Cómo ahorrar al comprar billetes de avión


Cómo ahorrar al comprar billetes de avión

Uno de los pasos más importantes a la hora de planificar un viaje es encontrar vuelos baratos. Ahorrar al comprar billetes de avión es más sencillo de lo que parece. Te damos algunos trucos para comprar billetes de avión baratos. ¡Toma nota!

Con cuánta antelación hay que comprar los vuelos

La antelación ideal para ahorrar al comprar billetes de avión depende del tipo de vuelo. Para viajes de corta distancia es recomendable comprar los billetes alrededor de 50 días antes. Se puede conseguir un ahorro del 10%. Para vuelos de larga distancia, el mejor momento para comprar los billetes es entre cinco y siete meses antes del viaje. Se calcula que el ahorro puede oscilar entre un 10 y un 20%.

Cuándo comprar billetes de avión baratos: enero, febrero y noviembre

Como es de imaginar, comprar vuelos fuera de las fechas de temporada alta es una buena opción si queremos ahorrar al comprar billetes de avión. Según varios estudios, enero, febrero y noviembre son los meses más baratos. Por el contrario, julio, agosto y diciembre registran los precios más altos.

Mejor día de la semana para comprar vuelos

Hay que evitar a toda costa comprar vuelos los fines de semana porque el precio se dispara. Los lunes salen muchas ofertas, por lo que la mejor opción es realizar la compra entre el lunes y el martes. Además, los martes a las 7:00 horas las aerolíneas actualizan sus sistemas de reservas, por lo que es posible encontrar precios muy asequibles. Por si fuera poco, los martes y miércoles son los días de menor tráfico en los aeropuertos y, por lo tanto, los más baratos para volar.

Cómo ahorrar al comprar billetes de avión

Mejor hora para comprar vuelos

Algunos estudios han demostrado que la mejor hora para ahorrar al comprar billetes de avión es a las tres de la tarde. A esta hora se supone que hay más oferta de vuelos y los precios bajan.

Trucos para comprar billetes de avión baratos

Comprar billetes individualmente

Los sistemas de reservas asignan a todos los pasajeros de una reserva el mismo precio, por lo que puede haber una o dos plazas que estén libres y sean más baratas. Conviene comprar los billetes por separado para poder optar a esas ofertas.

Borrar las cookies del ordenador

Esto es muy útil para ahorrar al comprar billetes de avión, porque si las aerolíneas saben que has estado mirando precios de vuelos gracias a tus cookies, pueden mostrarte precios mucho más elevados. Esto significa que la segunda vez que accedes a la web de la aerolínea, notarás que los precios son más altos que los de tu primera visita. Si no sabes cómo borrar las cookies, puedes conseguir el mismo efecto entrando en modo de incógnito en tu navegador.

Utilizar comparadores de vuelos

Hay numerosas webs que sirven para comparar los precios de un mismo vuelo entre distintas aerolíneas. Son muy útiles y sirven para ahorrar al comprar billetes de avión.

10 Consejos para conseguir vuelos más baratos

Según Mirayvuela (www.mirayvuela.com), las compañías aéreas tienen una gran variedad de precios y para calcular el coste de cada plaza se basan en unos complicados programas que tienen en cuenta factores como el histórico de ocupación del vuelo, la antelación con la que se hace la reserva, los precios de la competencia, etc. Analizando todas estas variables, realmente es posible lograr los mejores precios si tienes en cuenta los diez consejos que te proponemos.

1 «Anticípate y ahorrarás»

Los ‘chollos’ no existen en vuelos y fechas en las que la gran mayoría de la gente quiere viajar en avión. Esto significa que si queremos desplazarnos a Londres en un puente, lo normal es que todos los vuelos que rodean la fecha de su comienzo y sus días adyacentes, así como los vuelos de vuelta, tengan tarifas altas. Si nos anticipamos con varios meses a la compra de estos billetes conseguiremos un precio mejor que si lo hacemos a última hora.

2 «Volarás en los días y horarios menos demandados»

Las compañías aéreas suelen diferenciar dos tipos de ‘tráfico’: el de negocio y el de ocio. El primero cubre los vuelos de lunes a viernes con salidas a primera hora de la mañana y regresos a partir de media tarde. El de ocio es el que cubre los vuelos de viernes a domingo en cualquier horario, ya que hay mucha más flexibilidad. Los días más caros para volar son los lunes, viernes y domingos, y los horarios más demandados los de primera y última hora. Los días más baratos para volar son los martes, miércoles y sábados, y los horarios menos demandados son los de mediodía y madrugada.

3 «Sé flexible y saldrás ganando»

Si se quiere precio económico hay que planificar con tiempo el viaje y ser flexible con las fechas. Ya sabemos que ser flexible no siempre es posible por el periodo en el que tenemos que viajar obligatoriamente, pero te aconsejamos que mires siempre como mínimo el vuelo de vuelta un día después de tu fecha límite ya que puede existir un vuelo nocturno o a primera hora de la mañana que te permita estar de vuelta con tiempo suficiente para llegar al trabajo.

4 «Combinarás los distintos vuelos de ida con los de vuelta»

Las compañías de bajo coste suelen ser más baratas, aunque no siempre. Aparte de los motivos básicos de un menor coste de operación, hay algo en lo que han sido pioneros y que ha flexibilizado las tarifas: el nuevo modelo de precio por trayecto, que han tenido que copiar las compañías aéreas tradicionales. Éstas antes se basaban en algunas reglas fundamentales entre las que estaba la estancia mínima (número de días mínimo entre la ida y la vuelta) y el sunday rule (que obliga a que entre el día de ida y el día de vuelta se pase la noche de sábado en destino). Esto implicaba que no había descuento de tarifas en trayecto de sólo ida y que para que hubiese algún tipo de rebaja se tenía que aplicar este tipo de reglas. Con eso conseguían que el tráfico de vuelos de negocio, es decir, el de ir y volver en el día y con muy poca flexibilidad, fuese lo suficientemente caro como para poder ofrecer tarifas baratas al resto de pasajeros. En la actualidad, tanto las compañías low cost como las tradicionales permiten combinar vuelos de ida a un precio en promoción con vueltas igualmente baratas (excepto en vuelos intercontinentales).

5 «Volarás combinando compañías aéreas»

Si combinas la ida con una compañía aérea y la vuelta con otra puedes obtener un vuelo con un precio más económico que si vuelas los dos trayectos con la misma aerolínea. Pero atento, ya que en alguna ocasión tendrás que pagar dos veces los gastos de gestión de la agencia o aerolínea.

6 «Incluirás en la búsqueda aeropuertos secundarios»

Los aeropuertos secundarios de las grandes ciudades, como por ejemplo el de Luton en Londres, suelen contar con subvenciones y otras ayudas para su desarrollo, que permite a las compañías aéreas abaratar costes y por tanto que tus billetes sean más económicos. Además, estos aeropuertos suelen estar bien comunicados con las ciudades cercanas. Eso sí, infórmate ya que a veces el transporte de estos aeropuertos al centro de la ciudad es casi más caro que el propio billete.

7 «Buscarás vuelos de compañías low cost»

No tengas miedo a volar con compañías low cost, tienen menor coste de operación pero no por ello menor calidad en la seguridad de sus aviones. La filosofía de la mayoría de las compañas de bajo coste es ofrecer los mismos servicios que las compañías tradicionales sin tener que aumentar los precios, y esto lo consiguen con modelos de gestión diferente. De hecho, habitualmente estas compañías tienen flotas más modernas que una gran parte de las compañías regulares.

8 «No tomarás vuelos con escala a no ser que sea imprescindible»

Las compañías aéreas tradicionales suelen operar sus vuelos a través de un ‘hub’ o centro de distribución, como por ejemplo el aeropuerto de Madrid-bajaras, que al estar situado en el centro del territorio permite operar muchos vuelos en conexión. Esto permite reducir costes a las compañías aéreas, ya que al tener más rutas pueden transportar a más pasajeros. Pero hay que tener cuidado con los vuelos con escala, porque si el primer trayecto sufre algún retraso cabe la posibilidad de perder la conexión. Por este motivo recomendamos que todos los trayectos estén emitidos en el mismo billete y con la misma compañía, para que en caso de pérdida del vuelo, la aerolínea pueda ofrecer un vuelo alternativo de conexión. También hay que intentar que el tiempo de conexión entre un vuelo y otro sea superior a una hora, y que los vuelos que conexionan lo hagan desde la misma terminal, ya que en aeropuertos grandes, tener que ir a otra terminal puede hacer perder mucho más tiempo.

9 «Te aprovecharás de la mayor demanda a tu destino final en vuelos intercontinentales»

Existen muchos ‘corredores aéreos’ que son más competitivos en otros países que en España. Es el caso de la ruta Londres-nueva York, donde por la alta competencia de aerolíneas y la gran cantidad de pasajeros que hay se pueden encontrar precios que jamás imaginaríamos desde un aeropuerto español. Por ello, si combinamos un vuelo de low cost desde nuestra ciudad de España a Londres con otro de bajo precio entre Londres y Nueva York podremos ahorrar dinero.

Lo que hay que analizar siempre es si el aeropuerto de destino al que vamos tiene un gran flujo de viajeros desde otro origen. Eso sí, esta forma de viajar está recomendada para pasajeros experimentados y con dominios de idiomas…

10 «No te conformarás con el precio de sólo ida y buscarás también ida y vuelta»

Si se necesita un vuelo de ida, hay que realizar búsquedas con todas las combinaciones posibles, ya que puede darse el caso de que un vuelo de ida y vuelta te salga más barato que un vuelo sólo de ida. Busca tu vuelo indicando una vuelta ficticia, que luego podrás usar o no según tus necesidades, y ahorra dinero. Esto es más frecuente en vuelos intercontinentales, donde las compañías aéreas necesitan ocupar todas las plazas de sus aviones para rentabilizar sus trayectos, y es por esto que los billetes de ida y vuelta tienen un precio más económico.

Guía para conseguir los mejores billetes de vuelo en vacaciones

En primer lugar, planifícate al máximo: Elige fechas y destino con al menos 3 ó 4 meses de antelación. ¿Que es mucho? Quizás para los españoles sí, pero los alemanes y los ingleses están más que acostumbrados… y por eso se llevan las tarifas «chollo» antes que los demás. La mayoría de compañías aéreas sacan sus billetes a la venta cada 6 meses. Si lo miras el primer día, descubrirás que hay muchos billetes para volar por Europa a 32,99€ también en fines de semana. ¿Qué ocurre después? A medida que se acerca el día de salida los asientos van subiendo de precio. Algunos, los de las fechas más solicitadas, aumentan muy deprisa. Otros lo hacen lentamente. Es la ley de la oferta y la demanda. Por eso los «chollos» son más fáciles de encontrar si se buscan en cuanto los billetes se ponen a la venta.

Sé flexible en las fechas de vuelo: En las páginas web de las aerolíneas podrás consultar las tarifas de los días anterior y posterior, y verás que muchas veces hay mucha diferencia en el precio simplemente por el hecho de regresar un lunes en lugar de un domingo. Aprovecha y pídete ese día de fiesta que nunca sabes cuándo coger: disfrutarás más de tu escapada y el bolsillo te lo agradecerá.

Vigila las alertas de tu e-mail: easyJet te ofrece la posibilidad de recibir las últimas ofertas en tu correo electrónico. De este modo, estarás al día en las promociones de la aerolínea y así no se te pasará ni una.

Consulta el calendario de festivos de cada país: ¿Sabías que el 2 de junio es el día nacional en Italia? ¿O que el 18 de julio puede resultar carísimo irse a París? ¿Y que la segunda semana de agosto el Festival de Edimburgo hace im-po-si-ble conseguir billetes? Infórmate sobre los días de celebraciones en tu destino antes de reservar. Ya sabes que todo se paraliza y puede que no puedas disfrutar al máximo de tu descanso.

Fíjate bien a qué hora aterrizas: Sobre todo, revisa qué conexiones tendrás disponibles con el centro de la ciudad en el momento de la llegada y que tu destino es un aeropuerto principal, con buenas comunicaciones con el centro de las ciudades. De todas maneras, vueles con quien vueles, échale antes un vistazo a las páginas web del aeropuerto; evita gastarte en el taxi lo que has ahorrado con el avión.

No dejes para mañana lo que puedas reservar hoy: Los precios cambian día a día, en función de la demanda. Es posible que mañana tu vuelo haya subido de precio. Es más, es posible que, a los 10 minutos de estar pensando si te compras o no el billete, otro avispado usuario te haya birlado el «precio chollo». Así que, en cuanto encuentres tu tarifa, no lo dudes: ¡quédatela!

Utiliza Internet para comprar el vuelo: Los billetes tradicionales en papel deberían incorporarse ya al Museo de Arqueología: provocan retrasos porque son más difíciles de gestionar, son poco ecológicos y además te pueden arruinar las vacaciones si se pierden. En cambio, el localizador electrónico se lleva tranquilamente apuntado en un post-it… y para mayor seguridad siempre se puede guardar en la memoria del móvil. Compañías como easyJet incentivan el uso de Internet para reservas con tarifas más baratas: comprar por la web es 7 euros más barato que hacerlo por teléfono.

Paga con tarjeta de débito (no de crédito): Comprueba que sea del tipo Carte Bleau o Visa Electrón: las aerolíneas no cobrarán ninguna comisión por el uso de esta tarjeta. En cambio, si utilizas una tarjeta de crédito (Visa, Master Card, American Express, ELV o Maestro/switch), sí se suele cobrar comisión.

Evita cambios: Muchas compañías prohíben modificar ninguna de las condiciones de vuelo en sus plazas de avión más baratas. Si tienes que volar en otras fechas, pierdes el billete. easyJet prefiere facilitar las cosas y permite introducir cambios, con un suplemento de 26€. Mejor ahorrárselos, ¿no?

Cuidado con el equipaje: Controla el impulso de llevarte medio vestidor al viaje y evitarás sorpresas desagradables a la hora de la facturación. Todas las aerolíneas cobran por sobrepeso (el límite suele estar en 20 kilos); incluso hay algunas que han empezado ahora a cobrar por facturación. Si no tienes gran cosa que llevarte, busca una maleta plana o una mochila. easyJet es la aerolínea más permisiva en eso de subirse el equipaje al avión; acepta a bordo aquellos bultos que no sobrepasen los 55x40x20 cm., independientemente de su peso.

¿Te ha parecido interesante el artículo? Vota con 5 estrellitas para que escribamos más contenido relacionado:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, con un promedio de 4,80 sobre 5)

AUTOR
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.

WhatsApp Casacochecurro

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies