Cómo secar la ropa en invierno con estos 8 trucos

Cómo secar la ropa en invierno con estos 8 trucos
NOTICIA de Jessica Pascual
20.12.2021 - 10:45h    Actualizado 20.12.2021 - 10:45h

La lavadora ha terminado y en la calle está lloviendo. ¿Qué puedo hacer para secar la ropa dentro de casa? Si no tienes una secadora que te ayude con esta tarea, aquí te explicamos 8 formas diferentes para secar la ropa en invierno dentro de tu casa. Con estos consejos no tendrás que preocuparte de que se quede el olor a humedad en tu ropa o en las habitaciones y tampoco tendrás que esperar dos días a que se sequen unos vaqueros por completo.

Consejos para que la ropa se seque más rápido

Si tienes que secar la ropa dentro de casa, lo primero que tienes que hacer es asegurarte de que, tras finalizar el ciclo de lavado, la ropa sale lo más escurrida posible de la lavadora. El centrifugado es la parte del proceso de lavado que se encarga de que la ropa no salga chorreando. Por ello, si notas que al terminar el programa las prendas siguen muy húmedas, puedes darle un segundo centrifugado para eliminar más cantidad de agua y agilizar el proceso de secado.

Por otra parte, si vives en un piso pequeño y te falta espacio para distribuir la ropa cuando sale de la lavadora, la forma más eficiente y rápida para que se seque es intentar llenar menos la lavadora. Si utilizas ciclos cortos de lavado con menos cantidad de prendas de ropa, saldrán más secos y tardarán menos en terminar de secarse por completo.

Cuál es la mejor forma para secar la ropa en invierno

La mejor forma para secar la ropa en invierno en cuanto a rapidez y comodidad es usar una secadora. Pero si no tienes una, no pasa nada. Hay un montón de trucos e ideas con las que puedes secar la ropa dentro de casa y que no requieren una inversión económica tan grande como la de comprar una secadora, como por ejemplo, con un deshumidificador.

Con deshumidificador

Si lo que quieres saber es cómo secar la ropa en invierno rápido dentro de casa, la mejor opción es hacerlo con un deshumidificador. Para utilizarlo, tan sólo tienes que colocar un deshumidificador cerca del tendedero para que absorba la humedad que desprende la ropa húmeda.

Es una forma rápida e higiénica para secar la ropa porque los gérmenes y bacterias que puedan permanecer en la ropa mojada desaparecen con este dispositivo. A diferencia de otros métodos, para que este sea lo más efectivo posible, tienes que colocarlo en una habitación pequeña y cerrar las puertas.

En cuanto al deshumidificador, cualquiera puede servirte, aunque si quieres comprar uno específicamente para esta función, existen deshumidificadores para secar la ropa específicos que te facilitarán aún más el trabajo.

Otros métodos para secar la ropa

Además del deshumidificador, existen otras formas para secar la ropa dentro de casa:

En los radiadores

Repartir las prendas por los radiadores de casa es una de las prácticas más comunes para secar la ropa en invierno. Aunque debes saber que no es recomendable colocar las prendas húmedas directamente encima de los radiadores, sino que es mejor colgarlos en una percha o en el tendedero y colocarlos cerca para que reciba el calor.

Tender la ropa

También puedes tender la ropa según salga la lavadora y dejarlo en alguna habitación grande o en el comedor. O, si tienes suerte y ha salido un poco el sol, te recomendamos que lo saques a la calle o al balcón para que los pocos rayos que hay en el cielo lleguen a tu ropa y sirva de ayuda para que se seque más rápido. Además, si tiendes la ropa en el tendedero vas a evitar que se arruguen las prendas y que se genera el olor a humedad.

Un pequeño truco, cuánto más estiradas dejes las prendas, antes van a secarse. Si llenas el tendedero hasta arriba con la ropa apelotonada va a tardar el triple en estar seco. Y si le das la vuelta a la ropa al rato, pasadas una o dos horas, conseguirás que se seque antes.

Tender la ropa

No dejes el tendedero muy cerca de la pared porque puedes acabar provocando humedades en casa. Y no lo metas en una habitación pequeña y cierre la puerta. Es importante que haya un buen flujo de aire y pueda circular libremente para evitar la condensación del agua.

En cuanto al lugar donde dejar el tendedero, procura que no sea en la cocina para evitar que el olor se quede en la ropa y tampoco lo hagas en una habitación en la que se fume por la misma razón. Tampoco en el baño porque es un sitio en el que hay una alta condensación de humedad por la ducha. Y lo mejor para secar la ropa es buscar un ambiente seco.

Tendederos y colgadores eléctricos

Son parecidos a los tendederos tradicionales, pero están conectados a la corriente y, por tanto, secan la ropa más rápido porque desprenden calor.

Calefactores y ventiladores

Sí, puedes utilizar estos dispositivos para ayudarte a secar algunas prendas de ropa, sobre todo las más pequeñas. Si necesitas alguna prenda de ropa, como el uniforme, un par de calcetines o una camiseta y está mojada, puedes colocarla cerca de un calefactor para que se seque más rápido. Y también puedes encender un ventilador y colocar la ropa delante, a una distancia corta, para que el aire contribuya al proceso de secado.

Utilizar alguno de estos dispositivos para secar la ropa es una opción que va a permitirte salir de algún apuro, pero no te recomendamos que la pongas en práctica si lo que necesitas es secar una lavadora entera. En cualquier caso, nunca pongas la ropa encima de estos aparatos eléctricos. Ten en cuenta que la ropa está mojada y que, por tanto, hay que evitar que la ropa entre en contacto con cualquiera de estos dispositivos.

Con secadores de pelo

Incluso si lo que necesitas secar es un calcetín o ropa interior, puedes ayudarte con un secador de pelo. También puedes utilizar este producto para el cabello para darle un toque final a una prenda que sigue un poco húmeda.

Con toallas

Las toallas absorben la humedad de la ropa, aunque este es un método que requiere bastante esfuerzo y trabajo. Para secar la ropa con una toalla tienes que estirarla en el suelo y colocar encima las prendas mojadas. Después, enrolla la toalla y haz presión para que el agua que tenga la ropa se quede en la toalla.

Es un proceso que puede ayudarte a quitar parte del agua de la ropa, pero que no va a dejarte una camiseta seca completamente. Después de pasarla por la toalla, tendrás que utilizar otros dispositivos como un radiador o calefactor para terminar de secarla.

Con escurridor de lechuga

Sólo para secar prendas pequeñas, como ropa interior o calcetines. Puedes introducir unos calzoncillos en el escurridor, empezar a girarlo y que se seque como si estuviera centrifugando en la lavadora. Es un método que puede sacarte de algún apuro, pero que no sirve para secar toda la ropa de una lavadora.

Cómo secar la ropa dentro de casa para que no huela a humedad

Muy sencillo. Si tienes que secar la ropa en el interior de casa y no quieres que huela a humedad, lo único que tienes que hacer es asegurarte de que la habitación en la que dejas la ropa está bien ventilada. A no ser de que tengas un deshumidificador que te ayude a eliminar la humedad, nunca debes cerrar las puertas y ventanas de una habitación en la que dejes la ropa húmeda porque se generará ese olor característico a húmedo y puede acabar deteriorando las paredes de esa habitación.

Dónde no secar la ropa

Por el contrario, si no quieres arriesgarte a que se estropee tu ropa o a romper algún electrodoméstico, te recomendamos que no intentes secar las prendas ni en el microondas ni en el horno. Estos métodos no funcionan y lo único que puede suceder es que acabes estropeando algo.

Si quieres leer más noticias como Cómo secar la ropa en invierno con estos 8 trucos, te recomendamos que entres en la categoría de Hogar y Consumidores.


WhatsApp Casacochecurro



MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >