Recomendaciones básicas para viajeros que visitan países tropicales o en los que haya riesgo para la salud


Recomendaciones básicas para viajeros que visitan países tropicales o en los que haya riesgo para la salud

Si vas a viajar este verano a algún país en el que creas que puede haber algún riesgo para tu salud, lo mejor es que acudas directamente a alguno de los centros de vacunación internacional que existen para que te informen de los riesgos y de qué vacunas debes tener puestas.

Vacunas al viajar
Para aconsejar al viajero, los expertos tienen en cuenta factores personales (edad, sexo, historia clínica, estado vacunal…) y elementos asociados al viaje que van a realizar (países de destino, duración y tipo del viaje, época del año…). Una vez obtenida esta información, aconsejan medidas preventivas para evitar los riesgos relacionados con los alimentos y bebidas, con el entorno (sol, altura, insectos…), con la higiene personal o con las enfermedades de transmisión sexual.

Además, se recomiendan y administran las vacunas necesarias y, si es preciso, se indica la especialidad farmacéutica más adecuada en relación con la quimioprofilaxis antipalúdica.

Vacunarse con antelación al viaje
Casacochecurro.com Además, es aconsejable que te informes de las vacunas necesarias con suficiente antelación, ya que hay ciertas profilaxis que necesitan un periodo de tiempo para ser efectivas.

VACUNACIONES OBLIGATORIAS AL VIAJAR
Algunas vacunas son obligatorias y están sometidas a reglamentación internacional. Incluso pueden ser exigidas por las Autoridades Locales del país que se visita, un Certificado Internacional de Vacunación.

Este tipo de vacunación sólo se administra en los Centros de Vacunación Internacional autorizados y aprobados por la Organización Mundial de la Salud, en donde se proporciona el Certificado Internacional de Vacunación.

Vacunación contra la Fiebre Amarilla
Es una enfermedad vírica de declaración internacional obligatoria, que se transmite por la picadura de un mosquito infectado. Esta vacunación es obligatoria para entrar en algunos países de África y América del Sur y sólo se administra en los Centros de Vacunación autorizados y aprobados por la Organización Mundial de la Salud, donde se expide el Certificado Internacional de Vacunación.

Existen algunas contraindicaciones en personas con alteraciones inmunitarias y en niños menores de 6 meses. En el caso de embarazadas la vacuna no está indicada durante el primer trimestre del embarazo.

Su validez legal es de 10 años, a partir de los 10 días de la primera dosis e inmediatamente en la revacunación.

Vacunación contra la Meningitis Meningocócica
La vacunación contra la enfermedad meningocócica es exigida por Arabia Saudí a todos los peregrinos que visitan La Meca anualmente (Hajj) o en cualquier otro período (Umrah).

Actualmente, y tras la aparición en los años 2000 y 2001 de casos de enfermedad meningocócica asociada a N. meningitidis W-135 entre los peregrinos, se exige vacunación con la vacuna tetravalente (A, C, Y, W-135).

Vacunación Contra la Poliomielitis
Algunos países libres de poliomielitis pueden exigir a los viajeros procedentes de países con notificación de presencia de poliovirus salvaje se vacunen contra la poliomielitis para obtener un visado de entrada.

VACUNACIONES RECOMENDADAS
Visto esto, la selección de las vacunas para un viaje determinado dependerá de la situación sanitaria concreta del país a visitar, de las enfermedades endémicas que le afecten, de las características del viaje (no se corren los mismos riesgos en un viaje de aventura que en uno organizado y no es lo mismo un viaje a una zona rural que a una zona urbana), de la duración del mismo, de la situación general de salud del propio viajero y del tiempo disponible antes del viaje.

Por todo ello, estas medidas preventivas deberán recomendarse en los servicios médicos de forma personalizada. Si usted no ha contado con esta posibilidad deberá extremar el cumplimiento de las medidas preventivas generales.

Cólera
Es una enfermedad bacteriana intestinal aguda, producida por el Vibrio Cholerae. Se transmite por agua y alimentos contaminados. Las zonas endémicas se encuentran principalmente en África, Centro y Sudamérica y Sudeste Asiático, El riesgo de cólera para los viajeros es muy bajo y la mejor forma de prevenir la enfermedad son las medidas higiénicas con el agua y los alimentos durante el viaje.

Existe una vacuna oral que puede estar indicada para los viajeros que se dirijan a zonas de alta endemia, también para cooperantes, miembros de ONG, viajes de aventura, trabajadores en campos de refugiados y en el caso de que se prevea un contacto directo con la población.

Fiebre tifoidea
Es una enfermedad infecciosa producida por una bacteria, SalmonellaTyphi, que se transmite por el agua y los alimentos contaminados, Su distribución es mundial, en países desarrollados la incidencia es muy baja, pero en los países en vías de desarrollo es una enfermedad frecuente. Los países más afectados se encuentran en África, Centro y Sudamérica, Oriente Medio y Sudeste asiático, Existen dos tipos de vacuna: oral e inyectable. La vacunación se recomienda a los viajeros que se dirijan a zonas endémicas, sobre todo en viajes fuera de los circuitos turísticos y condiciones higiénico-sanitarias difíciles o en estancias prolongadas de más de 1 mes. Está especialmente indicada en países o zonas de riesgo donde dicha bacteria es resistente a los antibióticos, Dado que la efectividad de la vacuna es limitada, se debe considerar que la mejor prevención son las medidas higiénicas durante el viaje con los alimentos y bebidas que se ingieran.

Hepatitis A
Es una enfermedad infecciosa transmitida por el virus de la hepatitis A, que posee una distribución mundial, apareciendo en forma de epidemias periódicas. Se transmite de persona a persona y por la ingestión de alimentos y bebidas contaminadas.

La distribución es Mundial, pero es más habitual allí donde las condiciones sanitarias son deficientes y la seguridad del agua de bebida no está bien controlada. La vacuna se prepara con virus de la hepatitis A inactivados y se recomienda a todos los viajeros no inmunes que se dirijan a zonas endémicas.

Hepatitis B
Es una enfermedad infecciosa transmitida por el virus B de la hepatitis, de distribución universal. Se transmite sobre todo por vía sexual, transfusiones sanguíneas, productos con sangre contaminada o por material contaminado (jeringas, tatuajes, piercing, acupuntura) y vertical perinatal madre-hijo, La hepatitis B se distribuye por todo el mundo, pero con diferentes niveles de riesgo. En algunas zonas de América del Norte, en el norte y el oeste de Europa, el Cono Sur de América del Sur, Australia y Nueva Zelanda, la prevalencia de la infección crónica es relativamente baja (menos del 2% de la población general), Actualmente se utilizan vacunas elaboradas por ingeniería genética y el riesgo depende de:

1) la prevalencia de la infección por el VHB en el país de destino;

2) el alcance del contacto directo con sangre o líquidos corporales de personas potencialmente infectadas, o del contacto sexual con esas personas;

3) el tipo de viaje y su duración. Entre los principales riesgos se incluyen: la asistencia sanitaria (médica, dental, de laboratorio u otra) con exposición directa a sangre o líquidos corporales humanos, recibir una transfusión de sangre que no ha sido analizada para detectar VHB, medicamentos o drogas inyectadas que no han sido adecuadamente esterilizadas; y otros tipos de exposición a agujas (ej. acupuntura, piercing, tatuajes, drogas inyectables).

Además, en países menos desarrollados se puede producir la transmisión de individuos infectados por el VHB a individuos susceptibles al VHB, mediante el contacto directo entre lesiones cutáneas abiertas, incluido, el contacto de sangre a sangre a partir de una mordedura o rasguño profundos, La vacuna debe ser considerada para prácticamente todos los viajeros no inmunes que se desplacen a áreas con riesgo de infección de moderado a alto. Puede administrarse a los lactantes desde el momento del nacimiento.

Meningitis Meningocócica
Es una enfermedad infecciosa aguda causada por la bacteria Neisseria meningitidis. Se producen casos esporádicos en todo el mundo. En las zonas templadas la mayoría ocurren en los meses de invierno.

Hay brotes localizados en espacios cerrados donde conviven muchas personas (ej. residencias de estudiantes, cuarteles militares). En África Subsahariana, en una zona que se extiende a lo ancho del continente desde Senegal hasta Etiopía (el «cinturón de la meningitis» africano), tienen lugar grandes brotes y epidemias durante la estación seca (noviembre-junio).

La vacunación se considera para todos los viajeros a países del cinturón Subsahariano de la meningitis, y áreas con brotes epidémicos. La vacunación es obligatoria para viajar a Arabia Saudí durante el período de Peregrinación a la Meca.

Poliomielitis
El 5 de mayo de 2014 la Directora General de la OMS ha declarado que la extensión internacional de la transmisión del poliovirus salvaje (PVS) en 2014 es un Evento de Salud Pública de Importancia Internacional (ESPII). Por esta razón la OMS recomienda temporalmente la puesta en marcha de medidas adicionales para los viajeros.

Recomendaciones y medidas preventivas para los viajeros que se dirijan a países con circulación activa de Poliovirus Se abrirá en una ventana nueva.

A nivel mundial, según los datos de la OMS, en los últimos seis meses (a 29.04.2013) se ha observado transmisión activa en 10 países: Pakistán, Nigeria, Afganistán, Guinea Ecuatorial, Siria, Iraq, Camerún, Etiopía, Somalia e Israel.

Hasta que la transmisión del poliovirus salvaje se haya detenido a nivel mundial, todos los países libres de polio corren el riesgo de importación y de reaparición de brotes.

Hasta que se haya certificado la erradicación de la enfermedad a escala mundial, continuará el riesgo de que la contraigan los viajeros que van a las zonas infectadas, así como, de que los viajeros procedentes de las zonas infectadas vuelvan a infectar las zonas libres de polio, Los viajeros que se dirigen a países con notificación de poliovirus salvaje y los que proceden de ellos, deben protegerse mediante la vacunación.

Rabia
Es una enfermedad vírica aguda que afecta al sistema nervioso central y se transmite al hombre por contacto directo (mordedura, secreción) con determinadas especies de animales (perros, gatos, zorros, murciélagos, mofetas, etc.).

La rabia está presente en mamíferos de muchos países de todo el mundo. La mayoría de las muertes por rabia en África y Asia, que se estiman en 55.000, se producen en países en desarrollo.

El riesgo para los viajeros a áreas o zonas consideradas de riesgo es proporcional a la probabilidad de contacto con mamíferos potencialmente rabiosos.

Se debe recomendar la vacunación pre-exposición a las personas con alto riesgo de exposición, como, el personal de laboratorio que trabaja con virus de la rabia, veterinarios, manipuladores y técnicos especialistas de animales, así como, otras personas que viven o viajan a zonas donde existe riesgo de rabia. Los viajeros que están muy expuestos al aire libre en zonas rurales – como, por ejemplo, al hacer footing, recorridos en bicicleta, senderismo, camping, excursionismo con mochila, etc.- pueden estar en riesgo aunque la duración del viaje sea corta., e individuos que viajan a zonas aisladas o a zonas donde es limitado el acceso inmediato a la asistencia sanitaria apropiada o a países donde escasean los productos biológicos y las vacunas antirrábicas disponibles localmente podrían ser inseguras o ineficaces.

Tétanos
Es una enfermedad producida por una toxina de la bacteria Clostridium tetani, que penetra en el organismo a través de heridas o erosiones en piel o en mucosas, sobre todo en heridas anfractuosas por lo que es fundamental que ante cualquier herida la limpieza y desinfección sea concienzuda, Su distribución es universal y todos los viajeros deben estar protegidos frente al tétanos. Cualquier forma de herida, desde un pequeño corte a un accidente de vehículos motorizados, puede exponer al individuo a las esporas.

OTRAS VACUNACIONES
Existen otras vacunas que sólo son aconsejables en casos especiales, en los que hay que valorar individualmente las características y la duración del viaje, las condiciones sanitarias del país de destino, la edad y la situación clínica del viajero.

Estas pueden ser: encefalitis primero estival, encefalitis japonesa, neumococo, difteria, gripe, etc.

Prevenir el Paludismo
El Paludismo o Malaria es una enfermedad muy extendida que afecta a prácticamente todos los países tropicales. Se transmite a través de la picadura de un mosquito (Anopheles). Dado que esta enfermedad puede resultar grave, e incluso mortal, es importante hacer una prevención de la misma. Como en la actualidad no se dispone de una vacuna eficaz, la profilaxis se basará en la conjunción de las siguientes medidas:

Ser conscientes del riesgo y conocer el periodo de incubación, los principales síntomas y la posibilidad de inicios de la enfermedad tardíos.

Evitar las picaduras de mosquitos, especialmente, entre el anochecer y el amanecer.

Tomar medicamentos contra el paludismo (quimioprofilaxis), cuando sea necesario, para evitar que la infección progrese llegando a manifestaciones clínicas de la enfermedad.

Consultar inmediatamente con el médico para recibir un diagnóstico y un tratamiento adecuados, en caso de que aparezca fiebre a partir de 1 semana después de haber entrado en un área donde hay riesgo de paludismo y hasta 3 meses después (o, en raras ocasiones, incluso más tarde) de salir de ella.

Evitar la picadura del mosquito
Los viajeros deben protegerse contra la picadura de los mosquitos; esto constituye la primera línea de defensa contra el paludismo.

Evitar, si es posible, salir entre el anochecer y el amanecer pues los mosquitos pican habitualmente durante este período; si se sale por la noche llevar ropa con manga larga y pantalones largos y evitar los colores oscuros que atraen a los mosquitos, Se consigue una protección extra tratando las prendas de vestir con permetrin o etofenprox, para impedir que los mosquitos piquen a través de la ropa.

Los repelentes de insectos, son sustancias que se aplican en las zonas de piel expuesta o a las prendas de vestir para evitar el contacto humano/vector. El ingrediente activo de un repelente, repele a los insectos pero no los mata. Debe elegirse un repelente que contenga DEET, IR3535, o Icaridin.

Alojarse, si es posible, en un edificio bien construido y bien conservado, con tela metálica en puertas y ventanas. Si no se dispone de esta protección deben cerrarse las puertas y ventanas durante la noche.

Si los mosquitos pueden penetrar en la habitación, colocar una mosquitera alrededor de la cama fijándola bajo el colchón y asegurarse de que no esté rota y de que ningún mosquito haya quedado atrapado en el interior. Para mejorar la protección puede impregnarse la mosquitera con permetrina o deltametrina.

Pulverizar insecticidas, los sprays en aerosol para matar insectos voladores son eficaces para un efecto rápido de abatir y matar, utilizar difusores de insecticidas (eléctrico o a pilas) que estén provistos de pastillas impregnadas de piretrinas o hacer quemar las espirales contra mosquitos, que son el ejemplo más conocido de vaporizador insecticida, normalmente con un piretroide sintético como ingrediente activo.

Dado que el tipo de medicación varía según la zona a visitar y que ninguno de estos medicamentos está desprovisto de efectos secundarios, la prescripción de los mismos deberá ser realizada por personal sanitario especializado, en consulta personalizada.

A pesar de tomar cualquier medicación preventiva, la posibilidad de contraer paludismo no desaparece de forma absoluta. Asimismo, ningún medicamento está libre de efectos secundarios y no deben prescribirse si no hay un riesgo verdadero.

Para que la quimioprofilaxis tenga efectividad deberá continuarse durante las cuatro semanas siguientes al abandono de la zona palúdica, tanto si los viajeros vuelven a su país de origen como si van a una zona tropical exenta de paludismo, ya que el parásito que produce la enfermedad puede permanecer acantonado en el hígado durante ese período de tiempo.

Si durante el viaje aparecieran síntomas de paludismo, como fiebre, sudoración y escalofríos, aún tomando profilaxis medicamentosa, deberá consultar sin demora a un médico.

Los síntomas del paludismo pueden, a menudo, ser benignos y hace falta sospechar la enfermedad, si una semana después de la llegada a la zona endémica se declara una fiebre inexplicable, acompañada o no de otros síntomas (dolor de cabeza, flojera y dolores musculares, vómitos, diarrea o tos).

SOLICITUD DE CITA para un Centro de Vacunación Internacional
En este sentido, se dispone en la página Web del ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad de una web de acceso telemático de los ciudadanos a la autogeneración de consejos sanitarios (vacunas obligatorias, vacunas aconsejables, necesidad o no de quimioprofilaxis antipalúdica, etc.) cumplimentando los datos inherentes al viaje en cuestión, y la posibilidad de auto concertarse una «cita previa» en cualquier servicio de vacunación internacional.

Otra recomendación del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad es que al volver pongan en conocimiento de su médico de familia cualquier síntoma que pudiera tener relación con el viaje, dado que algunas enfermedades no se manifiestan de manera inmediata.

Recomendaciones básicas – Consultar al menos un mes ó un mes y medio antes del viaje un centro de vacunación internacional para conocer la situación sanitaria del país y las medidas de prevención que deban adoptarse.

– También deben informarse de las vacunas o tratamientos preventivos necesarios para el país que se visita (algunos de ellos necesitan varios días e incluso semanas para ser efectivos, por lo que es necesario administrarlos con suficiente tiempo).

– Visitar al médico antes del viaje si se padece alguna enfermedad o alergia o se esté tomando algún tratamiento. Es aconsejable tener un informe médico preparado y llevar la cantidad suficiente de medicación repartida en la maleta y bolso de mano en el caso de las personas sometidas a tratamiento. Hay que recordar a los viajeros que consulten las medidas de seguridad de los aeropuertos para que puedan organizar su equipaje de forma adecuada.

– Es importante informarse sobre el sistema local de asistencia sanitaria y conocer la extensión de la cobertura de su seguro.

– Elegir ropa y calzado adecuados y llevar un pequeño botiquín que contenga material de cura y algunos medicamentos para síntomas menores (como analgésicos o antihistamínicos).

– En el país de destino, precaución con los alimentos y bebidas, que son la causa más frecuente de enfermedad en el viajero.

Algunos consejos básicos
Lavarse las manos con frecuencia para evitar infecciones;

beber agua embotellada o tratada y evitar el consumo de hielo que no haya sido preparado con agua segura;

consumir sólo leche envasada y derivados lácteos higienizados;

precaución con la repostería y los helados;

las comidas deben estar cocinadas y conservadas a temperatura adecuada: evitar los productos crudos y especial cuidado con las salsas y los preparados que contengan huevo crudo;

la fruta debe ser pelada personalmente y las verduras no deben comerse crudas;

evitar el consumo de productos de mercadillos ambulantes.

Principales enfermedades que transmiten los insectos
Los repelentes de insectos se aplican directamente en la piel o en las prendas de vestir para evitar el contacto de los insectos con las personas. Pero hay que tener muy claro que el ingrediente activo de los repelentes solo repele a los insectos, es decir, no los mata ni asegura siempre que se evite la picadura.

Siempre hay que elegir un repelente que contenga DEET, IR3535 o Icaridin.

Principales enfermedades transmitidas

Caracol acuático >> Esquistosomiasis (Bilharziasis) Mosca negra >> Ceguera de río (Oncocercosis) Pulga >> Peste (transmitida por pulgas de ratas a humanos) y enfermedad de Rickettsiosis Mosquitos – Aedes >> Fiebre del Dengue, Fiebre del Valle del Rift, Fiebre Amarilla y Chikungunya Mosquitos – Anopheles >> Filariasis Linfática y Paludismo Mosquitos – Culex >> Encefalitis Japonesa, Filariasis Linfática, Fiebre del Nilo Occidental Flebotomos hembras >> Leishmaniasis, Fiebre por Flebotomos Garrapatas >> Fiebre Hemorrágica Crimea-Congo, Enfermedad de Lyme, Fiebre Recurrente (Borreliosis), Enfermedades rickettsiales incluidas fiebre botonosa y fiebre Q, Encefalitis por Garrapatas y Tularemia Chinche triatoma >> Enfermedad de Chagas (Tripanosomiasis Americana) Mosca Tsé-Tsé >> Enfermedad del Sueño (Tripanosomiasis Africana) Es importante recordar que, según extensas investigaciones, no existe absolutamente ninguna evidencia de que la infección por VIH pueda ser transmitida a través de la picadura de insectos.

Especial atención a los riesgos relacionados con el entorno
Protegerse del calor, de la humedad y de la exposición directa al sol, especialmente en las personas mayores y los niños;
protegerse contra picaduras de insectos con ropa adecuada, usar repelentes y, si fuera necesario, mosquitera para dormir;
extremar las medidas para evitar los contagios en los lugares de baño; cuidar la higiene personal.

Regreso
Al regresar del viaje, si presentase algún problema de salud, debe consultar con los centros de vacunación internacional o con su médico habitual, dándole a conocer el viaje realizado.

Vacúnate si vas a viajar este verano a países tropicales

Vacúnate si vas a viajar este verano a países tropicales

Arranca el programa «La Salud también Viaja 2013» por el que los centros de vacunación internacional facilitan información personalizada y recomendaciones a quienes vayan a viajar este verano al extranjero, especialmente si son países tropicales o destinos poco frecuentes. Para evitar esperas innecesarias y para hacer posible la mejor atención sanitaria, estos centros tienen habilitado un sistema de cita previa. Además, es aconsejable que los viajeros se informen de las vacunas necesarias con suficiente antelación, ya que hay ciertas profilaxis que necesitan un periodo de tiempo antes del viaje para ser efectivas.

Es bueno vacunarse si viajas a países tropicales.

Pero la vacunación no sólo es antes de viajar, sino que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad recomienda que, al regresar, y dado que algunas enfermedades no se manifiestan de manera inmediata, pongan en conocimiento de su médico de familia cualquier síntoma que pudiera tener relación con el viaje.

Atención durante 2012

Durante 2012, los centros de vacunación internacional, autorizados por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, atendieron a 204.234 viajeros (descenso del 4% con respecto al año 201). En cuanto a las vacunas, en 2012 se administraron 305.732, lo que supone una disminución del 9’98%. En lo relativo a la totalidad de quimioprofilaxis antipalúdicas pautadas, la disminución en el año 2012 ha sido del 6’66% con respecto al 2011, de 97.787 a 104.765, respectivamente. Asimismo, el número de vacunas recomendadas ha experimentado un incremento del 6’64% entre el 2011 y 2012 (204.269 vacunas recomendadas en 2012 frente a las 191.549 recomendadas en 2011).

Para aconsejar al viajero, los expertos tienen en cuenta factores personales (edad, sexo, historia clínica, estado vacunal…) y elementos asociados al viaje que van a realizar (países de destino, duración y tipo del viaje, época del año…). Una vez obtenida esta información, aconsejan medidas preventivas para evitar los riesgos relacionados con los alimentos y bebidas, con el entorno (sol, altura, insectos…), con la higiene personal o con las enfermedades de transmisión sexual. Además, se recomiendan y administran las vacunas necesarias y, si es preciso, se indica la especialidad farmacéutica más adecuada en relación con la quimioprofilaxis antipalúdica.

Los centros de vacunación internacional realizaron en 2012, unas 607.788 actuaciones preventivas individualizadas, tres actuaciones por viajero atendido, y atendieron más de 124.317 llamadas telefónicas.

Recomendaciones generales de vacunación

Las recomendaciones básicas que los viajeros deben seguir cuando van a visitar países tropicales o donde exista algún riesgo para la salud son:

  • 1.- Consultar al menos un mes o un mes y medio antes del viaje a un centro de vacunación internacional para conocer la situación sanitaria del país y las medidas de prevención que deban adoptarse. También deben informarse de las vacunas o tratamientos preventivos necesarios para el país que se visita (algunos de ellos necesitan varios días e incluso semanas para ser efectivos, por lo que es necesario administrarlos con suficiente tiempo).
  • 2.- Visitar al médico antes del viaje si se padece alguna enfermedad o alergia o se esté tomando algún tratamiento. Es aconsejable tener un informe médico preparado y llevar la cantidad suficiente de medicación repartida en la maleta y bolso de mano en el caso de las personas sometidas a tratamiento. Hay que recordar a los viajeros que consulten las medidas de seguridad de los aeropuertos para que puedan organizar su equipaje de forma adecuada.
  • 3.- Es importante informarse sobre el sistema local de asistencia sanitaria y conocer la extensión de la cobertura de su seguro.
  • 4.- Elegir ropa y calzado adecuados y llevar un pequeño botiquín que contenga material de cura.
  • 5.- En el país de destino, precaución con los alimentos y bebidas, que son la causa más frecuente de enfermedad en el viajero. Algunos consejos:
  • Lavarse las manos con frecuencia para evitar infecciones.
  • Beber agua embotellada o tratada y evitar el consumo de hielo que no haya sido preparado con agua segura.
  • Consumir sólo leche envasada y derivados lácteos higienizados.
  • Precaución con la repostería y los helados.
  • Las comidas deben estar cocinadas y conservadas a temperatura adecuada: evitar los productos crudos y tener especial cuidado con las salsas y los preparados que contengan huevo crudo.
  • La fruta debe ser pelada personalmente.
  • Evitar el consumo de productos de mercadillos ambulantes.
  • 6.- Especial atención a los riesgos relacionados con el entorno:
  • Protegerse del calor, de la humedad y de la exposición directa al sol, especialmente en las personas mayores y los niños.
  • Protegerse contra picaduras de insectos con ropa adecuada, usar repelentes y, si fuera necesario, mosquitera para dormir.
  • Extremar las medidas para evitar contagios en lugares de baño.
  • Cuidar la higiene personal

Si quieres leer más noticias como Recomendaciones básicas para viajeros que visitan países tropicales o en los que haya riesgo para la salud, te recomendamos que entres en la categoría de Viaje.


AUTOR
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies