El número de familias que se declaran en suspensión de pagos se triplica


El número total de deudores concursados durante el primer trimestre de 2009 según la estadística del INE ascendió a 1.558 un 266,6% más que en el mismo periodo del año anterior. De estas, las persona físicas que se acogieron a esta situación ascendió a 200, triplicando (203%) la cifra interanual, y las empresas concursadas ascendieron a 1.358, un 278,3% más que el año anterior. Entre las empresas, las del sector de la construcción (76,7%) fueron las  más numerosas. La Unión de Consumidores-uCE considera urgente la aprobación de una Ley de sobreendeudamiento para las familias, debido a que este procedimiento está pensado para las empresas y para una familia resulta caro y complejo.

 
6 mayo / Casacochecurro.com Por tipo de concurso, 1.470 son voluntarios y 88 necesarios, con unos aumentos interanuales del 280,8% y 125,6%, respectivamente. Atendiendo a la clase de procedimiento, los ordinarios aumentan un 329,9% y los abreviados un 218,3%.

Empresas concursadas por naturaleza jurídica y tramo de volumen de negocio
De los 1.558 deudores concursados en el primer trimestre, 1.358 son empresas (personas físicas con actividad empresarial y personas jurídicas). El 72,2% de las empresas concursadas son Sociedades de Responsabilidad Limitada.

El 62,2% de las empresas concursadas se encuentra en el tramo más bajo de volumen de negocio, menos de dos millones de euros, y son, principalmente, Sociedades de Responsabilidad Limitada.

El 86,3% de las empresas concursadas en el primer trimestre de 2009 no pertenece a un grupo empresarial. De las restantes empresas concursadas, un 13,3% pertenece a un grupo español y un 0,4% a un grupo bajo control extranjero.

Empresas concursadas por actividad económica y tramo de asalariados

El 35,0% de las empresas concursadas tiene como actividad principal la Construcción y promoción inmobiliaria, el 23,9% la Industria y energía y el 17,8% el Comercio. En cuanto al número de asalariados, el 39,1% del total de empresas concursadas se concentra en el tramo de 10 a 49 asalariados.

Ley de sobreendeudamiento para las familias

La Unión de Consumidores de España considera que urgente la aprobación de una ley de sobreendeudamiento destinada a las familias que delimite los derechos y garantías de los ciudadanos que atraviesan por esta situación y que sufren las presiones de las entidades bancarias y de préstamo. La actual normativa (Ley Concursal) está pensada fundamentalmente para las empresas, tiene un elevado coste (requiere de abogado y procurador) y establece un procedimiento demasiado complejo, por lo que no es capaz de dar una respuesta adecuada a la situación de endeudamiento que atraviesan muchas familias que quedan en una situación clara de indefensión ante las entidades financieras. Esta indefensión se manifiesta, de forma clara, ante la ejecución de embargos que están poniendo a muchas familias en situaciones límite. Frente a este panorama, en el marco europeo (Francia o Alemania) nos encontramos con normas creadas específicamente para las familias, que establecen un procedimiento gratuito y sencillo (próximo a un arbitraje).

A esta situación se suma que Bancos y Cajas han limitado el crédito, y endurecido sus condiciones, por lo que conseguir una hipoteca o una financiación resulta una tarea casi imposible y, en el mejor de los casos, pasa por tener que aceptar unas pésimas condiciones.

Cada vez son más frecuentes quejas como:

– Modificación de los límites de crédito en las tarjetas. Cuando la entidad considera que el cliente puede tener mayor dificultad para asumir los pagos mensuales, modifica el límite de crédito sin comunicación previa.

– Retrasos en la concesión de créditos o hipotecas. Se dilata la respuesta al cliente, se le mantiene a la espera, y se modifican los criterios para la concesión por parte de las centrales de riesgo de las entidades, imponiendo condiciones más restrictivas.

– Al conceder un crédito se imponen otros productos de la entidad: seguros, banca electrónica, tarjetas de crédito, obligando incluso en el caso de las tarjetas a un consumo mínimo mensual para mantener las condiciones del crédito o préstamo.

En caso contrario se imponen penalizaciones o comisiones, totalmente injustificadas como, por ejemplo, comisión de hasta 150 euros por «verificación de la adecuación del seguro de daños de la finca hipotecada». Al no tener el seguro con el propio banco, si por cualquier circunstancia se cambian las condiciones del seguro, se cobra una comisión por verificar que el seguro se ajuste a las condiciones de la hipoteca. El cliente ya está obligado legalmente a comunicar los cambios del seguro, por lo que cobrar una comisión por una simple comprobación resulta desproporcionado.

REUNIFICACIÓN DE DEUDAS

La crisis económica y la restricción del crédito favorecen que las familias con más dificultades vean en la reunificación de deudas una alternativa. Actualmente, la reunificación de deudas se está ofertando básicamente por las llamadas entidades no financieras, que vienen operando ya desde hace unos años en nuestro país. La actividad de estas entidades ha quedado regulada tras entrada en vigor el pasado 2 de abril de la Ley 2/2009 de 31 de marzo que sobre la contratación con los consumidores de préstamos o créditos hipotecarios, y de servicios de intermediación para la celebración de contratos de préstamo o crédito. A pesar de que esta norma supone cierta regulación para estas empresas, que quedan sometidas a un registro público u obligadas a suscribir un seguro de responsabilidad civil por su actividad, quedan fuera del control de la máxima entidad financiera, el Banco de España. Antes de acudir a estas entidades, UCE recuerda a los usuarios que:

1. Tengan cuidado con la publicidad agresiva. La rebaja de las cuotas mensuales que se paga por los distintos créditos (hipoteca, préstamos al consumo, tarjetas etc) esconde una nueva hipoteca.

2. El pago de una sola cuota que agrupe todas las deudas, se realiza a costa de aumentar el plazo de la hipoteca, lo que supone más intereses, pagamos menos pero por más tiempo.

3. Las empresas de intermediación que se encargan de mediar para conseguir una nueva hipoteca, cobran altas comisiones de incluso 12.000 euros, que «camuflan» en la nueva hipoteca, por lo que al final el endeudamiento es mayor. Estas comisiones se cobran por la mera mediación, y son independientes de las propias comisiones y gastos de la operación hipotecaria. El usuario debe exigir que se desglosen los gastos y comisiones que cobrará la empresa de reunificación.

4. UCE desaconseja recurrir a este tipo de empresas y recomienda en todo caso dirigirse primero a la entidad financiera del usuario o incluso a otros bancos e informarse de las ayudas a las que puedan acogerse.

Si quieres leer más noticias como El número de familias que se declaran en suspensión de pagos se triplica, te recomendamos que entres en la categoría de Vivienda.


AUTOR
gravatar
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies