edredón o de la almohada, de pluma y dejan otro de menor calidad. Lo chocante es que en muchos casos esos objetos valen apenas unos euros, o incluso unos céntimos, cuando la habitación del hotel ha costado 100 o más euros por noche.

Esconder objetos y reclamarlos como que no están

Pero la audacia de algunos ladrones de hotel aficionados tiene a veces el estilo de auténticos profesionales. Un veterano conserje de uno de los hoteles de lujo más conocidos de Madrid contaba la “hazaña” de un cliente habitual. El hombre se había encaprichado de la percha planchador de pantalones que había en las mejores habitaciones y se propuso llevarse una de ellas a casa. Como si lo hacía sin más se iba a notar su ausencia, apenas llegar a su habitación desmontó la percha y la escondió en un hueco en el falso techo que en visitas anteriores había localizado. De inmediato llamó a recepción y dijo que en su habitación no había ese elemento que él utilizaba con frecuencia, el servicio de habitaciones acudió y comprobó que, en efecto, no estaba allí. Rápidamente le llevaron otra. El cliente el día de su partida sacó del escondite la percha, la metió en la maleta y salió tranquilamente del hotel.

Desmontar y robar

En algunos hoteles han comprobado robos que requieren el uso de destornilladores y otras herramientas para llevarse cuadros, picaportes, secadores de pelo, toalleros, espejos, aparatos electrodomésticos y de música, etc. Un lugar especialmente peligroso es la sala business de los hoteles para ejecutivos, donde han llegado a desaparecer ordenadores e impresoras, además, claro, de paquetes enteros de folios. Lo curioso es que la mayoría de estos cleptómanos no tienen conciencia de haber robado sino de haberse llevado un recuerdo.

Pero, afortunadamente, la mayoría de esos recuerdos son de escasa importancia, aunque poco a poco van sumando una cifra. La cadena Holiday Inn, por ejemplo reconoció en 2008 que habían desaparecido más de medio millón de toallas. Cualquier hotel de tipo medio tiene un gasto anual en amenities que supera los 200.000 euros, claro que, en este caso se considera que entran en el costo de la habitación. Cuanto mejor es el diseño o la marca de los productos, antes desaparecen, a veces todo lo ofrecido cada uno de los días. Algunos hoteles de marca que tienen productos de calidad los tienen a la venta en la boutique del lobby y se puede encontrar de todo con la firma del hotel, desde muebles y vajillas a albornoces y almohadas.

Robos en los carritos por los pasillos

Los expertos en llevarse cosas de los hoteles conocen algunos trucos para no despertar sospechas, como hacer desaparecer en un descuido alguna toalla o albornoz, o pequeñas botellitas de licor del carrito en el pasillo cuando se están limpiando o reponiendo las habitaciones. También llevarse piezas de vajilla o cubertería de las bandejas del room service que dejan en el pasillo otros clientes tras haber sido utilizadas. Los pequeños saleros y los cuencos donde poner un huevo pasado por agua suelen causar furor. Los hurtos también llegan al buffet de desayuno, donde no solo se organizan bocadillos para el mediodía, pese a que la mayoría de los hoteles prohiben sacar comidas, sino que también se llevan tarritos de mermelada, quesitos y estuches con panecillos.

La tentación del minibar

El minibar es también una tentación. No es infrecuente que algún cliente consuma una botellita de ginebra o vodka y la rellene de agua, cuidando de dejar bien disimulado el tapón de rosca que las cerraba. O que haga lo mismo con las de whisky o coñac sustituyendo el alcohol por té o algún otro líquido menos conveniente de color amarillento.

Las medidas contra estos robos que terminan suponiendo una cifra de gastos considerable en muchos hoteles son complicadas. En muchos hoteles es imposible llevarse las perchas ya que constan de dos partes y una de ellas está fija a la barra, la otra no tiene utilidad sin la primera. Otros han optado por instalar pequeños micro chips en toallas y albornoces que “cantan” al salir del hotel. En algunos minibares hay un sistema electrónico que registra automáticamente en la cuenta del cliente el uso de cada botellita al sacarla del estante. En un hotel de Tokio, un cliente audaz comprobó que las botellas se podían sacar de manera complicada por la parte de atrás, sin que el mecanismo registrara la salida. Para su sorpresa al pagar la factura, no tuvo en cuenta que el ultramoderno hotel, seguía teniendo personal que se limitaba a contar las botellas de cada neverita, como se ha hecho toda la vida.

Los españoles, a los que más nos gusta llevarnos cosas de los hoteles

Los españoles, a los que más nos gusta llevarnos cosas de los hoteles

Albornoces, cápsulas de café, sábanas de lujo, bebidas del minibar… Según el último estudio de Hoteles.com, los turistas daneses son los más honestos en cuanto a su comportamiento durante sus vacaciones en hoteles de todo el mundo. Por el contrario, los huéspedes españoles se encuentran entre los que más amenities de hotel sustraen de las habitaciones. El 35% de los usuarios encuestados afirma rotundamente que al abandonar su hotel algunas de estas amenities también forman parte ya de su equipaje.

La encuesta a nivel global relata que el 65% no se ha llevado nunca alguno de estos complementos, exceptuando los elementos de baño. Mientras, en el primer puesto de la clasificación se alzan los huéspedes daneses que superan este porcentaje, ya que un 88% de los viajeros afirma que nunca ha sustraído ningún ítem de su habitación.

Por su parte, los turistas españoles se sitúan en torno a la media mundial con un 64% de huéspedes que afirman no haberse llevado nunca ningún ítem de su habitación. España ocupa el vigesimosexto puesto, tan sólo superado por los viajeros indios, mejicanos y colombianos.

Lo más deseado: revistas

El principal objeto de deseo para los huéspedes con mayor inquietud por lo ajeno son revistas, libros, ropa de cama o las populares toallas de baño que encontramos en la habitación. Pese a ello, algunos usuarios encuestados afirman también haberse embolsado otros elementos como la bata de baño, las almohadas, equipos electrónicos, planchas o incluso mobiliario como lámparas o alarmas de mesa.

Alison Couper, de Hoteles.com, afirma: «Todos amamos esa sensación de estar de vacaciones, aunque parece que algunos viajeros están yendo demasiado lejos al llevarse algunos elementos de su habitación como recuerdo de su estancia. Deberíamos aplaudir a los daneses ya que son la nación más honesta a la hora de resistirse a la tentación, seguidos de cerca por los alemanes y los noruegos… ¡Si asumimos que todos los encuestados fueron sinceros cuando completaron el estudio!»

Mientras que una tercera parte de los viajeros globales admiten llevarse amenities de hotel, algunos huéspedes prefieren pagar por otras comodidades. El 29% abonaría un extra por una habitación con vistas mientras que el 17% lo haría por disponer de una terraza o balcón anexo.

Lista completa de todos los países encuestados:

Los hábitos de los viajeros amantes de lo ajeno

Posición (por honestidad)PaísPorcentaje que nunca se ha llevado ningún elemento del hotelÍtem robado más común
1Dinamarca

88

Revistas/libros
2Países Bajos

85

Revistas/libros
3

Noruega

84

Ropa de cama/toallas
4Brazil

81

Revistas/libros
Canadá (Quebec)

81

Ropa de cama/toallas
Hong Kong

81

Ropa de cama/toallas
7Italia

80

Ropa de cama/toallas
8Rusia

79

Revistas/libros
9Taiwán

78

Revistas/libros
Corea de Sur

78

Revistas/libros
11Argentina

77

Revistas/libros
Singapur

77

Revistas/libros
13

Irlanda

75

Ropa de cama/toallas
14Reino Unido

74

Revistas/libros
15Suiza

73

Revistas/libros
Nueva Zelanda

73

Revistas/libros
Japón

73

Revistas/libros
Finlandia

73

Revistas/libros
19Alemania

72

Revistas/libros
Australia

72

Revistas/libros
21Francia

71

Revistas/libros
22Canadá (sin Quebec)

70

Revistas/libros
23

EE.

UU.

66

Ropa de cama/toallas
China

66

Mobiliario (lámparas, relojes, cuadros)
25Suecia

65

Ropa de cama/toallas
26España

64

Revistas/libros
27India

62

Revistas/libros
28México

60

Revistas/libros
29Colombia

43

Revistas/libros

El estudio ha sido realizado en enero de 2013, empleando una media ponderada de más de 8.600 encuestados de 28 países/ciudades: Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Colombia, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Hong Kong, India, Irlanda, Italia, Japón, Corea, México, Holanda, Nueva Zelanda, Noruega, Rusia, Singapur, España, Suecia, Suiza, Taiwán, Reino Unido y EE.

UU.

Si quieres leer más noticias como Lo que más robamos en los hoteles, te recomendamos que entres en la categoría de Sabías Que....


AUTOR
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies