Cómo eliminar las plagas de insectos de las plantas

Cómo eliminar las plagas de insectos de tus plantas
NOTICIA de Jessica Pascual
17.08.2021 - 09:00h    Actualizado 04.11.2021 - 13:08h

Las plantas de interior y exterior son ideales para decorar la casa, pero pueden convertirse en un incordio si las invaden plagas de insectos. Si a pesar de ello no quieres renunciar a tener una terraza llena de flores o tu salón adornado con plantas, a continuación te explicamos cuáles son los mejores remedios naturales para evitar que aparezcan plagas y cómo acabar con ellas.

Y te contamos cuáles son las mejores plantas que actúan como repelentes naturales de insectos que puedes poner ventanas, puertas y en el interior de tu vivienda.

Qué hacer ante una plaga de insectos

Si notas que tus plantas tienen muchos mosquitos, pulgones u otros insectos que empiezan a resultar bastante molestos en tu día a día y que están estropeándolas, es momento de actuar.

Para acabar con cualquier plaga de insectos que se asiente en tus plantas puedes encontrar muchos productos específicos en viveros que sirven tanto para repelerlas como para evitar su aparición. Aunque si prefieres optar primero por otras vías, te explicamos cuáles son los mejores remedios caseros con productos naturales para acabar con estas plagas.

Más comunes: cómo saber qué plaga tiene mi planta

Para empezar, no todos los remedios que te explicamos a continuación sirven para todas las plagas. Antes de ponerte manos a la obra tienes que averiguar qué insecto está invadiendo tus plantas. Las plagas más comunes que pueden aparecer tanto en el jardín como en las plantas de interior son:

  • La plaga de pulgón. Este animal diminuto invade las plantas porque se alimenta de la savia de las hojas.
  • Las hormigas también son una plaga muy frecuente que suele aparecer en el jardín, pero que puede acabar convirtiéndose en un horror mucho mayor si se meten en casa.
  • Los caracoles y babosas también se sienten atraídos por ciertas plantas. Además de los remedios que te explicamos en este artículo, siempre puedes intentar quitarlos todos a mano y evitar así una mayor propagación.
  • Las orugas también son otra plaga muy común que puede aparecer entre tus plantas.
  • La cochinilla es una plaga muy dañina. Este pequeño insecto suele instalarse en la parte trasera de las plantas. Es muy pequeña e invasora.
  • Los mosquitos no son tan dañinos para las plantas, pero sí un incordio. En apartados posteriores te damos las claves para evitar su propagación.

Remedios caseros

Si ya sabes cuál es la plaga que te está estropeando tus plantas, coge papel y boli porque te damos las mejores recetas para acabar con ellas.

En todos los remedios que tengas que verter una mezcla sobre las plantas, te recomendamos que lo hagas a primera hora de la tarde o de noche, cuando no estén expuestas al sol ni haga calor para evitar perjudicar a la planta.

Agua y jabón

Sí, aunque suene raro preparar una mezcla de agua con jabón es un remedio muy potente que va a ayudarte a eliminar muchos insectos. Entre ellos, los pulgones, los caracoles, la cochinilla, las babosas, la mosca blanca y las hormigas.

Puedes utilizar cualquier jabón que haga espuma. La mezcla que tienes que preparar debe tener mucha agua, un litro por ejemplo, y unas gotitas de jabón. Es importante no excederse echando jabón porque puede ser perjudicial para la planta.

Vinagre

Este producto lo soluciona todo. Desde repeler piojos, como ingrediente de las ensaladas, hasta usar el vinagre como producto para la limpieza del hogar. Y sí, también sirve para prevenir y acabar con insectos como el pulgón.

La forma de utilizarlo es muy sencilla. Tan sólo tienes que preparar una mezcla de agua y vinagre. La cantidad de vinagre que eches en la mezcla tiene que ser mínima en comparación con la cantidad de agua. Puedes tomar como referencia que en 10 litros de agua puedes verter un litro de vinagre. Una vez tengas la mezcla preparada, puedes meterla en un pulverizador y echar la mezcla sobre las plantas infectadas.

El vinagre mezclado con agua también es un repelente efectivo contra las hormigas. Para que sea más efectivo contra estos insectos asegúrate de colocarlo en puntos estratégicos, como las zonas de paso de las hormigas, puesto que además borrará el rastro del camino que siguen y podrás desviarlas de tu vivienda hasta alejarlas lo suficiente y echarlas.

Ajo

El potente olor del ajo nos va a ayudar a acabar con plagas de pulgón, hormigas, caracoles, babosas e incluso orugas y gusanos. La forma de utilizar el ajo como repelente es la siguiente:

Pica unas cuatro o cinco cabezas de ajo y échalas en un litro de agua. Deja reposar la mezcla durante un día. Transcurrido este tiempo, vierte la mezcla en una olla y hierve el contenido durante unos 15 o 20 minutos. Después de hervirlo puedes pulverizar las plantas con esta mezcla.

El ajo es un elemento muy potente, por eso es mejor no utilizar esta mezcla durante muchos días. Puedes aprovecharla durante dos o tres días, pero no más. Abusar de este ingrediente puede acabar perjudicando a tus plantas.

Ortigas

Sí, las ortigas también sirven como repelente. Son muy efectivas ante plagas de pulgón y con las de araña roja. Para utilizar este ingrediente lo primero que tienes que hacer es coger un manojo de ortigas de la planta, pero hazlo con cuidado para no pincharte. Después coge agua y prepara una infusión con las hojas de la ortiga. Cuando la tengas preparada, pulveriza las plantas con la mezcla.

Zumo de limón

Este remedio es especialmente efectivo con las hormigas. En este caso, tienes que preparar un zumo de limón y verterlo sobre el camino que recorren las hormigas hasta llegar a tus plantas y alrededor de las mismas. El olor que desprende el zumo de limón conseguirá ahuyentarlas.

Cáscara de naranja

La cáscara de naranja libera una sustancia que ahuyenta a las hormigas. Esta técnica es similar a la del zumo de limón. Coge la cáscara de una naranja, córtala en trocitos pequeños y espárcela por el camino que siguen las hormigas. El olor y sustancia que desprende la cáscara va a conseguir echar a las hormigas de tus macetas. Y además de la naranja, la cáscara del pepino y otros cítricos también repelen a las hormigas.

Planta de tomate

La hojas de la planta del tomate van a ser tu gran aliado para acabar con orugas, gusanos y pulgones. La clave está en las moléculas de alcaloides de las hojas del tomate porque son un potente repelente para estas plagas. Para utilizarlas como repelente tienes que preparar una infusión de agua con las hojas del tomate para que se diluyan los alcaloides y después pulverizar la mezcla sobre las plantas.

Cilantro

El cilantro es un repelente natural que podemos utilizar para prevenir la aparición de orugas y gusanos. La forma de utilizarlo es preparando una infusión con las hojas de la planta y pulverizándola.

Leche o cerveza

Si tienes caracoles o babosas en el jardín, tan sólo tienes que ir a tu nevera para preparar un remedio infalible y acabar con ellas. Tanto los caracoles como las babosas se sienten atraídos por la leche y la cerveza, así que puedes dejar cerca de tus plantas por la noche un trapo húmedo con estos ingredientes y encontrarás por la mañana a un montón de caracoles y babosas encima. Si lo prefieres, también puedes usar un recipiente de poca altura en el que viertas un poco de leche o cerveza. El efecto será el mismo.

Cáscara de huevo

Las cáscaras de huevo son repelentes para caracoles y orugas y además son buenos fertilizantes para la tierra. El método de empleo es el siguiente: Machaca cáscaras de huevo y viértelas en la zona inferior de la planta, en la tierra. El polvillo y los trocitos de la cáscara van a ahuyentar a estos insectos.

Lavanda

Preparar una infusión de hojas de lavanda ahuyenta a las hormigas. Además, como detallamos en el último apartado, esta planta también es un potente repelente natural. Así que también puedes optar por plantar una lavanda en tu jardín para ahuyentarlas.

Cebolla

La cebolla es muy efectiva para eliminar y evitar a aparición de hongos en las plantas, la mosca blanca y el pulgón. Tan sólo tenemos que cortar una cebolla y mezclarla con un litro de agua. Después prepara una infusión y pulverizar las plantas con la mezcla obtenida.

Pimienta blanca

Esta especia es muy efectiva contra las hormigas. Para utilizarla tienes que machacar la pimienta blanca hasta convertirla en polvo y mezclarla con agua. Cuando tengas la mezcla preparada, pulveriza las plantas y listo.

Ajenjo

Esta planta es un potente repelente contra las hormigas. Para ahuyentarlas tienes que preparar una infusión con las hojas y raíces de esta planta y pulverizar las macetas o la zona del jardín donde se concentren las hormigas.

Tabaco

Sí, puedes acabar con algunas plagas con tabaco. Las toxinas de la nicotina son capaces de acabar con las plagas de la cochinilla y el pulgón. Para conseguir el efecto deseado tienes que vaciar uno o varios cigarrillos en un recipiente con agua y dejarlo reposar para que se disuelvan las toxinas. Déjalo unos 30 minutos. Transcurrido este tiempo, puedes pulverizar las plantas con la disolución.

Olores dulces

Las avispas suelen sentirse atraídas por árboles frutales. Para conseguir que se vayan de tu jardín puedes desviar su atención colocando un tarro con olores dulces en una zona alejada de tus plantas.

Sin embargo, este remedio no va a solucionarte el problema de las avispas en casa. En este caso te recomendamos que localices el nido y consultes esta información donde te explicamos cómo acabar con un avispero.

Polvos de talco

Los polvos de talco te ayudarán a ahuyentar a las hormigas. La mejor forma de utilizarlo es esparciendo este polvillo por los caminos que siguen las hormigas o las zonas de tu vivienda donde se concentran. También es una buena alternativa colocarlo cerca de puertas y ventanas para evitar que entren en tu vivienda.

Cuidado con la humedad

Si notas que tus plantas tienen muchos mosquitos cerca, puede ser que te hayas pasado regándolas. Las plagas de mosquitos pueden aparecer por un exceso de agua en la planta. En este caso la solución es muy sencilla, echa menos agua a la planta y riégala con menos frecuencia.

También puedes cambiarle la tierra, ponerle una seca y empezar a regarla de cero, sin pasarse. Si la planta está en el jardín y no puedes cambiarle la tierra, no la riegues más hasta que la toques y esté seca. A partir de ese momento, riega con menos frecuencia.

Levadura

La mezcla de levadura con agua y azúcar es un buen repelente para mosquitos y, en ocasiones, puede dar sus frutos también con las hormigas. Para conseguir el efecto tienes que mezclar las mismas cantidades de azúcar y levadura, unos 100 gramos, con un litro de agua.

A diferencia de otros remedios, no tienes que pulverizar las plantas con esta mezcla. En este caso tienes que colocar pequeños recipientes con esta mezcla esparcidos por el jardín y las macetas. Esta mezcla conseguirá acabar con los mosquitos y hormigas de tu casa.

Plantas que repelen los insectos

Además de todos los remedios que te acabamos de explicar, puedes plantar en el huerto o jardín de casa alguna de las siguientes especies que son repelentes naturales de los insectos.

Además, si colocas estas plantas cerca de puertas, ventanas evitarás que se acerquen los insectos y, por tanto, evitar a las pesadas moscas o a los incómodos mosquitos en el interior de tu casa.

  • Citronela
  • Menta
  • Limonero
  • Lavanda
  • Albahaca
  • Romero
  • Geranio
  • Tomillo
  • Jazmín
  • Laurel
  • Crisantemo

Como puedes apreciar, son plantas aromáticas que desprenden olores fuertes. De ahí su potente efecto repelente de los insectos.

Si quieres leer más noticias como Cómo eliminar las plagas de insectos de las plantas, te recomendamos que entres en la categoría de Hogar y Consumidores.


WhatsApp Casacochecurro



MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >