>
Compartir
WhatsApp

Cómo purgar los radiadores antes de encender la calefacción

Cómo purgar los radiadores antes de encender la calefacción
NOTICIA de Jessica Pascual
24.10.2023 - 13:02h    Actualizado 19.11.2023 - 08:43h


Purgar los radiadores es un paso previo que es recomendable hacer cada año antes de poner la calefacción por primera vez tras el verano. Consiste en expulsar el aire acumulado en el circuito interno del radiador para garantizar su rendimiento y eficiencia. Es una gestión que puede hacerse en cuestión de minutos, sin necesidad de contratar ningún servicio y sin usar herramientas.

Este mantenimiento previo es también fundamental para detectar posibles averías en el sistema o los elementos emisores de calor, como por ejemplo fugas de agua. En este caso, puedes consultar todos los detalles acerca de cómo arreglar un radiador que gotea, así como los motivos por los que podría perder agua.

Por qué hay que purgar los radiadores

La purga de los radiadores debe hacerse de forma anual para liberar el aire acumulado en el interior del circuito de la calefacción. Porque cuando se acumula este aire, este actúa de barrera que impide que el calor se distribuya de manera uniforme y, como consecuencia, se produce un desperdicio de la energía y un aumento del gasto en la factura de la luz.

De manera general, los radiadores que tienen aire acumulado en el interior pierden eficiencia y necesitan consumir más para calentar la misma cantidad de espacio. De manera adicional, determinadas zonas del radiador, como la parte inferior y la superior, no se calientan y se quedan frías.

Cuándo purgar los radiadores

Purgar los radiadores es una práctica que es recomendable hacer antes de iniciar la temporada de encender la calefacción. Tras cada verano y con la llegada del frío, es fundamental hacer esta revisión y mantenimiento previo de cada uno de los radiadores de casa para comprobar que se encuentran en buen estado.

Consecuencias de no purgar los radiadores

De no hacerlo, puede que quede aire acumulado en el interior y provoquen un mayor consumo. O puede que pierdan agua por una pequeña fuga y, sin darte cuenta, acaben encharcándote el suelo de algunas habitaciones. Además, al perder el agua caliente, el radiador no distribuye bien el calor y tiene que emplear más energía para lo mismo. Es decir, que supone un derroche de energía y un aumento en la factura del próximo mes. No hacer este mantenimiento previo es, precisamente, uno de los errores que aumentan el gasto en calefacción y que pueden evitarse.

Cómo purgar los radiadores de forma fácil

El proceso sencillo y no necesita herramientas:

  • Lo primero que hay que hacer es asegurarse que el sistema de calefacción está apagado y frío. Por ello se recomienda hacer esta revisión antes de poner en marcha la calefacción.
  • A continuación, localizar la válvula de la llave de paso del radiador, que es la cabeza que tiene el radiador en la parte superior lateral. Gírala para abrirla.
  • Hecho esto, hay que localizar la válvula de la purga, que está en el otro extremo del radiador. Coge un destornillador y gírala en el sentido de las agujas del reloj. Coloca un vaso o recipiente justo debajo de la válvula, como en la siguiente imagen, para evitar que el agua caiga directamente al suelo.

Proceso para purgar radiadores

  • A partir de este momento empieza a sonar una especie de silbido que es el aire saliendo.
  • Una vez empiece a salir agua en lugar de aire, hay que cerrar la válvula girándola en sentido de las agujas del reloj.

Puedes consultar el proceso sobre cómo purgar un radiador con el siguiente vídeo de una forma rápida y sencilla por uno de los expertos del Leroy Merlín:

Todo este proceso es algo parecido a si tuvieras que deshollinar una chimenea para limpiarla en profundidad.

Si quieres leer más noticias como Cómo purgar los radiadores antes de encender la calefacción, te recomendamos que entres en la categoría de Hogar y Consumidores.



WhatsApp Casacochecurro