El comedor escolar de tu hijo, ¿es bueno?


Bandeja con comida de un comedor escolar.

Arranca el nuevo curso escolar y empiezan las clases, y también el comedor escolar. Según una encuesta elaborada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), el 56% de los niños que cursan educación infantil y primaria en España hacen uso de los servicios de comedor. Las cifras son menores en los colegios públicos, un 52%, frente al 59% de los concertados y el 74% de los privados. Los padres nos preocupamos mucho por la calidad de la enseñanza, por conseguir un buen equipamiento para nuestros hijos… pero ¿le prestamos atención al comedor del colegio? ¿Qué tal come tu hijo? ¿Conoces todo lo que debes saber sobre comedores escolares?


Los comedores escolares tienen una triple función. Alimentar y nutrir bien a los niños es, obviamente, su primera finalidad. Los menús escolares deben proporcionar nutrientes en cantidad y calidad suficientes, bien adaptados a la edad y necesidades de los niños. La comida del mediodía supone alrededor del 35% del aporte energético al día, es decir debe proporcionar al escolar un tercio de las calorías diarias. Este aporte debe conseguirse a partir de una dieta variada y equilibrada, que incluya todos los grupos de alimentos y que, combinada con el resto de las comidas, den al niño todo lo que necesita.

¿Es el caso? Además, el comedor o cantina debe desempeñar un papel básico en la educación de los niños, inculcándoles desde pequeños buenos hábitos alimentarios, saludables e higiénicos.

Por último, desempeña también una función integradora y educativa que va más allá de lo meramente nutricional, al potenciar la autonomía de los niños, su responsabilidad y la convivencia con otros.

Cuidar el precio del comedor escolar sin comprometer la calidad

El gasto de comedor varía bastante, según los lugares y, sobre todo, el tipo de colegio. Los precios mensuales de comedor más baratos se corresponden con los colegios públicos, con una media de 89 euros mensuales, mientras que esas cifras llegan a los 122 euros de media en los colegios privado. Teniendo en cuenta el coste que los padres van a pagar por curso, el comedor puede suponer para un cole público el 70% del coste total. El precio del comedor escolar es un criterio determinante, y más en estos momentos, pero lo que no se puede es sacrificar la calidad.

Los menús de los colegios deben incluir

  • Incluyan un alimento rico en hidratos de carbono (arroz, pasta, patatas, pan, legumbres…)
  • Programen legumbres en el menú todas las semanas
  • Verduras y frutas deben incluirse en las propuestas diarias
  • Prefieran productos frescos, aun sencillos, antes que comida preparada, de escaso valor nutritivo.
  • Den prioridad a las carnes magras y al pescado sobre otros alimentos más grasos.

Lo que hay que saber sobre los comedores escolares y los menús para comer

Con el nuevo curso muchos padres echarán mano del comedor escolar para compatibilizar mejor su vida laboral y familiar. CECU da las claves más importantes a tener en cuenta sobre este aspecto tan importante en la alimentación de los niños. Por ejemplo, el menú del comedor escolar debe ser considerado algo más que una forma de ajustar horarios. Es fundamental saber que ese menú debe aportar un tercio de la comida total del día y que debe responder a una determinada estructura de cara a asegurar un adecuado aporte de nutrientes. Así, el primer plato debe estar compuesto por pasta o arroz, legumbres con verduras o verduras o legumbres con patatas; el segundo plato debe constar de carne, pescado o huevos con ensalada o verdura, mientras que el postre debe estar basado en fruta, intercalando productos lácteos. Los padres que utilicen el comedor escolar deben tener en cuenta lo siguiente:

* El menú escolar debe completarse con las comidas que se hacen en casa. En este sentido, el desayuno es una de las comidas más importantes y debería cubrir un tercio de las necesidades nutritivas del escolar de una forma equilibrada sin que falten las frutas, los lácteos y los cereales. No hacer un desayuno adecuado puede provocar una disminución de la atención y del rendimiento en las primeras horas de clase. La merienda se debe aprovechar para incluir fruta y, en ocasiones, lácteos; es importante conocer el menú escolar para compensarlo en la cena, que debe seguir un esquema similar al de la comida pero con cantidades reducidas.

* La alimentación debe ser variada.

* En el menú del comedor hay que mantener la fruta fresca y/o el postre lácteo.

* En cuanto a la fibra, se debe cuidar el aporte de verduras, cereales y pan integrales.

* Se deben evitar salsas, fritos, dulces y bollería industrial.

También es interesante que los padres observen que las empresas encargadas del comedor cumplan las recomendaciones vinculantes en materia de alimentación: cantidades mínimas por plato y según la edad, textura y forma de presentación, aportes grasos (deben ser de origen vegetal: oliva o girasol), está prohibido el uso de mayonesas, cremas y productos de bollería; se debe utilizar huevo pasteurizado y carnes magras; mantener una temperatura e higiene adecuadas en el transporte de los alimentos; notificar los cambios en el menú y guardar una muestra, adecuadamente refrigerada, de los platos servidos, durante tres días y hacer entrega a los alumnos de una guía de menús mensual.

Finalmente, hay que recordar que la mejor forma de que los niños se mantengan sanos y a salvo de enfermedades (incluyendo la gripe A) durante el invierno es mantener una alimentación equilibrada y unos hábitos de vida saludables:

• Es importante que los niños y niñas mantengan una alimentación variada y equilibrada, rica en frutas y verduras.

• No saltarse ningún tiempo de comida. Para ello se requiere un poco de organización y, aunque para algunas familias pueda suponer un esfuerzo extra, no hay que perder de vista las ventajas que tendrá para la salud de los niños.

• Que los menores practiquen alguna actividad física.

• Es fundamental que los niños descansen las horas suficientes para reponer energía para la jornada siguiente.

De cara a evitar contagios es muy importante que los niños se laven las manos antes de las comidas y que el personal del comedor respete unas normas básicas de higiene que pasan por mantener también las manos limpias, conservar la comida a la temperatura adecuada para evitar su descomposición, limpieza adecuada del comedor, cubertería, platos y utensilios de cocina, no hablar, toser o estornudar encima de la comida y no tocarse el pelo o la cara cuando se están manipulando alimentos.

Si quieres leer más noticias como El comedor escolar de tu hijo, ¿es bueno?, te recomendamos que entres en la categoría de Hogar.


AUTOR
gravatar
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies
Compartir
WhatsApp