Más de 9 millones de españoles apuestan online


Más de nueve millones de españoles juegan cada mes en la red, un 18% más de media que en años anteriores, según datos presentados por la consultora Nielsen en la primera edición del SafetyPay Gambling Forum celebrado hoy en Madrid. Según Nielsen, el 18,4% de los jugadores españoles son jóvenes entre 21 y 34 años y casi el 20% son mayores de 45 años. No obstante, a diferencia de otros países de nuestro entorno, España tiene el menor número de jugadores en la red que superan los 65 años (apenas rozan el 4% del total). Las mujeres empiezan a ganar posiciones y representan ya el 41,5%.

El informe revela que, a pesar de que el juego sigue siendo cosa de hombres, con el 58,4% de los internautas, las mujeres han empezado a ganar posiciones y ya representan al 41,5% de los jugadores españoles en Internet.
No obstante, aún estamos lejos de países como Reino Unido donde las mujeres son las europeas más afines al juego online. De ahí que no sea extraño que entre los países con más jugadores, Inglaterra se sitúe a la cabeza (16%), seguida de Francia (12%) y España (11%).
Ranking por países de jugadores online

Países
% jugadores* online respecto a usuarios de Internet
Reino Unido16%
Francia12%
España11%
Italia8%
Alemania5%


Un sector muy activo en publicidad
Por otro lado, los datos de Nielsen ponen de manifiesto que 2012 fue un año especialmente importante desde el punto de vista publicitario para el juego online. Tanto es así que este sector se encuentra entre los seis primeros más activos -distribución y formación están a la cabeza- con anunciantes como Ventura24 y Lottopia.
Además es un sector en pleno auge en toda Europa, donde curiosamente España se ha situado ya en la segunda posición europea en actividad publicitaria después de Reino Unido.
Grandes operadores globales
Ente los sites de juegos online más visitados y a excepción de las organizaciones loteras de cada país, destacan grandes operadores globales. Así llama la atención que en toda Europa sea William Hill, con más de setenta años de historia, quien figure entre los cinco primeros puestos del ranking de España, Reino Unido o Italia.
También es significativa la posición de Bwin que, con su patrocinio del Real Madrid, consiguió hacerse un hueco destacado en el mercado español, por delante incluso de la página de Loterías y Apuestas del Estado, con más de 1,3 millones de jugadores, pero también en países como Alemania o Italia.
Por último, 888.com con su juego de ruleta, blackjack y sus 621.000 usuarios en España está también en los puestos de cabecera, junto con el portal de apuestas Bet365 (561.000 usuarios).

Ranking portales con más jugadores

Portales
Audiencia (000)
bwin1.310
Loterías y Apuestas del Estado1.029
William Hill840
888.com621
Bet365561

Una industria sin crisis: La del juego

La industria del juego en España será una de las que más crezca en Europa en 2015. Una cultura de juego muy arraigada en la península y una actividad en auge acumularán ingresos con un crecimiento por encima de la media europea. También, los juegos de apuestas online, recién legislados, serán la clave del éxito.

Los ingresos de la industria del juego en España (que recoge exclusivamente la actividad en casinos) son los que más crecerán en toda Europa en los próximos cinco años. Este es uno de los principales datos que recoge el estudio Global Gaming, elaborado por PwC, sobre el estado del mercado del juego y sus perspectivas de crecimiento hasta 2015. España acumulará un crecimiento del 12% entre 2011 y 2015, muy por encima de la media europea -2,6%- y de la global -9,2%- hasta alcanzar los 845 millones de dólares. Sin embargo, en números absolutos, España todavía se sitúa muy lejos de Francia, Alemania o Reino Unido.
Un buen futuro
Sin embargo, estas perspectivas no incluyen, todavía, el incipiente mercado del juego online, recientemente legalizado en España y con un extraordinario potencial de crecimiento.
Las claves
Aún así, para que estas prometedoras expectativas se hagan realidad el sector debe ser capaz de gestionar cuatro aspectos clave:
Un mercado europeo del juego online. La viabilidad del negocio del juego online, en muchos países europeos, pasará por la creación de un gran mercado continental que permita a los operadores alcanzar a una amplia masa crítica. Teniendo en cuenta estas circunstancias, la mejor solución para conseguir este incremento de los ingresos y de las recaudaciones fiscales de los gobiernos pasa por permitir flujos de liquidez y juegos transfronterizos entre los distintos territorios de la UE. Un ejemplo claro es lo que ya sucede con el Euromillón, donde participan once países europeos.
Fijar unos tipos impositivos adecuados. La oportunidad de generar una recaudación fiscal significativa es, sin duda, un atractivo clave para que los gobiernos legalicen los servicios de juego online. Sin embargo, a la hora de fijar estos niveles de tributación hay que tener presente la necesidad de equilibrar la recaudación fiscal con el crecimiento del mercado. En este sentido, el establecimiento de un impuesto sobre los beneficios brutos de los operadores y no sobre los jugadores individuales parece la opción más viable. En Francia, sin ir más lejos, el elevado gravamen al que se ha visto sometido el mercado del póquer lo ha llevado a niveles decepcionantes de rentabilidad.
Estrategias distintas para juegos online distintos. Las distintas formas de apuestas y juegos online determinarán regulaciones distintas y exigirán estrategias diferentes por parte de los operadores. Por ejemplo, la profunda integración del póquer en la vida cultural norteamericana y su gran aceptación social permitirá, previsiblemente, que las compañías puedan operar en todo el territorio de EEUU. Algo que, por ejemplo, no parece que sucederá en ese mismo país con las apuestas deportivas, mucho menos arraigadas.
Impulsar el juego online a través de las redes sociales. Las redes sociales serán un motor importante de la actividad y el crecimiento de los juegos online en todo el mundo gracias, sobre todo, al elevado uso por parte de los usuarios de los dispositivos móviles.
El caso de España
En España, con la aprobación de una nueva ley en mayo de 2011 y su normativa de desarrollo se regulan, por primera, vez los juegos online. La norma legisla los servicios de juegos ofrecidos a ciudadanos españoles e impone impuestos y tasas relativos a los juegos sobre actividades desarrolladas en España a nivel nacional. También se gravan las apuestas extranjeras, relativas a actividades de juegos ofrecidas por operadores con sede en el ámbito del Espacio Económico Europeo, pero que obtengan los títulos habilitantes necesarios para la explotación de su actividad de juego en nuestro país.
Según palabras de Patricia Manca, socia de PwC, «el juego online supone en España una oportunidad para los operadores de juego tradicional que están viendo disminuir sus ingresos en los últimos años, así como para otros operadores ya implantados a nivel internacional que desean extender su oferta al mercado español. Algunos drivers que probablemente van a determinar la evolución del sector son la evolución del régimen fiscal aplicable, actualmente elevado, la creación de una masa crítica de jugadores dentro de la jurisdicción aplicable para la creación de un mercado sostenible y viable, el régimen de publicidad y promoción de la actividad que finalmente se permita y el uso de las redes sociales».

Jugamos más en casinos y máquinas tragaperras, pero menos en bingos

En los últimos años el volumen de negocio de las empresas de juego privado ha mostrado una trayectoria a la baja, situándose en 2007 en unos 7.130 millones de euros, lo que supuso un 0,4% menos que en el ejercicio anterior. La caída registrada por la facturación total ha estado motivada principalmente por el descenso de la actividad de los bingos. Por el contrario, los segmentos de casinos y de máquinas tipo B, tragaperras, han mantenido tasas de variación positivas en los últimos ejercicios.

Las empresas de juego privado alcanzaron un volumen de negocio de unos 7.130 millones de euros en 2007, un 0,4% menos que en 2006, año en el que a su vez había descendido un 1%. Esta evolución contrasta con los crecimiento del 3-4% registrados en el caso de la cantidad jugada en juegos públicos, cuyo importe se situó en unos 12.250 millones de euros en 2007.

Las empresas explotadoras de casinos experimentaron un incremento de su facturación del orden del 4% en 2007, hasta alcanzar un volumen de 627 millones de euros. Los ingresos por juego en mesas y máquinas tipo C representan en torno al 80% de la facturación de los casinos, si bien en los últimos años la facturación por actividades de restauración y otros conceptos ha mostrado el mayor dinamismo.

El segmento de máquinas tipo B, por su parte, ha registrado en los últimos años aumentos de entre el 2% y el 4%, apreciándose un mayor dinamismo en los ingresos procedentes de máquinas situadas en salones de juego. En 2007 la explotación de este tipo de máquinas generó un negocio de 2.764 millones de euros, un 2,4% más que en 2006.

En cambio, las empresas explotadoras de bingos vienen registrando una negativa evolución en los últimos años. Así, la facturación por explotación de bingos contabilizó en 2007 un descenso del 3%, hasta los 3.738 millones de euros.

El inicio y la consolidación de la actividad de las casas de apuestas en algunas comunidades autónomas será el hecho más relevante en el sector del juego español a corto y medio plazo. Así, algunas de las principales empresas del sector dedicarán al desarrollo de esta actividad buena parte de sus inversiones durante los próximos meses. En cambio, el continuo crecimiento del juego on line se presenta como una de las principales amenazas para los operadores del sector de cara a los próximos años.

El segmento de casinos continuará siendo el más dinámico, impulsado por la apertura de nuevos establecimientos, pudiendo registrarse tasas de crecimiento en el entorno 5% en 2008 y del 10% en 2009.

Estructura de la oferta
En el mercado de juego privado están operativos 40 casinos, alrededor de 440 bingos y unas 250.000 máquinas tipo B, de las que entre un 10 y un 15% se localiza en los alrededor de 2.200 salones de máquinas de este tipo, y las restantes se ubican en establecimientos de restauración y hostelería.

En los últimos años se aprecia un aumento sostenido del número de casinos y del parque de máquinas tipo B, mientras que el segmento de bingos viene registrando un descenso en el número de locales activos.

En cuanto a la evolución reciente del número de casinos, destaca el ejercicio 2005, año en el que se produjo la apertura de cuatro nuevos establecimientos, mientras que la tónica general en la última década ha sido la apertura de uno o dos nuevos casinos al año.

El sector de juego privado muestra una clara tendencia hacia la concentración en grandes grupos explotadores, principalmente en el segmento de casinos. La cuota de mercado conjunta de los cinco primeros operadores alcanzó en 2007 el 28% de la facturación total de las empresas de juego privado, porcentaje que se incrementó hasta el 35% al considerar a los diez primeros competidores.

¿Te ha parecido interesante el artículo? Vota con 5 estrellitas para que escribamos más contenido relacionado:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas Pon 5 estrellitas si quieres más artículos como este

AUTOR
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
TE RECOMENDAMOS OTRAS NOTICIAS DEL MISMO TEMA:

WhatsApp Casacochecurro

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies