>
Compartir
WhatsApp

La AEPD multa a Digi con 200.000 euros por emitir un duplicado de una tarjeta SIM sin consentimiento

Duplicado SIM
NOTICIA de Jessica Pascual
02.04.2024 - 10:41h    Actualizado 02.04.2024 - 10:41h

La Agencia Española de Protección de Datos AEPD multa a Digi con 200.000 euros por permitir el duplicado fraudulento de la tarjeta SIM de una clienta a la que suplantaron su identidad. Una gestión que la operadora realizó, según explican desde FACUA, sin consentimiento y sin comprobar la identidad del solicitante. Como consecuencia, el estafador sustrajo un total de 800 euros de la cuenta a través de operaciones vía Bizum.

La víctima acudió a la entidad bancaria y a su compañía telefónica para comunicar los hechos y ver lo ocurrido. Al descubrir que se había suplantado su identidad porque Digi entregó una copia de su tarjeta SIM a otra persona sin su consentimiento, acudió a las autoridades. De forma paralela, se puso en contacto con la asociación de consumidores FACUA para proceder con la reclamación del dinero, quien, de manera adicional, presentó una denuncia ante la AEPD.

Al final de este suceso, Digi ha sido multada con una cantidad 3 veces superior al importe que suele imponerse por infracciones de este tipo, según la AEPD, por reincidencia en este tipo de infracciones. Por su parte, la víctima ha recuperado el dinero estafado.

Gestiones fraudulentas y suplantación de identidad en Digi

La socia y víctima, Iratxe Uria, una vecina de Barakaldo, sospechó lo que estaba ocurriendo cuando descubrió que se habían realizado dos operaciones por Bizum desde su cuenta por un valor de 800 euros, cargos que ella desconocía y que en ningún caso había aceptado ni solicitado, explican desde FACUA. Además de este importe, la afectada sufrió otros tres intentos fallidos de estafa de cerca de 500 euros cada uno.

“Lo primero que sentí fue enfado e incredulidad, ya que no era capaz de comprender cómo habían podido entrar en mi intimidad”, apunta Iratxe. Ante esta situación, la vecina de Barakaldo se puso en contacto con su entidad bancaria y su compañía de telecomunicaciones, en este caso, Digi, para comunicarles lo ocurrido. Y porque, según explica la asociación de consumidores, “la autorización fraudulenta de los cargos había tenido que ser realizada por su línea de teléfono móvil“.

La respuesta de la operadora solo empeoró la situación, explican, puesto que comunicaron a la víctima ese mismo día que el mismo día que se habían efectuado los cargos fraudulentos se había emitido una copia de su tarjeta SIM a una persona que lo solicitó en un punto de atención al cliente de la empresa. La gravedad de los hechos, denuncian desde FACUA, es que en ningún caso se comprobó la identidad de esta tercera persona y si estaba autorizada para pedir el duplicado.

Ante esta situación, la afectada acudió a las autoridades policiales para denunciar un delito de suplantación de identidad. Al mismo tiempo, acudió a FACUA para solicitar ayuda en el proceso de reclamación del dinero.

La víctima ha recuperado el dinero

FACUA se puso en contacto con la entidad bancaria, que admitió que el dinero se había sustraído de manera fraudulenta y procedió a devolverle la cantidad a la víctima. La reclamación también se elevó a la operadora que, según explican, “se eximió de toda responsabilidad por lo sucedido, pese a haber facilitado la copia de la tarjeta sin ningún tipo de comprobación por su parte“.

La asociación también se puso en contacto con la AEPD para presentar una denuncia contra Digi por la falta de diligencia por su parte al haber entregado una tarjeta SIM sin autorización y sin haber comprobado la identidad de la persona que la solicitó. En su denuncia, FACUA insiste en el incumplimiento cometido de varios preceptos de la normativa de protección de datos personales relativos a la licitud del tratamiento de datos.

La AEPD triplica la multa a Digi por reincidente

Desde FACUA explican que el importe de la sanción casi triplica las que habitualmente se imponen por estas irregularidades ante el hecho de que la compañía ya había sido objeto de varias sanciones por reincidencia en este tipo de hechos.

En concreto, ante la denuncia de esta asociación, la AEPD ha valorado la existencia de una infracción del artículo 6 del Reglamento General de Protección de Datos por considerar probado que Digi no pudo acreditar que se cumpliera con las diligencias adecuadas para evitar el duplicado fraudulento de la SIM de la víctima.

“En el establecimiento en que se expidió el duplicado de la tarjeta SIM debió haberse comprobado el original del documento identificativo, siendo así que, de haberse efectuado correctamente esta operación, el duplicado debió haber sido denegado […] En la explicación aportada por la parte reclamada, no se apunta a cuál pudo haber sido la causa concreta que desembocó en la emisión del duplicado”, señala la resolución.

Por esta infracción, la AEPD ha impuesto una multa de 200.000 euros a Digi. En concreto, esta entidad ha decidido interponer una multa superior por esta irregularidad, puesto que ya había multado a la empresa en reiteradas infracciones anteriormente por esta misma infracción.

En lugar de los 70.000 con los que sancionó a Digi en otras tres ocasiones por este motivo, ha fijado ahora la multa en los 200.000 euros, al considerar como agravante “toda infracción anterior cometida por el responsable”.



WhatsApp Casacochecurro