¿Se puede pedir un préstamo para pagar la entrada de la hipoteca?

¿Se puede pedir un préstamo para pagar la entrada de la hipoteca?
NOTICIA de Jessica Pascual
07.09.2022 - 08:05h    Actualizado 09.09.2022 - 07:38h

¿Quieres comprar una casa, pero no dispones de suficiente dinero ahorrado para pagar la entrada? Esta es precisamente una de las grandes barreras a las que se enfrentan muchas de las personas que quieren comprarse su primera casa, sobre todo, los más jóvenes.

¿Qué hacer ante esta situación? Existen algunas alternativas que permiten conseguir la concesión de una hipoteca sin ahorros, aunque no siempre es fácil. Por ello, surgen cuestiones y dudas acerca de la posibilidad de pedir un préstamo para pagar la entrada de la hipoteca. ¿Es posible? La respuesta rápida es que, en la gran mayoría de los casos, no. Se trata de una operación que conlleva muchos riesgos y que los bancos no quieren asumir. No obstante, sí que es posible si se cumplen algunas condiciones.

Si quieres saber más sobre este tema, en esta guía te explicamos con detalle todo sobre la posibilidad de pedir un préstamo para pagar la entrada de la hipoteca, que suele ser del 30 % del valor total de la vivienda.

Qué hacer si no tengo dinero para pagar la entrada de la hipoteca

Es un problema habitual. Para comprar una vivienda cuyo precio es de 200.000 euros, las entidades bancarias solicitan a los clientes el 30 % de esta cifra por adelantado, en concepto de entrada.

Esto se debe a que las entidades solo financian, en la mayoría de los casos, hasta el 80 % del valor de la vivienda. Aunque hay excepciones y son las entidades que todavía ofrecen hipotecas del 100 % más los gastos. A lo que suman los gastos de gestión por la operación de compraventa, que establecen en un 10 %.

Este 10 % más el 20 % que no suelen financiar los bancos, supone el 30 %. En euros, para una casa que cuesta 200.000, el cliente debe tener 60.000 euros ahorrados. (30 % de 20.000 es igual a 60.000).

Sin embargo, esta no es una cifra fácil de alcanzar. Ante estas situaciones, las personas que no tienen liquidez para pagar la entrada pueden recurrir a otras vías, como por ejemplo:

  1. Solicitar un avalista, que suelen ser los padres del futuro titular de la hipoteca.
  2. Conseguir una doble garantía hipotecaria, que es un sistema similar al anterior. Pero con una diferencia: la persona que se pone de garante tiene que tener su vivienda ya pagada.
  3. Una tercera vía, que es la que explicamos en esta información: Pedir un préstamo al banco para pagar la entrada de la hipoteca.

Qué préstamo pedir para pagar la entrada de la hipoteca

Este método consiste en pedir un préstamo personal para pagar el 30 % de la entrada de la vivienda. Se trata de una operación que conlleva sus riesgos y que no siempre es fácil de conseguir.

Para empezar, la entidad bancaria que concede la hipoteca probablemente no va a querer conceder este segundo préstamo. En estos casos, el solicitante tiene que acudir a otra entidad bancaria a hacer esta solicitud. Porque además, si la entidad bancaria que concede la hipoteca se entera de esta operación, puede incluso rechazar la concesión del préstamo hipotecario.

¿Cómo puede enterarse de ello? A través de la Central de Información de Riesgos del Banco de España (CIRBE). Una entidad que tiene toda la información del historial de crédito de los solicitantes. Las entidades bancarias pueden solicitar al CIRBE esta información antes de denegar o aprobar la concesión de un préstamo. Esta información en el CIRBE se actualiza de manera periódica, pero no todos los días. Aproximadamente actualizan los datos cada dos o tres semanas.

Esto quiere decir que si una persona solicita un préstamo personal para pagar la hipoteca y antes de que aparezca el registro de esta operación en el CIRBE, solicita la hipoteca, puede que aumenten las posibilidades de que la entidad bancaria conceda el préstamo hipotecario. Porque aunque la entidad solicite el historial crediticio del cliente, probablemente la operación de solicitud del préstamo personal no aparecerá registrada en la plataforma. Para ello tendría que pedir el préstamo personal aproximadamente dos semanas antes de la solicitud de la hipoteca.

Riesgos de solicitar un préstamo personal para pagar la entrada

Los principales riesgos asociados a esta operación tienen que ver con el impago y el sobreendeudamiento. De hecho, al pedir un préstamo personal, el solicitante acumula dos deudas pendientes que debe asumir y que pueden convertirse en un problema si no se gestiona bien el dinero.

El gran riesgo se encuentra en que el pago de la cuota del préstamo personal puede llegar a ser tan elevado como el de la hipoteca, porque tiene unos intereses asociados más altos que el préstamo hipotecario.

Otra de las dificultades de esta operación es que los bancos no están dispuestos a asumir este riesgo tan elevado. Motivo por el que probablemente denieguen la concesión del préstamo hipotecario si se enteran del segundo préstamo.

Si quieres leer más noticias como ¿Se puede pedir un préstamo para pagar la entrada de la hipoteca?, te recomendamos que entres en la categoría de Préstamos y Créditos.


WhatsApp Casacochecurro



Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >