La mujer está mejor formada que el hombre, pero accede a peores puestos

La mujer está mejor formada que el hombre, pero accede a peores puestos
NOTICIA de Javi Navarro
07.03.2009 - 17:05h    Actualizado 20.04.2021 - 07:53h

Desde 1975, los Estados miembros de Naciones Unidas conmemoran el Día Internacional de la Mujer cada 8 de marzo. Con esta jornada se rinde tributo a millones de mujeres que han contribuido y contribuyen con su trabajo, esfuerzo y en muchos casos sus vidas, a la defensa de la igualdad, la no discriminación y los derechos de las mujeres. Gracias a este esfuerzo colectivo del pasado y del presente, se han logrado grandes avances, herramientas legislativas fundamentales para garantizar la igualdad de género, pero queda aún el más largo de los caminos por recorrer: lograr que el conjunto de la sociedad, mujeres y hombres, interioricen el mensaje de la igualdad. De hecho, aunque las mujeres estén mejor formadas, acceden a peores puestos que los hombres.

Casacochecurro.com Mañana domingo 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, que servirá para recordar que el papel de la mujer en las empresas, al igual que en la sociedad en general, ha ido cambiado a lo largo de las últimas décadas, aunque todavía queda mucho camino por recorrer para llegar a la igualdad.

María Ángeles Tejada, miembro del Consejo Ejecutivo de Randstad y presidenta de la Fundación Internacional de la Mujer Emprendedora (FIDEM), subraya que en los últimos 20 años la formación adquirida por las mujeres les ha permitido una mayor penetración en el mundo laboral. “Las empresas han comenzado a ver en las mujeres a profesionales con las competencias necesarias para prosperar en sus empresas y asumir cargos de mayor responsabilidad”, afirma.

Así lo reflejan también las estadísticas. Hoy, el 56,9% del total de universitarios en España son mujeres[1] y, según los datos que maneja Randstad, el nivel medio de cualificación de las trabajadoras aumenta año tras año: sólo un tercio del total de candidatas cuenta con estudios básicos, un 33% contaba con estudios de Bachillerato o COU, un 15% con estudios universitarios y un 16% con Formación Profesional. En este sentido, las comunidades autónomas donde las demandantes de empleo presentan mayores niveles de formación, y por tanto están mejor preparadas para el empleo, son Asturias, Aragón, País Vasco o Castilla y León. Según los datos que maneja Randstad, los empleos donde más se ocupan las mujeres son administrativos, con un 12%, aunque todavía su empleabilidad está unida a la baja cualificación: un 10% ocupa distintos puestos de peón, un 8% se ocupa en el sector de la limpieza y hasta un 6% trabaja como dependienta.

Pero la mujer no sólo ha mejorado su formación, sino su posición ante el empleo. “Nuestras responsabilidades y competencias se han ido incrementando en la medida en que nuestra disponibilidad nos ha permitido la dedicación y preparación que toda empresa exige a sus trabajadores”, comenta María Ángeles Tejada. No obstante, el mercado laboral sigue diferenciando entre puestos masculinos y femeninos, algo que ya se refleja en las propias aulas universitarias. Las carreras técnicas siguen presentando mayoría masculina, mientras que las titulaciones más sociales cuentan entre sus filas con una manifiesta presencia femenina. Y, como es lógico, esto trasciende al mercado laboral: “A día de hoy, las mujeres tienen una mayor penetración en puestos vinculados a los recursos humanos, comercial o marketing y menor en los puestos técnicos”, comenta Tejada.

Y si al inicio de su carrera se identifican diferencias entre hombres y mujeres, a lo largo de la trayectoria profesional los contrastes se hacen aún mayores, ya que sólo una minoría del 20% alcanza los puestos directivos en las empresas. Sin embargo, la opinión de la sociedad es clara: al 50% de los trabajadores le da igual tener de jefe a un hombre o a una mujer, mientras que un 30% preferiría a un hombre y un 20% a una mujer, según una encuesta realizada por Randstad[2].

Para que la mujer pueda progresar en su empresa, Maria Ángeles Tejada remarca que “debe cambiarse en gran parte la cultura implantada en el país, que vincula a la mujer únicamente con las responsabilidades familiares”. “En una empresa no pueden existir diferencias para gestionar la compañía en función de las cargas familiares que tienen las personas que integran los equipos, sino de las aptitudes para ocuparlos. La empresa debe ofrecer la oportunidad a las personas con mejor preparación y con ganas de aceptar el reto, ya que cuanto más escalas en la promoción, existe una mayor implicación a todos los niveles”, explica la directiva de Randstad.

Igualdad también en el hogar
Por tanto, para que hombres y mujeres tengan las mismas oportunidades en el entorno laboral, los hombres tienen que asumir una carga de responsabilidad similar con las tareas domésticas, los hijos, los mayores, etc. “Debemos tener en cuenta que para que la mujer ascienda, debe ser en igualdad de condiciones, preparación y dedicación, de forma que la empresa valore a la persona como profesional, independientemente de si es hombre o mujer”.

María Ángeles Tejada mantiene que día a día se valora más a las mujeres para puestos de promoción, pero debemos ser conscientes de que los ascensos profesionales acostumbran a ir vinculados a la experiencia. “Las mujeres y los hombres siguen un proceso de promoción cuando han cumplido sus primeros 5 a 8 años de vinculación profesional”, afirma.

Y es aquí cuando la mujer se encuentra en una encrucijada. “La mujer a partir de los 32 años en adelante puede optar a más oportunidades, pero esa etapa suele coincidir con su aspiración de ser madre y, en muchas ocasiones, opta por una dedicación familiar que conlleva jornada reducida, lo que no permite una dedicación acorde a las posiciones de mayor responsabilidad”. Algo que también se traduce en la forma de acceder al trabajo: los hombres prefieren trabajos de jornada completa y sólo un 19% elegía una jornada laboral intensiva, mientras que las mujeres optan por un horario intensivo en un 34% de los casos y sólo un 25% escoge la jornada completa, según los datos registrados por Randstad en cuanto a las preferencias de los trabajadores.

Asimismo, en otra etapa de la vida, a partir de los 45 ó 50 años, la mujer asume en muchas ocasiones el cuidado de los familiares ancianos, lo que también puede obstaculizar el avance de su carrera profesional.

Todos estos factores también inciden en el salario final de las mujeres, que a día de hoy sigue estando por debajo del de sus compañeros. En este sentido, destaca que la mujer presenta un recorrido profesional más corto que el hombre, por su incorporación más tardía al mercado profesional, su elección de jornadas laborales más cortas o su desvinculación con el empleo cuando son madres, lo que lleva a acumular menos bagaje profesional y se vincula con salarios más bajos.

María Ángeles Tejada señala, como conclusión, que “todavía queda mucho camino por andar” y afirma que “se debe seguir impulsando el cambio de mentalidad y el reparto de funciones familiares, para ser todos un poco más libres en nuestras decisiones personales y profesionales”. Un perfil en el que la dedicación se limite y la movilidad sea difícil de combinar con la vida familiar, dificulta la decisión de una empresa para la promoción, “ya sea hombre o mujer”.

Sin embargo, los datos de Randstad sobre su volumen de contratación, ofrecen una visión optimista: ellas van aumentando poco a poco su presencia en el mercado laboral y si en 2007 representaban el 46% de contratados por las empresas, en 2008 aumentaron su número hasta un 48% del total.

“Podemos y debemos crecer profesionalmente, asumir el reto de promocionar si esa es nuestra opción, prepararnos para seguir mejorando, siempre que la familia y la pareja acepten que compartir una vida en común implica que cada uno asume una parte de la carga familiar”, concluye Tejada.

España, por encima de la media europea en presencia de mujeres en la investigación, aunque tan solo el 20% de ellas ocupan los puestos de mayor rango

La ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, ha entregado esta mañana las Bolsas de Investigación L’Oréal-uNESCO “Por las Mujeres en la Ciencia” a cinco científicas españolas. El programa L’Oréal-uNESCO “Por las Mujeres en la Ciencia” fomenta la vocación científica entre las mujeres y contribuye a retener el talento de científicas españolas en nuestro país.

La ceremonia se ha celebrado en el Salón de Actos del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) y ha contado con la intervención de la Vicepresidenta Científica y Técnica del CSIC, Rosa Menéndez; el Presidente de L´Oréal, Luis del Valle; la Directora General de Programas de la Comisión Española de la UNESCO, Consuelo Vázquez; y la Presidenta del Comité Científico de las Bolsas de Investigación L´Oréal-uNESCO “Por las Mujeres en la Ciencia”, Margarita Salas.

Las Bolsas de Investigación L’Oréal-uNESCO son una iniciativa conjunta de L’ Oréal y la UNESCO para fomentar el reconocimiento del papel de las mujeres en la ciencia y aumentar el número de vocaciones científicas. En esta edición se han entregado las Bolsas de Investigación a cinco científicas españolas, menores de 40 años, que desarrollan su labor investigadora en el ámbito de Ciencia de Materiales. Las galardonadas podrán utilizar la Bolsa de Investigación, dotada con un importe de 20.000 euros, para la adquisición de materiales para el proyecto, cursos, viajes de formación o asistencia a congresos, entre otros.

Según la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, “es importante, en esta situación actual de estancamiento económico, destacar el papel de las personas y las tecnologías dedicadas a la investigación sobre las que se asienta nuestro bienestar futuro. Un sistema productivo ambicioso que aspira a ser competitivo a escala europea no puede prescindir de las mujeres”.

Asimismo, Luis del Valle, Presidente de L’Oréal España, declaró durante el acto que “L’Oréal centra su programa en las mujeres porque a lo largo de la historia ha habido muchas científicas e investigadoras que nunca han tenido notoriedad en lo científico. L’Oréal quiere invertir y quiere ayudar a las nuevas vocaciones y jóvenes promesas”.

Las Bolsas de Investigación L’Oréal-uNESCO están refrendadas mediante un acuerdo firmado en 2006 por parte de la entonces ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, y el Presidente de L’Oréal España, Luis del Valle, en representación del Programa L’Oréal-uNESCO “Por las Mujeres en la Ciencia”. Esta tercera edición reafirma el apoyo a todas las mujeres científicas de nuestro país. El programa, que ha tenido una excelente acogida entre la comunidad científica y universitaria, ya ha entregado ayudas por valor de 240.000 € a doce científicas españolas.

La evaluación científica de las solicitudes la ha realizado la Agencia Nacional de Evaluación y Prospectiva (ANEP) del Ministerio de Ciencia e Innovación. Este organismo ha sido el encargado posteriormente de remitir los proyectos presentados al Comité Científico, presidido por Margarita Salas, Profesora de Investigación del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, y Avelino Corma, químico creador y director del Instituto de Tecnología Química de Valencia. El Comité Científico ha estado integrado además por Carmen Mijangos, Coordinadora del área de Ciencia y Tecnología de Materiales del Instituto de Ciencia y Tecnología de Polímeros del CSIC; Eloísa López, Profesora Titular Facultad de Física (UCM) y editora de la Revista Española de Física de la Real Sociedad Española de Física, y Pilar López Sancho, Profesora de Investigación del CSIC y secretaria de AMIT (Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas).

Según Avelino Corma, Presidente del Comité Científico L’Oréal-uNESCO “Por las Mujeres en la ciencia, la selección “se ha basado en criterios de excelencia científica, calidad del proyecto de investigación y finalmente potencialidad de esta persona para su investigación en el futuro”.

Perfil de las cinco científicas españolas galardonadas en la 3ª Edición

Ø Mª José Calderón Prieto

Nacida en 1973, es Doctora en Ciencias (Físicas) por la Universidad Autónoma de Madrid en 2001 y Licenciada en Ciencias (Física Teórica) por la Universidad Autónoma de Madrid en 1996.

En la actualidad es Investigadora en el Instituto de Ciencia de Materiales de Madrid (CSIC).

Proyecto: “Propiedades eléctricas y magnéticas de heteroestructuras de óxidos”.

Ø Ana María Fernández Jiménez

Nacida en 1969 es Doctora Sobresaliente CUM LAUDE por la Universidad Autónoma de Madrid en 2000 y Licenciada en Ciencias Químicas, especialidad en Química Física Aplicada (Electroquímica) por la Facultad de Ciencias de la Universidad Autónoma de Madrid en 1992.

En la actualidad es Investigadora en el Instituto Ciencias de la Construcción Eduardo Torroja (CSIC), en Madrid.

Proyecto: “Cementos de bajo impacto ambiental y elevada resistencia al fuego”.

Ø Marta Mª Multigner Domínguez

Nacida en 1969, es Doctora en Ciencias Físicas por la Facultad de Ciencias Físicas de la Universidad Complutense de Madrid en 2004 y Licenciada en Ciencias Físicas, especialidad “Física de los Materiales”, por la facultad de Ciencias Físicas de la Universidad Complutense de Madrid en 1993.

En la actualidad es Investigadora en el Centro Nacional de Investigaciones Metalúrgicas (CENIM – CSIC) de Madrid.

Proyecto: “Aplicación de la implantación iónica en el desarrollo de biomateriales metálicos bioactivos con propiedades antibacterianas (BIOBAC)”.

Ø Verónica Salgueiriño Maceira

Nacida en 1975, es Doctora en Químicas (Materiales) con Sobresaliente CUM LAUDE por la Universidad de Vigo en 2003 y Licenciada en Química por la Universidad de Santiago de Compostela en 1999.

En la actualidad es Investigadora en la Universidad de Santiago de Compostela.

Proyecto: “Nanomateriales de Naturaleza Bio-magnética“.

Ø María Concepción Ovín Ania

Nacida en 1973, es Doctora por la Universidad de Oviedo 2003 y Licenciada en Ciencias Químicas por la Universidad de Oviedo en 1997.

En la actualidad es Investigadora en el Instituto Nacional del Carbón (CSIC), en Oviedo.

Proyecto: “Materiales de carbono funcionales para la eliminación y degradación de productos en aguas residuales y de bebida”.

Tres de cada diez hombres piensa que las mujeres tienen las mismas oportunidades laborales que ellos

El centenario del Día Internacional de la Mujer celebra los logros y avances conseguidos por las mujeres en todo el mundo. La duda sobre si hombres y mujeres tienen las mismas oportunidades laborales continúa. El portal de empleo Monster ha realizado un estudio que revela que más del 70% de las mujeres en todo el mundo considera que aún no hay igualdad de oportunidades en el ámbito profesional. Por su parte, el 56% de los hombres sí considera que las mujeres tienen las mismas oportunidades laborales que ellos.

Los resultados de las respuestas de los trabajadores españoles a la pregunta ¿Cree que las mujeres tienen las mismas oportunidades laborales que los hombres? han revelado lo siguiente:· Soy hombre y considero que las mujeres tienen las mismas oportunidades laborales que los hombres 56%
· Soy hombre y considero que las mujeres no tienen las mismas oportunidades laborales que los hombres 44%
· Soy mujer y considero que las mujeres tienen las mismas oportunidades laborales que los hombres 24%
· Soy mujer y considero que las mujeres no tienen las mismas oportunidades laborales que lo hombres 76% A nivel mundial, hay una gran diferencia de percepción entre hombres y mujeres. En general, el 53% de la población considera que hay una clara desigualdad de oportunidades laborables, entre ellos un 70% de los encuestados son mujeres y el restante 30% hombres. En Estados Unidos se mantiene la media mundial, mientras que Canadá e Italia son los países donde se percibe menos la sensación de desigualdad por parte de lo los hombres.

En Europa, Reino Unido destaca frente al resto de países con un 53% de trabajadores que creen en la igualdad entre ambos sexos, frente al 47% que opina que aún hay importantes diferencias en el trabajo.

En cuanto a España, el estudio revela como las trabajadoras españolas se colocan por encima de la media mundial, con un 73% de ellas que considera que aún no hay igualdad de oportunidades en el trabajo. La misma percepción es compartida por el 44% de los trabajadores hombres.

Datos de la encuesta a nivel mundial
· Soy hombre y considero que las mujeres tienen las mismas oportunidades laborales que los hombres 30%
· Soy hombre y considero que las mujeres no tienen las mismas oportunidades laborales que los hombres 11%
· Soy mujer y considero que las mujeres tienen las mismas oportunidades laborales que los hombres 17%
· Soy mujer y considero que las mujeres no tienen las mismas oportunidades laborales que los hombres 42%
“Aunque aún queda mucho camino por recorrer, las mujeres siguen ganando pequeñas parcelas en todos los ámbitos de la vida personal y profesional. Sin embargo, aún se presentan algunas trabas que hay que superar por encima de los prejuicios que aún conviven entre hombres y mujeres en el mundo empresarial.”, explicaba Verónica Milo, directora de Marketing de Monster para España.

Si quieres leer más noticias como La mujer está mejor formada que el hombre, pero accede a peores puestos, te recomendamos que entres en la categoría de Trabajos.


WhatsApp Casacochecurro



MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >