Las relaciones por Internet no se aclaran: ellos buscan aventuras y ellas amistad


Las relaciones por Internet no se aclaran: ellos buscan aventuras y ellas amistad

Aunque los hábitos de encontrar pareja en la Red están cambiando, todavía son muchos los hombres que utilizan Internet para tener una aventura mientras que las mujeres desean encontrar a «la persona adecuada» y jurarse «amor eterno». Cuatro de cada diez hombres busca «aventuras rápidas», mientras que las mujeres se contentan con hacer amistad. Sólo tres de cada diez féminas busca al amor de su vida por Internet.


Las relaciones personales están cambiando e Internet ha dejado de ser un estigma y tabú para convertirse en uno de los canales más utilizados a la hora de conocer gente nueva o bien buscar pareja. En estos momentos la Red juega el papel de Celestina entre aquellos usuarios que buscan una relación estable de pareja y aquellos que solo buscan una aventura.

A diferencia de otras plataformas o páginas de contacto que están orientadas exclusivamente a las relaciones sexuales, en la plataforma de mobifriends los usuarios pueden acceder a diferentes servicios gratuitos que abarcan desde encontrar el amor, encontrar personas con quien compartir aficiones, buscar amistad e incluso ligar.

La experiencia de mobifriends.com, gran testigo de estos «encuentros virtuales», constata que el uso que hombres y mujeres hacen de la Red continúa siendo distinto. Mientras un 39% de hombres busca una relación estable, un 39,61% prefiere encuentros rápidos ya que no les importa comenzar una comunicación directa o poco seria con muchas mujeres a la vez. De esta manera consiguen relaciones esporádicas o sin compromiso. En el caso de las mujeres, un 65,92% opta por establecer una relación de amistad y un 26,70% desea encontrar una pareja estable que se convierta en la pareja ideal y el amor de su vida, dando así un mayor protagonismo al romanticismo.

En palabras de Lluís Carreras, CEO y Socio Fundador de mobifriends.com, «cada vez existen más páginas de contacto en Internet que ofrecen la posibilidad de ligar y encontrar pareja en Internet. Nuestra experiencia nos ha llevado a ir más allá y ofrecer a nuestros clientes un amplio abanico de servicios, gratuitos, donde pueden realizar diferentes búsquedas en función de sus necesidades. Gracias a esto, podemos observar y valorar cuales son los gustos y preferencias de nuestros usuarios. A partir de aquí hemos podido constatar que la gran mayoría de hombres busca encontrar una pareja en la Red, pero existe un 39% de ellos que busca una aventura, mientras que las mujeres prefieren buscar una amistad o encontrar una pareja que se convierta en el amor de su vida».

Compartir afición

Total

27,52%

Hombres

28,95%

Mujeres

24,28%

Amistad

58,70%

55,50%

65,92%

Aventura

32,09%

39,61%

15,09%

Relación estable

39,03%

26,70%

35,25%

Ya veremos

60,10%

64,01%

51,25%

 
Cada vez más hombres y mujeres comparten este tipo de servicios. El papel que desempeñan este tipo de páginas de contacto en la sociedad es tal que ahora la gran mayoría de usuarios no son hombres, si no que, cada día más, las mujeres utilizan este tipo de servicios para conocer nuevos amigos o encontrar pareja. De hecho, según datos de mobifriends el 40% de los usuarios son mujeres y el 60% son hombres.

Los chicos buscan relaciones y las chicas cariño

El 35% de las chicas adolescentes busca sobre todo afecto en sus relaciones sexuales. Un trabajo conjunto de la Universidad de Salamanca (USAL) y la Universidad de Cantabria (UNICAN) ha analizado el patrón de los adolescentes respecto a sus afectos y conductas sexuales. En general, las actitudes de chicas y chicos se acercan a medida que van cumpliendo años, aunque la distancia sigue siendo visible en conductas como la masturbación y en la búsqueda de cariño. Los chicos buscan, en este orden, sexo y afecto, al contrario que ellas: el 58,7% de las chicas de hasta 15 años declara que en sus encuentros eróticos busca, sobre todo, afecto. Este estudio acaba de publicarse en la revista Anales de psicología.

«Los chicos tienen motivaciones sexuales más explícitas y más abiertas a diferentes personas, a la vez que la sexualidad ocupa más su mente y sus afectos. Las chicas piensan menos explícitamente en la sexualidad, que vinculan más a los afectos y a una pareja o un número más reducido de personas», declara Félix López, coautor del estudio que publica la revista Anales de psicología e investigador de la USAL.

La investigación se hizo a partir de una encuesta anónima y aleatoria en centros escolares de secundaria y formación profesional de las provincias de Zamora, Ávila y Badajoz, tanto en capitales de provincia, como en zonas rurales.

Participaron 380 chicos (49,7%) y 384 chicas (50,3%) de entre 13 y 20 años. El 23,5% se denominaron creyentes practicantes, el 52,9% creyentes no practicantes y 23,6% no creyentes. El 81% de los chicos y el 64% de las chicas encuestadas afirmaron haber tenido contactos sexuales en el último año.

«Los chicos tienen conductas sexuales con más personas que las chicas, con diferencias significativas, lo que parece demostrar su mayor disponibilidad para el sexo ocasional, el cambio de pareja y el hecho de tener relaciones sexuales con varias chicas. Es decir, viven o respetan menos el valor social más generalizado hoy día: la fidelidad en un sistema de monogamias sucesivas», apunta el estudio.

No obstante, cuando se les pregunta por prácticas sexuales concretas y explícitas (sexo oral, vaginal y anal) solo hay diferencias significativas en el caso del sexo anal, infrecuente en ambos casos, pero más frecuente en chicos (8%) que en chicas (4,2%).

El 83% de las jóvenes dice no haberse masturbado en el último año
Por otro lado, tan solo el 7% de los varones manifiesta no haberse masturbado nunca durante el último año, frente al 83% de las jóvenes. «Esto puede deberse a que es una conducta mejor aceptada socialmente en los niños. Además, la anatomía de los varones favorece descubrir la masturbación más fácil que en el caso de las chicas», señala el investigador.

Las conductas más convencionales -caricias no genitales, caricias en genitales por encima de la ropa, caricias genitales directas y coito vaginal-, se hacen más frecuentes con la edad. Sin embargo, la práctica del sexo oral y del anal no sigue una clara secuencia en función de la edad.

«El cambio más significativo que hemos observado respecto a estudios previos es que las chicas han dejado de ser el ‘control sexual de los chicos’, pasando de decir casi siempre ‘no’, para pasar a decir ‘sí o no’ o tomar la iniciativa cada vez con más libertad», explica López. A la hora de ligar, el 43% de los chicos y el 58% de las chicas manifiestan que los dos tomaron la iniciativa.

Comportamientos similares, motivos diferentes
Bajo una aparente uniformidad entre sexos, los investigadores se han encontrado diferencias significativas, de forma que, aunque tengan comportamientos similares, estos no tienen los mismos motivos ni el mismo significado en ambos sexos.

«Las diferencias más espectaculares son las referidas a las motivaciones por las que se tienen relaciones sexuales y de pareja. Son más las mujeres que buscan preferentemente afecto y más los varones los que buscan preferentemente sexo en todas las edades», asegura el trabajo.

Por debajo de los 15 años, las diferencias en la motivación para mantener relaciones sexuales son más marcadas. Los chicos buscan, en este orden, sexo y afecto, al contrario que ellas: el 58,7% de las chicas de hasta 15 años declara que en sus encuentros eróticos busca, sobre todo, afecto. Con la edad son más las chicas que reconocen la motivación sexual de sus relaciones. A pesar de ello, el 35,7% de las encuestadas de todas las edades declara que sobre todo, lo practican para conseguir satisfacción emocional.

Según el estudio se trata de efectos de una socialización sexual de las chicas en la que se les ha insistido mucho en el valor de los afectos y menos en el del sexo. «Es decir, los menores de edad y muy especialmente las chicas dependen más de las actitudes familiares».

En cuanto a la motivación para mantener relaciones de pareja, el 71% de los varones valora en ellas tanto el sexo como el afecto, mientras que la mayoría de las adolescentes, un 56,6%, busca en ellas sobre todo satisfacción afectiva.

Las chicas mantienen en mayor medida relaciones sexuales exclusivamente dentro de la pareja. Asimismo, los chicos aseguran tener con mayor frecuencia fantasías sexuales que las mujeres, y en ambos casos aumentan con la edad.

Los investigadores destacan la existencia de un doble patrón para chicos y chicas con respecto a sus afectos y conductas sexuales. No obstante, este patrón aparece de manera más clara en los afectos que en las conductas.

«Las personas de ambos sexos se sienten con derecho a tener relaciones sexuales si lo deciden, ambos sexos pueden tomar la iniciativa y, de hecho, ambos sexos -en un número cada vez más semejante- tienen relaciones a una edad similar y con un número de parejas cada vez más parecido. Todo parece indicar que estos patrones están cambiando, pero es arriesgado indicar cómo evolucionará en las próximas décadas», concluye el estudio.

Lo que cuesta encontrar el amor en Internet: de 180 a 400 euros

Ahora se lleva el «amor virtual» y no el «platónico» y la herramienta fundamental para encontrarlo es Internet. Se crean ciberespacios y grupos virtuales, tanto para buscar pareja estable, un romance primaveral como para encontrar sexo. Los españoles que se registran en páginas de contacto en Internet para buscar pareja (o, en menor medida, conocer gente, hacer amigos, o buscar amantes…) son cada vez más, llegando a pagar por ello precios que oscilan entre los 180 y 400 euros hasta que encuentran la amistad, la relación o una pareja. En España hay, según el INE, 21 millones de personas usuarias habituales de Internet, de las que una de cada tres son usuarias de este tipo de páginas.

¿Hasta que punto estamos dispuestos a pagar por encontrar el amor de nuestra vida? Pues bien, establecer nuevas relaciones a través de Internet, en este tipo de páginas, puede llegar a costarnos desde 180 hasta 400 euros al año, según la web y el tipo de suscripción. La oferta es muy variada en función de las necesidades de los usuarios: desde 14,95 euros por la suscripción mensual de Yunu; 89,40 euros por la suscripción semestral de meetic; 56,85 euros por la suscripción trimestral en Gran Amor o los 29,95 euros mensuales por la suscripción de Friendscout24.

Pero ¿por qué pagar estos precios para encontrar la media naranja? En España los usuarios están empezando a ver que algunos sitios gratuitos pueden tener un servicio igual o mejor que los sitios de pago, y donde además pueden contactar con todos los usuarios. Esto se debe a que en los sitios que no son 100% gratuitos sólo es posible contactar con usuarios que han pagado, que en muchos sitios son menos del 20% de los usuarios registrados.

Sin embargo, también hay sitios gratuitos. «Partimos de la base que lo realmente importante es que el usuario esté contento y que no tenga que desembolsar ni un solo céntimo por utilizar ninguno de nuestros diferentes servicios. Creo que esto es lo que nos diferencia del resto de páginas de contacto que dicen que el registro es gratuito, pero tienes que pagar si realmente quieres usar sus servicios» señala Lluís Carreras, CEO y Socio Fundador de Mobifriends, otro sitio de contactos para conocer amigos, ligar o buscar pareja gratis.

Es un hecho que las nuevas vías de comunicación están cambiando. Según estudios elaborados por empresas del sector de contactos por Internet, la red es considerada por el 43% de los internautas españoles como «el medio más rápido y eficaz para encontrar pareja, conocer gente o encontrar personas con quien compartir aficiones». Según el estudio IFOP se demuestra que la sociedad evoluciona y en los próximos 5 años este tipo de encuentros en Internet crecerán notablemente.

Las fantasías sexuales son cosa de hombres… y mujeres

Investigadores de la Universidad de Granada han realizado una encuesta entre 2.250 españoles de 18 a 73 años sobre sus fantasías sexuales. Las parejas elegidas para el estudio mantenían un relación de pareja heterosexual de, al menos, 6 meses. Y se ha demostrado que no existen diferencias significativas entre las fantasías sexuales que experimentan habitualmente unos u otros, puesto que ambos sexos fantasean con aspectos íntimos o románticos que involucran a la pareja o persona amada. Además, los hombres tienen más fantasías sexuales (positivas y negativas) que las mujeres, lo que confirmaría, a juicio de los investigadores, la vieja creencia de «ellos piensan más en el sexo que ellas».

Para llevar a cabo esta investigación, sus autores trabajaron con una muestra formada por 2.250 españoles (49,6% hombres y 50,4% mujeres), con edades comprendidas entre 18 y 73 años y que mantenían una relación de pareja heterosexual de, al menos, 6 meses. Los científicos obtuvieron la información a través de una encuesta recogida de modo incidental, para lo que contaron con la participación de institutos provinciales de educación permanente de varias ciudades andaluzas, centros de educación de adultos, talleres de empleo, la Biblioteca Pública Municipal de Granada y varias facultades de la Universidad de Granada y Complutense de Madrid.

Los resultados obtenidos indican que casi el 100% de hombres y mujeres ha experimentado alguna fantasía sexual de modo placentero y agradable a lo largo de su vida, y en torno el 80% de la muestra encuestada informa haber experimentado, al menos, una fantasía sexual de forma negativa o desagradable en algún momento.

Diferencias por sexos
Sin embargo, existen diferencias cuando se compara la frecuencia con que se tienen determinadas fantasías en ambos sexos. En concreto, los científicos observaron que las mujeres experimentan de modo agradable, con mayor frecuencia que los hombres, fantasías de tipo íntimo y romántico, teniendo estos pensamientos aproximadamente algunas veces al mes. Sin embargo, los hombres piensan con mayor frecuencia que ellas en actividades exploratorias, relacionadas con sexo en grupo o búsqueda de nuevas sensaciones, como «Ser promiscuo», «Intercambio de parejas» o «Participar en una orgía». La frecuencia de esta fantasía va desde «alguna vez en la vida» a «alguna vez al año».

Las fantasías sexuales que son experimentadas de un modo más desagradable o no placentero son las relacionadas con temas de sumisión sexual. En concreto, se encuentra que las mujeres piensan, de modo más frecuente que los hombres, en «Ser presionada a mantener relaciones sexuales», teniendo este pensamiento alguna vez en la vida. Los hombres, sin embargo, tienen el pensamiento de participar en actividades homosexuales con una connotación negativa de modo más frecuente que las mujeres, experimentándose alguna vez en la vida.

Los autores de este trabajo son los investigadores Nieves Moyano Muñoz y Juan Carlos Sierra Freire, del departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológico de la Universidad de Granada, quienes han realizado el primer trabajo que aborda la evaluación de las fantasías sexuales como pensamientos positivos y negativos en España. Los resultados se publicarán en otoño en la revista «Anales de Psicología».

Nueva investigación
En la actualidad, pretenden estudiar si vivir las fantasías sexuales de un modo negativo o desagradable resulta disfuncional para el pleno desarrollo de determinadas conductas sexuales. Para ello, solicitan la colaboración de personas adultas (mayores de 18 años) que mantengan una relación de pareja de al menos 6 meses.

Los investigadores de la UGR advierten de que tener fantasías sexuales «favorece aspectos como el deseo o la excitación sexual, por lo que son un indicador de salud sexual». En el marco de la terapia, creen que es necesario tener en cuenta, además de la presencia o ausencia de las fantasías, la actitud que presenta el paciente hacia éstas.

Ligar por Internet sigue siendo cosa de hombres

En el mundo virtual, la iniciativa en la conquista y el ingenio para poner en práctica las ‘artes del cortejo’ sigue siendo cosa de hombres. De esta forma, el 65% de las personas que recurren a Internet para buscar su ideal de pareja son varones, según el informe ‘El Retrato Robot del Español que busca pareja en la red’ elaborado por FriendScout24, plataforma online para entablar nuevas amistades. Si bien es verdad que los tiempos han cambiado y cada vez son vez más las mujeres que se lanzan a la conquista sin esperar a que las seduzcan -en el primer semestre el número de inscritas en webs de búsquedas de parejas aumentó un 54%- , lo cierto es que continúan siendo ellos los que llevan «los pantalones» en Internet.

El estudio de FriendScout24 -realizado entre más de 2,5 millones de usuarios- pone de manifiesto cómo la red reproduce los comportamientos de hombres y mujeres en el modelo de sociedad tradicional, donde ellas representan todavía el «sujeto pasivo» del flirteo mientras ellos se encargan de desplegar todas sus artes para impresionarlas.

De esta forma, en el terreno online el 60% de los «enamorados» optan por «romper el hielo» a través del envío de un mensaje predefinido («tenemos mucho en común», «me gusta tu foto»…) que, como si se tratara de un piropo, sirve de toque de atención para mostrar tímidamente el interés hacia la otra persona.

Sin embargo, en la red aparecen también los «donjuanes» creativos y románticos (21%), que no se conforman con lanzar pequeñas «flechas» y esperar una respuesta, sino que prefieren ser tenaces y «derretir» a esa posible «media naranja» demostrando su poder de convicción a través de mails que recuperan la esencia de las cartas de amor de antaño.

Por su parte, los más lanzados y desinhibidos también encuentran su táctica en la red y optan por lanzarse a una «primera cita» a través del chat (19%) que les permita, conversando en tiempo real y sin perder un minuto, empezar a conocer a esa persona que en un momento puede llegar a significar algo más.

La distancia es el olvido

Por otro lado, el informe pone de manifiesto cómo la mayoría de los españoles (90%) optan por ser realistas y prefieren comenzar una posible relación con una persona que se encuentre en su misma ciudad o en un radio de 75 kilómetros para así establecer una vida común que les permita compartir el día a día.

Sin embargo, el 10% parece mostrar una mentalidad más abierta y reconoce no tener reparos en ampliar fronteras y buscar su pareja fuera de su entorno habitual, viendo en la distancia una salvación al desgaste de la rutina diaria y valorando los reencuentros como una forma de mantener la ilusión.

A las mujeres también les gusta ligar por Internet

PandaLabs, el laboratorio antimalware de Panda Security -the Cloud Security Company-, lleva algún tiempo advirtiendo de los «falsos ligues» a través de Internet: mujeres, sumamente atractivas y en su mayoría rusas, que contactan a través de redes sociales con hombres intentando establecer una relación y ofrecerles viajar a su país para demostrarles «su amor», momento en el cual solicitan dinero para ayuda del viaje. Una vez transferido el dinero, las bellas desaparecen. Pues bien, ahora le ha tocado el turno a las mujeres.

PandaLabs está registrando un aumento de ejemplares de e-mails recibidos a través de redes sociales de hombres intentan contactar con féminas. Eso sí, el gancho no es una foto exuberante, ni promesas que pudieran rozar lo erótico. En este caso, se ofrecen como pareja estable destacando como valores los que cualquier mujer listaría como atributos de su hombre ideal: responsable, con ingresos estables, romántico, divertido, respetable padre de familia, con formación e idiomas, lamentablemente viudo y ávido de cariño, etc.

Nuestras investigadoras del laboratorio se han puesto en contacto con uno de estos «Don Juan», para averiguar qué hay de verdad detrás de tanto enamoramiento. Tras el primer contacto, la historia se desarrolla exactamente de la misma forma que la de rusas: quieren a toda costa venir a conocer a su enamorada y, para ello, alguna desgracia económica se lo impide, por lo que solicitan ayuda en forma de dinero.

Mail ligar hombre

Habitos en Internet, las mujeres son de Venus y los hombres de Marte, también en la red

Según informan desde mobifriends, buscar pareja y ligar ya no es la primera opción de tipo de contacto que se busca en Internet, especialmente por parte de las mujeres que, asegurarn en un 67% buscar amistad. Los hombres, en cambio, seleccionan como primera opción un críptico ya veremos y posteriormente eligen amistad, ligar, pareja…

Una vez más, mobifriends.com rompe con el estereotipo que Internet es solo para ligar o buscar pareja. Aunque los usuarios siguen utilizando la red para encontrar pareja, lo cierto es que actualmente está creciendo el porcentaje de personas que también utilizan estas páginas como un medio para hacer nuevas amistades y conocer gente nueva.

Desde la compañía señalan que más de un 70% de los españoles ha utilizado alguna vez la red, sobre todo para contactar con gente nueva fuera del círculo de amistades convencional. A diferencia de otras páginas orientadas a la búsqueda de pareja, en mobifriends los usuarios pueden acceder a diferentes servicios totalmente gratuitos como buscar pareja , conocer gente nueva, chatear y ligar, y conocer amigos.

Los siguientes datos, pertenecientes a la última encuesta de mobifriends, muestran el tipo de relación que suelen buscar los usuarios en Internet a la hora de relacionarse.

Los usuarios eligen en general
71% amistad, 51,6% pareja, 35% ligar, 32,1% compartir aficiones, 25,3% amor.

Los hombres eligen en general
67,8% amistad, 51,4% pareja, 41,3% ligar, 32,5% amor, 31,5% compartir aficiones.

Las mujeres eligen en general
80,6% amistad, 52% pareja, 33,9% compartir aficiones, 15,5% ligar, 2,63% amor.

La tendencia general es que existe un porcentaje mayor, concretamente un 71%, de personas que están interesadas en conocer nuevas amistades.

Las mujeres, concretamente un 80,6%, son las que más se han decantado por esta opción. A continuación, la opción que eligen los usuarios es la de buscar pareja, así lo demuestran las cifras, con un 51,4% en el caso de los hombres y un 52% en el de las mujeres.

Ligar, razón para usar cosméticos

Un estudio de la Universidad del País Vasco (UPV/eHU) afirma que las consumidoras de cosmética compran estos productos principalmente por razones emocionales. El trabajo se realizó sobre cremas faciales (hidratantes y nutritivas, con o sin base de color, y antiarrugas) y cremas corporales (reafirmantes y anticelulíticas).

«El estudio refleja que tanto la dimensión emocional como utilitaria de las marcas cosméticas influyen significativamente en la satisfacción de las consumidoras, pero es mayor el efecto que ejercen los componentes emocionales», explica a SINC la investigadora Vanessa Apaolaza de la UPV y autora principal del estudio, que publica el African Journal of Business Management.

Productos cosméticos para la belleza de la mujer.Entre las emociones positivas que provocan los productos de belleza, «destaca la sensación de bienestar derivada de la eliminación o reducción de los sentimientos de preocupación y culpa, que es la variable que más influye», señala la autora.

Los científicos realizaron encuestas personales a 355 mujeres de entre 18 y 50 años, seleccionadas a través de un muestreo aleatorio. Se les solicitó que evaluaran diferentes aspectos vinculados a sus percepciones de las dimensiones funcionales y emocionales sobre las marcas de cosméticos que utilizaban, así como su grado de satisfacción con ellas.

Los resultados señalan que «la satisfacción de las consumidoras es mayor en la medida en que la marca de cosméticos contribuya a hacer más fuerte la experimentación de emociones positivas derivadas de la percepción de ‘estar cuidándose’ y alejar los sentimientos de preocupación y culpa por no cuidar el aspecto», como indica Apaolaza.

Paradójicamente, para que la marca pueda proporcionar esta experiencia emocional positiva ha de crear primero en la consumidora sentimientos negativos sobre sí misma, tales como la preocupación y la insatisfacción con su aspecto.

«Una manera de lograrlo es decirle sutilmente que es fea, algo que, de manera implícita -mostrando mujeres con un grado de belleza fuera de lo común- logran trasmitir con eficacia muchos de los anuncios de cosméticos», destaca el trabajo.

«La teoría de la comparación social ha sido utilizada en diversas investigaciones para explicar el modo en que modelos muy atractivas en la publicidad pueden afectar a las consumidoras», señala Apaolaza.

«La premisa básica de estas investigaciones es que las consumidoras comparan su propio atractivo físico con el de las modelos de los anuncios y dichas comparaciones dan lugar a efectos negativos en la percepción del físico propio y en la autoestima. Los efectos son tanto más notables cuanto mayor conciencia de su imagen pública tengan las personas», añade.

El estudio apunta a la necesidad de eliminar estas emociones negativas y de calmar su preocupación por verse bien como una de las principales motivaciones psicológicas que incitan a las mujeres a la compra de cosméticos.

Necesidad emocional de atraer al otro sexo

«Muy a menudo, las emociones dictan nuestras decisiones. En nuestros comportamientos de compra decidimos en lo emocional y justificamos mediante lo racional. Dichas emociones son en parte aprendidas y en parte instintivas», apunta Apaolaza.

Por ejemplo, una de las razones que explicaría la importancia concedida a la necesidad emocional no consciente, «el deseo de gustar al otro sexo, de resultar sexualmente atractiva», y que propiciaría la compra de cosméticos, se encuentra en uno de los programas más básicos del ser humano, al que hacen referencia los enfoques darwinistas sobre la atracción: las caras hermosas y los cuerpos bien formados constituyen indicadores biológicos importantes del valor de la pareja sexual.

De los componentes emocionales analizados sobre la marca, el «sentimiento positivo derivado de la experimentación de un mayor éxito en las interacciones sociales» es el que tiene menor influencia en la satisfacción, según la autora.

Desde el punto de vista utilitario, los investigadores observaron que enfatizar en el diseño de los envases (atractivos, que hagan parecer al producto o la marca técnicamente superior, excepcional y única) interviene también a la hora de la compra.

«Estos resultados ponen a disposición del mercado la recomendación de estrategias de persuasión centradas más en aspectos emocionales que funcionales», concluye la investigadora.

Para ligar hay que ir a los portales de dating y a las redes sociales

Para ligar hay que ir a los portales de dating y a las redes sociales

Los españoles que practican el ‘dating’ online para encontrar pareja o entablar una relación personal aumentaron en un 21,4% durante el último año, especialmente entre los adultos, según un análisis elaborado por la división online de Nielsen, con motivo del Día de San Valentín. En la actualidad, más de 3,4 millones de potenciales «flechados» navegan por portales de citas y páginas de encuentros para encontrar a su media naranja, sin importar si lo hacen desde casa o desde el trabajo, donde un 38% no tiene reparos en realizar sus búsquedas entre multitud de «candidat@s». Los más jóvenes, por su parte, prefieren las redes sociales para ligar.

Para ligar por Internet

Según el estudio de Nielsen, este terreno continúa siendo mayoritariamente masculino, hasta el punto de que por cada mujer que accede a estos portales existen otros dos «casanovas» interesados en iniciar una relación.

Estos «solterones» son además un muy buen partido, ya que muchos casos tienen estudios superiores (22% del total) y unos ingresos anuales por encima de la media, que en una de cada cuatro ocasiones alcanzan entre 18.000 y 27.000 euros.

Los portales de dating son cosa de adultos

En contra de lo que mucha gente piensa, la búsqueda de pareja en la red no es sólo una distracción para los más jóvenes, sino que más del 60% supera los 35 años de edad. Se trata por tanto de un punto de encuentro ideal para personas ya maduras que buscan encontrar a alguien afín, pero que por su situación o edad prefieren no acudir a locales por miedo a sentirse desplazados.

Una vez dentro, los «cupidos» pueden realizar su búsqueda desde la comodidad que confiere su propio ordenador, estableciendo relaciones poco a poco y sin exponerse a que les den «calabazas» gracias a las sucesivos pasos que pueden ir dando -desde un simple mensaje hasta un chat en directo-.

Otra ventaja de este tipo de portales es la eliminación de barreras físicas, pudiendo buscar a su princesa o príncipe azul sin importar que se encuentre a dos manzanas de distancia o en la otra punta del país. Y todo ello sin tener que dedicar demasiado esfuerzo, ya que el tiempo que pasan navegando por estos portales no supera de media los 30 minutos al mes.

Ranking de portales de citas

Respecto a las opciones disponibles, el portal de dating más concurrido es FriendScout24, con una audiencia de en torno a 572.000 internautas mensuales, seguido de un grupo compuesto por eDarling, Meetic, Easyflirt y Be2, que se mueven entre los 361.000 y 313.000 «buscadores del amor», respectivamente.

Portal Audiencia
FriendScout24572.000
eDarling361.000
Meetic351.000
Easyflirt314.000
Be2313.000

Fuente: división online de Nielsen. Diciembre 2010.

Las redes sociales, una alternativa gratuita para los más jóvenes

Además de los portales de relaciones personales, las redes sociales son otra de las opciones preferidas por los internautas a la hora de «ligar», especialmente para aquellos que no quieran o no puedan gastar dinero en la búsqueda de pareja. Esto las convierte en un punto de encuentro ideal para los más jóvenes, como demuestra que más de la mitad de sus seguidores tenga entre 16 y 34 años, según Nielsen.

En este caso, sin embargo, existen ciertas diferencias respecto a los portales de ‘dating’, como la posibilidad de conocer a gente a través de amigos comunes sin tener que desvelar desde un primer momento cuál es la verdadera intención. Así, la búsqueda de pareja se puede camuflar inicialmente bajo la máscara de una buena amistad, sin que exista traba alguna a la hora de visualizar las fotografías de la persona amada e, incluso, «cotillear» en su vida social.

Esto, sin embargo, es también una espada de doble filo, ya que quienes se lancen a la «conquista» en las redes sociales pueden ver truncadas sus ilusiones al descubrir que la persona deseada no busca ningún tipo de relación más allá de la simple amistad o el «tonteo» en la red.

No obstante, la inmediatez de acceso y la total apertura de gran parte de los perfiles también pueden facilitar el «aquí te pillo, aquí te mato». Un buen ejemplo de ello son los numerosas comunidades de las redes sociales que conjugan esta posibilidad con un transfondo humorístico, como es el caso de los grupos «Ligar de manera elaboradamente intelectual» ó «Recibir notificaciones cuando alguien quiera acostarse conmigo».

Internet ha cambiado hasta las formas de encontrar el amor por San Valentín

Más de 7.000.000 de españoles utilizan o han utilizado Internet para conocer gente y casi medio millón han encontrado el amor en la Red. Cada año se casan 400 parejas que se conocieron por este medio en España y, en Estados Unidos, es el medio por el que se conocen la mitad de las parejas. La celebración favorita de los enamorados vuelve un año más con la misma ternura de siempre. Lo que ha cambiado -y mucho- son las formas de encontrar y demostrar ese amor. No hay que echar la vista muy atrás para recordar las tarjetas postales con corazones, las cartas de amor o las esperas frente al teléfono fijo de esa llamada para una segunda cita.

La tecnología ha cambiado nuestras vidas y también nuestra forma de compartir el afecto: e-cards digitales de felicitación, flores compradas por Internet; fotos del amad@ en redes sociales; whatsapps, SMS y mails de amor enviados desde smartphones y tablets de última generación…

El amor se digitaliza y se convierte en un nuevo campo de actuación para los cibercriminales.

Compras seguras online en San Valentín.

Hemos consultado a los expertos en seguridad online de Kaspersky Lab para ofrecerte sencillos consejos y que no sufras las consecuencias del cibercrimen en todo lo relacionado con el amor por Internet y San Valentín:

A tener en cuenta si quieres demostrar tu amor
1) Compras seguras. Adquiere productos por Internet sólo en sitios de confianza, con la terminación «s» en la dirección web (https://) y el símbolo de seguridad en forma de candado. Utiliza una tarjeta de crédito o de débito asociada a una cuenta que no sea la principal de tus ingresos 2) Felicitaciones. No abras felicitaciones o anexos de remitentes que no sean de tu absoluta confianza. Los ciberdelincuentes aprovechan fechas señaladas como ésta para sus ataques 3) Dispositivo móvil. Guarda tus mensajes y fotos personales de miradas que te permita bloquear esos contenidos de forma remota en caso de pérdida del teléfono.

Si estás buscando el amor en Internet
1) No facilites datos personales a desconocidos ni reveles nunca tus contraseñas o claves de acceso a través de un chat.

2) Chequea tu configuración de privacidad en redes sociales. Decide quién puede tener acceso y quién no a tus fotos personales; evitarás sustos posteriores.

3) No intercambies archivos con personas que acabas de conocer ya que pueden contener malware que infecte tu equipo.

Expertos aseguran que las citas online no llevan a relaciones de pareja estables

Con más de 100.000 usuarios y unos 18 portales de citas solo en España, la revolución del amor por internet no ha parado de crecer, a pesar de que el propio sistema aleja las posibilidades de estabilidad, según analiza por San Valentín Francesc Núñez, sociólogo y director del programa de Humanidades de la UOC. «Los mercados del amor han cambiado muchísimo, pero hoy son más difíciles y es más doloroso buscar pareja. Hacerlo por internet implica hiperracionalizar el amor y puede resultar el enfrentamiento de nuestros intereses con nuestros deseos», explica. El experto de la UOC explica que antes las relaciones eran más estables, las pautas estaban más definidas, así como las expectativas, ya que la capacidad de elección era muchísimo menor, con lo que ellos y ellas se conformaban más fácilmente con lo que había. En cambio, la sociedad actual vive en el polo opuesto.

«El cine, internet provocan que la imaginación eleve el umbral de nuestras aspiraciones (respecto a las posibles parejas), lo que propicia la experiencia de la decepción», para concluir que «la relación electrónica potencia la imaginación, la espera imaginativa y, muchas veces, la decepción».

Así, un campo tan amplio de elección, lejos de facilitar la estabilidad, la dificulta, al mismo tiempo que expectativas tan altas de felicidad en las relaciones de pareja hacen que a la mínima decepción, ellas o ellos opten por volver de nuevo a la búsqueda. Inevitablemente, el pensamiento de que puede haber algo mejor juega en contra de la renuncia, también inevitable, en las relaciones afectivas duraderas, hoy con peligro de naufragio a los quince años. Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística, durante 2011 las rupturas matrimoniales aumentaron un 0,3%, con un total de 110.651 disoluciones, a pesar de la crisis.

Bares, amigos e internet

Tentar a Cupido por internet hoy va camino de igualarse con las salidas a bares y las presentaciones vía amigos. Sin embargo, la racionalidad en la elección de la pareja mata la pasión y acelera la decepción, según este experto. «Con los portales desaparece el amor a primera vista, se pierde la pasión amorosa; queremos transformar el amor en una ciencia. Por otro lado, el modelo de «salud mental» ha penetrado en las relaciones personales y nos dicta patrones de relación. La realidad nos muestra que las técnicas de la elección por internet —y la racionalidad económica— no consiguen parejas ni más felices ni más estables», señala el experto.

Con internet, ¿dónde está el flechazo? Núñez señala la calculabilidad, los métodos hipercognitivos y racionales de elección de pareja como factores del poco alcance de las flechas de Cupido. Además, la sobreabundancia de parejas posibles (o potenciales) anima a una mayor introspección para establecer preferencias o reafirmar sentimientos, lo que obliga a mostrarse también como producto.

El exceso de información de que disponemos y la elección racional que posibilitan los espacios electrónicos de relación social, el online dating, «nos incapacitan para tomar decisiones intuitivas, nos hacen idiotas racionales», según una de las tesis principales del libro Por qué duele el amor, de Eva Illouz, al que Francesc Núñez hace referencia.

Triunfar por San Valentín

Para triunfar en San Valentín, Francesc Núñez sugiere la renuncia como virtud intrínseca, junto al compromiso y la confianza en tu pareja. «¿Quién está dispuesto a renunciar? Hoy a la pareja se le exige propiciar una excelente relación sexual, una comprensión infinita, un compañerismo a prueba de días de lluvia… Todo en un solo paquete. Y esto no es solo difícil sino que puede resultar incompatible», dice el experto, quien puntualiza: «Las necesidades y expectativas de hombres y mujeres pueden estar muy alejadas». Sus recomendaciones para una relación estable pasan «porque los hombres se comprometan más, sepan reconocerles a ellas su valor y singularidad, y porque las mujeres respeten la demanda de autonomía de ellos, un margen de libertad que les permita sentirse independientes sin ser ignorados».

Núñez propone «hacer del azar necesidad» y, una vez se haya elegido, congelar el proceso de búsqueda. «Hay personas a quienes les cuesta hacerlo y sufren por no poder cerrar su campo de posibilidades viviendo en continua ansiedad en la búsqueda de la pareja ideal, que no existe. Hoy es más complicado sentirse satisfecho con la elección realizada. Internet te tienta, potencia el no conformarse e incrementa la adicción a nuevos comienzos que se convierten en dolorosos finales con la misma facilidad. Frenar el exceso de búsqueda es la mejor opción y la solución», asegura Núñez, quien apunta al consumismo de la utopía romántica como causa de las dificultades para que San Valentín y Cupido puedan lograr mejores resultados.

La webcam es el gadget que más facilita ligar

Las cámaras web se han convertido en la nueva herramienta para conocer gente y ligar sin moverse de casa y, teniendo en cuenta que San Valentín se acerca, las empresas Microsoft y el portal de dating Meetic han querido conocer cuáles son los consejos y sugerencias de sus usuarios a la hora de seducir utilizando la webcam. Entre los consejos para ligar usando la webcam, se recomienda arreglarse y estar presentable antes de realizar cualquier videollamada para así generar una buena impresión ante la persona a la que se quiere conocer. El entorno también es importante y, por eso, no hay que descuidar el orden y la decoración de la habitación desde la que se lleva a cabo la videollamada.

Una vez esté todo preparado, recomiendan comenzar dirigiendo la mirada hacia la webcam en lugar de hacia la pantalla del ordenador, lo que da la impresión de estar viendo a la otra persona directamente y resulta mucho más cercano.

Los usuarios tienen más dudas a la hora de recomendar cuál es el momento idóneo para pasar de hablar por chat a establecer una videollamada. Algunos opinan que primero es necesario hablar con la persona durante un tiempo y, en caso de que encaje con el perfil buscado, activar la webcam para conocerse físicamente y así tener un contacto más directo.

Otros, sin embargo, prefieren realizar videollamadas desde el primer momento para evitar los engaños que se pueden producir a través del chat pues, según indican muchos de los usuarios, las fotos que se envían suelen ser falsas o estar desactualizadas. Por eso, en el caso de usar la webcam para conquistar a alguien, recomiendan ser uno mismo ya que, si la pareja llega a consolidarse, las mentiras se descubrirán con mucha más facilidad.

Muchos usuarios de distintas ciudades y países afirman haber encontrado su pareja ideal de este modo, mediante el uso de las webcam. Los que están lejos de su pareja destacan lo económico y útil de este método para mantener el contacto a pesar de la distancia.

Anécdotas de los usuarios
A continuación, se recogen algunas de las anécdotas más curiosas de los usuarios de Meetic sobre sus experiencias con la webcam:

«Me permito apuntar mi pequeño truco con la webcam: pongo encima del visor un papel y, cuando nos conectamos, si el chico me gusta quito el papel y, si me desagrada, le digo que no comprendo qué pasa, que se debe haber estropeado mi cámara…».

«Tenía un cibernovio que me mentía, aunque yo no lo sabía. Habíamos quedado en que viniera a visitarme a Madrid, pero me dijo que no podía porque había tenido un accidente, se había golpeado la cabeza y tenía que quedarse en Barcelona. El caso es que esos días chateamos a través de la webcam y me di cuenta que un día el vendaje lo tenía en la parte izquierda de la cabeza y otro en la parte derecha. Vaya, ver para creer! Le dejé ese mismo día!».

«Yo con mi webcam he hecho de todo, desde videoclips musicales, gags cómicos, hasta streaptease… creo que las cámaras webs dan mucho juego para poder sentirte un artista en privado con alguien».

«Para enganchar a mi último amor utilicé un truco: está enamorada del mundo medieval, así que alquilé un traje completo de templario y forré la pared con un mantel para mesas con un dibujo de piedras que parecía el muro de un castillo. Finalmente, puse música medieval de fondo y… la enamoré».

El 6% de los casados busca una ‘aventura’ en la Red

Internet se ha convertido en la «Celestina del siglo XXI» a la que recurren los españoles sin compromiso para encontrar la persona con la que compartir su vida. Estos usuarios que tienen como objetivo abandonar la soltería representan el 49% de los visitantes de estas páginas de dating. Luego hay otro tipo de usuarios, como los casados «en busca de una aventura», que también tienen presencia en estos portales de búsqueda de pareja.

El 6% de los casados recurren a Internet con la intención de encontrar una pareja esporádica con la que vivir una aventura amorosa que les «saque de la rutina» y les aporte nuevas experiencias, según revela el informe «El Retrato Robot del español que busca pareja en la red» elaborado por FriendScout24, plataforma online para la búsqueda de pareja y amistades. El informe -realizado entre más de 2,5 millones de hombres y mujeres inscritos en este portal- revela que la red no es un canal exclusivo para «singles» (solteros y divorciados) que persiguen su «media naranja», sino que representa un medio «discreto y confidencial» para encontrar alguien con quien «echar una canita al aire».

Por detrás de los solteros, los divorciados representan el grupo más numeroso (44%) de «donjuanes» en Internet, quienes desentrenados en las «artes del cortejo» tras una larga relación, encuentran en el dating online una oportunidad cómoda y sencilla para recuperar la ilusión y rehacer su vida.

Aficionados a la música, el cine y…detallistas

El informe de FriendScout24 muestra que los españoles que recurren a Internet para ampliar su círculo social son, por lo general, personas con una edad media de 32 años y activas a las que les gusta ocupar su tiempo libre realizando actividades enriquecedoras que además, puedan compartirse o desarrollarse en grupo como la música (73%) o el cine (60%).

En este sentido, todo parece indicar que estos «singles online» no tienen aptitudes artísticas, ya que únicamente el 5,5% reconoce saber tocar un instrumento y tan sólo el 5% afirma tener dotes para las «Bellas Artes» en su sentido más amplio.

Sin embargo, los singles que buscan pareja en la red se muestran como espíritus inquietos, con ganas de ampliar horizontes y conocer otras culturas, ya que casi seis de cada diez (59%) afirma ser un apasionado de los viajes y realizar una escapada siempre que sus obligaciones se lo permiten.

Además, el estudio de FriendScout24 revela que los españoles que recurren a estas redes sociales son personas preocupadas por mantenerse en forma y ofrecer un aspecto saludable, lo que explica que el 40% sean deportistas asiduos. La cocina es otro de los hobbies más extendidos entre los singles a quienes les gusta sorprender a su pareja con una cuidada cena elaborada por ellos mismos (37%).

Por último, el informe concluye mostrando que, aunque el 45% de los «corazones solitarios» son trabajadores por cuenta ajena, los empresarios (10%) y los profesionales liberales (15%), como abogados y médicos, también recurren a Internet para ampliar su círculo de amistades como una válvula de escape que les permita desconectar de su ámbito laboral.

Si quieres leer más noticias como Las relaciones por Internet no se aclaran: ellos buscan aventuras y ellas amistad, te recomendamos que entres en la categoría de Ocio - Tecnología.


AUTOR
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies