>
Compartir
WhatsApp

Cómo superar una ruptura de una persona a la que quieres

Cómo superar una ruptura de una persona a la que quieres
NOTICIA de Jessica Pascual
17.09.2023 - 07:31h    Actualizado 17.09.2023 - 07:48h


Una ruptura amorosa, sea previsible o no, suele ser un momento difícil de sobrellevar. Tanto en relaciones de larga duración, como en aquellas de menor trayectoria. Dejar a tu pareja o que te dejen no es plato de buen gusto y menos aún cuando todavía quieres a esa persona. Pero la vida sigue. Y hay que saber pasar página para continuar. Siempre y cuando no hayas conseguido volver a enamorar a tu pareja tras una crisis o ruptura.

Para conseguirlo, hay una serie de aspectos y consejos a tener en cuenta que pueden ponerse en práctica para superar una ruptura de una persona a la que todavía quieres.

Lo primero, aceptar lo sucedido

Para superar una ruptura amorosa lo primero que hay que hacer es un ejercicio de reflexión que permita aceptar lo sucedido. Es decir, asumir que a partir de este momento la vida va a cambiar. Pero no tiene por qué ser ni para bien, ni para mal, solo que va a ser diferente.

La aceptación es fundamental para poder pasar página y continuar. Aunque al principio es doloroso, hay que intentar cambiar la mentalidad. Dejar atrás todos los planes de futuro, expectativas o recuerdos felices que tengas con esa persona, por otros nuevos.

No quiere decir que haya que desterrar el pasado, pero sí pasar página y dejar todo lo sucedido en el recuerdo. Lo habitual es darse un tiempo para experimentar el dolor y expulsar fuera todo lo que tienes guardado dentro. Este periodo es una de las etapas que hay que superar tras romper con la pareja y que supone la base para todo lo bueno que puede venir después.

Gestionar las emociones

Una ruptura de pareja es un huracán de emociones. Tanto si eres la persona que ha puesto fin a la relación, como si no, es inevitable sentir altibajos emocionales de forma constante, sobre todo si se trataba de una pareja con muchas experiencias y vivencias conjuntas.

Para llevarlo lo mejor posible, no hay que dejarse guiar por el momento. Tanto si la ruptura era anunciada, como si ha sido repentina, la ira, el rencor y los enfados hay que dejarlos a un lado. Y esto es algo que debe hacerse durante toda la etapa de aceptación.

La vida sigue y de nada sirven los arrebatos emocionales con esa persona. Si la situación se ha acabado, hay que dejar que se vaya y mantener las emociones bajo calma en la medida de lo posible. Contar hasta diez en los momentos de mayor enfado, practicar ejercicios de meditación, respiración o hasta yoga son algunos trucos que pueden ayudarte.

Limita el contacto con esa persona

Si se trata de una ruptura muy dolorosa, lo mejor es limitar al máximo el contacto con esa persona para no alimentar este dolor. La relación se ha acabado y no hay más que hablar. Para que el proceso de la ruptura no sea muy dañino emocionalmente, lo mejor es no veros ni tener ningún tipo de contacto.

Ni en persona, ni mediante redes sociales o por cualquier otra vía. Hay que dejar a esa persona en el baúl de los recuerdos y no tenerla presente en la vida diaria para poder superar la ruptura emocional.

Busca distracciones y nuevas rutinas

Esto es clave. Una vez superes la primera fase de reflexión y aceptación, en la que probablemente lo que más te apetezca sea estar solo pensando, hay que empezar a moverse. A retomar tu vida, tus hábitos y tus aficiones. Busca nuevas rutinas, propón planes e intenta distraerte, tanto solo como con amigos y seres queridos en la medida de lo posible.

Convivir con el dolor

El dolor está ahí y hay que convivir con él. Esta es una de las primeras cosas que hay que aprender tras una ruptura. La clave está en conseguir mentalizarse de ello y, aunque puedas tener momentos difíciles a lo largo del día, aprender a vivir con ello, dado que con el tiempo, acabará desapareciendo.

Busca apoyo en tus seres queridos

Es fundamental. Buscar apoyo tanto en familiares, seres queridos o incluso hasta en profesionales especializados que puedan ayudarte a sobrellevar la ruptura. Nada mejor que un buen chute de energía y positividad de la gente que te quiere para empezar esta etapa de tu vida.

No te descuides

Es fácil acabar descuidándose un poco tras una ruptura emocional. Desgana, tristeza o hasta ansiedad son síntomas que pueden experimentarse durante esta etapa. Pero es tan importante sentirse bien por dentro, como por fuera. Por ello, aunque al principio no tengas muchas ganas, hay que intentar sacar las fuerzas de donde sea para hacerlo. Este ejercicio te ayudará a aumentar el autoestima y a sentirte mejor.

Si quieres leer más noticias como Cómo superar una ruptura de una persona a la que quieres, te recomendamos que entres en la categoría de Sociedad.