Llega el vapeo con el cigarrillo electrónico

Una fumadora vapea con cigarros electrónicos.
NOTICIA de Javi Navarro
12.09.2013 - 16:46h    Actualizado 28.06.2021 - 11:44h

Ya no se fuma, se vapea con el cigarrillo electrónico. Esta tendencia de moda está irrumpiendo con fuerza en el mercado a través de tiendas de diversas marcas. Una de ellas, Essenz, está abriendo alrededor de cinco tiendas cada mes desde su central en Valencia. Ernesto Llosa, gerente de Essenz, asegura que “la idea cuaja rápidamente, ante la abundancia en el mercado de cigarros de baja calidad a altos precios. Por eso, este producto se está expandiendo a ritmo acelerado afianzando al sector como un vivero de oportunidades para los emprendedores”.

Los datos de crecimiento de los cigarrillos electrónicos no dan lugar a dudas y Essenz es el mejor ejemplo para ilustrar este despegue. El propio Llosa así lo manifiesta: “en tres meses de existencia inauguramos las seis primeras tiendas, y ante la gran demanda comenzamos a franquiciar; en los siguientes tres meses triplicamos el número de tiendas y ahora abrimos a un ritmo de unas cinco tiendas mensuales”. En la actual crisis económica, el cigarrillo electrónico constituye un oasis repleto de expectativas que encajará a la perfección con el perfil del nuevo emprendedor.

>> Si quieres saber más sobre si los cigarrillos electrónicos son buenos, consulta los informes del Ministerio de Sanidad.

Llega el turno del vapor con el cigarrillo electrónico
El humo del tabaco ya no está de moda. Una nueva forma de fumar está irrumpiendo con fuerza en nuestra vida cotidiana: es el turno del vapor. Cientos de fumadores ya lo han probado gracias al cigarro electrónico y la mayoría repite: “no se trata de abandonar un hábito que nos gusta, sino de reproducir la sensación de fumar de una forma mucho menos perjudicial y que reporta beneficios inmediatos”, apunta Llosa.

Las ventajas a las que hacen referencia los usuarios de este moderno cigarrillo son contundentes: cuida la salud propia y la de los que te rodean, no deja malos olores ni suciedad, mejora la higiene bucal, y garantiza una ahorro de hasta el 70% respecto al tabaco convencional.

Por ello, tanto fumadores como especialistas, animan a abandonar el tabaco para dar paso al vapeo, que es como se denomina a la técnica de inhalar el líquido que genera el vapor. Melocotón, café, menta o mango son sólo algunos de los sabores eléctricos al alcance de los clientes.

Sin olvidar las obligadas imitaciones al tabaco, que son las predilectas del fumador en la fase inicial. “La sensación es muy similar a la de fumar pero su sabor resulta más agradable. Además, los sabores están disponibles con diferentes concentraciones de nicotina o libres de nicotina, por lo que pueden servir tanto para reducir el consumo de esta sustancia, como para abandonar el hábito si este es el objetivo”, concluye Llosa.

FACUA pide estandarizar los paquetes de tabaco y prohibir los cigarrillos electrónicos ineficaces

Gobiernos como el australiano implantarán proximamente un diseño gráfico en las cajetillas de tabaco en su estrategia de lucha contra el tabaquismo. En el marco de la celebración del Día Mundial sin Tabaco, FACUA reclama la prohibición de los cigarrillos electrónicos que no demuestren su eficacia, así como la incorporación en las cajetillas del nombre de la marca con un diseño gráfico estándar y así cobren aún más protagonismo las imágenes con los efectos del tabaquismo.

FACUA-Consumidores en Acción demanda reforzar la estrategia para prevenir las muertes y enfermedades producidas por el tabaquismo, por lo que pide una ampliación de la prohibición de la publicidad del tabaco en España de manera que las cajetillas tengan un diseño estándar, sin los logotipos ni colores corporativos de las marcas.

La asociación de consumidores solicita al Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad que en las cajetillas cobren aún más protagonismo las imágenes con los efectos del tabaquismo que aparecen actualmente en las cajetillas comercializadas en España, junto a los mensajes con advertencias sobre su consumo.

Cigarrillos electrónicos
Asimismo, FACUA reclama a Sanidad que prohíba la venta de todas aquellas marcas de cigarrillos electrónicos que no demuestren su eficacia para dejar de fumar y sólo la permita si sus fabricantes o distribuidores aportan pruebas científicas suficientes de que ayudan a hacerlo.

La asociación de consumidores pide así al Gobierno que siga la línea de países como Argentina, Uruguay, Colombia y Panamá, que han prohibido la venta de estos productos.

Asimismo, solicita que se apliquen sanciones contundentes ante la publicidad engañosa que supone presentar estos productos como métodos para ayudar a dejar de fumar sin que existan pruebas científicas que lo avalen y los que incurren en irregularidades en la información de su etiquetado.

FACUA advierte que no sólo no esta probada la eficacia de estos productos para dejar de fumar, sino que incluso pueden tener el efecto contrario, prolongar la dependencia del tabaco por el contenido de nicotina que poseen muchas marcas y reemplazar engañosamente otros métodos con resultados probados.

¿Por qué se venden los cigarrillos electrónicos si no son efectivos para dejar de fumar?

FACUA-Consumidores en Acción pide al Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad que prohíba la venta de todas aquellas marcas de cigarrillos electrónicos que no demuestren su eficacia para dejar de fumar. La asociación reclama a Sanidad que sólo permita la venta de estos productos si los fabricantes o distribuidores aportan pruebas científicas suficientes de que ayudan a dejar de fumar. Países como Argentina, Uruguay, Colombia y Panamá, que han prohibido la venta de estos productos.

Asimismo, reclama que se apliquen sanciones contundentes a todas aquellas marcas que vulneran la normativa en materia de etiquetado, irregularidades que acaba de poner de manifiesto un estudio de la Consejería de Salud andaluza.

Multas que también deben aplicarse ante la publicidad engañosa que supone presentar estos productos como métodos para ayudar a dejar de fumar sin que existan pruebas científicas que lo avalen.

La asociación advierte que no sólo no esta probada la eficacia de estos productos para dejar de fumar, sino que incluso pueden tener el efecto contrario, prolongar la dependencia del tabaco por el contenido de nicotina que poseen muchas marcas y reemplazar engañosamente otros métodos con resultados probados.

Los cigarrillos electrónicos no sirven para dejar de fumar

La ley antitabaco ha hecho renacer un nuevo interés por los métodos y sistemas para dejar de fumar… y ha supuesto un gran impulso para los fabricantes de cigarrillos electrónicos, que tratan de colocar su producto como una alternativa “legal”. Sin embargo, según informa la OCU, los cigarrillos electrónicos suscitan muchas dudas, además del claro rechazo de organizaciones médicas: no son para dejar de fumar.

Debido a la nueva ley antitabaco, se ha despertado un elevado interés por todos los métodos para dejar de fumar, demostrados o no, y estamos viendo salir al mercado muchos más cigarrillos electrónicos. Hace unos meses, la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) se hizo eco de una investigación realizada por la FDA americana, que alertaba del uso de estos cigarros electrónicos.

Se anuncian como un método para dejar de fumar, o un sistema que permite a los fumadores continuar con su hábito sin molestar a las personas de alrededor, ya que dicen que pueden utilizarse en lugares en que el tabaco está prohibido, y no contener sustancias tóxicas del tabaco como alquitrán. Pero, según alerta la OCU, no se ha demostrado que los cigarrillos electrónicos ayuden a dejar el hábito del tabaco.

Además, se está cuestionando la seguridad o inocuidad de sus componentes: la FDA (Food and Drug Administration) analizó varias de las marcas más vendidas, encontrando sustancias tóxicas en uno de ellos, más nicotina de la que declaraban en otros, y en gran parte de los e-cigarrillos analizados detectaron compuestos cancerígenos como nitrosaminas. Sin olvidar que el dispositivo cuesta a partir de 50 euros y que luego hay que comprar las recargas, de precios entre 6 y 8 euros.

Por otro lado, varias organizaciones médicas como Semfyc (Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria) o el Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo (CNPT) se han pronunciado al respecto de estos dispositivos, desaconsejándolos. De momento, la Consejería de salud de Andalucía ha comunicado su intención de analizar estos dispositivos, mientras se crea a nivel europeo una regulación de los cigarrillos electrónicos, que por ahora no tienen establecida.

Por todo ello, la OCU insiste en que los cigarrillos no son un método para dejar de fumar y pide que se regulen.

Si quieres leer más noticias como Llega el vapeo con el cigarrillo electrónico, te recomendamos que entres en la categoría de Salud.


WhatsApp Casacochecurro



MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >