Seguro de coche, ¿cuál elegir?

Existen diferentes tipos de seguros para elegir cuál contratar para tu coche
NOTICIA de Javi Navarro
04.12.2020 - 12:06h    Actualizado 09.10.2021 - 09:14h

A la hora de iniciar los trámites para asegurar un coche es muy importante que tengas en cuenta las características del propio vehículo. En la actualidad, existe un amplio abanico de garantías y aseguradoras disponibles en el mercado que trabajan para que la búsqueda del seguro ideal para tu turismo resulte una tarea lo más sencilla posible. Repasemos las opciones principales que tienen los conductores para asegurar el coche: seguros a terceros, a terceros ampliado y a todo riesgo.

Tipos de seguro de coche

Estas son las características y coberturas de cada uno de estos seguros:

  • El seguro más básico es el seguro de coche a terceros, que incluye solo la cobertura básica de responsabilidad civil. Esta es la cobertura obligatoria para todos los vehículos a motor. En este seguro no hay opciones. En el momento que el asegurado incluye alguna cobertura más estamos ante un seguro a terceros ampliado.
  • El seguro a terceros ampliado mejora las coberturas del seguro básico. La principal diferencia de los seguros de coche a terceros ampliado es la responsabilidad civil complementaria. Esta cobertura amplía el límite que la aseguradora paga a terceros por un siniestro.

Además, el seguro a terceros ampliado también suele incluir cobertura de lunas e incendio y, la mayoría de las compañías aseguradoras, también ofrecen coberturas como la asistencia en viaje y seguro del conductor, entre otras.

  • El tercer tipo de póliza es el seguro a todo riesgo. Este seguro incluye todas las coberturas, aunque la más destacada es la cobertura de daños propios. Además, ese tipo puede ser con franquicia o sin franquicia.
  • En el seguro a todo riesgo con franquicia el asegurado paga una parte de la reparación correspondiente a daños propios. Esta parte es la franquicia, y se establece cuando se firma la póliza. Cuanto mayor es la franquicia más se abarata la póliza.
  • Por su parte, en el seguro a todo riesgo sin franquicia la aseguradora se hace cargo del total de la factura cuando se trata de daños propios.

Si necesitas más información sobre los tipos de seguro, aquí te dejamos un análisis y comparativa para que puedas decidir qué es mejor, si elegir un seguro a terceros o a todo riesgo.

En resumen, entre las coberturas más comunes y recurrentes que existen cuando decides asegurarlo se encuentran las siguientes:

  1. Daños propios: se incluye solo en los que son a Todo Riesgo y cubre los costes derivados de la reparación del vehículo cuando la responsabilidad del accidente recae sobre el conductor titular.
  2. Robo: la aseguradora responde ante el usuario en caso de sustracción, incluyendo todos los accesorios y los bienes que se encuentren en el interior.
  3. Explosión o incendio: existe indemnización para el contratante si el objeto asegurado se incendia o explota. De este modo, la cobertura hace referencia a una posible reparación o a una compensación para el dueño tras el suceso.
  4. Retirada del carnet: es una de las más interesantes y curiosas, puesto que al igual que sucede con las pólizas que incluyen la defensa de multas, en este caso, el usuario no tendrá que renunciar a conducir su nuevo vehículo.

Llamar al seguro si el coche se avería en la carretera

¿Cuándo asegurar un coche?

La Ley establece que todos los propietarios de vehículos están obligados a suscribir y mantener en regla un contrato de seguro si tienen su estacionamiento habitual en España. En este sentido, está prohibido circular si se carece de este. Además, en el caso de que adquieras uno nuevo en un concesionario, es necesario que cuentes con dicha cobertura antes de abandonar el propio recinto. De lo contrario, si ocurre un siniestro, el nuevo titular debe hacer frente a los daños que se produzcan, así como a una sanción. En el caso concreto del alquiler de coches, éstos cuentan ya con una cobertura por posibles daños.

Cuándo es obligatorio asegurar un coche

Traspasos de seguros

Cuando te compras un automóvil nuevo, existe la alternativa de realizar el traspaso de la póliza del anterior vehículo para, de este modo, no perder la prima abonada. Es decir, puesto que para poder dar de baja un seguro es obligatorio avisar a la compañía aseguradora con un margen de 2 meses de antelación hasta la fecha de fin de la relación contractual, si esta no coincide con la compra del nuevo turismo, se estaría perdiendo la parte de la prima no consumida.

Por ello, la gran mayoría de las aseguradoras suelen ofrecer la posibilidad de aplicar las coberturas contratadas, adaptando siempre la primera debido al cambio del valor de mercado del nuevo vehículo. Sin embargo, al comprar un coche nuevo, 2 de cada 10 conductores deciden cambiar de póliza, sobre todo, con el objetivo de ampliar las garantías.

Contratar una nueva póliza

Otra opción es presentar toda la documentación necesaria para contratar un seguro de coche nuevo. De este modo, tienes la libertad de elegir desde cero las coberturas a las que deseas suscribirte, adaptando su alcance a tus necesidades reales como usuario. O simplemente, hacer tu propia búsqueda de la póliza para localizar una buena oferta con los seguros de coche baratos.

Como hemos comentado anteriormente, antes de sacarlo del concesionario, ya debes tener contratado un seguro. Si no es así, como te informamos más adelante en este artículo, puedes contratarlo por días, que te cubre cualquier imprevisto surgido en un periodo de 1 a 28 días. Sí, has leído bien. Puedes contratar una cobertura para el coche por días.

Documentación necesaria para contratar un seguro

A la hora de formalizar un nuevo contrato, las aseguradoras te solicitan varios documentos que debes tener controlados. Por ello, queremos indicarte cuáles son para que puedas prepararlos y distinguirlos fácilmente. Debes tener en cuenta que algunas compañías los piden y otras no, por lo que no te tiene que sorprender que al comparar precios y pólizas en algunas aseguradoras tengas que remitir cierta documentación y en otras no lo necesites. Entre todos ellos, los más habituales, aquellos que es más probable que te pidan son:

  • Ficha técnica
  • Permiso de circulación
  • Permiso de conducir
  • Permiso de conducir convalidado (si lo obtuviste fuera de España)
  • Certificado de siniestralidad
  • Recibo del seguro anterior
  • Condiciones particulares de la póliza anterior
  • DNI o tarjeta de residencia
  • Factura de compra
  • Certificado de ITV favorable

Por días

Una cobertura por días está ideado y diseñado para cualquier tipo de vehículo, pudiendo ser contratado por un periodo comprendido entre 1 y 56 días, o lo que es lo mismo, contratar el seguro para sólo un mes, a diferencia del resto, que exige una póliza de un año completo.

Como en el resto de seguros, la alternativa de contratación por días incluye todas las coberturas habituales y, además, goza de las ventajas que no puede ofrecerte uno de pago fraccionado o anual. Este tipo de seguros es perfecto, por ejemplo, para conductores que adquieren un vehículo en otro país de la Unión Europea y lo trasladan a España. En este proceso, tras haber cambiado las matrículas, contratarán uno de tipo anual, pero mientras tanto, necesitan una cobertura durante varios días.

Tipos de vehículo

Cualquier tipo puede beneficiarse de un seguro por días, es decir, los habituales (auto, camión, moto y furgoneta), junto a otros menos comunes, como por ejemplo, remolques de camiones y motos clásicas, autocaravanas, maquinaria industrial, alquiler de vehículos con y sin conductor, quads, barcos, avionetas y motos de agua.

Sin embargo, existen dos excepciones para las que este tipo de seguro no es válido: los autobuses y los destinados al transporte de mercancías peligrosas.

Qué tener en cuenta a la hora de elegir un seguro adecuado

En cuanto a coberturas, el seguro de coche a todo riesgo es el más interesante. La mayoría de los conductores que contratan esta póliza eligen el seguro a todo riesgo con franquicia para que la póliza sea un poco más barata. El problema es que, si la franquicia es muy elevada, el ahorro no siempre compensa si en un año hay dos siniestros.

En cualquier caso, como las pólizas a todo riesgo pueden llegar a ser demasiado caras para coches que no son nuevos, muchos conductores optan por los seguros de coche a terceros ampliado. En este caso, es recomendable revisar si la cobertura para accidentes del conductor está incluida. Si no fuera así, en caso de que el siniestro fuese culpa del conductor, el seguro no cubriría sus daños pero sí los de los acompañantes y terceras personas que hubieran resultado dañadas.

Por lo tanto, si vas a asegurar tu coche a terceros, lo más recomendable es contratar un seguro a terceros ampliado que incluya seguro del conductor.

Seguro por Internet

Actualmente, existen múltiples comparadores de seguros de coche por Internet, que son una de las herramientas virtuales que más usuarios concentran a diario. En líneas generales, son muy cómodos de utilizar, así como útiles y prácticos. En este sentido, la comparación de presupuestos que ofrecen es sencilla y mucho más completa y eficiente que si el trámite se tuviese que realizar íntegramente de manera presencial.

Por tanto, en apenas unos minutos, cualquier usuario, tras rellenar los principales datos de su vehículo, puede obtener más de diez presupuestos diferentes. Si lo desea, la información puede ser ampliada al detalle, incluyendo todas las cláusulas y requisitos exigidos en unas opciones u otras.

Sin ninguna duda, proteger un transporte de forma online es una buena idea si te encuentras familiarizado con este terreno digital. Cada vez son más los clientes que deciden escoger esta vía para la formalización de la póliza, sin que en el proceso se genere ningún problema ni contratiempo.

Si quieres leer más noticias como Seguro de coche, ¿cuál elegir?, te recomendamos que entres en la categoría de Seguros Coche.


WhatsApp Casacochecurro



MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >