Hacer el amor en la playa, un sueño o una pesadilla

Hacer el amor en la playa: un sueño... o una pesadilla
NOTICIA de Javi Navarro
19.08.2009 - 15:04h    Actualizado 19.08.2021 - 11:25h

Hacer el amor en la playa es para mucha gente un ideal muy recurrente en las noches de verano. En muchos países, no obstante, está severamente penado, pudiendo haber incluso penas de cárcel. Desatar la pasión bajo la luz de la luna, el suave tacto de la arena en los pies, escuchando las olas del mar de fondo mientras la brisa marina acaricia ambos cuerpos… Aunque para muchos se trate de un escenario perfecto, muchas legislaciones penan severamente este acto. Hagamos un breve resumen con el recopilatorio de legislaciones que ofrece HolidayCheck para no llevarse sorpresas desagradables.


NOTICIAS DESTACADAS

Puente diciembre con niños

Comer en Toledo

Corte de luz por impago

Rotura vórtice polar

Calculadora kW a CV


En Bulgaria, Noruega, Canadá o Jamaica no hay mayores problemas al respecto. Dejando de lado la vergüenza que conlleva ser sorprendidos en pleno acto, lo único que se puede llevar la pareja es una advertencia por parte de las autoridades.

No es el caso de Croacia o Turquía, por otro lado, donde se considera como un “acto obsceno”, y puede conllevar multas de hasta 300 euros.

En países con playas de ensueño, como Grecia o Egipto, las consecuencias pueden ser mucho más serias, pudiendo haber incluso penas de prisión. Sin ir más lejos, en Italia, pese a que la Administración deje mucha autonomía a cada juez, uno se expone a penas de entre 3 meses y 3 años de cárcel.

Pero las peores consecuencias las encontramos en muchos países de tradición islámica. No es aconsejable si quiera cualquier manifestación efusiva de amor en lugares públicos, o en el caso de las mujeres, tomar el sol en top-less en la playa. Una pareja de turistas británicos el pasado verano fue condenada a tres meses de prisión por un tribunal de los Emiratos Árabes. El delito, practicar sexo en una playa de Dubai.

¿Y en España? ¿Cómo está el tema? Cabe decir que no hay una regulación concreta al respecto, puesto que depende de cada autonomía o de cada ordenanza municipal. En ciudades como Barcelona, no sólo está penado, sino que el mero hecho de estar en la playa de noche está prohibido. Siguiendo en la costa catalana, este verano ha saltado a la luz el caso de Tossa de Mar, en la Costa Brava, donde el ayuntamiento amenazó con multas de entre 600 y 1.800 euros a aquéllos que se dejen llevar por la pasión en cualquier recinto público, como es la playa.

Muchos habitantes del municipio, en contra del dictamen, se manifestaron a gritos de “el sexo de la playa, no nos lo quitarán”. Y es que como declara un estudio de la Universidad de Granada, la playa es, después de los callejones, los escenarios preferidos por los jóvenes para las prácticas amorosas.

Si quieres leer más noticias como Hacer el amor en la playa, un sueño o una pesadilla, te recomendamos que entres en la categoría de Viajes.


WhatsApp Casacochecurro



Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >