Casi la mitad de los coches circula con neumáticos caducados


Casi la mitad de los coches circula con neumáticos caducados

El 45% de los neumáticos que circula por nuestras carreteras tiene más de cinco años de vida. Éste es el resultado de un nuevo estudio realizado por el Centro de Desarrollo e Innovación de Confortauto en más de 100 talleres. El CDI advierte de que la antigüedad de los neumáticos también puede afectar a la seguridad de éstos en carretera, además de su presión de inflado, desgaste o correcta alineación. Un 6% de los vehículos tiene neumáticos con más de 10 años de vida, lo que significa que el parque automovilístico español (alrededor de 20 millones de vehículos) cuenta con un millón de coches con claras lagunas en cuanto a seguridad por los neumáticos


Y es que un neumático no tiene una fecha de caducidad establecida, ya que ésta depende de su situación. No es lo mismo que una rueda esté almacenada en un lugar seco, cubierto y en posición vertical, que expuesta a elementos como el sol, la lluvia o el salitre. Estas situaciones merman sus principales características, como la elasticidad y, por consecuencia, su agarre a la carretera. Por ello, el CDI de Confortauto recomienda no alargar la vida del neumático más de cinco años montado en el vehículo y establece como fecha límite de seguridad los diez años.

El conductor suele guiarse por la profundidad del mismo, ignorando que el neumático tiene una serie de compuestos que se degradan no sólo por su uso sino también por otras circunstancias. La recomendación del CDI de Confortauto es pasar por un centro especialista para controlar periódicamente los neumáticos y asegurarse de que siguen siendo idóneos para su uso, incluyendo el neumático de repuesto.

Las consecuencias de tener un neumático montado durante años, aunque mantenga una profundidad del dibujo superior al límite legal, puedes ser varias. La más llamativa a los ojos del usuario es el agrietamiento del flanco. La consecuencia no es sólo estética, sino que significa que el neumático está cristalizado, por lo que ha perdido la adherencia, y se nota mucho en la dureza exagerada de la banda de rodadura. A la hora de frenar, el vehículo no se detendrá con la regularidad con que lo hace con una goma en buen estado. Aunque el neumático esté agrietado, puede ser que la profundidad sea buena, lo que lleva a engaño al usuario. La recomendación del CDI de Confortauto es cambiar dichos neumáticos previa visita a un taller especialista para que los examine minuciosamente.

Fabricantes y organismos especializados en la producción de neumáticos se suman en sus comunicados y estudios a las recomendaciones realizadas por el CDI de Confortauto, como Michelin o Bridgestone, la E.T.R.T.O. (European Tyre and Rim Technical Organisatión) o el Comisariado Europeo del Automóvil.

Este estudio agrava los datos señalados por el propio CDI en diciembre de 2012, en el que se descubrió que más del 50% de los conductores españoles circulan con sus neumáticos por debajo del mínimo legal, establecido en el 1,6 mm.

Un millón de vehículos con defectos en los neumáticos

Circular con una profundidad del dibujo por debajo del mínimo legal y desgaste irregular son los dos defectos más extendidos relacionados con los neumáticos. En España, más de un millón de vehículos circulan con defectos graves en los neumáticos. Las furgonetas son los vehículos que más defectos presentan. En motos, casi 9 de cada 10 defectos se deben al desgaste irregular y llevar neumáticos no coincidentes con los previstos por el fabricante. Los motivos de accidente relacionados con los neumáticos estuvieron presentes en 3 de cada 4 accidentes con víctimas, por encima de otros defectos en los vehículos como sistemas de freno, de dirección o de iluminación.

El Real Automóvil Club de España (RACE), en colaboración con el fabricante de neumáticos GOODYEAR, ha analizado más de 380.330 inspecciones técnicas de vehículos en estaciones ITV de ATISAE repartidas por España. Según el informe, más de un millón de vehículos podría estar circulando con neumáticos que presentan defectos graves. Con el objeto de prevenir este grave problema de seguridad, el RACE y GOODYEAR, con el apoyo de la DGT, lanzan una campaña de formación al usuario sobre el cuidado del neumático y consejos de seguridad.

De los 380.330 vehículos inspeccionados, todos ellos vehículos ligeros y motocicletas, un total de 14.744 presentaban defectos graves o muy graves en los neumáticos, lo que representa casi el 4% de las inspecciones. Trasladando estos resultados al parque de automóviles, obtendríamos que un total de 1.122.980 turismos, vehículos comerciales ligeros y motocicletas, circularían con defectos graves o muy graves en los neumáticos, concretamente hablaríamos de unos 844.552 turismos, 207.941 vehículos comerciales ligeros y de 70.487 motocicletas.

Respecto a las cifras de siniestralidad, y según datos de la DGT, de los vehículos implicados en accidentes con víctimas, si cogemos aquellos en los cuales se ha detectado algún defecto en el vehículo, un 53% de estos defectos corresponden a vehículos que circulaban con «Neumáticos en mal estado», un 19% debido a «Pinchazo o reventón», y un 1% por «Pérdida de rueda». Por lo tanto, los relacionados con los neumáticos representan 3 de cada 4 defectos detectados en accidentes con víctimas, por encima de otros defectos en los vehículos como sistemas de freno, de dirección o de iluminación.

Los peores, furgonetas
Por tipo de vehículo, los relacionados con un uso más profesional presentan mayores índices de defectos en los neumáticos, como es el caso de las furgonetas, con un 4,8% de defectos, seguido de los derivados de turismo y los vehículos mixtos adaptables, con un 4,1%. En total estaríamos hablando de más de 200.000 vehículos comerciales ligeros que estarían en nuestras carreteras circulando con neumáticos con serias deficiencias, y que realizan un uso intensivo del mismo por motivos profesionales.

En vehículos comerciales ligeros, por un lado existen defectos relacionados con el mantenimiento, como no cumplir con la profundidad mínima del dibujo del neumático (29,3% en furgonetas) o circular con un desgaste irregular excesivo; debido a una mala suspensión, una alineación incorrecta o circular con una presión errónea (25,9% en furgonetas). Por otro lado existen defectos relacionados con el montaje, como llevar neumáticos de distinto tipo en el mismo eje (20,6% en furgonetas), o neumáticos de dimensiones o características no coincidentes con las del fabricante (13,8% en furgonetas).

Respecto a las motocicletas, son el vehículo con menor índice de defectos en los neumáticos. Los dos tipos de defectos mayoritarios, y que alcanzan casi el 90% de los casos son el desgaste irregular excesivo en un 46% de los casos y el instalar neumáticos de dimensiones o características no coincidentes con el fabricante, en un 40,9% de los casos.

Desgaste irregular
El 3,8% de las inspecciones de turismos presentaron defectos graves o muy graves en los neumáticos. El desgaste irregular excesivo en la banda de rodadura está presente en un 34,1% de las ocasiones, debido fundamentalmente a un mal mantenimiento en general del sistema de suspensión del vehículo, llevar una alineación incorrecta y no prestar atención a circular con la presión recomendada por el fabricante. Esta falta de mantenimiento también conlleva a un rápido deterioro del dibujo del neumático, presente en el 32,8% de los casos, y a que se circule con una profundidad de las ranuras inferior al mínimo legal de 1,6 mm.

Con objeto de prevenir este grave problema de seguridad, el RACE y GOODYEAR, con el apoyo de la DGT, lanzan la campaña de información al usuario «Por tu seguridad, revisa los neumáticos», sobre la importancia del cuidado del neumático para la seguridad vial y consejos de mantenimiento. Hasta final de año, se distribuirán más de 100.000 folletos informativos en estaciones de ITV, talleres y oficinas RACE, que incluirán un curso on-line de Conducción Segura y Eficiente.

También se instalarán unas carpas itinerantes en estaciones de servicio por todo el territorio nacional, donde el usuario gratuitamente podrá comprobar el estado de sus neumáticos y recibir información. También está prevista la distribución de más de 20.000 medidores de la presión y la profundidad del dibujo del neumático, con objeto de resaltar la importancia de realizar un correcto mantenimiento.

¿Cuándo hay que cambiar los neumáticos?

