Diez consejos para visitar Roma


Levantarse temprano, llevar ropa cómoda —y apropiada para visitar ciertos monumentos religiosos— o no planificar visitas turísticas los domingos o lunes son algunos de los diez mandamientos que todo turista deber tener en cuenta a la hora de visitar la ciudad eterna. Además, un consejo que se podría dar al oído antes de planificar un viaje a Roma es que existen audioguías en formato mp3, como la Audioguía Tutta Roma, que permiten actuar con total libertad de movimientos, pero siempre como si el turista fuese acompañado por un guía personal.

 
25 junio / Casacochecurro.com El ejemplo de la Audioguía Tutta Roma sobre la capital italiana tiene 22 horas de audio e información de más de 60 monumentos de Roma, desde donde recomiendan los siguientes consejos:

1. Planifica bien el viaje

Una vez en Roma, el tiempo es oro. Diseña un plan general, por adelantado, de lo que vas a hacer cada uno de tus días de estancia. Prevé con un mapa los principales monumentos, que te servirá para dibujar tu itinerario previsto día a día.

2. Prepáralo con antelación: repasa la Historia de Roma

La capital del antiguo Imperio Romano conserva buena parte de nuestras raíces culturales. No estaría de más, por tanto, repasar algo de historia de Roma antes del viaje. Saber quiénes fueron Pompeyo, Julio César, Augusto o Vespasiano dará una profundidad insospechada a tu viaje a Roma.

3. Una vez en Roma, desplázate a pie, siempre que puedas

Es el mejor modo de llegar a conocer esta ciudad, donde detrás de cualquier rincón puede surgir la sorpresa. Especialmente agradables para pasear son las zonas que mantienen el trazado medieval y renacentista: en torno a la Piazza Navona, Panteón, Campo de’ Fiori, el barrio judío, Trastevere… Lleva calzado cómodo.

4. Levántate temprano

En Roma todo comienza a funcionar una media hora antes que en cualquier ciudad española, y el horario de comida también es más temprano. A media tarde, muchos monumentos están ya cerrados, y anochece una hora antes que en España. De modo que es bueno madrugar (salir del hotel sobre las 8.30).

5. Haz una comida rápida al mediodía

Si te gusta aprovechar el tiempo al máximo, no lo pierdas a mediodía con una comida formal en un restaurante. Busca cualquier local donde se sirva pizza al taglio (pizza al corte, se cobra por peso), y en 15 minutos estás listo para seguir. Por la noche, en cambio, puedes escoger un buen restaurante en el Trastevere, junto a Campo de’ Fiori o Piazza Navona, donde descansar después de la larga jornada.

6. Alterna la visita a iglesias, ruinas y plazas

Roma alberga un rico patrimonio procedente de distintas épocas históricas. Para evitar la monotonía y la sensación de reiteración, alterna monumentos de un tipo y de otro: ruinas antiguas, iglesias, museos y las animadas plazas de la ciudad.

7. Ten cuidado al planificar las visitas los domingos y lunes

Casi todas las iglesias de Roma tienen culto. Entre semana, las iglesias pequeñas suelen tener una misa a primera hora del día y otra a última, de modo que apenas interfieren con el turismo, pero los domingos son más frecuentes. Tenlo en cuenta al planificar tus visitas. Por otro lado, el lunes es el día de cierre de los Museos públicos de la ciudad.

8. Ojo con la vestimenta en los lugares sagrados

En muchos lugares sagrados no dejan entrar con pantalón corto, hombros descubiertos y falda por encima de la rodilla. Son especialmente estrictos en San Pedro del Vaticano y Santa María Mayor.

9. Ten cuidado con los timos y carteristas

Roma no es una ciudad peligrosa, pero es bueno ir prevenido: siempre hay gente esperando aprovecharse de la gran masa de turistas. Dos de los puntos negros son:

– El metro, sobre todo en horas punta: lleva siempre la cartera a buen recaudo.

– Los taxis, especialmente en los aeropuertos y en Termini.

Timos de taxistas

La mayoría de los taxistas de Roma son honrados trabajadores que se ajustan a las tarifas municipales, pero existen por desgracia muchas historias que demuestran que los timos no son infrecuentes en los taxis romanos. Conviene estar prevenido.

El mayor riesgo se corre en los aeropuertos y en la Estación Termini. El abuso en estos puntos llegó a ser tan generalizado que en octubre de 2006 el ayuntamiento emitió una orden municipal estableciendo tarifas fijas desde los dos aeropuertos a la ciudad. Con ello se ha reducido sensiblemente el problema, pero sigue habiendo taxistas que intentan cobrar precios más altos, aduciendo suplementos de equipaje, etc. (debes saber que el equipaje normal está incluido dentro de esta tarifa fija, y el extraordinario se ajusta a la tarifa arriba indicada: 1 euro por maleta de más).

Solucionado en buena parte el problema de los aeropuertos, Termini es hoy en día el punto de timos más frecuente en Roma. El precio medio de una carrera desde Termini hasta cualquier punto de la ciudad, dentro de G.

R.

A., es de 8-15 euros. Si pretenden cobrarte 30-40 euros, debes reaccionar.

Algunas formas de timos de taxistas:

* El timo más frecuente es activar «por error» la tarifa 2 (extraurbana) en lugar de la 1 (urbana). Esto se va a terminar en breve, pues está previsto unificar ambas tarifas. Una de las razones para ello es evitar los timos, señal que indica de suyo lo extendida que está esta práctica.

* Otra de las formas es llevar al destino dando un rodeo innecesario. Ya se sabe que Roma es una ciudad complicada para conducir, y muchas veces lo que parece un rodeo es el camino más corto. El turista que no conoce la ciudad no suele tener modo de distinguirlos.

* Un poco más rocambolesco, pero también utilizado, es el método de «confundir» el billete del cliente, y comenzar a discutir en voz alta diciendo que ha recibido un billete de 20 en lugar de uno de 50.

Cuando un taxista (legal o ilegal) tiene en mente engañar a un cliente, no le lleva hasta el destino exacto, sino que le deja en una calle cercana, a escasos metros de donde le ha pedido. Esto lo hacen para evitar encuentros embarazosos con alguien que pueda discutir con ellos en italiano. Cuando te digan que no pueden entrar en tu calle porque es dirección prohibida o porque está cerrada al tráfico, debes ponerte en guardia.

10. No agotes la ciudad: deja cosas para volver

Roma es inabarcable en una semana. Los romanos suelen decir que para conocerla non basta una vita. Si es tu primera visita, aprovecha para hacerte una idea general de la ciudad, y visita los monumentos con calma, aprendiendo su historia y significado. No cometas el error de querer marcharte de los sitios nada más llegar, para poder ir al siguiente. Deja cosas en el tintero para poder volver a esta ciudad maravillosa.

Si quieres leer más noticias como Diez consejos para visitar Roma, te recomendamos que entres en la categoría de Viaje.


AUTOR
gravatar
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies
Compartir
WhatsApp