Si los padres están en paro, los niños van andando al colegio


Si los padres están en paro, los niños van andando al colegio

Si hace unos días recogíamos un estudio sobre los beneficios cognitivos de ir andando al colegio, ahora otro estudio destaca las ventajas físicas de llegar andando o en bicicleta por parte de los niños al centro educativo. Además, se establece una curiosa relación entre los hijos de los padres y madres que están en paro, que suelen ir andando, y los de aquellos de padres trabajadores, que se desplazan en vehículo. En la investigación de la Universidad de Granada participaron 721 familias de cuatro colegios de la provincia de Granada, cuyos hijos cursaban Educación Primaria Obligatoria (entre 6 y 12 años). Todas ellas completaron un cuestionario sobre el modo de desplazamiento de sus hijos, la actividad laboral y el modo de desplazamiento de los padres, y la distancia y tiempo del trayecto al colegio de sus hijos.


Un estudio realizado por la Universidad de Granada ha demostrado que los niños cuyas madres están en paro son más activos a la hora de desplazarse al colegio, esto es, lo hacen andando o en bicicleta, que aquellos cuyos dos progenitores trabajan. Además, cuando los padres y madres se desplazan de forma activa a sus respectivos trabajos, los hijos también lo hacen, lo que está relacionado con una mejor forma física y unos mayores niveles de capacidad cardiorrespiratoria.Niños que van al cole andando.

Actividad laboral y desplazamientos

El objetivo de este estudio, realizado por investigadores del Departamento de Educación Física y Deportiva, fue analizar la asociación de los factores familiares (actividad laboral y modo de desplazamiento al trabajo de padre y madre) con el modo de desplazamiento al colegio de los hijos. Además, los científicos estudiaron también la asociación de factores ambientales como la distancia y tiempo del trayecto al colegio con el modo de desplazamiento al colegio de los niños.

Andando o en bicicleta

Así, un 62,4% de las familias encuestadas afirmó que sus hijos en edad escolar viajaban al colegio de forma activa (un 62% lo hizo andando y tan sólo el 0,4% en bicicleta), mientras que el 37,6% se desplazó de forma pasiva (en coche, en moto o en bus escolar o de línea). El transporte pasivo más utilizado fue el coche, con un 34% del alumnado. Por edades, el grupo de 10-12 años es ligeramente más activo que el grupo de 6-9 años.

El 74% de las familias cuyo padre y madre se encontraban desocupados tenían hijos activos en el desplazamiento al colegio, cifra que se reduce a un 54% en el caso de aquellas familias donde ambos padres trabajaban. Los autores del trabajo creen que, en este sentido, «podría influir el hecho de que, en aquellas familias donde ambos padres trabajan, se tiene mayor adquisición económica y las opciones de tener más de un coche familiar para desplazar a sus hijos al colegio aumentan, y además tienen mayores recursos para mantener ese transporte al colegio motorizado».

Asimismo, el estudio reveló que el 80% de las familias cuyo padre o madre se desplaza al trabajo de forma activa tiene hijos activos en el desplazamiento al colegio, y sólo un 44% de familias donde ambos padres se desplazan al trabajo de manera pasiva tiene hijos activos en el desplazamiento.

Este artículo, titulado «Los factores familiares influyen en el desplazamiento activo al colegio de los niños españoles», ha sido publicado en el último número de la Revista Nutrición Hospitalaria.

¿Quién lleva a mis hijos al colegio? Las acompañantes

Llega la vuelta al cole y con ella el eterno problema, ¿quién lleva a mis hijos? Cada vez es más común que los más pequeños de la casa vayan a colegios que se encuentran muy lejos de su lugar de residencia. La proliferación de viviendas en los extrarradios y el nacimiento de centros escolares alejados de los núcleos urbanos provocan que sea más frecuente que los padres se vean obligados a llevar a sus hijos al colegio en sus propios vehículos. Sin embargo, para ayudar a resolver este problema, muchos centros cuentan con sus propios servicios de transporte escolar.

Estos vehículos deben contar con la figura de un acompañante para que vele por la seguridad de los menores que, generalmente, suele ser desempeñado por amas de casa que ven en este trabajo la ocasión perfecta para aunar sus responsabilidades en el hogar con la consecución de unos ingresos extra a la unidad familiar. La demanda por parte de este colectivo del trabajo de acompañamiento escolar se ha triplicado en los dos últimos años a consecuencia de la crisis.

Adecco Outsourcing, a través de su división Atlas Servicios Empresariales, gestiona la contratación de estos profesionales. Además de ésta, la compañía ofrece como valor añadido la formación de sus trabajadores, siendo pionera en este servicio integral de acompañamiento escolar y contribuyendo a la profesionalización del perfil. Adecco se centra tanto en los profesionales que acompañan a menores como en los que se encargan de velar por el cuidado de alumnos de centros de educación especial.

La formación se basa en conceptos de primeros auxilios, nociones de psicología y prevención de riesgos laborales. En cuanto a menores de educación especial, Adecco presta formación sobre el traslado de personas con movilidad reducida, así como conocimientos sobre enfermedades psíquicas.

Este año dentro de las formaciones que Atlas Servicios Empresariales diseña para sus profesionales, se ha incluido un módulo de seguridad vial y en ruta, que imparten en cada curso los coordinadores provinciales de seguridad vial de la Dirección General de Tráfico (DGT), gracias a un acuerdo al que se ha llegado con la Subdirección General de formación y seguridad vial de la DGT.

La sensibilidad de esta institución en la materia y los conocimientos que aportan sus profesionales generarán un plus de seguridad a las condiciones de los más de 130.000 alumnos que son atendidos por los profesionales de Adecco Outsourcing.

Además, este año Atlas Servicios Empresariales introduce la novedad en todas sus rutas de la geolocalización de sus vehículos de transporte escolar. Mediante la instalación de terminales con GPS y conexión a Internet puede conocer las coordenadas exactas de cada una de ellas, permitiéndole saber si existe demora en las mismas, pasar lista a los alumnos en tiempo real para saber si falta alguno, comunicación de incidencias urgentes en el acto, etc. Todo ello, mediante una aplicación propia desarrollada por esta división del Grupo Adecco.

Una oportunidad para las amas de casa

El perfil de estos acompañantes está muy definido: amas de casa, mayoritariamente españolas, de entre 30 y 50 años, que pueden compatibilizar estas jornadas de corta duración con sus actividades diarias. Tan sólo un 5% de las acompañantes corresponde a amas de casa extranjeras, principalmente de origen hispanoamericano.

«Tanto en 2009, como en este año, el número de mujeres que se han presentado para realizar este trabajo se ha multiplicado por tres como consecuencia de la crisis», nos comenta Rafael Val, director de la división de Adecco Outsourcing encargada de la contratación y formación de estas profesionales. «La razón la tenemos que buscar en estos años de recesión, en los cuales, la mujer ama de casa se ha lanzado a la búsqueda de un trabajo para colaborar en la unidad familiar».

El servicio de acompañamiento comienza en la primera parada del transporte escolar y finaliza dentro del colegio, contemplando este mismo recorrido en sentido contrario. «Las amas de casa reúnen la cualidad de ser muy responsables y, además, haber cuidado ya a sus propios hijos. Esto les confiere una gran experiencia que aplican a la formación recibida por Adecco Outsourcing. En definitiva, de la mejor formación y el perfil más adecuado, resultan los mejores acompañantes de transporte escolar», explica Val.

Amplia red de profesionales Más de 3.450 acompañantes escolares del sector trabajan para Adecco Outsourcing en toda España, convirtiéndose en el líder de esta rama de actividad. Las ciudades donde más demanda de estos profesionales existe son, principalmente, Madrid, Guadalajara, Ciudad Real, Toledo, Albacete, Cuenca, Sevilla, Cádiz, Málaga, A Coruña, Lugo, Ourense, Pontevedra, Las Palmas, Tenerife, Barcelona, Tarragona, Lleida, Murcia, Valencia, Vizcaya, Álava, Badajoz, Caceres, Almería y Granada.

Y es que el servicio de acompañamiento escolar ha ido experimentando un desarrollo creciente en los últimos años, de manera que todas las Comunidades Autónomas lo han adaptado de forma más o menos gradual. En el caso de Galicia, la comunidad con una mayor red de transporte escolar, se ha llevado a cabo la implantación de esta figura en dos pasos: de no contar con apenas estructura de acompañantes a registrar más de 2.000 en 2010, de los cuales cerca de un 10% fueron gestionados por Adecco Outsourcing.

A nivel nacional, Adecco Outsourcing prevé que durante este año la cifra de acompañantes supere los 4.000 profesionales, con su correspondiente formación homologada por la empresa. No obstante, la fase de crecimiento que se ha venido produciendo desde la aprobación del Real Decreto en 2001 ya ha llegado a su fin. «De hecho, en los dos últimos años», apunta Rafael Val, «observamos un cierto decrecimiento debido a la crisis, ya que se están ajustando los presupuestos de las distintas Comunidades Autónomas y se optimizan recursos. Por ejemplo, dos rutas que realizaran un recorrido parecido, se aúnan», señala.

Las Consejerías de Educación, principales clientes
Adecco Servicios Auxiliares a la Educación es la división de negocio de Adecco Outsourcing dedicada a cubrir las necesidades que genera la educación de menores y jóvenes. En el caso del servicio de acompañamiento, su oferta se dirige a las Consejerías de Educación, colegios, tanto públicos como privados, y empresas de transporte. «Hay empresas de transporte y Consejerías que quieren comprar nuestra formación para sus acompañantes, pero no está en venta porque se trata de nuestro valor añadido», reconoce Rafael Val.

La normativa que regula esta figura es bastante vaga en cuanto a requisititos formativos se refiere, ya que sólo indica que los acompañantes deben tener una «formación adecuada» o «titulación adecuada» en el caso de acompañar a alumnos de educación especial. Por este motivo, Adecco Outsourcing pretende ir más allá de la ley, asegurando un servicio de calidad y seguridad a los menores.

Si vas andando al cole o al instituto, tu cerebro funcionará mejor

Si vas andando al cole o al instituto, tu cerebro funcionará mejor

Si vas o has ido andando al colegio o al instituto cada día, en teoría tu cerebro debe funcionar mejor que el de las personas que han llegado en autobús o en coche. Una investigación en la que participa la Universidad de Granada concluye, además, que las alumnas que emplean más de 15 minutos en ir andando al ‘cole’ también presentan un mayor rendimiento cognitivo que los que viven más cerca y tardan menos tiempo en llegar andando.

Las adolescentes que van andando al instituto tienen un mejor rendimiento cognitivo que las que se desplazan en autobús o en coche. Además, aquellas que emplean más de 15 minutos en ir andando al ‘cole’ también presentan un mayor rendimiento cognitivo que las que viven más cerca y tardan menos tiempo en llegar andando.

Éstas son algunas de las conclusiones de una investigación cuyos resultados han sido publicados en la revista Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine. Este trabajo ha sido realizado en el marco del estudio nacional AVENA (Alimentación y Valoración del Estado Nutricional del Adolescente), en el que participan la Universidad de Granada, la Universidad Autónoma de Madrid, la Universidad de Zaragoza y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas de Madrid, y supone la primera investigación que se realiza a nivel internacional donde se relacionan ambos parámetros: el modo de desplazamiento al colegio y el rendimiento cognitivo.

Para llevar a cabo este trabajo, sus autores analizaron una muestra formada por 1.700 niños y niñas de entre 13 y 18 años (808 varones y 892 mujeres) de cinco ciudades españolas (Granada, Madrid, Murcia, Santander y Zaragoza).

Masa corporal
Los investigadores estudiaron variables del modo de desplazamiento al centro educativo, de rendimiento cognitivo, variables antropométricas como el índice de masa corporal y el porcentaje de sobrepeso y obesidad, y el nivel de actividad física extracurricular de los participantes. Además, se obtuvieron datos sobre el estatus socioeconómico familiar utilizando el nivel de estudios (primarios, secundarios o universitarios) de la madre y el tipo de colegio (público o privado) al que asistía el participante.

El modo de desplazamiento al centro educativo se obtuvo aplicando un cuestionario en el que se preguntó a los participantes cuál era su modo habitual de ir al colegio, respondiendo una de las opciones siguientes: andar, bicicleta, coche, autobús o metro, motocicleta, otros medios. Además, se le preguntó por el tiempo que tardaban en realizar dicho trayecto.

El rendimiento cognitivo se midió aplicando la versión española de un test de habilidades educativas. Los participantes completaron este test estandarizado que mide la inteligencia y las habilidades básicas que tiene el sujeto para aprender. Este test evalúa el dominio del lenguaje, la velocidad a la hora de realizar operaciones matemáticas y la capacidad de razonamiento.

En la adolescencia, la plasticidad del cerebro es mayor
Los investigadores afirman que, durante la adolescencia, «la plasticidad del cerebro es mayor que en ningún otro período de la vida, lo que hace que esta etapa sea la más indicada para estimular la función cognitiva». Sin embargo, paradójicamente, la adolescencia es el período de la vida donde se produce una mayor caída de la actividad física, que resulta mucho más acusada en las chicas. Por lo tanto, a juicio de los autores de este trabajo, «los adolescentes inactivos podrían estar perdiendo un estímulo muy importante para mejorar su aprendizaje y rendimiento académico».

«Desplazarse andando al centro educativo es un hábito saludable y diario, que contribuye a que el adolescente sea más activo el resto del día y participe en actividades físicas y deportivas; esto produce un aumento de gasto energético y, en definitiva, un mejor estado de salud», afirman Palma Chillón Garzón, investigadora del departamento de Educación Física y Deportiva de la Universidad de Granada, y David Martínez Gómez, del departamento de Educación Física, Deporte y Motricidad Humana (Facultad de Formación de Profesorado y Educación) de la Universidad Autónoma de Madrid, participantes en este estudio.

Si quieres leer más noticias como Si los padres están en paro, los niños van andando al colegio, te recomendamos que entres en la categoría de Hogar.


AUTOR
gravatar
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies
Compartir
WhatsApp