Cómo hacer un currículum sin experiencia laboral

Cómo hacer un currículum sin experiencia laboral
NOTICIA de Jessica Pascual
05.11.2021 - 13:27h    Actualizado 05.11.2021 - 13:48h

¿Tienes que hacer tu primer currículum y no sabes qué poner? Si quieres iniciar tu andadura en el mundo profesional, pero no has trabajado antes y no sabes cómo completar el currículo ni qué tienes decir, en este artículo te damos las claves para que puedas hacer un CV detallado y completo para que las empresas se fijen en ti aunque no tengas experiencia.

Cómo debe ser el primer CV

El currículo es, en pocas palabras, la carta de presentación profesional. Pero, ¿qué sucede cuando no tenemos experiencia laboral? Lógicamente, la experiencia solo se gana trabajando, y para ello hay que empezar por el primer trabajo. A la hora de redactar un currículo, la falta de experiencia puede ser compensada sin problemas con otras habilidades y cualidades- ¿Un truco? Destaca tu responsabilidad, dedicación, disponibilidad y ganas de aprender para hacer un buen CV.

¿Cómo hacer destacar un currículum si nuestra experiencia laboral se resume en unas pocas líneas? Esto no debe ser motivo de falta de seguridad ni, mucho menos, hacernos dar marcha atrás en nuestra intención de presentarnos a un proceso de selección de candidatos. Vamos a ver algunas claves previas que, en caso de iniciar la búsqueda de un empleo, nos pueden ser de ayuda.

  • 1. Recopilar información sobre la empresa: Es decir, saber a qué se dedica y, sobre todo, conocer de antemano cuáles son las necesidades del puesto. De esta manera podremos adaptar la información del currículo a lo que demanda la empresa.
  • 3. Decir la verdad: Mentir en el curriculum no es la solución, porque al final afectará a nuestra reputación y nuestro currículo no será creíble.
  • 5. Preparar un portfolio: Lo más novedoso es utilizar un portfolio virtual, incluyendo en el curriculum la dirección de Internet.
  • 7. Mover el curriculum: Los contactos ayudan a mover el currículo, lo que hará que nuestras posibilidades de ser incluidos en los procesos de selección sean mayores. Las redes sociales, por ejemplo, se han convertido en una de las plataformas más eficaces para hacer llegar el curriculum a determinadas empresas.

Claves generales

Cuando un estudiante termina su formación académica y se pone manos a la obra a buscar empleo, lo primero que tiene que hacer es el currículum. Pero en este punto suelen asaltarnos muchas dudas como, ¿qué debo incluir? ¿Cómo lo hago para que no parezca un CV simplón? ¿Cómo puedo suplir la falta de experiencia laboral? Tranquilos, es normal que a la hora de hacer un primer currículum todas estas preguntas se nos pasen por la cabeza.

Por ello, a continuación os vamos a dar las respuestas a todas estas preguntas para ayudaros a que podáis hacer vuestro primer currículum y que una vez lo terminéis, os sintáis satisfechos con el resultado. Pero antes de adentrarnos en cada uno de los puntos que debe incluir un primer currículum, vamos a detallar una serie de pautas generales que hay que tener en cuenta para la elaboración total del CV.

  1. Para empezar, más párrafos y palabras no significan que estemos ante un mejor currículum. Muchas veces pensamos que la falta de experiencia laboral se puede sustituir por párrafos y párrafos sobre nosotros o sobre nuestra formación académica para que parezca que nuestro CV abulta más. Sin embargo, esto suele ser un primer error. Un CV debe presentarnos de una forma concisa y sencilla, debe reflejar todo lo que consideremos importante de nuestra trayectoria, pero sin pasarse. Si una empresa considera que eres un candidato con opciones, te llamarán para hacer la entrevista y será en ese momento cuando puedas explayarte y contar más acerca de esos puntos que crees que pueden aportar un valor añadido.
  2. Es importante que el currículum tenga una estructura clara y diferenciada por partes. No metas un mismo concepto en dos apartados. Hay que separar las ideas por secciones y que cada punto tenga sentido en su lugar. Por ejemplo, diferencia bien los conceptos de aptitudes y objetivos si los vas a poner por separado y no repitas ninguno.
  3. Incluye una foto. Un CV es una carta de presentación y por tanto nuestra foto debe estar ahí. No debe ocupar media página, pero sí tenemos que colocarla en algún lugar del currículum para que las personas de recursos humanos de las empresas a la vez que leen de nosotros nos pongan cara.
  4. Formato serio y creativo. En la actualidad los formatos de los currículums han avanzado enormemente. Ya no hay un modelo estándar, sino que por el contrario hay un montón de plantillas con las que podemos crear diferentes formatos de currículos en función de nuestros gustos. Por ejemplo puedes respetar el tradicional formato en un folio o arriesgar y hacer otros nuevos. Además del formato, puedes incluir algo de color en tu documento para que llame más la atención al leerlo y entre mejor por los ojos.
  5. Jerarquía de los apartados. A rasgos generales tienes que ordenar todos los puntos que incluyas en tu currículum siguiendo una jerarquía. En cuanto a los estudios, formaciones o títulos se suelen incluir primero las más recientes y continuar en orden cronológico inverso hasta las más antiguas. En cuanto a las aptitudes y habilidades, pon primero las que más puedan interesar a la empresa y en los últimos lugares las que creas que menos valor vayan a aportar. Lo primero que aparece en cada uno de los apartados es lo que va a llamar más la atención y por tanto debe ser lo de mayor importancia.

Lo que debes contar en tu CV

A continuación detallamos los principales puntos que debes incluir en tu currículum para dar una buena sensación a las empresas y que a pesar de no tener experiencia profesional, parezca un currículum de lo más completo.

Cómo hacer un curriculum

Perfil

Debes presentarte de forma concisa en tu CV. Bastará con un par de líneas o tres en las te definas y expongas tus aspiraciones y objetivos. A través de esta mini presentación debes dar una visión general de cómo eres a la persona que va a leer tu currículum.

Datos personales y de contacto

Los datos personales y de contacto no pueden faltar en tu currículum puesto que si una empresa se interesa en ti, debe utilizar los canales que tu dejes en el documento para ponerse en contacto contigo. En este apartado debes incluir:

  1. Nombre y apellidos completos.
  2. Correo electrónico. Una dirección que uses de forma habitual. Si no usas correo y lo vas a poner por rellenar, no lo incluyas.
  3. Número de teléfono móvil.
  4. Dirección actual de tu vivienda.
  5. Puedes incluir tu fecha de nacimiento.
  6. Si eres activo en redes sociales de forma profesional puedes dejar las direcciones de tus principales cuentas para que el personal de recursos humanos vea como eres en Internet. Si usas las redes sociales a nivel personal y no van a aportar nada a la empresa, no las incluyas.
  7. Otros datos que pueden aportar valor a un currículum son que señales si tienes tienes coche o carnet de conducir así como si tienes disponibilidad para viajar.

Formación académica

Si no tienes experiencia laboral, el apartado de formación académica va a ser uno de los pilares más fuertes de nuestro currículum. Debes detallar en este punto toda la educación que hayas recibido tanto la formación obligatoria como es el caso de la Educación Secundaria Obligatoria como las complementarias en caso de que hayas recibido formación extraescolar.

Incluye los datos acerca de las titulaciones que has conseguido así como el centro y la promoción. Especifica si has recibido algún tipo de mérito académico y todos los cursos, talleres o seminarios que hayas realizado.

Idiomas

Este punto es otro de los pilares de mayor importancia. Saber idiomas siempre es un valor añadido, aunque en algunos trabajos se tendrá más en cuenta que en otros. Si tienes conocimientos de otros idiomas te recomendamos que los incluyas porque este conocimiento puede diferenciarte de otros candidatos con los que estés igualado y que la balanza se decante de tu parte.

Habilidades y competencias

Oto de los puntos que debes incluir en un primer currículum son las habilidades y competencias. En este apartado tienes que poner en valor tus aptitudes de cara al desarrollo de una actividad laboral. Nos referimos a que destaques tu capacidad para trabajar en equipo, para tratar con personas de cara al público, las ganas de superarse, las capacidad de iniciativa o la responsabilidad.

Aficiones

En un currículum puedes hablar de ti a un nivel más personal, de tus objetivos y tus aficiones para que el entrevistador te conozca un poco mejor.

Todas las actividades que hayas realizado a lo largo de tu vida y que creas que pueden ser de utilidad para darte a conocer y para conseguir ese trabajo que tanto deseas, inclúyelas. Por ejemplo si has realizado algún voluntariado, prácticas formativas, algún proyecto que hayas realizado con la universidad en colaboración con organismos, charlas que hayas dado o que hayas recibido y todo lo que creas que puede ayudar a destacar tu candidatura.

Eso sí, todo lo que metas en el currículum debe aportar un valor añadido. No rellenes hojas por rellenar si no van a aportar nada a tu formación.

Referencias

En caso de no tener experiencia laboral un punto extra que puedes añadir son las referencias de tus profesores o colaboradores de proyectos. Si por ejemplo un profesor o una empresa en la que has trabajo de prácticas escribe sobre ti diciendo que eres una persona muy trabajadora y responsable, ganarás puntos de cara a las empresas.

Carta de presentación

Incluir una carta de presentación puede ayudarte a que te diferencies del resto. Se trata de un documento que adjuntas al currículum y en el que destacas ciertas aptitudes o habilidades que tengas. En caso de haberlas incluido ya en el CV, no adjuntes la carta de presentación. Debe ser un documento que complemente al currículo, no que repita las mismas ideas.

Como suplir la falta de experiencia profesional

Que no hayas tenido un contrato laboral hasta ahora no quiere decir que no tengas ningún tipo e experiencia. Escarba en tu memoria y añade todas las experiencias que creas que puedan aportarte un valor. Puedes incluir habilidades que tengas, cualquier tipo de formación complementaria que pueda suponer un valor añadido para la empresa, toda la formación que hayas recibido de prácticas formativas y también si has hecho algún Erasmus o programa de intercambio.

Como te hemos comentado, puedes añadir todo lo que creas conveniente siempre y cuando creas que va a ser útil para presentarte a ti mismo y para que la empresa lo considere como algo útil.

Consejos

Como consejo, te recomendamos que antes de sentarte a escribir pienses cuál es el valor añadido que puedes añadir a una empresa de forma profesional y refléjalo en tu CV. Una de las claves para hacer un buen currículum consiste en conocerse muy bien a uno mismo y saber cuál es el valor diferenciador que puede aportar a una empresa.

Por supuesto, no mientas. Estás empezando tu andadura en el mundo laboral, si mientes en el currículum y la empresa descubre alguna de tus mentiras, perderás toda la credibilidad y cargarás el resto de tu trayectoria con ese lastre.

En cuanto a la extensión, siguiendo todos los consejos y pautas que te hemos dado, puedes rellenar perfectamente un CV en tan sólo una cara. Esquematiza las ideas, plásmalas de forma concisa y con una buena estructura y darás una muy buena sensación visual a los entrevistadores.

Si quieres leer más noticias como Cómo hacer un currículum sin experiencia laboral, te recomendamos que entres en la categoría de Entrevistas de trabajo.


WhatsApp Casacochecurro



MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >