Consejos a la hora de llevar el coche al taller


La coyuntura económica actual ha afectado de manera importante a las ventas de vehículos nuevos. Aparentemente, los ciudadanos están optando más por reparar sus vehículos frente a la compra de otros nuevos, lo cual ha podido ser la causa del incremento en cuanto a consultas y reclamaciones vivido en sector de talleres de reparación de vehículos sobre todo a finales del año pasado, cuando la CECU recogió casi 6.000 consultas y reclamaciones referidas a talleres de reparación de vehículos. Por lo que parece, esta tendencia continúa en líneas similares en los primeros meses de este 2008, más aún teniendo en cuenta que el pasado junio se hizo pública una caída de ventas de coches interanual superior al 30%.

Casacochecurro.com Se acercan las vacaciones de agosto y muchos usuarios aprovechan para revisar sus vehículos antes de salir de viaje, algo siempre recomendable. En este sentido, los problemas con el presupuesto, la garantía de las reparaciones, posibles daños mientras el vehículo está en el taller, la imposibilidad para el consumidor de ver las piezas que se han cambiado y disconformidades con la reparación o el precio final de la misma, suelen ser los más habituales.

En vista de las cuestiones más consultadas por los usuarios, CECU quiere indicar algunas cuestiones a tener en cuenta:

1. Siempre que deje el vehículo en el taller debe exigir un resguardo de depósito que será necesario para poder retirar el vehículo y responsabiliza al taller de los posibles daños que pueda sufrir el vehículo. El resguardo debe entregarse tanto si el vehículo se deja para la reparación como para hacer el presupuesto. En los casos en que exista presupuesto, éste, debidamente firmado por el taller y el usuario, hará las veces de resguardo de depósito.

2. Tiene derecho a que se le confeccione un presupuesto por escrito de la reparación que necesita, cuya validez será de doce días hábiles. Si su intención es solicitar varios presupuestos, tenga en cuenta que es posible que su elaboración tenga un coste, información que debe estar expuesta en algún lugar visible del establecimiento.

3. La factura es obligatoria y ha de estar debidamente desglosada, distinguiendo las piezas sustituidas y la mano de obra. Examine el aspecto exterior del vehículo antes de retirarlo y compruebe que no tiene más desperfectos que los anteriores. Una vez que el coche haya salido del taller será difícil reclamar por ellos.

4. Las piezas de repuesto han de ser nuevas y adecuadas al vehículo de que se trate. Si se le ha sustituido alguna tiene derecho a que le entreguen la vieja y puede solicitar conocer el origen de las que le hayan instalado. Existen piezas reconstruidas que permiten un ahorro a cambio de una calidad equivalente. Si se trata de piezas costosas, pregunte siempre por la garantía que otorgue el fabricante de la pieza, pues, además del precio, es una circunstancia importante a tener en cuenta.

5. La reparación tendrá una garantía mínima de 3 meses o 2000 kilómetros. Las piezas de repuesto, sin embargo, han de tener un periodo de garantía mínimo de dos años. Las reparaciones en garantía son completamente gratuitas: no acepte ningún cargo, como grúa o desplazamientos.

6. El taller puede cobrarle gastos de estancia cuando el cliente no se pronuncie sobre la aceptación del presupuesto o no retire el vehículo reparado dentro de los tres días siguientes a su comunicación. Para ello, es preciso que esta circunstancia esté expuesta mediante carteles y se mantenga el vehículo bajo custodia y en los locales del taller.

7. Muestre su preferencia por talleres que estén adheridos al Sistema Arbitral de Consumo, así como por los que pertenezcan a asociaciones empresariales. Puede resultarle una garantía adicional. Recuerde que, además, los talleres de reparación de automóviles están obligados a disponer de hojas de reclamaciones.

8. Todos los talleres han de exhibir al público una serie de información sobre los servicios que prestan y los precios que tienen establecidos. Quizá el más importante sea la placa exterior identificativa de que el establecimiento es un taller autorizado. Desconfíe si no dispone de estos carteles informativos.

La facturación de los talleres de coches supera los 7.500 millones

A pesar de que en los últimos años se ha acentuado la tendencia de concentración en el sector de reparación de automóviles, éste sigue mostrando una gran atomización, toda vez que las 45.000 empresas existentes operan a través de unos 51.000 establecimientos. Alrededor del 60% son talleres independientes, participación que tiende a disminuir en beneficio de las redes promovidas por fabricantes de componentes y distribuidores, así como de las cadenas autocentros y de mecánica rápida.

Según el estudio de DBK «Reparación de Automóviles», el volumen de negocio agregado de las empresas de reparación de automóviles ha venido experimentando un moderado crecimiento en los últimos años, con tasas de variación en el entorno del 3% anual. En 2007 el valor del mercado se situó en unos 7.525 millones de euros, un 3% más que en el año anterior, en el que se habían alcanzado los 7.305 millones de euros.

Las redes de talleres (incluyendo a las abanderadas por fabricantes y distribuidores de recambios y componentes y a las asociaciones de talleres independientes) concentraron la mayor parte de los ingresos, al facturar unos 3.000 millones de euros (alrededor del 40% del mercado total).

Los servicios oficiales de las marcas de automóviles, alcanzaron en 2007 una participación del 34% sobre el mercado total, mientras que los talleres independientes absorbieron el 17%, y las redes de mecánica rápida y autocentros facturaron unos 715 millones de euros, alcanzando una participación del 9,5% del mercado.

Las previsiones sobre la evolución del volumen de negocio del sector a corto y medio plazo apuntan a un crecimiento menor que el de los últimos ejercicios. Así, tanto para el cierre de 2008 como en 2009 se espera alcanzar tasas de variación de entre el 1% y el 2%, lo que daría lugar a una cifra de ingresos en el último año próxima a los 7.800 millones de euros.

La actual situación de contracción de la actividad económica favorecerá a los talleres no oficiales, que ofrecen a sus clientes precios inferiores a los de los concesionarios oficiales en las reparaciones, especialmente en servicios de chapa y pintura. La adversa coyuntura económica se reflejará también en un descenso del gasto en mejoras para los vehículos, que afectará especialmente a actividades como la instalación de navegadores y equipos audiovisuales, la frecuencia en las revisiones, la adquisición de complementos no necesarios o el tuning.

Estructura de la oferta
El sector se caracteriza por el alto grado de atomización de la oferta, contabilizándose a principios de 2008 en torno a 44.900 empresas gestoras de talleres, un 1,3% más que el año anterior. En cuanto a la distribución geográfica de estas empresas, es en Andalucía donde se concentra un mayor número de compañías, alrededor del 18% del total. A continuación se sitúan Cataluña, la Comunidad Valenciana y Madrid.

El número de talleres se situó cerca de 51.000 a principios de 2008. Se aprecia un crecimiento mayor en el número de talleres que en el de empresas gestoras, de modo que se puede observar un aumento del tamaño medio de las empresas. En enero de 2008 el ratio de talleres por empresa era de 1,14.

En torno al 60% del total son talleres independientes, si bien en los últimos años se aprecia un aumento del peso de las cadenas de mecánica rápida y autocentros, así como otro tipo de redes promovidas por fabricantes de automóviles y de componentes, o por distribuidores de los mismos.

El grado de concentración de la oferta continúa siendo muy bajo, reuniendo las diez primeras redes, excluyendo a las vinculadas a fabricantes de automóviles, alrededor del 26% del volumen de negocio sectorial.

Aumentan las reparaciones de coches y el importe medio

La caída de las ventas de vehículos nuevos y la supresión del Plan Prever, que suponía un incentivo alentador para el cambio de coche, están propiciando un envejecimiento progresivo del parque automovilístico, obligando al usuario a extremar el mantenimiento de su vehículo y realizar las reparaciones necesarias para conservarlo en buen estado. Así, el volumen de reparaciones de automóviles se incrementó en casi un 3% hasta noviembre, según datos de la empresa de valoración de siniestros Audatex España. Por otro lado, el importe de las reparaciones aumentó un 5,6% hasta noviembre, debido, en parte, al mayor componente tecnológico que incorporan los últimos modelos, lo que ha encarecido necesariamente su mantenimiento y mano de obra. Esta tendencia continuará previsiblemente en los próximos años conforme el vehículo vaya ganando en equipamiento tecnológico y exigiendo, por tanto, una mano de obra más profesionalizada.

¿Por qué más reparaciones? El análisis de Audatex –elaborado a partir del estudio de cerca de 4 millones de valoraciones de más de un millar de modelos de 55 marcas, lo que representa el 99% del mercado de turismos y todoterrenos, además de motos y vehículos industriales– confirma que la pérdida de poder adquisitivo de las familias españolas y las restricciones crediticias están llevando a muchos automovilistas a posponer la adquisición de un coche nuevo y «alargar» la vida de su viejo utilitario a la espera de un entorno económico menos incierto.

De esta forma, si bien la demanda de vehículos nuevos acumula un retroceso de casi el 26% hasta noviembre, lo cierto es que cada vez son más los usuarios que acuden al taller para dar un repaso general a su vehículo, prepararlo para pasar la ITV o hacerle una adecuada puesta a punto que le permita conservarlo el mayor tiempo posible.

Según Audatex, el incremento del número de reparaciones guarda una correlación directa con el crecimiento del parque circulante de turismos, que este año aumentará en una cifra neta de 700.000 turismos, hasta situarse en torno a los 22,4 millones de vehículos. Asimismo, otro de los factores que está influyendo directamente en el volumen de reparaciones es el flujo de circulación de coches, favorecido en estos últimos meses por la bajada de la cotización del Brent y la moderación del precio del carburante.

Soria y Zamora, a la cabeza
Por provincias, el Top 10 de localidades donde el volumen de reparaciones aumentó en mayor medida hasta noviembre fueron, por este orden, Soria (+14,5%); Zamora, (+13,1%); Madrid (+9,5%); Jaén (+8,1%); Segovia (+7,4%); Teruel (+6%); Sevilla (+5,9%); Ávila (+5,8%); Barcelona (+5,1%) y Almería (+4,9%).

Por el contrario, las diez provincias que experimentaron una mayor caída en su cifra de reparaciones durante el presente año fueron, por este orden, Álava (-8,4%); Zaragoza (-6,5%); León (-4,7%); Guadalajara (-3,8%); Asturias (-3,1%); Alicante (-3%); Córdoba (-2,4%); La Rioja (-2,3%); Lugo (-2,1%) y Málaga (-1,48%).

Una de cada tres visitas al taller sale por más de 600 euros

Las reparaciones de coches en el taller más caras ganan terreno a las más económicas. Si el 60% de las reparaciones de coche cuesta menos de 600 euros, una de cada cinco (21%) cuestan entre 600 y 1.200 euros y cerca del 15% alcanzan los 3.000 euros de factura. El cambio hacia seguros con franquicia lleva a rentabilizar al máximo la visita al taller.

El 58,7% de las reparaciones de automóviles que se practican en los talleres españoles salen por un precio inferior a los 600 euros y casi la mitad de estas intervenciones ronda los 300 euros, según el estudio ‘Costes de reparación: vehículos de cuatro ruedas’ de Audatex España, compañía especializada en soluciones y servicios de valoración de siniestros.

No obstante, este estudio — elaborado a partir del análisis de más de 4 millones de valoraciones de más de un millar de modelos de 63 marcas, lo que representa el 99% del mercado de turismos, todoterrenos y vehículos industriales- revela que el volumen de reparaciones que se mueven por debajo de los 600 euros se redujo en un 1,8%, mientras que las superiores a este importe aumentaron un 8,7%.

Esta caída de la cifra de reparaciones «más económicas» puede responder a un cambio de tendencia hacia la contratación de seguros a todo riesgo con franquicia, que obliga al usuario a pagar entre 100 y 300 euros cada vez que acude al taller, con independencia del daño ocasionado, lo que le lleva a concentrar varias reparaciones en una sola visita para tratar de rentabilizarla al máximo.

Distribución de reparaciones de automóviles por tramos de precio

Años
2008

2009

% 2009/08

Menos de 600 euros61,19%58,73%-1,8%
Más de 600 euros38,81%41,27%+8,7%

Asimismo, este retroceso de las reparaciones de menor cuantía responde a la ralentización de la siniestralidad leve, derivada de la entrada en vigor del carné por puntos, así como del menor uso que los ciudadanos han hecho de sus vehículos como solución de ahorro frente a la crisis durante la primera mitad del año.

Las reparaciones «más caras» ganan peso

Por otro lado, el estudio de Audatex pone de manifiesto cómo las reparaciones de mayor coste van ganando terreno progresivamente a las más económicas. Así, el 21% de las que se realizan en los talleres y concesionarios de nuestro país tienen un coste entre 600 y 1.200 euros y cerca del 15% alcanzan la cifra de los 3.000 euros, lo que supone un incremento del 6,4% y 12%, respectivamente, con respecto al año anterior.

En los intervalos de precio más caros -por encima de los 3.000 euros (medio millón de las antiguas pesetas)- apenas se sitúan un 6% del total de reparaciones que se practican en España. Así, sólo el 3,6% de las intervenciones realizadas en automóviles durante el presente año rondaron los 6.000 euros, porcentaje que baja hasta el 1,6% en el caso de las intervenciones valoradas en 15.000 euros.

En línea con lo anterior, el estudio de Audatex llama la atención sobre el fuerte incremento experimentado por las reparaciones situadas en estos dos precios, hasta el punto de aumentar en un 9,2% y 7,2%, respectivamente, durante el último año.

Según Audatex, este incremento de las reparaciones «más caras» responde, en parte, al mayor componente tecnológico que incorporan los últimos modelos y que ha encarecido necesariamente su mantenimiento y mano de obra, tendencia que continuará en los próximos años conforme el vehículo vaya ganando en equipamiento tecnológico y exigiendo, por tanto, una mano de obra más profesionalizada.

Las reparaciones en garantía siempre deben ser realizadas en un taller oficial

Ante la aparición en los medios de comunicación de informaciones y publicidad en la que se informa de que se pueden realizar los servicios de mantenimiento de coches en cualquier taller sin que afecte a la garantía del vehículo, la Asociación Nacional de Importadores de Automóviles, Camiones, Autobuses y Motocicletas (Aniacam) recuerda que en el caso de las reparaciones en garantía, éstas siempre deben hacerse en la red autorizada por el fabricante.

Aniacam ha puntualizado que estos mensajes pueden inducir a error ya que no se trata de todo tipo de reparaciones. El pasado mes de mayo, la Comisión Europea aprobó el nuevo Reglamento de distribución de automóviles (que ha entrado en vigor el 1 de junio para la postventa) pero no modifica para nada todo lo concerniente a las reparaciones en garantía para los vehículos.

Sin embargo, y ante la posibilidad de que estas informaciones puedan inducir a algún error de interpretación por parte del consumidor, ANIACAM recuerda que las reparaciones en garantía deben hacerse siempre y sólo pueden hacerse en un taller de la red autorizada por el fabricante o donde éste diga ya que son completamente gratuitas para el usuario.

Llevar el coche al taller es cada vez más caro

El 15% de las reparaciones de automóviles que se realizan en los talleres españoles se mueven en una horquilla de entre 1.200 y 3.000 euros. Y es que, a pesar de que los pasos por el taller han caído y los usuarios apuran al máximo el vehículo antes de llevarlo a reparar, lo cierto es que el número de valoraciones en torno al millón de las antiguas pesetas creció un 12% en este último año, según el estudio «El Coste de Reparar» elaborado por Audatex España, compañía especializada en soluciones y servicios de valoración de siniestros.

El informe -elaborado a partir del análisis de más de 4 millones de valoraciones de más de un millar de modelos de 63 marcas, lo que representa el 99% del mercado de turismos, todoterrenos y vehículos industriales- atribuye este incremento de las reparaciones «más caras» al mayor componente tecnológico que incorporan los últimos modelos, lo que ha encarecido su mantenimiento y mano de obra.

Así, el informe de Audatex muestra que las reparaciones entre los 3.000 y los 6.000 euros representan el 6% del total de las valoraciones que se practican en España, mientras que las que superan los 6.000 euros suponen el 3,6%. Las intervenciones en taller situadas en una horquilla de precios entre 6.000 y los 15.000 euros concentran tan solo el 1,6% de las reparaciones practicadas en nuestro país.

Las reparaciones más económicas pierden fuelle

Por el contrario, el estudio de Audatex pone de manifiesto cómo las reparaciones de menor coste van perdiendo fuelle ante las más caras, hasta el punto de que aquéllas que se mueven por encima de los 600 euros aumentaron en un 8,7%, mientras que las inferiores a este importe se redujeron en un 1,8%.

En opinión de la firma de valoración, esta caída de las reparaciones «más económicas» puede responder a un cambio de tendencia hacia la contratación de seguros a todo riesgo con franquicia, así como a la ralentización de la siniestralidad leve, gracias a la entrada en vigor del carné por puntos, las políticas de concienciación de la DGT y al menor uso de los vehículos como solución de ahorro frente a la crisis.

¿Ir al taller? No será para reparar golpes con daños de chapa y pintura

Los conductores retrasamos cada vez más la visita al taller para reparar daños de chapa y pintura. Esta actitud motivada por la crisis ha provocado que en los últimos 3 años el precio medio de las reparaciones en taller hayan visto reducida su cantidad un 5%, pasando de 1.015 a 964 euros en 2013.

Según el estudio “Análisis DAFO de la Posventa”, elaborado por la consultora experta en siniestros Audatex sobre más de 4,2 millones de valoraciones de siniestros de vehículos en toda España, las reparaciones leves de chapa y pintura que no superan los 1.200 euros y que representan el 77% del total de la carga de trabajo de los talleres son la causa principal del descenso del precio medio de la reparación en taller. Este menor coste de las reparaciones no se debe a un drástico ajuste en el precio de la mano de obra por la crisis, que desde 2010 experimentó un tímido ascenso del 0,6%, situándose en 36,3 euros.

El análisis muestra cómo la situación económica que arrastra el sector posventa desde que estalló la crisis está lastrando su rentabilidad, con un desplome sin precedentes de la facturación, que se deja el 21% en los últimos tres años, un ritmo de descenso superior incluso a la propia caída del volumen de las reparaciones (-19%), lo que corrobora que son las reparaciones de mayor importe, es decir, la de vehículos jóvenes, las que más escasean.

Estas cifras comprometen en buena medida el futuro de los talleres, donde el grueso de la facturación (el 61% del total) se concentra sólo en una pequeña parte de la carga de trabajo (23%) o, lo que es lo mismo, en los vehículos más jóvenes que ahora escasean. En la actualidad, cerca de la mitad de los coches que circulan por las carreteras españolas rondan los diez años de antigüedad, por lo que es previsible un descenso de esos porcentajes en paralelo al creciente envejecimiento del parque.

Los coches con más de 10 años son los que menos van al taller
Y es que en contra de la creencia generalizada, un vehículo de más de diez años visita menos el taller que uno joven ya que por lo general su valor venal no compensa el precio de la reparación. Además, no debemos olvidar que la cobertura del seguro es menor por lo que se limita su paso por el taller a lo imprescindible. Su menor rodaje provoca también un menor desgaste y disminuye el riesgo de accidente.

Según el responsable de Ventas, Fabricantes y Asociaciones de Audatex, José Luis Gata, “la mejora de la competitividad de los talleres no puede venir sólo del precio o de un ajuste en el precio/hora de la mano de obra, sino de atraer las reparaciones más costosas y que mueven más recambios. Estas son el verdadero yacimiento de ingresos del taller y se llevan a cabo generalmente en vehículos más jóvenes”.

Si quieres leer más noticias como Consejos a la hora de llevar el coche al taller, te recomendamos que entres en la categoría de Recambios y Mantenimiento.


AUTOR
gravatar
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies
Compartir
WhatsApp