Si tienes instalado un contador digital para la electricidad y te cobran el antiguo ICP, reclama


Si tienes instalado un contador digital para la electricidad y te cobran el antiguo ICP, reclama

La tarifa por el alquiler de los contadores digitales, 81 céntimos mensuales antes de impuestos, es un 50% más elevada que los 54 céntimos de los antiguos. Y ello pese a que con los nuevos equipos las eléctricas no necesitan enviar a sus operarios a los domicilios de los clientes para realizar las lecturas. No satisfechas con esta descomunal e injustificada subida de la que se están viendo beneficiadas las compañías eléctricas, además hinchan el alquiler de los equipos en 3 céntimos mensuales añadiendo la tarifa correspondiente a los limitadores de potencia, que ya no son necesarios al estar incorporados en los nuevos contadores. FACUA-consumidores en Acción ha reclamado a las compañías eléctricas que devuelvan a los usuarios las cantidades que vienen cobrándoles ilegalmente al hinchar el precio del alquiler de los nuevos equipos de medida.


Los consumidores que ya cuentan con contadores digitales continúan pagando en cada recibo el alquiler de los interruptores de control de potencia (ICP). Lo hacen pese a que los nuevos contadores instalados por las eléctricas, con una tarifa de alquiler mucho más cara que los antiguos, ya llevan incorporados sus propios limitadores de potencia.

Tras una denuncia presentada por FACUA el pasado abril, la Comisión Nacional de la Energía (CNE) ha resuelto en un informe fechado el 24 de noviembre de 2011 que «en aquellos casos en los que las empresas distribuidoras han facturado simultáneamente a sus clientes el alquiler del ICP y el del nuevo equipo de medida, debería reintegrarse a los mismos las cantidades correspondientes al alquiler del ICP».

La CNE recuerda que ya señaló en un informe de 2009 que «la implantación de los nuevos equipos de medida debía conllevar la desinstalación del ICP colocado en el domicilio del cliente, ya que el nuevo contador incluye la función de control de potencia demandada mediante un elemento de corte».

Devolver las cantidades facturadas
FACUA ha instado a Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, Hidrocantábrico y E.

On a que devuelvan las cantidades facturadas irregularmente a sus clientes. De no hacerlo, la asociación presentará las pertinentes denuncias contra el sector ante las autoridades de protección al consumidor de las comunidades autónomas.

La asociación argumenta que las eléctricas incurren en cláusulas abusivas, prohibidas por el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, aprobado mediante el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre.

El artículo 87.6 de dicha norma define como abusivas las estipulaciones que impongan «el abono de cantidades por servicios no prestados efectivamente».

Asimismo, el artículo 41.1.d del Real Decreto Legislativo plantea como infracción «el incumplimiento de las normas reguladoras de precios, la imposición injustificada de condiciones sobre prestaciones no solicitadas o cantidaders mínimas, o cualquier otro tipo de intervención o actuación ilícita que suponga un incremento de los precios o márgenes comerciales».

Las medidas absurdas de las eléctricas a los consumidores: instalar limitadores de potencia cuando los nuevos contadores digitales de la luz ya los llevarán

FACUA-consumidores en Acción advierte que las eléctricas están amenazando a los usuarios con importantes penalizaciones de hasta 30 euros en los recibos si no instalan limitadores de potencia que serán inútiles cuando les coloquen los nuevos contadores digitales, ya que estos los tienen incorporados. FACUA insta a Industria a revocar una regulación absurda que sólo provoca un gasto innecesario para los usuarios.

FACUA insta a Industria a revocar una regulación que resulta absurda por su coincidencia en el tiempo con el plan de sustitución de contadores. Así, la instalación del interruptor de control de potencia (ICP) implica un gasto innecesario para los usuarios ya que en breve, las eléctricas tendrían que colocarles nuevos contadores con sus propios limitadores.

Y es que el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio aprobó en 2007 un plan de sustitución de equipos de medida por el que a finales de 2010, cada distribuidora eléctrica debería haber actualizado ya un 30% del total de su parque de contadores de hasta 15 kW de potencia.

Pero las eléctricas no están cumpliendo el plan de sustitución, ante la pasividad del Ministerio, que mientras no establece sanciones por vulnerarlo sí las ha fijado para los usuarios que no coloquen los limitadores.

Según la normativa que regula la obligación de los usuarios de instalar los ICP, la Orden ITC/1.857/2008, de 26 de junio, las distribuidoras eléctricas deben remitir dos notificaciones a los usuarios instándoles a hacerlo por cualquier medio que les permita tener constancia de su recepción.

Si pasados veinte días desde la segunda notificación el consumidor no realiza las actuaciones necesarias para instalar el limitador o no contesta a la compañía, su comercializadora tendrá que comenzar a aplicarle una penalización en los recibos.

Así, a los usuarios con hasta 5 kW de potencia contratada, pasarán a aplicarle la tarifa correspondiente a una potencia de 10 kW. A los consumidores con una potencia contratada superior a los 5 kW les penalizarán aplicándoles una de 20 kW.

Por ejemplo, un usuario con una potencia 3,3 kW, que actualmente paga por este término fijo 6,92 euros (5,6741091 más el 21,93% que representan los impuestos sobre la electricidad y el valor añadido) al mes, pasará a abonar 20,96 euros (17,19427 más ii) hasta que instale el limitador. El recibo se verá aumentado en nada menos que 14,04 euros más, un incremento del 203% en la parte fija correspondiente al término de potencia.

Si el usuario tiene una potencia de 5,5 kW, que paga por ellos 11,57 euros (9,4568485 más ii), pasará a abonar 41,93 euros (34,38854 más ii) por no instalar un limitador que la propia eléctrica está obligada a colocarle a corto o medio plazo. La subida en el recibo será de 30,36 euros, un 262% en el término de potencia.

La Orden ministerial 3860/2007, de 28 de diciembre indica que todos los contadores para suministros de hasta 15 kW «deberán ser sustituidos por nuevos equipos que permitan la discriminación horaria y la telegestión antes del 31 de diciembre de 2018»: un 30% antes de que finalice 2010, otro 20% hasta el fin de 2010, un 20% más hasta el de 2015 y el 30% restante hasta concluya 2018.

Para instalar el limitador, el usuario debe abonar a su distribuidora eléctrica 10,49 euros (9,04 más el 16% de IVA) en concepto de derechos de enganche (la verificación y precintado del equipo). Pero si las instalaciones necesitan una adecuación para poder colocar el ICP, tendrá que contratar a un electricista y pagar decenas o cientos de euros por la adaptación.

El alquiler de los contadores de la luz y el enriquecimiento de las compañías eléctricas

FACUA-consumidores en Acción denuncia que las eléctricas llevan años demorando la sustitución de millones de contadores obsoletos mientras siguen enriqueciéndose con su alquiler. Por ello ha demandado al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio que prohíba a las compañías que sigan cobrando el alquiler de los contadores mecánicos tal y como anunció hace cinco meses y emprenda medidas para garantizar que instalen los nuevos contadores electrónicos. Así, demanda a Industria que elimine la tarifa por el alquiler de los contadores mecánicos tal y como anunció el pasado junio y emprenda medidas para garantizar que las eléctricas instalen los nuevos contadores digitales.

Industria planteó el pasado junio que la revisión de tarifas eléctricas incluiría la eliminación de la tarifa por el alquiler de los contadores a todos aquellos usuarios cuyas compañías no les hubiesen sustituido sus antiguos equipos de medida.

Sin embargo, el Gobierno decidió demorar la subida tarifaria prevista para julio al mes de octubre, fecha en la que olvidó su compromiso de acabar con una tarifa que FACUA considera injustificada.

Y es que las eléctricas cobran 0,64 euros mensuales (0,54 más IVA) por el alquiler de unos equipos, algunos con más de 30 años, sobradamente amortizados por las eléctricas. El precio al que adquieren los contadores mecánicos en el mercado mayorista es de poco más de 10 euros, por lo que en menos de veinte meses están cubiertos con la cuota.

Además, las compañías ni siquiera han invertido en revisiones periódicas a todos los usuarios para verificar el estado de los contadores, ante la pasividad de los sucesivos gobiernos.

Incumplen el plan de sustitución
FACUA denuncia que mientras siguen cobrando por el alquiler de los contadores mecánicos, las eléctricas están incumpliendo el plan de sustitución de contadores aprobado hace tres años por Industria.

Y es que a finales de 2010, cada distribuidora eléctrica debería haber sustituido un 30% del total de su parque de contadores de hasta 15 kW de potencia contratada.

Con estos equipos, las compañías podrían realizar lecturas mensuales a distancia, sin necesidad de enviar operarios a los domicilios de los usuarios, eliminando así el desconcierto que provocan en los usuarios las lecturas estimadas de cada dos meses.

El plan de sustitución de equipos de medida está regulado por la disposición adicional primera de la Orden del Ministerio de Industria 3860/2007, de 28 de diciembre.

La norma indica que todos los contadores para suministros de hasta 15 kW «deberán ser sustituidos por nuevos equipos que permitan la discriminación horaria y la telegestión antes del 31 de diciembre de 2018»: un 30% antes de que finalice 2010, otro 20% hasta el fin de 2010, un 20% más hasta el de 2015 y el 30% restante hasta concluya 2018.

FACUA venía reclamando desde hacía años la sustitución de la mayoría del parque de contadores, millones de equipos obsoletos, que en un porcentaje importante superan los treinta años de antigüedad.

Sin embargo, las eléctricas han venido incumpliendo la primera fase del plan, ante la pasividad de Industria.

Multas a los usuarios si no colocan limitadores que serán inútiles
La asociación considera lamentable que en lugar de adoptar medidas para provocar que las eléctricas aceleren la sustitución de los contadores, como la eliminación de la tarifa por el alquiler de los equipos antiguos, Industria esté cometiendo el disparate de forzar a los usuarios a colocar en sus domicilios limitadores de potencia que ya llevan incorporados los equipos de medida electrónicos.

Y es que el Ministerio ha facultado a las eléctricas -mediante la Orden ITC/1.857/2008, de 26 de junio- para que cobren a los usuarios penalizaciones de hasta 31 euros en cada recibo si tras dos avisos no instalan interruptores de control de potencia (ICP) que serán inútiles cuando les coloquen los nuevos contadores digitales.

Otro disparate eléctrico: 31 euros más en cada recibo si no se instala un limitador inservible con la llegada de los nuevos contadores digitales

Esta será la situación que se producirá durante los próximos meses en los hogares de miles de españoles: las eléctricas les penalizarán mensualmente con hasta 31 euros en cada recibo de la luz si no se instala un limitador en cada hogar que cuesta poco más de 10 euros y que dejará de servir cuando se instalen los nuevos contadores digitales, los cuales, por cierto, deberán haber sustituido la mitad de los actuales antes de que acabe 2011. ¡¿?¡  FACUA ya ha pedido revocar esta Orden por la que las eléctricas multan a los usuarios si no instalan limitadores que serán inútiles en breve.

Contador digital de la luz

FACUA-consumidores en Acción ha demandado al Ministero de Industria, Turismo y Comercio que revoque una Orden por la que las eléctricas están amenazando a los usuarios con penalizaciones de hasta 31 euros cada mes en el recibo cada recibo  si no instalan limitadores de potencia que serán inútiles cuando les coloquen los nuevos contadores digitales, ya que estos los tienen incorporados. FACUA recoge este tema en la portada del último número de su revista, Consumerismo.

Así, la instalación del interruptor de control de potencia (ICP) implica un gasto innecesario para los usuarios ya que en breve, las eléctricas tendrían que colocarles nuevos contadores con sus propios limitadores.

Y es que el Ministerio aprobó en 2007 un plan de sustitución de equipos de medida por el que a finales de 2010, cada distribuidora eléctrica debería haber actualizado ya un 30% del total de su parque de contadores de hasta 15 kW de potencia.

Pero las eléctricas no están cumpliendo el plan de sustitución, ante la pasividad del Ministerio, que mientras no establece sanciones por vulnerarlo sí las ha fijado para los usuarios que no coloquen los limitadores.

Según la normativa que regula la obligación de los usuarios de instalar los ICP, la Orden ITC/1.857/2008, de 26 de junio, las distribuidoras eléctricas deben remitir dos notificaciones a los usuarios instándoles a hacerlo por cualquier medio que les permita tener constancia de su recepción.

Si pasados veinte días desde la segunda notificación el consumidor no realiza las actuaciones necesarias para instalar el limitador o no contesta a la compañía, su comercializadora tendrá que comenzar a aplicarle una penalización en los recibos.

Así, a los usuarios con hasta 5 kW de potencia contratada, pasarán a aplicarle la tarifa correspondiente a una potencia de 10 kW. A los consumidores con una potencia contratada superior a los 5 kW les penalizarán aplicándoles una de 20 kW.

Ejemplos de subida del recibo

Un usuario con una potencia 3,3 kW, que actualmente paga por este término fijo 7,04 euros (5,6741091 más el 24,03% que representan los impuestos sobre la electricidad y el valor añadido) al mes, pasará a abonar 21,33 euros (17,19427 más ii) hasta que instale el limitador. El recibo aumentará en nada menos que 14,29 euros, un incremento del 203% en la parte fija correspondiente al término de potencia.

Si el usuario tiene una potencia de 5,5 kW, que paga por ellos 11,73 euros (9,4568485 más ii), pasará a abonar 42,65 euros (34,38854 más ii) por no instalar un limitador que la propia eléctrica está obligada a colocarle a corto o medio plazo. La subida en el recibo será de 30,92 euros, un 264% en el término de potencia.

La Orden ITC/3.860/2007, de 28 de diciembre indica que todos los contadores para suministros de hasta 15 kW «deberán ser sustituidos por nuevos equipos que permitan la discriminación horaria y la telegestión antes del 31 de diciembre de 2018»: un 30% antes de que finalice 2010, otro 20% hasta el fin de 2012, un 20% más hasta el de 2015 y el 30% restante hasta concluya 2018.

Para instalar el limitador, el usuario debe abonar a su distribuidora eléctrica 10,66 euros (9,04 más el 18% de IVA) en concepto de derechos de enganche (la verificación y precintado del equipo). Pero si las instalaciones necesitan una adecuación para poder colocar el ICP, tendrá que contratar a un electricista y pagar decenas o cientos de euros por la adaptación.

Si quieres leer más noticias como Si tienes instalado un contador digital para la electricidad y te cobran el antiguo ICP, reclama, te recomendamos que entres en la categoría de Hogar.


AUTOR
gravatar
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies
Compartir
WhatsApp