Cómo darse de baja como autónomo en los meses de menor actividad

Cómo darse de baja como autónomo en los meses de menor actividad
NOTICIA de Jessica Pascual
06.06.2022 - 08:14h    Actualizado 09.06.2022 - 08:07h

¿Tu negocio fluctúa con los meses? Si notas que hay temporadas en el año que la empresa fluye como la seda y en otras que está todo paralizado, puedes solicitar la baja temporal como autónomo en estos periodos de menor actividad. Darse de baja como autónomo en los peores meses del negocio tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Aunque, en cualquiera de los casos, si finalmente te animas, es una gestión sencilla que no va a llevarte mucho tiempo.


Mejores ofertas Black Friday durante el sábado 26 en Amazon

Ofertas de hoy

REGALOS

JUGUETES

HOGAR

SALUD Y BELLEZA

TECNOLOGÍA


¿Me puedo dar de baja como autónomo de manera temporal?

Sí, los autónomos pueden darse de baja en las épocas del año con menor actividad, como en verano. Sin embargo, antes de tomar una decisión hay que valorar las principales ventajas e inconvenientes de este trámite para ver qué es lo mejor para el negocio.

Cuántas veces puedo darme de baja como autónomo en un año

Si tu negocio es muy estacional, puedes darte de baja como autónomo tantas veces al año como quieras. Aunque si lo que quieres es darte de baja para no pagar la cuota íntegra del mes, la normativa señala que un trabajador por cuenta propia puede solicitar esta baja un máximo de 3 veces al año para pagar solo por los días de cuota correspondientes. Es decir, que si un autónomo se da de baja más de tres veces en un año, tiene que pagar la cuota del mes íntegra, sin importar que haya cesado su actividad. Mientras que en las 3 primeras veces solo paga la cantidad de cuota correspondiente a los días del mes que ha estado dado de alta.

Ten en cuenta que, además de tramitar la baja, los trabajadores tienen que realizar los trámites correspondientes para volver a darse de alta como autónomo.

Beneficios de darse de baja temporal como autónomo

Solicitar la baja como autónomo en los meses de menor actividad del negocio tiene grandes ventajas. Algunas de ellas son:

  • El trabajador puede ahorrarse el pago de la cuota a la Seguridad Social. En euros, un autónomo con varios años a las espaladas que pague aproximadamente 300 euros al mes, si se da de baja dos o tres meses en verano, puede ahorrarse hasta 900 euros. Este ahorro puede no ser tan notable si se trata del primer año de autónomo, cuya cuota es mucho más baja. Aun así, con una cuota de 60 euros, al darse de baja tres meses, podría ahorrar un total de 180 euros. En resumen, a mayor importe de la cuota, más rentable sale darse de baja en los meses de menor actividad.
  • Además, durante estos meses es posible dejar atrás el papeleo de facturas y justificantes. Un alivio que aunque no sea económico, ofrece una gran tranquilidad.

Inconvenientes de darse de baja por unos meses

No todo son ventajas. A pesar del ahorro económico de la cuota que supone darse de baja, este trámite también tiene algunos puntos en contra:

  • A pesar de ahorrarte algunos trámites habituales de la profesión, hay que llevar a cabo las gestiones necesarias para formalizar la baja ante los organismos necesarios. Es decir, ante Hacienda y la Seguridad Social.
  • El tiempo que estés dado de baja no cotizas a la Seguridad Social, es decir, que aumenta tu distancia frente a la jubilación.
  • Si, por el motivo que sea, tiene gastos en estos meses, no puede deducírselos. Durante estos periodos en los que solicites la baja, no puedes facturar por ningún producto. Si lo haces, te enfrentas a sanciones económicas. Te explicamos todo sobre si es posible facturar sin ser autónomo en esta otra información.
  • Los autónomos que sean beneficiarios de bonificaciones, las pierden durante esos meses.

Cómo darse de baja como autónomo de manera temporal

Si tras valorar las posibilidades, consideras que es mejor para tu negocio solicitar esta baja, el procedimiento es el siguiente:

Lo primero que hay que tener en cuenta es que lo más importante de esta gestión son los plazos, porque los autónomos solo disponen de 3 días en total para tramitar la baja. Para formalizar la baja hay que comunicarlo en dos organismos diferentes y, por tanto, hacer gestiones en ambas entidades.

  1. El primer lugar al que hay que acudir es Hacienda. El autónomo tiene que comunicar a este organismo con el modelo 036 que quiere darse de baja como autónomo. Esta es una petición que debe tramitarse en el plazo máximo de un mes desde la fecha del cese de actividad. Para realizar las gestiones en esta entidad, no te olvides antes de pedir cita previa con Hacienda.
  2. Una vez tengas la notificación de Hacienda con la baja, debes acudir a la Seguridad Social. Aquí hay que presentar el modelo TAO521 junto con el papel que te han dado en Hacienda. La complejidad de este trámite se encuentra en que hay que realizarlo dentro de los tres días siguientes a que se produzca el cese de actividad. La formalización de la baja en la Seguridad Social puede hacerse de manera presencial o por internet. Si optas por la primera vía, no olvides de solicitar cita previa en la Seguridad Social para que te atiendan.

Si quieres leer más noticias como Cómo darse de baja como autónomo en los meses de menor actividad, te recomendamos que entres en la categoría de Autónomos.


WhatsApp Casacochecurro



Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >