Cómo dejar mi coche a punto para tenerlo parado muchos días


Cómo dejar mi coche a punto para tenerlo parado muchos días

No poder salir de casa debido al coronavirus excepto para ir a hacer la compra, a la farmacia, al estanco o al médico provoca que los coches que circulaban todos los días y en la mayoría de los casos varias veces, ahora no lo puedan hacer. El establecimiento del Estado de Alarma por parte del Gobierno ante la amenaza del coronavirus hace que tengamos que pensar en si tenemos que tomar alguna medida concreta en nuestros vehículos porque van a estar parados casi 15 días enteros.

Y contestamos a la pregunta ¿es malo tener el coche 15 días parado? Depende. Depende del mantenimiento y de los cuidados que tengamos sobre el coche. También de sus características propias como la antigüedad y o el estado en el que se encuentre.

A continuación detallamos una serie de recomendaciones para llevar a cabo en nuestros vehículos con el fin de que se mantengan en el mejor estado posible durante este periodo en el que apenas podemos moverlos. Enumeramos una serie de pautas para dejar nuestro coche a punto para tenerlo parado una larga temporada con el objetivo de que una vez finalice el Estado de Alarma y todo vuelva a la normalidad, nuestro coche funcione perfectamente, arranque a la primera y no tengamos que preocuparnos por averías.

Recomendaciones para evitar averías en el coche por estar parado

La circulación de vehículos en la actualidad es constante. Casi todos los días todas las personas arrancan sus coches por diferentes motivos. Sin embargo el estado de alarma provoca un gran cambio en las rutinas de nuestros vehículos. De arrancarse casi a diario, van a pasar a poder encenderse mínimamente. Lo justo para salir a comprar o para ir al médico.

Debido a este gran cambio de actividad tenemos que tener en cuenta una serie de factores que hay que revisar de nuestro coche para evitar que el día que tengamos que cogerlo nos llevemos alguna mala sorpresa.

Batería

Mucho cuidado con la batería. En situaciones climáticas de mucho frio o mucho calor puede descargarse. Una opción si no vamos a mover el coche para nada en estos quince días es sacarla y guardarla en casa.

¿Y qué puedo hacer para no quedarme sin batería? La batería es lo primero que se estropea en un vehículo cuando un coche está parado durante mucho tiempo. Después de este periodo de alarma, no habría nada peor que ir a encender el coche y que se haya roto la batería. Para evitarlo podemos desconectarla completamente y verificar que no se produce ningún tipo de consumo eléctrico. Así evitamos que nos encontremos la batería totalmente descargada cuando vayamos a encender el coche.

Llenar el depósito

No hace falta tenerlo lleno al máximo, aunque es recomendable. Si tenemos el depósito completamente lleno, se va a evaporar menos cantidad. En largos periodos de tiempo sin funcionar, el combustible se va evaporando poco a poco. Cuanto más espacio haya en el depósito, es decir, cuanto menos lleno esté, más se va evaporar. Por tanto, si dejamos el depósito lleno, menos se va a evaporar el combustible porque hay menos espacio para que se produzca esta evaporación.

Hinchar las ruedas

Si el coche va a estar parado al menos quince días, o se va a mover muy poco en este periodo de tiempo, es aconsejable mantener en buen estado la presión de las ruedas. Las bajas temperaturas pueden provocar que los neumáticos pierdan aire, por este motivo se aconseja dejar los neumáticos con el nivel de presión recomendado por el fabricante. De esta forma, si estos días se deshinchan un poco, no habrá problema. Podremos acudir a la gasolinera a volver a hinchar la cantidad que han perdido.

En caso de que vayamos a tener el coche parado una larga temporada, podemos hacer dos cosas: O bien, con cabeza y sin sobrepasarnos, llenar de más (un poco) la presión de las ruedas que recomienda el fabricante; o bien, poner unas tablas de madera, ladrillos o similares debajo de los neumáticos para que en caso de que se deshinchen del todo el peso del vehículo no caiga sobre las llantas y las estropee.

Renovar el aceite del motor y el anticongelante

Como medida preventiva es mejor que tengamos el coche lo más cuidado posible estos días para evitar sorpresas el día que tengamos que cogerlo.

En caso de cambiar el aceite o el anticongelante, es recomendable darnos alguna vuelta con el coche para que ruede un poco y circulen ambos líquidos. Si los cambiamos y dejamos el coche parado estos líquidos se van a ir acumulando en el cárter y se van a volver más viscosos lo que puede provocar que se taponen los circuitos y tengamos alguna avería.

Mantenimiento del motor

Cuando mantenemos el coche parado durante una temporada, puede que los componentes del motor estén más rígidos. Que ganen dureza. Otra de las consecuencias es que tanto los líquidos de freno como el aceite del motor aumenten su viscosidad, se apelmacen y por tanto su circulación por el motor sea mucho más complicada. En casos más extremos, si el coche lleva muchísimo tiempo parado, la gasolina puede llegar a pudrirse.

Cubrir la carrocería del coche

En caso de no tener un garaje para guardar el coche, es recomendable poder cubrirlo con una lona para que no se estropee la carrocería. Sobre todo en estos días lluviosos, es mejor tenerlo tapado para que se conserve mejor. La lona debe adaptarse a la forma del coche para en caso de viento fuerte no salga volando y poder estar tranquilos con el buen estado del coche. También debe ser impermeable para resistir a estos días húmedos. Como cuidado extra, podemos darle una capa de cera para que la pintura se conserve mejor.

Mantener el coche limpio

Otra de las recomendaciones es limpiar y desinfectar el coche. Con esta acción conseguimos un doble beneficio: Por un lado evitar que se oxide la carrocería y que se acumulen malos olores, y en segundo lugar, ocupar un rato del día en esta tarea. Si lo limpiamos además ventilaremos el coche. Mantenerlo cerrado quince días puede provocar malos olores.

Encender el coche y tocar botones

El coche no es solo el motor o la batería. Por eso se recomienda que una vez lo encendamos toquemos sus botones y pongamos en marcha todas sus funcionalidades. Por ejemplo encender el aire, las luces, los intermitentes… Es decir, hacer funcionar todas las opciones que nos da el coche, como si fuera nuevo y estuviéramos probando todo lo que tiene.

1. En el caso concreto del aire acondicionado, es necesario encenderlo para que el circuito se mantenga lubricado. Así evitamos que se taponen los circuitos.

2. Los elevalunas. Con mucho frio o con mucho calor pueden quedarse estancados. Súbelos y bájalos cuando enciendas el coche.

3. Hay que poner también en funcionamiento las bombas de agua y el limpia parabrisas porque pueden estancarse.

Mueve el coche

Mucha gente considera que con encender el coche y dejarlo a ralentí es suficiente. Pero también se recomienda mover el coche, darle una pequeña vuelta por la manzana para que el coche mueva su estructura, y para ponerlo en funcionamiento de verdad. Que se muevan las ruedas, circulen los líquidos, se consuma gasolina, etcétera.

Arranca o mueve el coche cada 10 días para evitar quedarte sin batería

En definitiva, se recomienda arrancar el coche una vez cada diez días. Como en este estado de alerta tenemos que seguir saliendo a comprar comida, medicamentos o acudir al médico, es probable que al menos una vez en diez días arranquemos el coche. En aquellas casas en las que haya varios vehículos, es recomendable alternar su uso. Por ejemplo ir un día a comprar con uno, y la próxima vez con el otro. De esta forma mantendremos lo más activo posibles todos los vehículos de las casas. Debemos tener además especial cuidado con aquellos coches más antiguos.

Pasos a seguir para volver a arrancar el coche

Si nuestro coche lleva una larga temporada sin arrancar debemos tener en cuenta una serie de factores antes de volver a ponerlo en funcionamiento.

1. Se recomienda abrir el capó y echar un vistazo general al motor, ver que no hay nada suelto y que todo está en orden.

2. Revisar los niveles de todos los líquidos.

3. Mirar el estado en el que se encuentran las correas.

4. Frenar para comprobar el buen funcionamiento de las pastillas de freno.

5. Paciencia. Si el coche lleva parado una larga temporada no va a arrancar en un minuto.

Si no encendemos el coche durante una temporada mucho más larga

En caso de tener un vehículo parado durante temporadas mucho más largas, incluso años, las consecuencias que pueden sufrir los coches son las siguientes:

1. Las ruedas se agrietan.

2. Los cilindros se oxidan si no ponemos en funcionamiento el aceite del motor.

3. El motor se estropea. Si el motor no arranca el aceite que contiene se desplaza hacia el cárter lo que provoca que se sequen tanto las paredes de los cilindros como los segmentos de los pistones. Si se seca, se oxida el cilindro y los aros de los pistones se pegan.

4. Fugas de aceite. Si el coche está parado periodos de tiempo muy largos, las gomas se quedan secas y se agrietan. Como consecuencia se producen fugas tanto internas como externas. Las más graves son las internas porque no nos damos cuenta.

¿Puedo darme de baja del seguro?

No. No podemos dejar de pagar el seguro durante la cuarentena a pesar de no estar haciendo uso de nuestro vehículo.

Desde que se inició el estado de alarma el pasado 16 de marzo y hasta su finalizacón, que de momento, está fijada en próximo 12 de abril, los ciudadanos apenas pueden hacer uso de sus coches. A excepción de las personas que siguen teniendo que desplazarse para ir a sus lugares de trabajo de forma diaria, el resto probablemente va a hacer uso de su coche una o dos veces por semana. Para ir a comprar y para alguna emergencia. Aunque a veces ni eso. Por tanto, ante esta situación en la que hay gente que va a estar un mes entero sin mover su coche se preguntarán, ¿puedo dar de baja mi seguro del coche mientras dure el periodo de cuarentena?

Pero la respuesta es que no. No se puede. Según el Real Decreto 8/2004 que hace referencia a la Ley de Responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos con motor existe la obligación de todos los propietarios de vehículos a mantener un contrato de seguro por cada vehículo del que sea titular. En concreto lo establece en el artículo 2 que hace referencia a la obligación de asegurarse cuando el vehículo tenga su estacionamiento habitual en España. Se considera que un vehículo tiene su estacionamiento habitual en España en los siguientes cinco supuestos:

1. Cuando el vehículo tiene matrícula española definitiva o temporal.

2. En los casos que no existe matricual pero tenga placa de seguro o signo distintivo que se haya expedido en España.

3. Vehículos sin matrícula con placa de seguro o signo distintivo siendo España el domiciilio del usuario.

4. En caso de liquidación de sinestro por accidentes que se hayan producido en territoriol nacional por vehículos sin matrícula o con una que no corresponde o ha dejado de hacerlo en ese vehículo.

5. En casos de vehículos importados de otro Estado miembro del Espacio Económico Europeo durante un periodo de 30 días desde que se acepta la compra del vehículo apèsar de no tener matrícula española.

Por tanto, no se contemplan excepciones. No podemos dar de baja el seguro del coche. La única vía legal para poder dar de baja el seguro de un vehículo es hacerlo de forma temporal o definitiva.

¿A qué multas me enfrento si incumplo la legislación?

Si incumplimos tener un seguro nos enfrentamos a sanciones que oscilan entre los 601 euros y los 3.005 en función de la gravedad del perjuicio causado, del tiempo de ausencia del seguro y de la reiteración de la infracción.

La obligación de mantener vigentes los seguros de los coches aunque estén inutilizados es por si se producen daños a terceros.

Dar de baja temporal el seguro del coche

En el momento en el que un propietario da de baja de forma temporal su vehículo, se impide de forma total la circulación durante este periodo. De esta forma no tendrá que pagar el impuesto municipal de circulación, pero tampoco podrá mover el coche. Esta modalidad de bajas no tienen límite de tiempo establecido y pueden revertirse.

Una cuestión muy importante es que si damos de baja de forma temporal nuestro vehículo, no podremos dejarlo estacionado en la calle, puesto que para que sea legal tenerlo aparcado en la calle debe tener el seguro y la ITV en vigor. Por tanto si lo has dado de baja de forma temporal debes guardarlo en una propiedad privada.

La documentación necesaria para poder dar de baja un vehículo de forma temporal es la siguiente:

1. Solicitud oficial que podemos conseguir en las Jefaturas de Tráfico.

2. Documentos de identificación. En caso de ser el titular una persona física puede adjuntar cualquiera de los siguientes documentos: su DNI, el permiso de conducción español, la tarjeta de residencia, el pasaporte y el número de identificación de extranjeros. Las personas jurídicas deben adjuntar la tarjeta de identificación fiscal y la acreditación de la representación e identidad de la persona que firme.

En el caso de personas menores o incapacitados es necesaria la firma y los datos del padre, madre o tutor, su DNI y documento que acredite el concepto.

3. Debe presentar la documentación del vehículo.

4. Justificante de pago con datos de la tasa.
Dar de baja de forma temporal un vehículo tiene un coste de 8,50 euros.

Si damos de baja nuestro vehículo de forma temporal pero dentro de un tiempo queremos volver a darlo de alta, podemos hacerlo. Antes de volver a circular con él debemos pasar la ITV y tener el seguro. Volver a dar de alta un vehículo tiene un coste de 8,50 euros.

Dar de baja definitiva el coche

Existen cuestiones previas que tenemos que considerar antes de dar de baja de forma permanente nuestro vehículo. La más importante es que esta actuación es irreversible. No podemos dar marcha atrás. Se trata de un servicio gratuito.

Si queremos darlo de baja definitiva tenemos que llevarlo a un desguace o a un Centro Autorizado de Tratamiento de vehículos donde te entregarán el certificado de destrucción del vehículo y el justificante de la baja definitiva.

Cuando damos de baja de forma permanente nuestro vehículo debemos entregar junto al coche la documentación original: La ITV y el permiso de circulación.

¿Qué puedo hacer con el seguro durante la cuarentena?

Por tanto, ¿Cuál es la mejor opción durante esta cuarentena? Puedes darte de baja de forma temporal, pero recuerda, debes guardarlo en una propiedad privada y no hacer uso en ningún momento del vehículo. Ni para emergencias. O también tienes la opción durante este periodo de cambiar la modalidad de tu seguro por una opción más económica.

Si lo que quieres es quitar el seguro, en esta otra información te explicamos cómo dar de baja el seguro del coche.

Si quieres leer más noticias como Cómo dejar mi coche a punto para tenerlo parado muchos días, te recomendamos que entres en la categoría de Recambios y Mantenimiento.


AUTOR
gravatar
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies
Compartir
WhatsApp