Neumático desgastado.El 31% de los conductores desconoce la existencia de un límite legal de profundidad en el dibujo de los neumáticos y más del 9% de los conductores declaran que sus neumáticos están gastados o necesitan ser cambiados, pero los mismos conductores siguen circulando con ellos. En España, unos 5 millones de vehículos circulan con la presión de inflado inadecuada, en al menos, uno de sus neumáticos, cuando la presión debe controlarse mensualmente y ajustarse al valor prescrito por el fabricante del vehículo. El incumplimiento de esta norma pone en riesgo la seguridad de los ocupantes del vehículo y está penalizado con multas.

La comisión que agrupa a los cinco mayores fabricantes de neumáticos en España (Bridgestone Hispania, Continental Tires España, Goodyear Dunlop Tires España, Michelin España Portugal y Pirelli Neumáticos) ha presentado su campaña «Límites de seguridad del neumático» junto a un estudio elaborado por GIPA, sobre el estado de los neumáticos en España.

Tres de cada 10 conductores desconoce cuándo tiene que cambiar los neumáticos

Los datos del estudio son el resultado de una encuesta realizada entre abril y mayo del presente año a 1.004 conductores. Toda la información obtenida, gira en torno al conocimiento y mantenimiento de los neumáticos, un componente estratégico de seguridad que no siempre es tratado como tal. Este es el único elemento que mantiene al vehículo en contacto con el suelo. Su duración y agarre, sólo se pueden garantizar con un neumático en buen estado.

Los conductores: desconocimiento y descuido
Las respuestas obtenidas reflejan una falta de concienciación sobre la relevancia del neumático en la seguridad de la conducción. La encuesta revela que el 31% de los conductores no sabe que existe un límite legal de profundidad en el dibujo del neumático. Este límite está fijado en 1,6 mm, por debajo del cual, se pone en riesgo la seguridad de quienes viajan en el vehículo: se aumentan las distancias de frenado y el riesgo de aquaplanning.

A pesar de que todos los neumáticos disponen de indicadores situados en las ranuras principales de su banda de rodadura, que permiten saber cuál es el momento del cambio, la gran mayoría de los conductores lo desconocen.

En cuanto al estado de los neumáticos, según la percepción de los conductores, el 35% de los encuestados nunca ha comprobado la profundidad del dibujo, lo que podría resultar peligroso, además el 9% afirma que aunque sus neumáticos están gastados o necesitan ser cambiados, siguen circulando con ellos.

Sólo uno de cada cuatro conductores, tiene el hábito de chequear la presión de sus neumáticos habitualmente, el resto lo hace solo puntualmente y para desplazamientos de larga distancia. La recomendación es verificar la presión al menos una vez al mes, con los neumáticos fríos y con un manómetro en buen estado.

Las respuestas referentes al criterio de elección, revelan que el precio es en estos momentos, la variable más importante, por encima de la seguridad (agarre, distancia de frenado).

Comprobaciones: desgaste, presión de inflado y daños
Del estudio se deduce que casi 3,5 millones de neumáticos tienen un mayor desgaste del permitido (menos de 1,6mm), concentrándose en los vehículos de más antigüedad. Se trata de un dato fundamental, dadas las consecuencias de este problema: el grado de desgaste afecta de manera directa a la eficacia de la frenada y la seguridad sobre pavimento mojado.

Los datos referentes al control de la presión reflejan que más de 5 millones de vehículos tienen presión de inflado inadecuada en al menos uno de sus neumáticos. Una cuestión que repercute de manera directa en la seguridad, la vida útil y el consumo de combustible. Más de 11 millones de los neumáticos circulan con una diferencia de presión de inflado superior a un 10% de la recomendada.

En el apartado de daños, junto al desgaste irregular, las llantas dañadas son el defecto más común, seguido por las grietas en la goma, las roturas y los bultos en el flanco. El estudio revela que hay alrededor de 1,4 millones de neumáticos que circulan con deterioros.

Siete de cada diez automóviles circula con los neumáticos en mal estado

Siete de cada diez automóviles circulan con los neumáticos en mal estadoEl 74% de los automóviles que ruedan este verano por las carreteras españolas circulan con una presión «inadecuada» en sus neumáticos, lo que puede aumentar el riesgo de siniestralidad al volante, según se desprende de un estudio realizado por Hella, proveedor global de productos para la industria del automóvil.

El estudio -elaborado por Hella a partir de datos de NASS-cDS con el fin de comprobar los efectos que un buen mantenimiento ejerce sobre la seguridad y el consumo del vehículo- revela que más de un tercio de los automovilistas conducirá con al menos uno de sus neumáticos a una presión inferior al 75% del valor exigido.

En este sentido, el análisis de Hella señala que una presión incorrecta de las ruedas -medio punto por debajo de lo estipulado- puede llegar a aumentar en un 3% el consumo de carburante, así como el desgaste de los neumáticos, con el consiguiente efecto de «aquaplaning» o pérdida de adherencia a la carretera, producida por la falta de «evacuación» de las ruedas en terrenos con agua.

Precisamente, para evitar este fenómeno es recomendable también comprobar que el dibujo de los neumáticos sea superior a 1,6 milímetros. La vida de estas gomas ronda los 40.000 kilómetros, por lo que conducir de forma no agresiva – sin «hacer ruedas» a la salida de un semáforo, por ejemplo- ayuda a preservar su durabilidad.

Cómo comprobar la presión
Finalmente, Hella recuerda que para mantener una presión correcta es necesario realizar una revisión mensual de los neumáticos en frío. Para ello, lo mejor es contar con un medidor propio o bien acudir a gasolineras, talleres que dispongan de este tipo de servicio.

Según Hella, la presión debe ser la estipulada por el fabricante, ni más ni menos. Existen falsas creencias sobre que un neumático con mayor presión consume menos, sin embargo, la consecuencia real es una pérdida de estabilidad del vehículo y, por tanto, mayor peligrosidad, especialmente en la toma de curvas. En el caso contrario, que el neumático circule con escasa presión, el vehículo correrá un mayor riesgo de patinar en superficies mojadas.

Tres de cada 10 furgonetas circulan con neumáticos en mal estado y provocan cada año 5.400 accidentes

El Real Automóvil Club de España (RACE), en colaboración con GOODYEAR, ha analizado la influencia de los neumáticos en los accidentes de tráfico de furgonetas. Cerca de 115.000 furgonetas circulan con neumáticos con defectos graves, de estos, en tres de cada 10 casos no se cumple con la obligación de circular con la profundidad mínima legal en el dibujo de 1,6 mm.

En el análisis del estado de los neumáticos realizado por RACE en estaciones ITV de ATISAE, se pudo comprobar que los vehículos que se utilizan en un entorno de trabajo son los que presentan unos mayores índices de neumáticos con deficiencias graves. Las furgonetas tienen el mayor porcentaje de neumáticos que presentan defectos graves, con un 4,8% (113.485 del total de 2.364.279 del parque circulante, con el consiguiente riesgo para la seguridad de todos los usuarios), por encima de turismos (3.8%) y motocicletas (2.8%). 

Según dicho informe, elaborado en colaboración con GOODYEAR, más de 5.400 furgonetas están implicadas cada año en accidentes con víctimas por salidas de vía y choques por alcance, debido a la influencia que ejerce el mal estado del neumático y una mala colocación o sujeción de la carga. No respetar la profundidad mínima legal de 1,6 mm en el dibujo de la banda de rodadura del neumático es el defecto más habitual, dándose en tres de cada 10 casos. Este tipo de defecto en el neumático es debido principalmente a circular con una presión incorrecta o a prolongar en exceso la vida útil del neumático.

Causas de los accidentes
Los choques por alcance y las colisiones frontolaterales se dan en cuatro de cada 10 accidentes, lo que supone un total de 3.540 furgonetas implicadas en el año 2009 en accidentes con víctimas en España. Los choques por alcance se producen en un 19,2% de los casos, sobre todo en las colas de los atascos en carretera, y los choques frontolaterales en un 21,8%, especialmente en las intersecciones de las carreteras. Esto se debe a que la distancia de frenado de una furgoneta varía en gran medida en función de si se encuentra cargada o vacía, y el estado de sus neumáticos. En otro 22,3% de los accidentes de furgoneta se producen derrapes peligrosos que terminan con salidas de la vía, lo que supone un total de 1.925 furgonetas implicadas en accidentes con víctimas en el año 2009. La causa de la pérdida de control de estos vehículos se debe principalmente el mal estado de los neumáticos y la influencia que ejercen sobre este tipo de vehículos las relaciones de masa, es decir, el estado de la carga.

Crecimiento de los siniestros de furgoneta desde el 2005
El informe demuestra que la participación de las furgonetas en los accidentes mortales de tráfico ha crecido en los últimos años, ya que el total de los fallecidos en furgoneta respecto al total de fallecidos en tráfico ha crecido desde el año 2005, pasando de una proporción anual del 4.6% en 2005, al 5.4% en 2009. Este hecho puede explicar que la mortalidad en furgonetas haya caído solo un 28%, frente a la caída de casi un 40% del total de fallecidos en tráfico desde el 2005 a nivel general de todos los tipos de vehículos. En el año 2009 fallecieron un total de 147 ocupantes de furgonetas.

Siniestralidad en el ámbito laboral
De los 831 accidentes de trabajo con resultado de muerte que se registraron, un 34% fueron accidentes de tráfico, lo que supone un total de 283 trabajadores fallecidos. Si nos centramos ahora en el motivo del desplazamiento de un conductor de furgoneta, en un 54% de los casos el desplazamiento se realizaba por motivos laborales. Según esto, puede estimarse que aproximadamente 80 accidentes con resultado de muerte en furgonetas habrían sido accidentes de tráfico laborales.

Como recoge la «Guía para las actuaciones de la Inspección de Trabajo en materia de seguridad vial en las empresas», realizada por el Ministerio de Trabajo e Inmigración y la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, en el ámbito laboral el vehículo constituye un equipo de trabajo y como tal es de aplicación específica la normativa sobre prevención de riesgos laborales. Por lo tanto, la empresa debe evaluar el estado de los neumáticos de los vehículos que se utilicen en la actividad productiva, cerciorarse de su correcto estado, y llegado el caso, tomar las medidas preventivas necesarias para evitar el riesgo.

Cada año se compran millones de neumáticos ilegales y peligrosos para la salud

Un programa de pruebas realizado por la comisión ETRMA, encuentra que el 11% de los neumáticos que se comercializan no cumple con la prohibición de la UE en el uso de aceites de alto PAH, perjudiciales para nuestra salud. Esta organización insta a la UE y las autoridades nacionales a intensificar y ampliar las inspecciones a importadores y mayoristas, ya que al año Europa importa más de 100 millones de neumáticos.

La Comisión de Fabricantes de Neumáticos, formada por las cinco principales empresas de fabricación -bridgestone, Continental, Goodyear-dunlop, Michelin y Pirelli- quiere hacer público los resultados del estudio realizado por la ETRMA (Asociación Europea de Fabricantes de Neumáticos) (European Tyre and Rubber Manufacturers’ Association), en el que se han analizado los neumáticos que actualmente se venden en toda la Unión Europea con el fin de comprobar si incorporaban aceites ricos en PAH entre sus componentes.

El uso de este tipo de aceites está prohibido en virtud del Reglamento Europeo para todos los neumáticos producidos y vendidos en el mercado de la UE después del 1 de enero de 2010. Los resultados no han podido ser peores, el 11% de los neumáticos analizados resultaron ser ilegales.

Tras varios meses de estudio, el 18 de febrero de 2011 ETRMA finalizó el análisis de 110 neumáticos de 45 marcas a la venta en los principales mercados de neumáticos en la UE. De todos los tipos de neumáticos analizados, 12 de ellos, fabricados por 9 marcas, no cumplían con la norma, conteniendo en su composición niveles de PAH prohibidos por el reglamento REACH, por lo que su venta es ilegal en el mercado de la UE.

El conductor español, según palabras de Jose Luis Rodríguez, representante de la Comisión de Fabricantes de Neumáticos «No pueden saber actualmente si los neumáticos que está adquiriendo cumplen con la normativa europea, y es por eso que estamos pidiendo una vigilancia estricta por parte de las autoridades». Para Jose Luis Rodriguez, «los importadores y mayoristas de neumáticos tienen la misma responsabilidad que nosotros los fabricantes y sólo pueden vender neumáticos que cumplan estrictamente las normativas europeas, como actores principales en la cadena de suministro, tienen el derecho y la obligación de exigir y obtener la confirmación de que los neumáticos que venden son totalmente compatibles con el Reglamento REACH».

En el estudio se analizaron neumáticos fabricados para turismos, camiones ligeros, motocicletas y vehículos industriales, fabricados en un total de 92 plantas de producción de 16 países diferentes, entre ellos nueve países de la UE y 7 países no comunitarios. Los 12 tipos de neumáticos con niveles de PAH prohibidos por el reglamento REACH eran importados.

La mayoría de los productores de neumáticos, tanto en la UE como en el ámbito internacional, están fabricando sus cubiertas con aceites de bajo contenido en PAH y por lo tanto totalmente compatibles con la normativa de la UE.

A la luz de los resultados de su programa de pruebas, la ETRMA pide a la UE y las autoridades nacionales intensificar y ampliar sus propias pruebas, así como las inspecciones. Las autoridades del Reino Unido ya han anunciado proyectos en el contexto de la aplicación de REACH con el objetivo de garantizar que la prohibición de incluir aceites ricos en PAH en los neumáticos se hace de conformidad con la legislación de la UE. Es importante señalar que cada Estado miembro tiene su propia política de sanciones para garantizar el cumplimiento de la prohibición de la UE.

Sobre la Comisión Permanente de Fabricantes de Neumáticos

La Comisión Permanente de Fabricantes de Neumáticos, con D. José Luis Rodríguez como representante, se integra dentro del CONSORCIO NACIONAL DE INDUSTRIALES DEL CAUCHO (COFACO) presidido por D. José Luis Solorzano. La comisión está formada actualmente por las empresas más destacadas en el panorama nacional, Bridgestone, Continental, Dunlop/goodyear, Michelin y Pirelli.

Uno de los grandes logros de la Comisión de Fabricantes de Neumáticos reside en el fomento permanente de las medidas para contribuir a la Seguridad Vial como bien público, mediante la divulgación del uso correcto de los neumáticos y el fomento de un mantenimiento adecuado de los mismos como contribución decisiva a la seguridad activa del automóvil.

Todos los miembros de la comisión han firmado unos estatutos de regulación de la actividad y un código de actuación desarrollado para el estudio de cuantos aquellos temas legales, normativos o reglamentarios, influyen en el sector, implementando además actividades medioambientales en pro de la seguridad y la salud, en relación con la fabricación de neumáticos.

¿Qué significa para la PAH?

Poli-aromáticos policíclicos (PAH): son un grupo de más de 100 sustancias químicas de la estructura poli-aromáticos, que se encuentran ampliamente distribuidos en todo el medio ambiente y se forman por los procesos naturales e industriales. Ocho PAH han sido identificados como cancerígenos y están regulados por la legislación de la UE.

¿Qué son los aceites diluyentes y por qué se usan en los neumáticos?

Los aceites diluyentes utilizados en la industria del neumático se obtienen al refinar en la industria petroquímica. Se utilizan a la hora de fabricar los neumáticos. Los aceites diluyentes son también un componente esencial en el rendimiento técnico de las gomas, en especial para el agarre a la carretera y evitar que se desgasten rápidamente. Por lo tanto, contribuyen directamente a la calidad de las cubiertas y en última instancia a la seguridad del conductor. Siguiendo el principio de precaución de la Unión Europea, los aceites ricos en PAH fueron prohibidas.

Poder utilizar aceites de bajo contenido en PAH requiere importantes inversiones en I + D y la reformulación de la goma mediante diferentes mezclas con el fin de mantener la adherencia al asfalto y evitar un desgaste rápido del neumático.

Si quieres leer más noticias como Casi la mitad de los coches circula con neumáticos caducados, te recomendamos que entres en la categoría de Recambios y Mantenimiento.


AUTOR
gravatar
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies