Los mercadillos en Europa son para los turistas unas vacaciones a bajo precio

mercadillo-praga
NOTICIA de Javi Navarro
06.11.2011 - 09:00h    Actualizado 27.04.2021 - 15:46h

Viajar a Europa y disfrutar de los mercadillos que existen en las diferentes ciudades puede ser una opción para los viajantes y además a un precio muy asequible. Este tipo de turismo es especial para conocer a fondo como funcionan las grandes y pequeñas urbes y adentrarse en el corazón de las culturas de cada país.

Los mercadillos son aglomeraciones de comerciantes que ofrecen a los habitantes diversidad de productos y artículos. En esta variedad se puede encontrar, desde artículos artesanales propios de cada estación, productos típicos de cada zona o simplemente comprar a un precio muy inferior a cualquier establecimiento. Por eso, visitar estos lugares en las vacaciones navideñas puede aportar al turista una perspectiva muy diferente del lugar que visita y disfrutar de estos maravillosos entornos.

La navidad en toda su esencia

En el mes de diciembre, la capital belga celebra su célebre mercadillo navideño y una serie de festejos en torno a él, bajo el título genérico de “Placeres del invierno”. Sin duda es de los más originales de Europa. En el centro de la ciudad, en torno a la Grand Place, la vecina plaza de Sainte Catherine y las calles próximas se reúnen unos 240 puestos en forma de cabañas, que, además de los artículos típicos de estas fiestas, venden artesanía, artículos internacionales y una amplia muestra de propuestas gastronómicas. Pero además del mercadillo, no hay que perderse la decoración navideña de la capital belga.

Tradiciones populares en Praga

Los mercadillos de Navidad en Praga son de los más bellos de Europa y se desarrollan bajo el signo de las costumbres y tradiciones populares, la música festiva y los manjares de Bohemia antigua. Su comienzo es a partir del 28 de noviembre hasta el 1 de enero, en la Plaza de la Ciudad Vieja y en la Plaza Wenceslao. Se venden objetos decorativos de Navidad, marionetas y juguetes de madera, adornos elaborados con cuerdas, madera y cristal o figuritas hechas de hojas de maíz. Y entre puesto y puesto, se puede degustar de bebidas típicas de allí como un ponche caliente a base de té con ron o un vaso de aguamiel. En la Plaza de la Ciudad Vieja, debajo del árbol de Navidad, se representa un nacimiento y cerca de él actúan grupos de canto y danza procedentes de muchos lugares de la República Checa. Y en ese lugar, los días 3 y 4 de diciembre se celebra en el Castillo de K?ivoklát.

Mercadillo navideño de Praga, a vista de pájaro.
Copenhague: Mercadillos temáticos en un parque de atracciones

Las celebraciones navideñas comienzan el 1 de diciembre en Copenhague, en la Plaza del Ayuntamiento y en muchas de las plazas de la ciudad se transforman en improvisadas pistas de patinaje sobre hielo y, en cada esquina, se instalan pequeños tenderetes que ofrecen los productos más típicos de la Navidad. Aunque el Mercado de Navidad de Dem Gale en el casco antiguo cuenta con 300 años de antigüedad.

Nuremberg, un mercado navideño con 400 años de vida

La tradición de los mercadillos navideños en Alemania es, seguramente, la más antigua de Europa. Hay cientos de ellos a lo largo de todo el país. Tal vez uno de los más populares es elChristkindeslmarkt que se celebra en Nuremberg, el más impresionante del país y uno de los más bonitos del mundo.

Festivales en Edimburgo

Sin duda una de las ciudades que ofrece un escenario natural mágico para la celebración de la Navidad es Edimburgo que, cuando llegan estas fechas, se transforma y ofrece uno de los mejores festivales de Europa. Las actividades tienen lugar en los famosos jardines de Princes Street, donde se instala una gigantesca noria, y la ciudad destella con la selección de celebraciones, de ‘chic shopping’ y de alta gastronomía, todo colocado en el telón de fondo de esta ciudad histórica.

Budapest

Budapest celebra su tradicional mercadillo de Navidad en la Plaza Vörösmarty a partir del 18 de noviembre con especial atención para la Nochebuena, noche en la cual el mercadillo abre sus puertas hasta las 2 de la madrugada. Este mercadillo se ha convertido en uno de los eventos de Navidades más popular de Europa, gracias a la presencia de más de 100 stands de artesanía tradicional húngara, además de chiringuitos donde el visitante puede probar delicias de gastronomía típicas del país.

La calle navideña más larga de Europa

En la ciudad suiza de Basilea, que hace esquina con Alemania y Francia, la belleza de la decoración en el casco viejo sumerge al visitante en una atmósfera verdaderamente especial. Cerca de cien abetos adornan e iluminan sus calles a orillas del Rin. Pero entre todas, destaca la Freie Strasse, la calle adornada con motivos de Navidad más larga de Europa, que lleva al gran Mercado de Navidad en la Barfüsserplatz, también en el casco viejo de Basilea. Comerciantes y artesanos muestran sus mercancías en 130 puestos decorados con creatividad y esmero.

Rovaniemi, la casa de Papá Noel

En Laponia está la la auténtica casa de Papá Noel, también conocido como Santa Claus, dentro del Círculo Polar Ártico, pero para ser más asequible, tiene una oficina y un gran almacén en Rovaniemi. La razón es que allí hay renos, nieve y mucho tiempo libre para fabricar juguetes. Estos argumentos y todo un gran montaje turístico han convertido esta ciudad del norte de Finlandia en un destino imprescindible en Navidad y en cualquier otra época del año. Una de sus últimas novedades es el llamado Pasillo de las Experiencias Sensacionales, donde te contarán los secretos de Papá Noel, sabrás cómo puede visitar todas las casas en una sola
Los mercadillos más famosos de Europa

Son los austriacos y el más tradicional se levanta ante el Ayuntamiento de Viena, presidido por un abeto gigantesco que cada año llega de un rincón distinto del país. El nombre de este famoso mercadillo: ‘Christkindlmarkt (que traducido significa “Niño Jesús”). Se puede pasear entre sus más de 145 puestos y admirar todo tipo de decoraciones, figuritas, juguetes y muchos productos artesanales.

Una apuesta más que interesante para viajar por toda Europa y empaparse de costumbres, culturas y un maravilloso ambiente navideño, aunque también puedes visitar los mercadillos navideños en España.

Mercadillos Navidad España

1) Plaza Mayor, Madrid.

2) Plaza Mayor de Torrent, Valencia

3) Pº de la Victoria, Córdoba

4) Mercadillo de Pueblo Español, Palma de Mallorca

5) Plaza de España, Madrid

6) Mercado Central de Valencia

7) Plaza de la Catedral, mercadillo de Santa Lucía, Barcelona.

8) Mercadillo de la Sagrada Familia, Barcelona

9) Mercado de Cabanyal, Valencia

Si quieres leer más noticias como Los mercadillos en Europa son para los turistas unas vacaciones a bajo precio, te recomendamos que entres en la categoría de Viaje.


WhatsApp Casacochecurro



MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >