>
Compartir
WhatsApp

FEDEA propone un sistema de jubilación flexible y gradual para mejorar las pensiones

Fedea Jubilación
NOTICIA de Jessica Pascual
13.02.2024 - 11:53h    Actualizado 13.02.2024 - 11:53h


Jubilarse de manera gradual, con una reducción parcial de la jornada, con posibilidad de compatibilizar la pensión con un salario o de trabajar tras superar la edad legal de jubilación, sin que ello merme la cuantía de la tasa por la que se cotiza. Estas son algunas de las líneas de actuación planteadas por FEDEA en el informe sobre ‘Envejecimiento y Jubilación’, la segunda entrega de la serie Food for thought, aportaciones al debate sobre políticas públicas.

Un análisis que estudia el sistema actual de las pensiones y propone una reforma integral para mejorar el acceso a las pensiones de los trabajadores de una forma completamente diferente a la actual. En lugar de jubilarse de la noche a la mañana de forma radical, proponen un proceso gradual y flexible.

FEDEA propone una reforma integral del sistema actual de las pensiones

El informe recoge unas propuestas que, según indican, se encaminan a mejorar el sistema actual de las pensiones en un contexto de país donde uno de los grandes retos es el envejecimiento de la población. Explican que, en los próximos 30 años, la alta esperanza de vida y el descenso de nacimientos auguran un peso muy elevado de la población mayor en el sistema. Ello dibuja un contexto en el que va a ser necesario adaptar el sistema de pensiones a esta nueva realidad demográfica.

Para ello, los expertos indican que hay que “replantear la forma en la que los trabajadores se jubilan“. Desde FEDEA aclaran que aunque se han llevado a cabo numerosas reformas del sistema de pensiones, ninguna de ellas ha resuelto el problema ni han abordado el encaje entre el mercado de trabajo y el sistema de las pensiones. De hecho, califican las últimas reformas de preocupantes porque consideran que “han desmantelado la reforma de 2013 y han aumentado el gasto en mucho mayor medida que el ingreso”.

En la opinión de estos expertos, la única vía pasa por usar parte de las ganancias de la longevidad que se producirán en las próximas décadas para producir y generar riqueza. ¿Cómo? Alargando la etapa laboral, apuntan. Y, para ello, urge cambiar radicalmente la forma en la que se produce la jubilación en España.

Todos los desincentivos por los que trabajar estando jubilado no interesa

Desde FEDEA tachan el sistema actual de la jubilación como un proceso drástico que no tiene formas de transición gradual. De tal manera que el trabajador pasa de trabajar a jornada completa a 0 horas. La crítica de FEDEA se dirige a las incompatibilidades generalizadas del trabajo con las pensiones. Porque están contados los casos en los que es posible trabajar estando jubilado.

Añaden, además, que las pocas excepciones que lo permiten tienen grandes desincentivos. En concreto, son cuatro los casos que permiten esta posibilidad: La jubilación activa, la parcial, flexible y la compatibilidad con un trabajo autónomo. El problema, indican, es que todas estas opciones son muy rígidas en cuanto al porcentaje de jornada que permite seguir trabajando. Y, además, explican que cuentan con grandes desincentivos para los jubilados, entre los que remarcan los siguientes:

  • En la jubilación activa, explican que el pensionista debe tener una carrera contributiva completa y dejar pasar un año desde la edad de jubilación ordinaria para poder compatibilizar la pensión con el salario.
  • En la parcial, se exige cotizar como si fuera un contrato completa y obliga a la empresa a firmar un contrato de relevo
  • La flexible tiene restricciones de jornada y recorte de pensión
  • En la posibilidad de jubilarse y ser autónomo, los ingresos salariales no pueden superar el Salario Mínimo Interprofesional

En resumen, concluyen, ninguna de estas opciones permite compatibilizar de una forma completa el cobro de la pensión con un trabajo retribuido.

La jubilación gradual y flexible como única solución para mejorar el sistema actual de las pensiones

Ante este escenario, desde FEDEA insisten en que la única vía para afrontar este fuerte proceso del envejecimiento de la población es permitir que los trabajadores puedan seguir trabajando una vez alcanzada la edad legal de jubilación. Para conseguirlo, proponen darle la vuelta al sistema actual de trabajo y pensiones para dejar de desaprovechar el talento senior que quiera seguir trabajando.

Desde FEDEA proponen tres grandes líneas de actuación:

  • Implantar una jubilación flexible y compatible con el salario. En concreto, explican que la salida del mercado debe tener tres características:
  1. Debe ser un proceso distinto y específico para cada trabajador. Porque se debe tener en cuenta cómo de dura o exigente físicamente es la proesión y el estado de salud del trabajador.
  2. Debe ser un proceso flexible porque, detallan, no necesariamente hay que pasar de trabajar a jornada completa a no hacerlo en una unica noche. Proponen una reducción gradual de la jornada a través de la reformulación de la jubilación parcial.
  3. Por otra parte, una vez alcanzada la edad normal de jubilación, el sistema debe permitir, si así lo desea el trabajador, la plena compatibilidad entre la percepción de la pensión y el salario.
  • Establecer un nuevo sistema de jubilación activa que se caracterice por la presencia de los siguientes elementos:
  1. La pensión debe ser compatible con el trabajo.
  2. No deben existir penalizaciones sobre la cuantía de la misma tras la edad de la jubilación.
  3. Para evitar cualquier discriminación, este proceso no debe excluir a ningún trabajador siempre que tenga un mínimo de años cotizados y tenga derecho a esta prestación.
  4. Proponen eliminar la obligación de pasar un año por la jubilación demorada para acceder a la activa en cualquier edad.
  5. Permitir la posibilidad de seguir en el mismo trabajo con jornada parcial con cualquier porcentaje de jornada.
  6. En términos de cotizaciones, para cualquier modalidad de jubilación, plantean la posibilidad de que la tasa sea la misma para todos los trabajadores, estén o no jubilados. Esto es, los trabajadores continuarían cotizando por la escala general y su pensión se recalcularía una vez finalizada la demora o el período de compatibilización entre pensión y salario.
  • La tercera línea de actuación que se propone pasa por redactar un nuevo contrato laboral de plena compatibilidad con la pensión para que el pensionista siga trabajando al tiempo que quiera y con una pensión compatible con cualquier salario o renta.

Si quieres leer más noticias como FEDEA propone un sistema de jubilación flexible y gradual para mejorar las pensiones, te recomendamos que entres en la categoría de Jubilación y Pensiones.