Caballos policía, formación límite

Caballos policía, formación límite
NOTICIA de Javi Navarro
31.01.2011 - 19:17h    Actualizado 16.12.2019 - 10:30h

Los caballos de la Policía Nacional son adiestrados para soportar sin alteraciones estruendos y situaciones límite. Estos animales, por su mejor observación del entorno debido a su posición elevada, resultan esenciales en grandes concentraciones de masas, espectáculos públicos y deportivos, como el partido Atlético de Madrid-real Madrid disputado la semana pasada. Los agentes de esta unidad gozan de una mejor observación del entorno por su posición elevada, a la vez que se constituyen en punto de referencia.


31 enero / Casacochecurro.com Los caballos de la Policía Nacional se preparan para soportar sin alteraciones estruendos y situaciones extremas en su trabajo diario. Según informa el propio cuerpo, este adiestramiento comprende prácticas con detonaciones de armas de fuego real, gases lacrimógenos, petardos, bengalas, lienzos de colores, obstáculos, helicópteros o cualquier otra circunstancia para la que deban estar entrenados.

Caballos de la Policía NacionalEn 2010, los 240 ejemplares que integran la Unidad de Caballería -principalmente de la Pura Raza Española o Hispano-árabes y con una alzada mínima de 1,6 metros- formaron parte del dispositivo de seguridad en más de 150 partidos de las diferentes competiciones. Además, los caballos de la Policía Nacional participan con frecuencia en demostraciones operativas, actos oficiales y colaboraciones con unidades análogas de otros cuerpos, tanto nacionales como extranjeros.

Mucha historia

Caballería es la rama más antigua de la Policía, con más de 185 años de historia. De hecho su origen se remonta a 1825, tan sólo tres años después del nacimiento de la Policía General del Reino, primer antecedente de la Policía Nacional. En ese año se creó un Regimiento de Caballería denominado “Celadores Reales”, para “evitar los robos y tropelías que en su caso se ejecutaran…”. En la actualidad, 290 policías y 240 caballos componen la especialidad de Caballería y cuentan con 26 vehículos especialmente acondicionados para el transporte de los animales.

Las Unidades Especiales de Caballería actúan en todo el territorio nacional y tienen bases en Madrid, Sevilla y Valencia. Desde allí se desplazan a cualquier punto en el que se necesiten sus funciones. Generalmente la patrulla de caballería se asocia a lugares difícilmente accesibles para vehículos como parques, jardines o playas, así como a presencia en concentraciones de masas.

La importancia de la formación

La formación continua es una de las características de esta especialidad, dado que el trabajo con los caballos ha de ser constante y no descuidarse para alcanzar los resultados necesarios. Los jinetes reciben en primer lugar un curso básico teórico-práctico de seis semanas, que posteriormente complementan con una fase de perfeccionamiento técnico, el programa de formación permanente, jornadas de actualización y diversos cursos de especialista como herradores o guarnicioneros.

Los animales, cuando alcanzan los tres o cuatro años de edad, comienzan el adiestramiento para el control de los instintos en la práctica ecuestre. El objetivo es acostumbrar al animal a los diferentes servicios que tendrá que prestar relacionados con la práctica policial, así como a las circunstancias que pueden presentarse como fuertes ruidos producidos por detonaciones, petardos o sirenas, presencia de automóviles o helicópteros, bengalas, botes de humo, lienzos de colores, obstáculos, sustancias químicas, entre otras.

Si quieres leer más noticias como Caballos policía, formación límite, te recomendamos que entres en la categoría de Sabías Que....


WhatsApp Casacochecurro



MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Compartir
WhatsApp