Conducir un coche de película es posible a partir de 5.000 euros

Conducir un coche de película es posible a partir de 5.000 euros
NOTICIA de Javi Navarro
09.10.2008 - 18:48h    Actualizado 27.12.2021 - 13:58h

¿Ha soñado alguna vez que era James Bond al volante de su Aston Martin DBS en “Casino Royale”? ¿Le gustaría sentir la furia de “Kitt”, “el coche fantástico”? O tal vez, ¿es de los que se dejan llevar por la nostalgia de conducir el mismo coche que “Sor Citröen”?

Convertir uno de estos sueños en realidad es posible con AutoScout24, la plataforma europea de vehículos de ocasión en la red, que pone a disposición de cualquier internauta una potente y sencilla herramienta para buscar y encontrar las marcas y modelos de los coches más cotizados en la gran pantalla.

De esta forma, son numerosas las películas en las que un vehículo de cuatro ruedas se ha grabado en las retinas colectivas, ya sea por su espectacularidad o por tener un papel destacado dentro del film: el “tuneado” De Lorean sobre el que viajaban en el tiempo Christopher Lloyd y Michael J. Fox en “Regreso al Futuro”, el Ford Deluxe del 48 que ponían a punto John Travolta y su pandilla en “Grease” o el Ford Thunderbird descapotable del 66 de “Thelma & Louise”.

Pero si alguien ha sido admirado y recordado no sólo por su encanto con las mujeres, sino también por su facilidad y buen gusto para cambiar de coche ha sido el agente 007. James Bond fue capaz de levantar pasiones también entre los amantes de las cuatro ruedas al volante de su BMW Z3 en “Goldeneye” (en la imagen) -uno de los coches que AutoScout24 pone a disposición del internauta-; de su Rolls Royce Phantom V en “Licencia para matar” y, cómo no, de su Ford Mustang (imagen, a la dcha), en “Diamantes para la eternidad”.

Conducir un coche de película es posible a partir de 5.000 euros

¿Y quién no se ha dicho de pequeño alguna vez a la muñeca eso de “Kitt, te necesito”? Los de la generación de los 80 seguro que sí. La mítica serie, “El coche fantástico”, narraba las aventuras de Michael Knight, interpretado por David Hasselhoff y su coche parlante, dotado de inteligencia artificial, KITT (Knight Industries Two Thousand), un Pontiac Firebird Trans Am (en la imagen), que es fácil adquirir en el mercado de autos de ocasión.

El Rolls-royce Silver Dawn de “El Padrino” (en la imagen), obra maestra que fue el escenario de otros majestuosos automóviles como Chrysler Imperial y Lincoln Continental o el Rolls-royce Phantom, conducido por Robert Redford en “El Gran Gatsby” completan la oferta.

Pero AutoScout24 mantiene viva la llama de los más nostálgicos ofreciendo también, a través de su base de datos, la posibilidad de adquirir un Citroën 2CV, el coche que condujera Gracita Morales en su papel de la Hermana Tomasa en “Sor Citroën”.

Si quieres leer más noticias como Conducir un coche de película es posible a partir de 5.000 euros, te recomendamos que entres en la categoría de Segunda Mano.


WhatsApp Casacochecurro



MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >