Cómo puede una comunidad de vecinos tener más ingresos


Edificios con publicidad en las azoteas a la entrada de Madrid por la Avenida de América.

Las fórmulas para conseguir ingresos adicionales en las comunidades de vecinos pueden pasar por el alquiler de espacios para publicidad (como los que se ven en los edificios de la imagen, a la entrada de Madrid por la carretera de Barcelona), que pueden suponer hasta 30.000 euros de ingresos mensuales, los alquileres de azoteas para compañías de telefonía móvil que pueden llegar a reportar hasta 10.000 euros anuales por instalar sus repetidores de señal u otras medidas como la instalación de placas fotovoltaicas que suponen un ahorro a los vecinos además de generar un excedente susceptible de ser vendido a las eléctricas.

 
30 junio / Casacochecurro.com Para conocer todas las fórmulas posibles para lograr ingresos extra en las comunidades de propietarios hemos consultado a los expertos de la empresa LDC, especializada en la administración de fincas y comunidades de propietarios. Sobre las posibles fuentes de ingresos adicionales para las comunidades de vecinos nos han contado las siguientes posibilidades:

Alquiler de azoteas, fachadas o medianeras para publicidad

Cada vez es más común ver en nuestras ciudades enormes fachadas con anuncios en los edificios. Esos anuncios cada vez más fomentados, ayudan a las comunidades de vecinos y son muy atractivas para los publicistas que buscan impacto entre el viandante, que se fija en el soporte durante una media de 7 segundos.

Los mejores emplazamientos no son fáciles de localizar, se buscan fachadas en avenidas principales, esquinas o localizaciones con gran tránsito de vehículos y/o personas. Algunos pueden llegar a tener tanta aceptación que se convierten en verdaderas insignias regionales. Después de la TV, según los anunciantes, la publicidad exterior es la más impactante, de ahí el interés en buenos emplazamientos. Los soportes más habituales son las lonas publicitarias, las medianeras y los carteles en azoteas, que pueden llegar a reportar hasta 30.000 euros de ingresos mensuales para los propietarios.

Una vez seguro de que nuestro edificio cumple las condiciones, comienza el proceso de gestión de la publicidad para obtener los ingresos, que consiste en:

Acuerdo por mayoría cualificada. El acuerdo lo deben tomar las 3/5 partes de los propietarios que sumen las 3/5 partes de las cuotas de participación. La doble mayoría es un requisito imprescindible que exige la Ley de Propiedad Horizontal, ya que estamos alquilando un elemento común.

Licencia de Instalación. El Ayuntamiento correspondiente, después de comprobar que el soporte cumple con todas las necesidades y exigencias de seguridad, evacuación y estética, concederá la correspondiente licencia que será revisada anualmente. Así mismo es recomendable contratar un seguro de responsabilidad civil para garantizar cualquier daño que pueda ocasionar el soporte.

Duración del contrato. Dependiendo si se trata de una lona que cubra la fachada durante una obra, o bien, un anuncio más estable en el tiempo, el plazo variará de lo que dure la obra a la cantidad de años que pacten empresa y comunidad.

Ingresos. Dependiendo del emplazamiento y la situación del edificio y anuncio, las cantidades variarán pudiendo llegar a los 30.000 euros mensuales en las grandes capitales con lonas enormes que cubren cientos de metros cuadrados. El Administrador y/o el Presidente serán los encargados de negociar con la empresa anunciadora.

Alquiler de azoteas para antenas de telefonía móvil

Son cada vez más las comunidades que optan por la instalación de antenas de telefonía móvil en sus azoteas. La razón, como ocurre con la contratación de publicidad, es fundamentalmente de tipo económico.

La colocación de una antena de telefonía móvil en la azotea de un edificio necesita también una licencia municipal otorgada por el Ayuntamiento, así como pasar también una inspección anual de mantenimiento.

Igual que para el arrendamiento para publicidad, la instalación precisará la aprobación por mayoría cualificada de tres quintas partes de los propietarios.

¿Qué cantidad de dinero puede obtener con ello una comunidad?

La cifra es muy variable, aunque con facilidad se pueden llegar a obtener más de 10.000 euros anuales. Una cantidad que puede oscilar al alza o a la baja, en función de factores como el tipo de edificio de que se trate, de si se encuentra en una ciudad grande o pequeña, si está en el centro o en el extrarradio, etc.

Entre las principales objeciones con las que los vecinos interesados en esta opción se pueden encontrar, destacan las siguientes:

• Propietarios colindantes con la cubierta. Pueden objetar que el suelo de la azotea no está preparado para soportar la construcción, así como la exposición a las ondas y campos magnéticos que emiten las antenas.

• Propietarios por cuyas propiedades transcurre el cableado. Habitualmente, los cables se colocan entre los huecos de los lavaderos y tendido de ropas interiores hasta llegar al cuarto de máquinas. Estos son de considerable grosor y en ocasiones llegan a impedir el uso acostumbrado del espacio.

• Propietarios colindantes con el habitáculo donde se encuentran ubicados los aparatos de recepción de señal. La emisión de energía calorífica de estas estaciones es insoportable y perturba, en gran medida, la habitabilidad de esos hogares.

Alquiler de la vivienda del portero o locales comunitarios

No son ni mucho menos tan rentables como otras situaciones, pero también otorgan ingresos extra a la Comunidad. En este caso las tarifas no están tan preestablecidas y la cantidad puede variar en función del acuerdo que se lleve a cabo entre las partes. Las instalaciones comunitarias es frecuente cederlas para actividades deportivas como torneos de tenis, pádel, alquiler de la piscina para clases particulares de natación… Igualmente es necesaria la aprobación de 3/5 partes de los propietarios que sumen 3/5 partes de los coeficientes.

Instalación de placas fotovoltaicas

Cada vez es más creciente el interés de las Comunidades en vender a la red, la energía que consiguen en sus azoteas mediante la instalación de placas fotovoltaicas.

En este sentido, indicar que en algunos casos los paneles solares no sólo proporcionan energía suficiente como para cubrir únicamente las necesidades de una comunidad de propietarios, sino que también se produce un exceso de energía susceptible de venta, es decir, existe una producción de energía eléctrica que se vende a la empresa gestora (Unión Fenosa, Endesa, etc.).

De esta forma, además de ahorrar en el consumo debido a la propia producción, la comunidad de propietarios obtiene unos ingresos por la venta de esa energía.

La producción de energía eléctrica constituye una actividad económica para la comunidad, y por tanto supone el nacimiento de una serie de obligaciones fiscales y administrativas que a continuación se señalan:

Obligaciones administrativas:
1.-trámites ante la Dirección General de Industria, Energía y Minas de la Comunidad Autónoma: hay que solicitar la inscripción en el registro de productores de energía de la provincia, que deberá ir acompañado del alta censal (modelo 036) de Hacienda, en el epígrafe de producción de energía eléctrica 151.4, así como un plano de las instalaciones y las autorizaciones pertinentes.

2.-trimestralmente se ha de presentar el modelo D560 referidos a Impuestos Especiales, (el impuesto especial sobre producción de energía), que normalmente será un modelo cuota 0 dado que las entregas de energía se producen por el productor a la red en régimen suspensivo.

3.-también es obligatorio, como actividad económica que es, y dado que el producto no es almacenable (artículo 129 del Reglamento de Impuestos Especiales), la llevanza de una contabilidad.

Obligaciones fiscales:
1.- Al convertirse la comunidad de propietarios en empresaria a efectos de Hacienda, surgen una serie de obligaciones como:

• Declaración trimestral de IVA, modelo 300.

• Declaración trimestral de renta, modelo 130, ya que en esta actividad económica no existe la obligación de retención, por lo que surge la obligación de pago fraccionado de renta (o, en su caso, sociedades).

• Declaraciones anuales correspondientes (modelos 390 y 100) y en su caso las informativas pertinentes (347).

2.- La comunidad de propietarios es un ente sin personalidad jurídica de los contemplados en el artículo 35.4 de la Ley General Tributaria, por tanto en régimen de atribución de rentas en IRPF (artículo 8.3 LIRPF). Esto significa que, la comunidad de propietarios puede presentar declaraciones tributarias referentes a IVA como tal comunidad, pero no puede hacerlo en relación al IRPF, dado que éste es un tributo personal e individual, y, como hemos visto, la comunidad no tiene personalidad jurídica propia.

Por tanto, en cuanto a IVA la comunidad podrá presentar un modelo 300 trimestral pero en cuanto a IRPF los propietarios tendrán que presentar, cada uno de ellos, un modelo declarando la cantidad que le corresponda según el sistema de distribución de ingresos y gastos que esté estipulado en la comunidad de propietarios. Hay que tener en cuenta que si los propietarios son personas físicas habrán de presentar trimestralmente un modelo 130, mientras que si son personas jurídicas tendrán que presentar los pagos fraccionados del impuesto sobre sociedades como habitualmente.

3.- Los ingresos obtenidos por la comunidad han de ser distribuidos entre todos los comuneros de forma trimestral, como hemos visto, para la confección periódica del modelo 130. Anualmente los propietarios habrán de declarar los ingresos (y, en su caso, los gastos consignados trimestralmente) en sus declaraciones de renta en el apartado de «Rendimientos de actividades económicas».

Las personas jurídicas harán lo propio incluyendo los ingresos (y los gastos, en su caso) en su contabilidad y por tanto en sus declaraciones del Impuesto sobre Sociedades.

4.- Normalmente las comunidades de propietarios no tendrán muchos gastos directamente relacionados con esta actividad, pero sí podemos relacionar la amortización del equipo generador de energía, según las tablas publicadas por Hacienda (10% anual).

Por otro lado los propietarios, todos, tanto personas físicas como jurídicas, tendrán derecho a la deducción del 10% de la inversión realizada en estos activos nuevos (equipo solar de producción eléctrica), según establece el artículo 39.3 de la Ley reguladora del Impuesto sobre Sociedades. Esta ley establece el requisito de que esta deducción sólo es aplicable si la inversión se ha realizado sin subvenciones.

5.- En el caso de que el equipo productor de energía (paneles solares) sea adquirido por la comunidad de propietarios su precio podrá ser amortizado (y por tanto deducido de los ingresos) según las tablas de amortización aprobadas por Hacienda, En otro caso, esto es, si el equipo es subvencionado o forma parte de un premio otorgado por una institución pública, éste habrá de ser declarado en Renta (o Sociedades) como ganancia patrimonial por cada uno de los propietarios según la cuota que les corresponda, y tributando por ello.

Está claro que todas estas obligaciones tributarias implican un coste más o menos alto de gestión para las comunidades de propietarios y por ende, para los propietarios mismos. Por tanto habrá que calibrar, estudiando los posibles ingresos por la producción de energía (que se sujetarán a los precios oficialmente establecidos, que actualmente no son muy altos a estos efectos) si en realidad el premio lo es o en realidad es una carga difícilmente soportable para la comunidad. Hay que recordar que, sólo trimestralmente, hay que presentar una declaración de IVA, modelo 300 y tantos modelos 130 como propietarios personas físicas constituyan la comunidad, lo que, en ocasiones constituye una labor administrativa muy grande.

Cada comunidad de vecinos puede ahorrar 1.500 euros en gastos de electricidad

Cada comunidad de vecinos puede ahorrar 1.500 euros en gastos de electricidad

Cada bloque de viviendas en España podría rebajar sus gastos compartidos en 1.500 euros anuales con una gestión inteligente de la demanda energética, según un informe de la firma de ingeniería Euroconsult, que cifra la cantidad de ahorro en toda España en torno a los 1.260 millones de euros. Esta cantidad no incluye el consumo que hace cada vivienda por separado, sino que se ciñe sobre todo a la demanda de energía en ascensores, alumbrado y calefacción, que representan una parte importante de los gastos de comunidad. Precisamente son la calefacción (55%) y la iluminación (40%) las dos partidas que más energía absorben.

Este ahorro se conseguiría al margen de otras medidas como el certificado de eficiencia energética, que entró en vigor el 1 de junio y permitiría rebajar en un 25% la factura energética que comparten los vecinos de un mismo bloque de viviendas y que supone de media un desembolso de 6.000 euros anuales. Teniendo en cuenta que, según los últimos datos del INE, en España hay en torno a 840.000 comunidades de propietarios en casi nueve millones de edificios de viviendas, ese gasto global asciende a unos 5.040 millones de euros.

Un sector muy atomizado
Pese al considerable potencial de ahorro detectado en el sector residencial, que cuenta con más de 17 millones de viviendas y es uno de los mayores demandantes de energía de todo el país, su enorme atomización hace casi inviable extender las ventajas de la eficiencia energética, ya que, en muchas ocasiones, es necesario ir puerta por puerta para ponerse en contacto con dada uno de los vecinos.

Por eso, las comunidades de propietarios se perfilan cada vez más como el medio de interlocución perfecto para sensibilizar a los vecinos sobre la necesidad de controlar la energía que consumen. De hecho, ya son cientos las comunidades que han implantado medidas de gestión para optimizar su factura a final de mes con una reducción que oscila entre el 10% y el 30%, dependiendo de las características de los inmuebles y del clima en el que se sitúan.

Según el director de la división de Eficiencia Energética de Euroconsult, Carlos Sáez, «la gestión de la demanda energética de consumos en las comunidades de propietarios choca con dos obstáculos importantes: el volumen de viviendas que hay que abarcar y los diferentes intereses de cada vecino, por eso los gestores energéticos tienen que ser cada vez más intuitivos y hacer visibles los ahorros en un plazo corto de tiempo».

¿Cuáles son los mayores gastos de una comunidad de vecinos?

Según un estudio elaborado por AFINCO, empresa especializada en Administración de Fincas, las comunidades de vecinos destinan de media entre un 50-55% de su gasto anual a pagar el salario de los empleados de la finca (portero, conserje y/o personal de limpieza), que supone entre un 19-21% del total del gasto anual, seguido de la realización de obras de derrama (17-19%) y del consumo eléctrico (15-17%), que generalmente incluye la iluminación y el funcionamiento de los ascensores de la comunidad.

Por otra parte, la limpieza de la finca supone un 10-12% en el total del gasto anual de una comunidad de vecinos, mientras que el gasóleo que consume la calefacción central en invierno y el mantenimiento del conjunto de instalaciones que componen una finca supone entre un 6-8% y un 5-6% del gasto anual, respectivamente.

Finalmente, el coste de las pequeñas reparaciones que hay que hacer fruto de las actividades de mantenimiento, el pago al administrador de la finca, el seguro de comunidades y el pago de impuestos se reparten el montante restante, en torno a un 30%.

Por orden de gasto anual, según AFINCO el ranking de los mayores costes a los que tiene que hacer frente una comunidad de vecinos es:

1. Empleados comunidad: portero/conserje

2. Obras de derrama

3. Consumos eléctricos: iluminación y ascensores

4. Limpieza de la finca

5. Gasóleo: calefacción central

6. Mantenimiento de las instalaciones

7. Pequeñas reparaciones

8. Administración de la Finca

9. Seguro de Comunidades
La crisis

Según el estudio, la crisis ha afectado al gasto anual de las comunidades de vecinos, que han reducido un 39,2% su inversión en obras de derrama y hasta un 21,9% el gasto en pequeñas reparaciones necesarias para garantizar el buen estado y funcionamiento de una finca. Además, desde el comienzo de la crisis en 2008 las comunidades también han reducido el gasto del consumo eléctrico, que generalmente incluye iluminación y funcionamiento de ascensores, a pesar de la subida en la factura de la electricidad.

En el otro lado de la balanza, el gasto en gasóleo, correspondiente al funcionamiento de la calefacción central en invierno, de las comunidades de vecinos se ha incrementado un 25% de media, un importante incremento que justifica la subida del precio del petróleo en los últimos años.

También ha aumentado el gasto de las comunidades en el sueldo de los empleados de la finca, portero o conserje, en un 13%, y en el mantenimiento de las instalaciones de la comunidad, en un 11%. Un incremento asociado a prevenir posibles obras de mejora y otro tipo de reparaciones, cuya inversión se ha visto mermada desde el comienzo de la crisis.

Por otra parte, las actividades relacionadas con la limpieza de la finca, el coste del seguro de comunidades y el gasto en la administración de la comunidad de vecinos también han aumentado desde 2008.

En total, las comunidades de vecinos han reducido su gasto anual en torno a un 4% desde que comenzó la crisis económica en 2008. Una variación mínima a pesar de una caída de la inversión en obras de derrama y otras reparaciones que se ha visto compensada por el importante incremento del precio del gasóleo, que ha disparado el gasto anual.

Según AFINCO, el ranking de variación de gasto anual de las comunidades en las diferentes partidas es:

1. Obras de derrama: -39,2%

2. Otras reparaciones: -21,9%

3. Consumo eléctrico: -9,5%

4. Limpieza de la finca: +6.5

5. Salario de empleados de la comunidad: +13%

6. Mantenimiento de las instalaciones de la finca: +11%

7. Gasóleo: +25,9%

8. Administración de Fincas: +5,6%

9. Seguro de comunidades: +10,7

Una comunidad de vecinos demanda a la EMVS de Madrid tras cuatro años sin solución a sus problemas

Tras más de cuatro años esperando soluciones que nunca llegaban, la Comunidad de Propietarios de Patrimonio de la Humanidad nº 1 ha decidido demandar a la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo de Madrid, a la constructora «Uicesa Obras y Construcciones», y a la dirección facultativa encargada de la construcción. El conflicto viene de lejos: el edificio, que pretendía ser uno de los pioneros de la Comunidad de Madrid en cuanto a eficiencia energética, sostenibilidad y ahorro energético, ha revelado diversos problemas de construcción desde el primer momento. 

Los vecinos pudieron comprobar nada más ocupar sus viviendas que sus expectativas ni mucho menos se ajustaban a la realidad del inmueble adquirido. En los primeros meses se fueron poniendo de manifiesto múltiples defectos constructivos, muchos de ellos relacionados precisamente con la pretendida sostenibilidad y eficiencia del inmueble: deficiencias en aislamiento térmico, puertas y ventanas que dejan pasar el viento, sistema de captación de energía solar que nunca ha funcionado, fallos y cortes continuos en sistema de calefacción y agua caliente, consumos de calefacción inasumibles, etc.

Según Iván López, uno de los letrados del despacho De la Llave & Asociados, que lleva la denuncia de la comunidad de vecinos, «la situación de muchos vecinos es sumamente preocupante y más en invierno, época en la que, debido a los defectos en el aislamiento térmico, asumen facturas de hasta 300 euros mensuales solo para mantener un mínimo confort térmico en su vivienda. Si a esto sumamos las numerosas derramas que deben abonar para hacer frente a reparaciones de todo tipo en la comunidad, nos encontramos con familias en situaciones insostenibles, pues no olvidemos que se trata viviendas promovidas por la Empresa Municipal de la Vivienda destinadas a rentas bajas», afirma.

A lo anterior se suman los problemas en redes de saneamiento (a mediados de 2011 los gastos asumidos por los propietarios, solo en lo referente a atascos provocados por las deficiencias de la red saneamiento, ya ascendían a 11.700 €), humedades y filtraciones en varias zonas del edificio, incluidas cubiertas, sistema de riego incapaz de mantener las fachadas vegetales proyectadas (estos jardines verticales constituyen parte importante del proyecto, pues actúan como aislante, tanto de frío como de calor) o zonas muertas del edificio en las que se han dejado escombros de obra que favorecen la aparición de plagas de insectos y ratas. Este sinfín de problemas se han puesto en conocimiento de los agentes responsables, sin que los mismos hayan dado solución alguna, hecho especialmente grave en el caso de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo de Madrid (E.M.V.S.), y más teniendo en cuenta que se trata de vivienda protegida.

Edificio de Thom Mayne

El edificio, proyectado por Thom Mayne, arquitecto galardonado con el premio Pritzker de Arquitectura, está concebido como un proyecto energéticamente eficiente, aprovechando la luz del sol, supuestamente dotado de avanzados sistemas de captación solar que nunca han llegado a funcionar, instalación de calefacción y agua caliente sanitaria pensada para minimizar consumos, entramados de plantas y vegetación que aíslan y protegen tanto del calor como del frío (que tampoco nunca han existido ya que el sistema de riego ni funciona ni se ha instalado conforme proyecto), etc.

En definitiva, toda una serie de innovaciones y medidas destinadas a minimizar los costes energéticos para los propietarios, ya que se trata de viviendas de protección oficial, destinadas a rentas bajas. Pero no sólo las mejoras de eficiencia que se vendían como tales no son efectivas, sino que el inmueble cuenta con multitud de desperfectos, errores de planificación y ejecución, que han sido comunicados en multitud de ocasiones a la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo de Madrid sin que nada se haya hecho por solucionarlos.

Para López, «la Administración debería saber que de poco sirve pagar cuantiosos honorarios a arquitectos «estrella» como Thom Mayne para diseñar edificios vanguardistas si luego el proyecto se ejecuta de forma deficiente primando el ahorro de costes sobre la buena calidad en lo construido», concluye el abogado.

Resumen defectos constructivos:
- Problemas con aislamiento térmico (falta de material aislante en forjados, puertas y ventanas que dejan pasar el viento…) que generan enormes consumos de calefacción.

- Problemas con instalación de calefacción y agua caliente sanitaria que provocan continuos cortes en el servicio.

- Imposibilidad de puesta en funcionamiento del sistema de captación solar.

- Deficiencias generalizadas en sistema de riego que impiden el mantenimiento de las fachadas vegetales proyectadas.

- Filtraciones y humedades en viviendas, cubiertas, trasteros, garajes etc.

- Problemas de seguridad y salubridad en las «zonas muertas» del edificio (zonas en planta calle clausuradas tras la obra en las que se han dejado desechos y escombro).

- Problemas con la red de saneamiento (contrapendientes, restos de escombro en tuberías…).

Todos estos defectos se recogen en el informe pericial encargado por la comunidad que valora el coste de reparación de los mismos en 764.121 €.

Los conserjes sustituyen a los tradicionales porteros de fincas para ahorrar costes a las comunidades de vecinos

Los conserjes sustituyen a los tradicionales porteros de fincas.La profesión de portero está experimentando un reciclaje por parte de los profesionales que desarrollan estas tareas hacía la de conserje. La figura del portero, que habita en el edificio, se ha ido reciclando, y aproximadamente un 30% de ellos se han transformado en conserjes o en trabajadores que prestan ese mismo servicio en empresas, según un análisis de la empresa Caralin Group. Hoy, la mayoría tiene jornada partida, de mañana y tarde, y se va a su residencia a comer y a dormir. Ellos ya no son porteros sino conserjes. ¿Pero cuáles son estas diferencias entre ambas profesiones y a qué se deben? La crisis está teniendo gran parte de la culpa de esta transformación, en la que los ahorros para las comunidades de vecinos son el origen del cambio.

El Convenio Colectivo de Empleados de Fincas Urbanas de Madrid, diferencia entre seis tipos de empleados de fincas urbanas: porteros, conserjes, jardineros, limpiadores, vigilantes de garaje y controladores. Si bien, unifica las funciones de porteros y conserjes, de forma abreviada, en las siguientes:

– Limpieza, conservación y cuidado de todas las dependencias que tengan acceso por un elemento común del inmueble, así como de aparatos eléctricos que puedan haber en esas dependencias.

– Vigilancia de esas zonas de acceso común, así como de las personas que entran y salen del inmueble.

– Cuidado de las fincas vacías, atención a las personas que soliciten información sobre los ocupantes, siempre con discreción.

– Apertura y cierre del portal, encendido y apagado de luces, de la calefacción central, hacerse cargo de la correspondencia o avisos para los vecinos, cuidado del montacargas y ascensores.

– Traslado de cubos colectivos de basura.

– Pueden también encargarse del cobro de alquileres y otros encargos que le efectúen los propietarios.

No son, sin embargo, funciones del portero las de recoger las bolsas individuales de basura de cada uno de los pisos, ni la limpieza de zonas deportivas, saunas, gimnasios, jardines, o el pasaje comercial, ni el cuidado del garaje, salvo pacto con la Comunidad de Propietarios que está obligada a reconocerle complementos salariales por estas labores cuya cuantía mínima se encuentra recogida en el antedicho convenio.

Diferencias entre porteros y conserjes

Por tanto, la diferencia entre ambos puestos de trabajo no radica en sus funciones, sino en que el portero tiene casa-habitación en el edificio y el conserje no, siendo así, que por este motivo el portero ve reducido en un 15 por ciento su salario en metálico, mediante el uso de la casa-vivienda, y mediante el suministro gratuito de luz y agua hasta unos límites, mientras que el conserje cobra el salario íntegramente en metálico, suponiendo un gasto mayor para la Comunidad.

«Hoy en día, el precio tan elevado de los alquileres ha motivado que a numerosas Comunidades de Propietarios les resulte más rentable contratar a un conserje y alquilar a un tercero la vivienda del portero, satisfaciendo de esta forma el salario total del conserje con la renta obtenida por el alquiler de la vivienda. La sociedad cambia y las profesiones deben evolucionar con ella. En los nuevos barrios de cualquier ciudad de España, donde se han levantado complejos de viviendas con servicios comunes los dueños recurren a empresas que gestionan servicios integrales como el de conserjería, seguridad, limpieza, etcétera» afirma Juan Carlos Mate, director general y fundador de Caralin Group.

El hecho de conocer profundamente el sector servicios, hace de Caralin Group una herramienta imprescindible tanto para fincas urbanas como para grandes empresas, con una alta capacidad y agilidad de respuesta para satisfacer las necesidades de cada cliente, basándose fundamentalmente tanto en la cualificación del personal, como en el departamento operativo a la hora de buscar el perfil idóneo de las personas que han de desarrollar las tareas para cada cliente. Además, huyen de llamarse central de compras ya que buscan los productos/servicios pero de la mayor calidad sin «estrangular al proveedor» ya que lo que buscan es el beneficio mutuo con una mejora de sus costes y mejora de su rentabilidad.

Desde controladores, conserjes, porteros de fincas, servicio de limpieza, recepcionistas, telefonistas, detectives, sistemas de vigilancia, vigilantes de seguridad pasando por servicios para la integración del minusválido en el mercado de trabajo, mantenimiento de ascensores, reparaciones de albañilería, fontanería y pintura hasta proporcionar transporte en importación y exportación son algunos de los servicios que proporciona Caralin Group.

Propietarios de viviendas y comunidades de vecinos tendrán que afrontar más gastos por la resintonización de los canales de TDT

FACUA-consumidores en Acción rechaza que los ciudadanos tengan que afrontar el coste de la nueva resintonización de la Televisión Digital Terrestre (TDT) que tendrá lugar en otoño para dejar espacio a la red móvil 4G con menores ayudas de las previstas. Tal y como anuncia la asociacion, durante el primer apagón analógico muchos instaladores y empresas autorizadas no previeron esta reordenación, por lo que los propietarios y comunidades de vecinos afectados tendrán ahora que afrontar más gastos adicionales para poder ver los canales de televisión con la TDT.

Aunque el Gobierno anterior se había comprometido a asumir este cargo a través de los fondos recogidos de las operadoras en la subasta de asignación de frecuencias, el Ejecutivo de Mariano Rajoy no ha incluido la totalidad de estas cuantías en los Presupuestos Generales del Estado.

FACUA advierte de que ahora serán los usuarios los que tengan que afrontar mayores gastos para adaptar sus instalaciones, una medida que podría haberse evitado desde un primer momento de haber elegido la banda adecuada para la TDT.

Ayudas tramitadas por el instalador

FACUA critica además que el proyecto de real decreto que regula estas subvenciones prevé que sea el propio instalador o empresa instaladora la que tramite las ayudas, lo que provocará que, en la práctica, estas ayudas condicionen el precio de la instalación.

En caso de que finalmente se adopte este modelo, FACUA exige que se especifique cuál será la responsabilidad de la empresa o el instalador en caso de retraso en la presentación de la solicitud de subvenciones o de deficiencias en su cumplimentación.

Con el fin de evitarlo, la asociación pide que se busquen fórmulas que eviten estos posibles aumentos de precios o tarifas.

Para FACUA, el procedimiento planteado en el proyecto de real decreto podría dar lugar a que se altere la competencia del mercado en perjuicio de los consumidores, como ya ha ocurrido de forma similar con las ayudas a la renovación de electrodomésticos. Asimismo, FACUA lamenta que el proyecto de real decreto no detalle cómo se aplicarán estos descuentos, si a través de una cantidad fija estipulada o de un porcentaje sobre el presupuesto final.

Las comunidades de vecinos con calefacción central también pueden ahorrar en la factura

La calefacción central supone hasta un 50% del gasto de las comunidades de vecinos. El impacto de la calefacción central en el gasto de comunidades de vecinos varía de unas a otras entre un 10% y un 50%. AFINCO ha elaborado un decálogo con consejos para ayudar a las comunidades de vecinos a reducir el consumo de energía y la factura de la calefacción central

Según AFINCO, empresa especializada en la Administración de Fincas, la calefacción central es el mayor gasto que tiene que afrontar una comunidad de vecinos durante las estaciones de otoño – invierno. El funcionamiento de la caldera que mantiene la calefacción central en una comunidad de vecinos, ya sea de gasóleo o gas natural, supone el mayor impacto en el presupuesto anual de una finca.Para ayudar a las comunidades de vecinos a reducir la factura derivada de la calefacción central y ahorrar energía, AFINCO ha elaborado un decálogo de consejos a aplicar de forma colectiva o individual, es decir, por parte de cada vecino:1. Mantener la temperatura en el interior de la vivienda en torno a los 21º.2. No regular la calefacción en función de la temperatura de los radiadores. Lo importante es que la temperatura se mantenga estable dentro de casa en torno a la temperatura que comentábamos en el punto anterior.3. Revisar el estado de las ventanas de la vivienda con el fin de evitar pérdidas innecesarias.4. En las viviendas que, por proximidad a la caldera u otro tipo de factores, reciben más calor, es conveniente cerrar los radiadores y/o instalar válvulas termostáticas, con el fin de desviar la energía sobrante hacia las viviendas que más la necesitan.5. En caso de ausencia prolongada de la vivienda, es conveniente cerrar todos los radiadores.6. Retrasar la hora de encendido de la calefacción los fines de semana, ya que por lo general los vecinos se levantan más tarde. 7. Retrasar el horario de calefacción en relación con el horario establecido el año anterior, entre quince minutos y media hora por la mañana y quince minutos y media hora por la noche.8. Instalar una sonda que aplique un corte del servicio de calefacción al detectar una temperatura exterior elevada. En ocasiones durante el otoño y también en invierno, se producen aumentos de temperatura, mientras que nuestro sistema de calefacción central continúa adaptado a una temperatura inferior.9. Colocar contadores de energía en los radiadores, de tal forma que se facture de forma individual en función del consumo de cada vivienda. Se trata de una medida que sin duda fomentará el ahorro, pero que requiere de una inversión importante.10. A largo plazo, invertir en sistemas de regulación automáticos y en la instalación de calderas de alta eficiencia energética.

Un millón y medio de pisos vacíos están en manos de las las comunidades de vecinos

Un estudio revela el número de viviendas familiares vacías en España y lo detalla por provincias. En total, se han contabilizado más de tres millones a nivel nacional (3.417.064 viviendas vacías). De ese total de viviendas vacías, 1.489.727 se encuentran actualmente en manos de las Comunidades de Vecinos, mientras que 1.882.239 es propiedad de una persona, 28.279 está en poder de una sociedad y 508, son de un organismo público.

El estudio de la empresa LDC, de administración de comunidades de vecinos, detalla por provincias el número de viviendas vacías en manos de las Comunidades de Vecinos. Se desprende de este análisis que las ciudades que concentran mayor número de viviendas en poder de este colectivo son Madrid, con un total de 228.341 viviendas, seguida de Barcelona con 189.802 y Valencia con 123.042.

Por el contrario, las provincias con menor número de viviendas familiares vacías en poder de las Comunidades de Vecinos son en primer lugar, Melilla, con 946 viviendas, a continuación Ceuta con 1.138 y Teruel con 2.098.

Las cifras desveladas en este estudio apuntan a que existe casi un millón y medio de viviendas vacías en manos de Comunidades de Vecinos.

Las obras y reformas en comunidades de vecinos pueden financiarse a través de ayudas públicas

El 75% de las obras a realizar en comunidades de propietarios pueden financiarse a través de subvenciones públicas. La Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid ponen a disposición de las comunidades de vecinos diversas subvenciones públicas para financiar parcialmente obras y mejoras necesarias a realizar en sus edificios e instalaciones.

Según un estudio elaborado por AFINCO, empresa especializada en Administración de Fincas, hasta un 75% de las obras de mejora que deben acometer las comunidades de propietarios en sus edificios pueden financiarse parcialmente a través de subvenciones de la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid.Las obras de mantenimiento, remodelación y mejora necesarias a realizar en fincas vecinales a menudo implican una gran inversión. Un desembolso económico que en muchas ocasiones obliga a las comunidades de propietarios a aplazar las reformas por falta de presupuesto.Para que las comunidades de vecinos de la Comunidad de Madrid sean conscientes de las ayudas públicas que pueden solicitar, a continuación recogemos la siguiente guía de subvenciones que actualmente ofrecen la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid.Vecinos: La Comunidad de Madrid pone a vuestra disposición…

Ayudas económicas Plan Regional Rehabilita 2009-2012
1. Ayudas para mejoras necesarias de los edificios:
§ Embellecimiento exterior de los edificios: subvención del 25% de la inversión con un máximo de 6.000 euros por vivienda o local.

§ Mejoras de la seguridad, accesibilidad y salubridad de los edificios: subvención de un 25% de la inversión con un máximo de 9.000 euros por vivienda o local.

§ Mejoras de la eficiencia energética de los edificios que suponga, al menos, una disminución del 15% de las emisiones de CO2: subvención de un 25% de la inversión, con un máximo de 12.000 euros por vivienda o local.

§ Rehabilitación de edificios con tipología especial (por ejemplo, una corrala) con antigüedad de más de 50 años: subvención del 25% de la inversión, con un máximo de 10.000 euros por vivienda.

2. Ayudas para la mejora de la accesibilidad del edificio
§ Mejora de la accesibilidad para el acceso y comunicación del edificio (excluyendo la instalación de ascensores): subvención del 70% de la inversión con un máximo de 10.000 euros por edificio.

§ Instalación de ascensores: subvención del 70% de la inversión con un límite de 50.000 euros por ascensor.

Ayudas económicas para la rehabilitación de edificios
§ Obras para mejorar la estanqueidad, el aislamiento térmico, las redes de agua, gas, electricidad, telefonía y saneamiento de los edificios.

§ Obras para garantizar la seguridad de los edificios.

§ Obras para mejorar la accesibilidad al edificio y/o a sus viviendas.

§ Obras para adaptar las instalaciones a la normativa técnica aplicable.

§ Obras para mejorar la eficiencia energética, higiene, salud y protección del medio ambiente (por ejemplo, la instalación de paneles solares).

En estos casos, la comunidad de propietarios podrá obtener ayudas en forma de:a. Subvenciones: ayudas entre el 10% y el 25% del presupuesto, en función de los ingresos familiares de los titulares de la vivienda.

b. Préstamos convenidos: préstamos en condiciones ventajosas para financiar hasta el 100% del presupuesto, a pagar en 15 años y con un periodo de carencia de 3 años.

Vecinos: El Ayuntamiento de Madrid pone a vuestra disposición…

1. Ayudas para obras de conservación derivadas de la Inspección Técnica de Edificios
§ Conservación de edificios que hayan obtenido un acta desfavorable en la ITE (obras de estructura y cimentación, fachadas interiores, exteriores y medianeras, cubiertas y azoteas, y redes generales de fontanería y saneamiento).Se ofrecen subvenciones máximas de 7.212,14 euros por vivienda o local.Para más información, es aconsejabe consultar:- El Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2009-2012, regulado por el Real Decreto 2066/2008, de 12 de diciembre.

– El Plan de Rehabilitación 2009-2012 de la Comunidad de Madrid, regulado por el Decreto 88/2009, de 15 de octubre.

– El Decreto de la Concejala del Área de Gobierno de Urbanismo, Vivienda e Infraestructuras de 3 mayo 2007, modificado por Decreto de la Delegada del Área de Gobierno de Urbanismo y vivienda de 21 diciembre 2007.

Las comunidades de vecinos hacen pagos sin facturas que superan los 3.500 millones

Los pagos no declarados por las Comunidades de Vecinos en España superan los 3.500 millones de euros. Este dato se desprende del estudio basado en la media de 120.000 fincas contrastadas realizado por LDC, empresa de Administración de Comunidades que cuenta con más de 120 oficinas en Europa. Con este análisis se puede concretar los millones de euros que deja de ingresar el Estado por el IVA de las Comunidades de Vecinos, desglosado por regiones.

El estudio, que está basado en la media de 120.000 fincas contrastadas, detalla que en España (sin contar Ceuta y Melilla) existen más de 11 millones de viviendas (11.738.408) en Comunidades de más de 5 vecinos. Se calcula que estos vecinos pagan una media de 600 euros al año de cuota por su Comunidad, de modo que realizan pagos que suman un total de 7.045.036.800 euros.

Se estima que el 50% de los pagos que ha de realizar la Comunidad de Vecinos a proveedores, oficios, servicios y productos, escapa al control de Hacienda al no hacer factura la/s empresa/s a la Comunidad o, en caso de hacerla, no es declarada al no ser cotejada con las cuentas de las Comunidades de Vecinos.

De este modo, se desprende que el total de pagos no declarados realizados por las comunidades de vecinos en España (sin contar Ceuta y Melilla) alcanza la millonaria cifra de 3.522.518.400 euros.

Desglosado por Comunidades Autónomas, Cataluña se sitúa a la cabeza en cuanto a número de viviendas en Comunidades de más de 5 viviendas y cifra estimada de pagos no declarados, con un total de 2.170.260 viviendas y una estimación de 651.078.000 euros no declarados.

En segundo lugar, aparece la Comunidad de Madrid, con un total de 2.005.136 viviendas en Comunidades de más de 5 viviendas y una cifra de 601.540.800 euros no declarados por dichas Comunidades de Vecinos.

En tercer lugar, figura Andalucía, con 1.632.678 viviendas en Comunidades de más de 5 viviendas, lo que suma un total de 489.803.400 euros no declarados.

La Comunidad Autónoma con menos viviendas en Comunidades de 5 viviendas es La Rioja, con 95.838 viviendas, seguida de Extremadura, con 139.661 viviendas, y Navarra, con 151.096 viviendas. De este modo, estas tres Comunidades registran las cifras más bajas de pagos no declarados: 28.751.400 euros, 41.898.300 euros y 45.328.800 euros, respectivamente.

‘Cómo ahorrar en las comunidades de vecinos’

Ya sea por motivos de economía doméstica, por cuestiones medioambientales o por optimización de los recursos, las comunidades de vecinos toman medidas y dan consejos sobre la utilización del equipamiento y suministros comunes, para que la factura al final de mes sea más benevolente con los bolsillos de los propietarios. Todos los consejos para ahorrar en la cuenta de la comunidad en este artículo de opinión de la firma de ascensores Kone.

Entre los gastos comunes más importantes están la calefacción, el agua caliente de centrales, la iluminación de espacios comunes y los ascensores, cuyo consumo de energía supone un importante gasto. —Para conseguir que algunas de estas facturas se reduzcan considerablemente, a veces basta con una concienciación de un uso responsable de los bienes comunes, mientras que otras han de ser tomadas en la administración de la comunidad y con la voz y el voto de todos los vecinos. Éste es el caso de la selección de equipamientos, como son los ascensores. Por eso, es muy importante estar informados para contar con todas las opciones disponibles que permiten reducir costes, tanto de mantenimiento como de consumo energético. ¿Qué puede aportar un ascensor para reducir la factura del mes?

  • Hay ascensores que cuentan con luz de cabina que se desconecta cuando no hay nadie dentro usándolo, lo que evita tener un consumo de luz continuo durante todo el día y la noche.

  • Al escoger su sistema de iluminación se recomiendan los sistemas de puntos de luz LED, que reducen el consumo de energía hasta un 80% menos comparado con los puntos de luz halógenos. Duran 10 veces más y disminuyen las necesidades de mantenimiento.

  • Algunos ascensores cuentan con iluminación de pasillo automática cuando los pasajeros salen de la cabina, lo que da la iluminación justa a la salida.

  • Existen motores revolucionarios como el KONE EcoDisc®, capaces de ahorrar hasta la mitad de consumo energético frente a otros sistemas similares que hay en el mercado. Este motor además no tiene casi necesidad de aceite, lo que reduce su coste y el riesgo de incendio del edificio.

  • Los ascensores sin cuarto de máquinas, como KONE MonoSpace®, permiten que se pueda usar el tradicional cuarto de máquinas para otro uso común más beneficioso para la comunidad, como es la creación de una nueva vivienda que incluso puede alquilarse para contar con más ingresos.

  • Los sistemas de selección de destino, como KONE POLARIS®, para edificios con varios ascensores, dirigen al pasajero al ascensor que más convenga a su destino, ahorrando viajes de ascensor vacíos, electricidad y aumentando la vida de los ascensores.

Si quieres leer más noticias como Cómo puede una comunidad de vecinos tener más ingresos, te recomendamos que entres en la categoría de Hogar.

¿Te ha parecido interesante el artículo? Vota con 5 estrellitas para que escribamos más contenido relacionado:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas Pon 5 estrellitas si quieres más artículos como este

AUTOR
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies