El Mazda CX-60 ajusta por reconocimiento facial la mejor posición del asiento y el volante de cada conductor

El Mazda CX-60 ajusta por reconocimiento facial la mejor posición del asiento y el volante de cada conductor.
NOTICIA de Javi Navarro
12.09.2022 - 10:36h    Actualizado 12.09.2022 - 10:45h

¿Llevas el volante en la mejor posición según tu altura? Estudios de la marca nipona Mazda han descubierto que menos de la mitad de los conductores adopta una posición correcta en términos de comodidad, como de seguridad y de control del vehículo. ¿Y cómo solucionar este problema a la hora de sentarse correctamente al volante? El nuevo Mazda CX-60 cuenta con un sistema que se ajusta a cada conductor gracias al reconocimiento facial de la cámara que escanea a cada conductor y configura automáticamente la posición del asiento, el volante, los retrovisores y la pantalla Head Up Display para maximizar el confort y la seguridad.

Posición incorrecta del volante al conducir

El equipo de Nobuaki Tabata, el director del programa de Arquitectura eléctrica y electrónica de la División de Desarrollo de sistemas de control integrados, se dio cuenta de que la mayoría de los conductores no saben hacer los ajustes necesarios para conseguir una posición de conducción óptima. “Durante el desarrollo del Mazda CX-60 vimos que muchos conductores no saben ajustar la posición del asiento para conseguir un nivel óptimo de confort. Es más, tenemos datos de estudios que apuntan a que solamente el 40 % de los conductores se sientan correctamente”, afirma.

El sistema utiliza una cámara orientada hacia el conductor y tecnología de estimación de la complexión física. En cuanto el conductor introduce su altura manualmente con el mando HMI (esta operación solo se hace una vez, en la primera configuración), el sistema calcula la mejor postura para esa persona basándose en la posición de los ojos, y aplica los ajustes necesarios. Por supuesto, el conductor puede modificar más de 100 parámetros de los ajustes si lo desea.

Tabata explica su funcionamiento: “El reconocimiento facial identifica al conductor; a continuación, un sistema de estimación de su complexión física sugiere cuáles son los ajustes óptimos del asiento. Es algo así como orientar al conductor basándose en la experiencia del fabricante”. Pero definir la posición de conducción perfecta es solo el principio, puesto que además pueden ajustarse desde el sonido de la música de forma personalizada, al volumen de las alertas de seguridad o la iluminación ambiental.

Facilita bajarse del coche

El objetivo que persigue Mazda con esta potente tecnología de reconocimiento facial no es otro que reducir el estrés del conductor antes de que el coche se ponga en movimiento. De este modo, la conducción del Mazda CX-60 no solo resulta más segura, sino también más relajada, tranquila y entretenida para el propio conductor y para los pasajeros.

Cuando el conductor apaga el motor y se desabrocha el cinturón de seguridad para salir del coche, tanto el asiento como el volante se reajustan automáticamente para facilitarle la salida del coche. Hasta la siguiente vez que se conduzca, que volverá a ajustar la posición del asiento y el volante para conducir siempre de la mejor forma posible.

Si quieres leer más noticias como El Mazda CX-60 ajusta por reconocimiento facial la mejor posición del asiento y el volante de cada conductor, te recomendamos que entres en la categoría de Motor.


WhatsApp Casacochecurro



Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >