Las residencias públicas son mejores que las concertadas o privadas según los familiares de los mayores


Las residencias públicas son mejores que las concertadas o privadas según los familiares de los mayores

La OCU ha publicado los resultados de una encuesta realizada a familiares de personas mayores que hubieran estado en alguna residencia durante los últimos 5 años. La conclusión principal es que la mayoría de los encuestados se sienten satisfechos, aunque la satisfacción es mayor entre quienes estuvieron en residencias públicas que en las concertadas y privadas, independientemente del grado de dependencia del residente. La encuesta se publica en la revista Dinero y Derechos del mes de marzo.

Para la realización de este estudio, la OCU ha recabado la opinión de 600 personas de entre 50 y 65 años, y que en los últimos cinco años hubieran tenido un familiar en una residencia, sobre diversos aspectos del servicio prestados (la habitación, zonas comunes, asistencia diaria y entretenimiento, cuidados médicos, gestión, comida y coste). Los usuarios se sienten bastante satisfechos en general, si bien la satisfacción es mayor en las residencias públicas (7,6 sobre 10) que en las concertadas y privadas (7).

Habitación, seguridad, menús, actividades físicas…
Los aspectos mejor valorados fueron el buen estado de la habitación, la seguridad de las zonas comunes y la inexistencia de barreras arquitectónicas. Por el contrario, el número de cuidadores, la posibilidad de menús alternativos o de hacer más actividades físicas y, sobre todo, las escasas opciones para decidir el horario de despertarse y acostarse fueron los aspectos peor valorados.

El estudio de la OCU revela que, a pesar de ser las residencias públicas las que más satisfacción generan, no es fácil el acceso a una plaza. El 75% de los que accedió a una plaza pública tuvo que esperar. En el 16% de los casos la espera fue de más de 2 años. Para el acceso a una plaza concertada el 40% tuvo que inscribirse en una lista de espera, lo mismo que en el 20% de los que accedieron a una privada.

Precios
El precio es otro elemento fundamental a la hora de elegir un tipo u otro de residencia. El coste medio mensual para una persona con dependencia moderada es de 1.700 € al mes en una residencia privada. En el caso de una concertada y pública se reduce hasta los 1.500 €, si bien en estas últimas cabe la posibilidad de que a las personas que no puedan sufragar este importe se les cobre un porcentaje entre el 65 y el 80% de sus ingresos, dependiendo de los casos.

Consejos a la hora de elegir residencia de mayores
Para todos aquellos que tengan que elegir una residencia, bien para ellos bien para sus mayores, la OCU aconseja:

· Visitar las instalaciones antes de elegir la residencia. Comprobar que está adaptada a las necesidades del mayor y a su grado de dependencia.

· Asegurarse de que la residencia dispone de suficiente personal cualificado. La ratio óptima es de cinco residentes por cuidador si se valen por sí mismos y menos de tres residentes por cuidador si son dependientes.

· Antes de ingresar hay que pedir y leer el contrato y el reglamento interno. Es necesario prestar atención a posibles cláusulas que vinculen el pago con las propiedades del residente.

· Pedir información sobre los servicios incluidos y excluidos en el precio.

· Tener en cuenta que cuando hay vacaciones o días de ingreso hospitalario se puede, dependiendo de los casos, descontar el coste de la manutención.

· Si hay alguna incidencia (desaparición de objetos personales, accidentes, cuidados diarios, incumplimiento de servicios, etc.) se puede reclamar a través de las hojas de reclamaciones de consumo y acudir a la inspección de la Consejería de Asuntos Sociales.

Las residencias de mayores mantienen su ritmo de crecimiento gracias a las nuevas plazas públicas

El sector público sostiene el crecimiento del mercado de residencias para mayores. Según el estudio de DBK: «Residencias para la Tercera Edad», el negocio creció un 5,8% hasta los 2.275 millones de euros.

En 2007 el volumen de negocio generado por las residencias privadas para la tercera edad alcanzó los 2.275 millones de euros, experimentando una moderada desaceleración, al contabilizar un crecimiento del 5,8% (+6,4% en 2006). El número de nuevas plazas en centros privados se situó en unas 10.000, frente a las 13.700 unidades creadas en 2006, siendo en más de un 90% plazas concertadas con la administración pública.

Evolución de la actividad
En 2007 el valor del mercado de residencias privadas registró un crecimiento del 5,8%, algo inferior al contabilizado en los ejercicios precedentes, situándose en una cifra de 2.275 millones de euros.

El menor crecimiento experimentado en el último año estuvo originado por la desaceleración en el ritmo de creación de nuevas plazas. Así, tras aumentar un 6,4% en 2006, en el ejercicio siguiente el número total de nuevas plazas en residencias privadas se incrementó en un 4,4%, alcanzando un total de 237.459 unidades al cierre de 2007. En cuanto al número de nuevas residencias privadas, en 2007 se situó en torno a las sesenta, hasta alcanzar un total de 3.851 centros.

La mayor parte del crecimiento registrado en el número de plazas correspondió a plazas concertadas con la administración pública, las cuales se incrementaron a una tasa media anual del 18% en el período 2005-2007 (+17,3% en 2007), hasta situarse en 66.142 unidades al cierre del último año, es decir, el 27,9% del total de plazas en residencias privadas. Por su parte, el número total de plazas privadas puras se situó en 171.317, sólo un 0,1% más que en 2006.

Cataluña concentraba en 2007 el 19,5% del total de plazas en residencias privadas, seguida de Madrid, con el 14,4%, y de Castilla y León y Andalucía, con algo más del 11% en cada caso.

Estructura de la oferta
La estructura empresarial del sector muestra un notable grado de fragmentación, si bien en los últimos años ha registrado un proceso de concentración motivado por el fuerte crecimiento de los grupos de mayor dimensión, crecimiento basado tanto en la apertura de nuevos centros como en la compra de otras empresas que ya contaban con actividad en el sector.

Los cinco primeros operadores en términos de facturación -grupo Ballesol, Sanitas Residencial, Mapfre Quavitae, Grupo Sar y Grupo AMMA- reunieron en 2007 una cuota conjunta de mercado del 13,9%, participación que se situó en el 20,8% al considerar los diez primeros competidores.

Perspectivas
Las previsiones de evolución del número de plazas en residencias privadas apuntan a un incremento del 4% en 2008, hasta situarse cercano a las 247.000 unidades, mientras que en 2009 podría alcanzar las 256.000 plazas, con un aumento anual del 3,7%.

El número de plazas concertadas con la administración pública seguirá registrando los mayores crecimientos, de manera que podría crecer a tasas anuales del 10-15% en el período 2008-2009, hasta situarse en unas 85.000 unidades en 2009 (más del 30% del total).

En cuanto al valor del mercado, mantendrá previsiblemente una trayectoria de desaceleración del crecimiento, con tasas esperadas del 4-5% anual en el período 2008-2009, frente al 5,8% registrado en 2007. De esta forma, podría alcanzar una cifra próxima a los 2.400 millones de euros en 2008.

Casi 5.300 residencias, de las que 4.000 son privadas, ponen techo al negocio del cuidado de mayores

El sector de residencias para la tercera edad frena su crecimiento. El valor del mercado de residencias para la tercera edad se situó en 2.475 millones de euros en 2011, lo que supuso un crecimiento de apenas el 0,2% respecto al ejercicio anterior. Para 2012 se estima una disminución del 2%, en un contexto de reducción de los índices de ocupación, fuerte rivalidad en precio entre las empresas y dificultad para realizar inversiones en nuevos proyectos de apertura de centros. Estas son algunas conclusiones del estudio Sectores publicado recientemente por DBK, empresa especializada en la elaboración de estudios de análisis sectorial y de la competencia. Atendiendo al número de residencias, al cierre de 2011 se encontraban operativas 5.295, nueve menos que en el ejercicio anterior, de las cuales un 75% (3.996), eran de carácter privado, mientras que los 1.299 centros restantes eran públicos.

La facturación agregada de las empresas gestoras de residencias privadas mantuvo en 2011 la tendencia de ralentización en el crecimiento, en un contexto de contracción del poder adquisitivo de las familias y de dificultad para realizar inversiones en nuevos proyectos de apertura de centros. Así, la cifra de negocio se situó en 2.475 millones de euros, lo que supuso un aumento de únicamente el 0,2% respecto al año 2010, en el que la variación había sido del 0,8%.

El mayor volumen de ingresos de las compañías procede de la gestión de plazas privadas, que en 2011 reportó unos 1.610 millones de euros, el 65% de la facturación total.

El negocio derivado de la gestión de plazas concertadas fue el que mostró un mejor comportamiento en 2011, ascendiendo a 557 millones de euros, lo que supuso el 22,5% del mercado, mientras que la gestión privada de plazas públicas reunió el 12,4% restante, con unos 308 millones de euros.

El crecimiento del 0,6% registrado en la dotación de plazas en residencias privadas en 2011 se sustentó únicamente en el aumento del número de plazas concertadas con la Administración pública, cuya cifra se incrementó en un 2%, contrastando con el descenso del 0,1% contabilizado en la dotación de plazas privadas.

Las previsiones para los próximos dos años apuntan a un retroceso del mercado, en un contexto de reducción de los índices de ocupación y ajuste de precios. De esta forma, se estima que en 2012 el mercado se situará en unos 2.425 millones de euros, un 2% menos que en 2011, que podría disminuir hasta los 2.400 millones de euros en 2013.

Estructura de la oferta
A finales de 2011 la dotación total de plazas en residencias para la tercera edad, incluyendo centros públicos y privados, ascendía a 358.649, un 1,1% más que en 2010, año en que la oferta había crecido un 1,6%, lo que pone de manifiesto una ligera ralentización en el ritmo de crecimiento de la oferta.

De la dotación total, el 73,1% correspondía a residencias de titularidad privada, reuniendo las de titularidad pública el 26,9% restante. El 65,7% de las plazas privadas, es decir, 172.442, eran de iniciativa mercantil, mientras que el 34,3% restante, 89.838 plazas, estaban gestionadas por entidades sin ánimo de lucro.

Las dificultades financieras están limitando los planes de expansión de las empresas gestoras de residencias y propiciando el cierre de centros. El alquiler y la gestión de residencias públicas constituye la vía elegida por algunos de los principales operadores para ampliar su red de centros.

La estructura de la oferta sigue presentando una notable atomización, aunque con una clara tendencia hacia la concentración, de forma que las cinco primeras empresas reunieron en 2011 una cuota conjunta del 21,5% de la facturación de las compañías gestoras de residencias.

Datos de síntesis, 2011

Número de residencias privadas 3.996
• % var. 2011/2010 -1,3 Número de plazas en residencias privadas 262.280
• % var. 2011/2010 +0,6 Mercado de residencias privadas (mill. euros) 2.475
• % var. 2011/2010 +0,2 Distribución del número de plazas en residencias privadas por tipos (%)
• Privadas puras 66,1
• Concertadas 33,9 Previsión de crecimiento (% var. 2012/2011)
• Número de plazas en residencias privadas ns
• Mercado de residencias privadas (mill. euros) -2,0 Concentración (cuota de mercado conjunta en valor)
• Cinco primeras empresas (%) 21,5
• Diez primeras empresas (%) 30,7

La mitad de los mayores de 60 años se plantea vivir en una residencia

Según un estudio realizado recientemente por DBK a partir de 600 entrevistas con personas mayores de 60 años residentes en hogares españoles y en municipios de más de 50.000 habitantes, el porcentaje de personas que contempla la posibilidad de vivir en un futuro en una residencia para la tercera edad alcanza el 47%. Por otro lado, el 28% de la muestra analizada dispone de una persona que le asiste en el hogar, porcentaje que se incrementa significativamente conforme aumenta el nivel de renta.

El porcentaje de personas que contempla la posibilidad de vivir en un futuro en una residencia para la tercera edad es significativo. De esta forma, el 47% de la muestra analizada afirma que se iría a vivir a un centro de este tipo, el 37% declara que no lo haría y el 16% restante manifiesta que no lo sabe. Las mujeres y las personas que viven solas son las que en mayor medida contemplan la posibilidad de vivir algún día en una residencia.

La atención personalizada, el hecho de estar acompañado y la asistencia médica son las principales ventajas percibidas de vivir en una residencia para la tercera edad. Cabe señalar, no obstante, que el 21% de la muestra no encuentra en las residencias para la tercera edad ninguna ventaja.

Respecto a los inconvenientes, destaca el hecho de no estar con la familia, al ser mencionado por el 25% de la muestra. A continuación figuran la pérdida de privacidad, la menor libertad por la rigidez de horarios, el no tener sensación de hogar y el coste. El 40% de la muestra señala que en el caso de que se fuera a vivir algún día a una residencia preferiría que estuviera en el centro urbano, frente al 25% que se inclina por una residencia ubicada en las afueras. Por su parte, el 74% manifiesta que acudiría a una residencia pública, mientras el 26% restante señala que trataría de ir a una privada.

La asistencia médica es el aspecto de las residencias para la tercera edad al que se atribuye una mayor importancia, seguido de la preparación del personal, la disposición de habitaciones individuales y la calidad de las instalaciones. Por otro lado, el 28% de la muestra manifiesta que dispone de una persona que le asiste en el hogar.

Este porcentaje se incrementa significativamente conforme aumenta la renta, superando el 50% en el segmento de ingresos familiares mensuales netos superiores a los 2.000 euros. Las asistentas tradicionales y los familiares/amigos son las personas que en mayor medida prestan servicios de asistencia en el hogar. A gran distancia se sitúan el personal del servicio social público y de empresas especializadas en servicios asistenciales.

Así, sólo el 5% de las personas con ayuda en el hogar declaran que este servicio es prestado por empresas especializadas. Por otro lado, el 49% de los entrevistados conoce el servicio de teleasistencia. A pesar del notable conocimiento, el grado de contratación del servicio es reducido, de manera que sólo el 8% de la muestra analizada lo tiene contratado. El índice de contratación se incrementa significativamente en las personas de mayor edad, alcanzando el 16% en el segmento de más de 75 años.

Los dueños de una residencia de ancianos en Galapagar son detenidos por robar 400.000 euros a una anciana que cuidaban

La Guardia Civil ha detenido a los responsables de una residencia de ancianos de la localidad madrileña de Galapagar por apropiarse de más de 400.000 euros de una anciana que residía en la misma. Este dinero provendría de la venta de un inmueble propiedad de la víctima, así como del dinero que tenía ahorrado, de depósitos a plazo fijo que tenían tanto ella como su marido y de numerosas joyas que depositó cuando llegó a la residencia. Se les imputa delitos de detención ilegal, delito de estafa, de apropiación indebida y delito de hurto.

La investigación se inició tras recibirse denuncia de una mujer de avanzada edad que manifestó que se encontraba retenida en contra de su voluntad en una residencia de ancianos de Galapagar.

Además, declaró que, mediante engaño, le hicieron firmar un poder notarial, a través del cual los autores de los hechos se beneficiaron de 153.000 euros por la venta de un inmueble propiedad de la víctima. También firmó otro documento que otorgaba a los autores la autorización para disponer de todo el dinero que existía en sus cuentas bancarias, llegando a retirar los autores la cantidad de 180.000 euros sin consentimiento de las víctimas.

Los agentes pusieron los hechos en conocimiento de los Servicios Sociales de la Comunidad de Madrid, los cuales trasladaron a la víctima a otra residencia de mayores. Asimismo, y tras la correspondiente inspección del geriátrico, se procedió al cierre del mismo por irregularidades y diversas infracciones en su funcionamiento.

De igual manera, la Guardia Civil abrió una investigación para el total esclarecimiento de los hechos, centrando sus esfuerzos en los movimientos de las cuentas corrientes de la víctima.

Llegaron a pagar material geriátrico utilizando una de las cuentas de la víctima

Tras recopilar la documentación solicitada a organismos oficiales y las entidades bancarias oportunas, los agentes pudieron comprobar que desde el mes de febrero del año 2011, fecha en que se autorizó al autor principal de los hechos el acceso a las cuentas, había numerosas disposiciones de efectivo y trasferencias de grandes cantidades de dinero, llegando incluso a pagar material geriátrico desde una de las cuentas de la víctima.

Asimismo, se comprobó, mediante documentación oficial, que los ahora detenidos firmaron la venta de la vivienda propiedad de la víctima y de su marido y que en ningún momento se lo comunicaron, desconociendo también el paradero del dinero recibido por la venta. La víctima se enteró de la venta del inmueble a través de una vecina de la zona.

De igual manera, la anciana manifestó que, tras la muerte de su marido el pasado mes de marzo, los autores se encargaron de tramitar su defunción, desconociendo la viuda donde está enterrado y donde se encuentra la alianza de bodas que el mismo portaba.

La operación ha sido llevada a cabo por agentes pertenecientes al Área de Investigación de la Guardia Civil de Galapagar.

Alimentaban a ancianos en residencias de Cádiz con comida del Banco de Alimentos cuando algunos residentes pagaban 1.800 euros al mes

La Guardia Civil de Cádiz ha procedido a la explotación de la Operación «PÓCIMA» por la que se ha puesto a disposición judicial a 15 personas como presuntos autores de los delitos de estafa y usurpación del estado civil. Estas personas eran responsables de 11 residencias de ancianos repartidas por la provincia de Cádiz. Los imputados llegaron a retirar hasta 140.000 kilogramos del Banco de Alimentos con los que alimentaban a los residentes, que pagaban hasta 1.800 euros por una plaza privada en una residencia. Además utilizaron las tarjetas sanitarias de 66 residentes fallecidos para retirar productos sanitarios a coste cero.

La operación se inició cuando los agentes tuvieron conocimiento de unas supuestas irregularidades en la retirada de productos sanitarios que se podían haber realizado utilizando las tarjetas sanitarias de pacientes de residencias que habrían fallecido con anterioridad.

Las investigaciones de los agentes permitieron determinar que no se trataría de una trama organizada, sino de una coincidencia en la forma de gestionar estos centros, y que se habrían retirado fármacos por importe de más de 9.000 euros, utilizando tarjetas sanitarias de 66 residentes fallecidos. Para el esclarecimiento de este ilícito se contó con el apoyo de una un equipo de inspección de la Junta de Andalucía y del propio Banco de Alimentos.

Comida donada

Por otro lado, la segunda línea de investigación, determinó que 10 de las 11 residencias investigadas, proporcionaban a sus residentes comida procedente del banco de Alimentos de Cádiz, llegando a retirar de esta Institución 140.000 kilos de productos de primera necesidad.

Los responsables de los Centros de Mayores, cobraban hasta 1.800 euros por una plaza en las residencias que gestionaban y los Organismos que retiran productos del Banco de Alimentos, se comprometen a repartirlos entre aquellas personas más desfavorecidas y necesitadas y no negociar con dichos productos, por lo que su uso en residencias de ancianos, en las que la Junta de Andalucía, completa el pago de la plaza de un mayor desde el 75% del importe de su pensión, o por el que de forma particular se abona esta cantidad, no se corresponde con el espíritu para el que se creó instituciones como el Banco de Alimentos.

Las residencias cobran 70 euros al día por abuelo cuando el coste es de sólo 9 euros

Un análisis sobre costes sanitarios en centros residenciales privados de la Fundación Edad&Vida, realizado por la Universidad Autónoma de Madrid, ha estimado que el coste de atención sanitaria en centros residenciales privados asciende diariamente a 8,92 € por residente, un importe que debería ser asumido por las Consejerías de Sanidad. Mientras, el coste medio total de una plaza en un centro residencial privado para personas mayores se ha estimado en 70,89 €/estancia/día.

El coste de atención sanitaria en centros residenciales privados, que debería ser asumido por las Consejerías de Sanidad, asciende diariamente a 8,92 € por residente, según el informe «Análisis de los costes sanitarios en centros residenciales privados para personas mayores», presentado hoy por la Fundación Edad&Vida y realizado por un equipo investigador de la Universidad Autónoma de Madrid. El principal objetivo de este estudio es conocer el coste de atención sanitaria a personas mayores dependientes que asumen los centros residenciales privados y cuantificar la compensación de dicho coste por parte de las Administraciones Públicas.

Los centros residenciales de atención a las personas mayores ofrecen un servicio integral de atención que comprende: alojamiento y manutención, atención social y atención sanitaria. La atención sanitaria es de carácter universal y gratuito en España, aunque la realidad muestra que en los centros residenciales esta atención se presta no necesariamente financiada por los presupuestos públicos sanitarios.

El Presidente de la Fundación Edad&Vida, Higinio Raventós, ha defendido que las personas ingresadas en centros residenciales deben tener los mismos derechos que las que residen en sus domicilios particulares y, por lo tanto, la atención sanitaria que reciben debería quedar cubierta por un Módulo Sanitario, tal y como sucede en los países de nuestro entorno más cercano: Alemania, Francia o el Reino Unido. El importe correspondiente al Módulo Sanitario, que deberían asumir las Consejerías de Sanidad correspondientes, se ha estimado en el estudio en 8,92 €/estancia/día, lo que supondría un incremento del 16,5% en la tarifa media concertada con la Administración.

Este coste se ha calculado computando, como coste sanitario, exclusivamente el coste del personal sanitario en centros residenciales. Dicho coste representa 1/3 del coste total del personal de atención directa y los 2/3 restantes corresponden a la suma del personal de atención social y a la dependencia (65%) y del personal de rehabilitación (2%).

Si tenemos en cuenta que, dentro del total de costes de personal, el coste de personal de atención directa supone un 73% y que el coste total de personal representa a su vez, el 72% del total de costes de gestión de un centro residencial, podemos concluir que más de la mitad del coste total por plaza en un centro residencial privado se destina a cubrir dos necesidades: las necesidades de atención sanitaria y las de atención social y a la Dependencia.

Para cubrir el coste sanitario que en estos momentos están asumiendo las residencias privadas, se debería contemplar un aumento de la tarifa concertada, en el caso de las plazas concertadas y, en el caso de las plazas privadas a precio de mercado, compensar dicho coste mediante una transferencia económica que permita reducir el precio que paga el usuario.

Los resultados del «Análisis de los costes sanitarios en centros residenciales privados para personas mayores» se han obtenido del estudio de 180 centros residenciales privados que gestionan un total de 26.777 plazas, con un porcentaje medio de ocupación del 83,4% y representatividad en las 17 comunidades autónomas.

Del total de plazas ocupadas el 53,9% son plazas privadas y el 46,1% son plazas concertadas. El perfil según el nivel de dependencia constata que el centro residencial es un recurso dirigido a personas mayores con grados de dependencia elevados. De hecho, el 67,3% de los residentes son Grandes Dependientes y Severos, mientras que el 20,2% tienen Dependencia Moderada. Si solamente se tienen en cuenta las plazas concertadas con la Administración, hasta un 81,8% de las plazas corresponden a grandes dependientes y dependientes severos.

Uno de los aspectos más novedosos y remarcables del estudio, desde el punto de vista metodológico, es que se ha realizado utilizando los datos de costes reales medios aportados por los propios operadores de residencias, incluso en la partida de costes salariales, lo que sin duda confiere un importante valor añadido a los resultados obtenidos en el mismo.

El 85% de las plazas en residencias para la tercera edad es de iniciativa privada

En los últimos años la participación de la iniciativa privada en el mercado español de residencias para la tercera edad ha mostrado una tendencia al alza, gracias a la apertura de nuevos centros privados y a los acuerdos alcanzados con las distintas administraciones públicas, tanto para la inclusión de plazas concertadas en residencias privadas como para la gestión de centros públicos. Tras presentar crecimientos del 6% en el período 2005-2007, la facturación agregada de las empresas gestoras de residencias privadas registró una ligera desaceleración en 2008, en un contexto en que el grado de ocupación inició una moderada tendencia a la baja, especialmente en los últimos meses del ejercicio. De este modo, la cifra de negocio total se aproximó a los 2.400 millones de euros, un 5% más que en 2007, según un informe de la consultora DBK, que recoge que el número plazas en residencias privadas pasó de 235.000 en 2007 a 247.000 en 2008, lo que supuso un crecimiento del 5,2%.

Mientras que las plazas privadas puras aumentaron un 3,6% en 2008, hasta las 72.000, las plazas concertadas en residencias privadas aumentaron un 9,1%, situándose en algo más de 175.000. Así, las plazas privadas puras representaban el 71% de las plazas en residencias privadas, mientras que las concertadas reunían el 29% restante.

Para 2009 se prevé un incremento del 3% en el número de plazas en residencias privadas, frente al 5,2% registrado en 2008, hasta situarse en 255.000 unidades, mientras que en 2010 podría alcanzar las 264.000 plazas, con un aumento del 3,5%.

El número de proyectos de apertura de nuevos centros ha disminuido sensiblemente respecto a años anteriores. Las dificultades para encontrar financiación y la incertidumbre económica han provocado la interrupción temporal o definitiva de algunos de los proyectos contemplados con anterioridad. No obstante, los principales operadores del sector continuarán con la expansión de la red de centros, en colaboración creciente con el sector público.

En el contexto referido de menor crecimiento del número de plazas, el volumen de negocio agregado de las empresas gestoras de residencias privadas previsiblemente registrará un estancamiento en 2009, frente al crecimiento del 5% registrado en 2008.

Estructura de la oferta

Al cierre de 2008 el sector de residencias para la tercera edad estaba compuesto por 5.002 centros, 121 más que en 2007, año en el que la oferta había crecido en 78 unidades.

La mayor parte de las residencias (3.866) correspondían a centros privados, mientras que las 1.136 restantes eran centros públicos. Por su parte, el 68% de las residencias privadas eran de iniciativa mercantil, mientras que el 32% restante no tenían ánimo de lucro.

A diciembre de 2008 el conjunto de residencias públicas y privadas albergaban un total de 338.294 plazas, un 4,9% más que en 2007. La oferta procedente de las residencias privadas es mayoritaria, suponiendo el 73% del total de plazas (unas 247.000), mientras que el 27% restante (unas 91.000) son plazas en residencias públicas. Teniendo en cuenta adicionalmente la gestión de centros públicos realizada por operadores privados, estos últimos gestionan un 85% del número total de plazas en residencias para la tercera edad, participación que en los últimos años ha ido incrementándose.

Los cinco primeros operadores en términos de facturación en el sector de residencias -sanitas Residencial, Grupo Ballesol, Grupo Sar, Mapfre Quavitae y Grupo AMMA- reunieron en 2008 una cuota conjunta de mercado del 16% en términos de valor, participación que se situó en el 24% al considerar los diez primeros competidores.

El boom de los centros de día para mayores

El sector de centros de día para mayores presenta un notable potencial de desarrollo a corto y medio plazo, siendo la gestión privada de nuevos centros de titularidad pública la principal oportunidad de crecimiento. Así, se estima que la capacidad en centros públicos podría ampliarse en unas 4.000 plazas entre 2008 y 2010, reflejo de los proyectos de apertura promovidos por algunas administraciones locales y autonómicas, según un informe de la consultora DBK.

La dotación de plazas en centros de día pasó de 47.624 en enero de 2006 a 52.500 en noviembre de 2008, lo que supuso un crecimiento superior al 10% durante dicho período. Este crecimiento se sustentó en la ampliación del número de plazas de titularidad pública, que aumentó en cerca de un 20%, mientras que el de plazas de titularidad privada lo hizo en sólo un 5%.

No obstante, las plazas en centros de día privados siguen representando la mayor parte de la oferta, reuniendo algo más del 60% del total a finales de 2008.

Alrededor del 43% de las plazas en centros privados existentes en noviembre de 2008 eran financiadas por el sector público, mediante el sistema de concierto u otros equivalentes aplicados por las distintas comunidades autónomas. Por su parte, en torno al 85% de las plazas en centros públicos (17.422) eran gestionadas por empresas privadas.

En cuanto a la distribución de plazas en centros de día por comunidades autónomas, Cataluña y Madrid son las regiones con mayor dotación, con 13.514 y 9.379 plazas, respectivamente, a finales de 2008, concentrando de forma conjunta cerca del 44% de la oferta total.

En este contexto, el volumen de negocio generado por la gestión privada de centros de día experimentó crecimientos del 4,5% en 2007 y 5% en 2008, alcanzando en este último año los 315 millones de euros. El bajo grado de desarrollo de la actividad determina que el volumen de negocio generado sea muy inferior al de otros servicios asistenciales para mayores más consolidados, como el de residencias para la tercera edad.

Así, a pesar de los procesos de ampliación de la red de centros acometidos durante los últimos años por los principales operadores, el sector mantiene todavía un bajo grado de concentración de la oferta, de forma que únicamente dos operadores superan las 1.000 plazas gestionadas y sólo siete cuentan con más de 500 plazas.

Previsiones
Los ingresos generados por la gestión privada de centros de día para mayores registrarán previsiblemente un crecimiento medio anual ligeramente superior al 5% durante el período 2009-2010. El crecimiento de la actividad sectorial seguirá apoyándose en las políticas llevadas a cabo por las administraciones competentes, algunas de las cuales mantienen importantes planes de apertura de nuevos centros.

Así, se estima que la dotación de plazas en centros públicos podría ampliarse en unas 4.000 entre 2008 y 2010, con una variación media anual superior al 9%, mientras que el número de plazas en centros privados podría aumentar en unas 2.000 en dicho período, creciendo en torno a un 3% cada año.

La gestión privada de los nuevos centros de titularidad pública será la principal oportunidad de crecimiento para las empresas del sector. A este respecto, cabe señalar que la práctica totalidad de los planes de apertura de centros públicos contemplan exclusivamente la gestión privada de los mismos.

Las viviendas en complejos para mayores crecerán un 60%

Durante la última década la promoción de viviendas destinadas a personas mayores ha experimentado un notable desarrollo, impulsada por el ciclo expansivo del mercado inmobiliario y el dinamismo de la demanda. Fundamentalmente senior resorts ubicados en la costa, ampliarán de forma significativa la dotación de viviendas disponible en los próximos años, si bien la situación de cambio de ciclo en el mercado inmobiliario podría afectar algunos proyectos.

Según un informe de la consultora DBK, el proceso de apertura de varios senior resorts ha triplicado la oferta de viviendas entre diciembre de 2004 y diciembre de 2007, al pasar de 470 a 1.380 en este período. El número de senior resorts en funcionamiento pasó de tres a ocho complejos, ubicados en las provincias de Málaga (4), Alicante (3) y Granada (1).

La oferta de apartamentos urbanos destinados a personas mayores, por su parte, también se ha visto ampliada significativamente, aunque a un ritmo inferior. Así, entre diciembre de 2003 y diciembre de 2007 se abrieron 20 nuevos complejos de este tipo y el número de viviendas pasó de 1.200 a algo más de 2.500. Barcelona y Madrid son las provincias que han alcanzado un mayor grado de penetración de este tipo de producto inmobiliario, albergando la mayoría de las viviendas existentes y acogiendo los centros con una oferta de servicios más amplia.

Sol Andalusí destacaba en diciembre de 2007 como el mayor senior resort en funcionamiento, al contar con 380 viviendas, el 28% de la dotación en este tipo de complejos. En el segmento de apartamentos urbanos, la principal empresa es Layetana Inmobiliaria, con seis complejos en funcionamiento. El volumen de negocio derivado de la venta y el alquiler de viviendas en complejos residenciales para mayores alcanzó en 2007 una cifra cercana a los 130 millones de euros, correspondiendo en torno a 95 millones a senior resorts. Previsiones

Actualmente existen numerosos proyectos de promoción de nuevos complejos residenciales para mayores en distintas fases de desarrollo, que, de llevarse todos a cabo, ampliarán de forma significativa la dotación de viviendas disponible. No obstante, la actual situación de cambio de ciclo en el mercado inmobiliario podría afectar al normal desarrollo de algunos proyectos. La mayoría de los proyectos para los próximos años corresponden a nuevos senior resorts ubicados en zonas costeras.

Así, según los proyectos conocidos en la actualidad, a finales del ejercicio 2008 se habrán inaugurado siete nuevos complejos, favoreciendo que la dotación de viviendas se duplique, hasta llegar a las 2.800. Para los ejercicios 2009 y 2010 se prevé el mantenimiento de un fuerte crecimiento en la oferta de viviendas en senior resorts. Si se cumplen las fechas de inauguración previstas, para finales de 2010 estarán abiertos 22 complejos de este tipo, que totalizarán más de 4.500 viviendas. En cuanto a los proyectos en el ámbito de los apartamentos urbanos, hasta diciembre de 2009 está prevista la apertura de cinco nuevos complejos -tres en Madrid, uno en Valencia y uno en Guadalajara-, con algo más de 200 nuevas viviendas.

Si quieres leer más noticias como Las residencias públicas son mejores que las concertadas o privadas según los familiares de los mayores, te recomendamos que entres en la categoría de Vivienda.


AUTOR
gravatar
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies
Compartir
WhatsApp