Diez consejos para elegir la ubicación de su negocio

Diez consejos para elegir la ubicación de su negocio
NOTICIA de Javi Navarro
08.07.2008 - 19:23h    Actualizado 08.04.2021 - 08:10h

A la hora de abrir un nuevo negocio, uno de los aspectos más relevantes que deberemos considerar es la elección de la ubicación más idónea. Esta es una decisión vital que viene además acompañada de un importante desembolso económico así como de la adquisición de compromisos a largo plazo. Y un emplazamiento equivocado puede arruinar un potencial buen negocio.


Sin embargo, en muchas ocasiones este factor se deja poco menos que al azar o se basa en la simple intuición. Experian, compañía especializada en herramientas de gestión y análisis de información, explica cómo es posible acertar con la ubicación idónea utilizando técnicas de micro-marketing, geo-marketing y análisis espacial.

1. Analizar quién es nuestro público objetivo

Cómo son y cuántos, dónde están, cuál será su probable evolución … en definitiva conocer nuestro mercado potencial presente y futuro. Conoceremos así el perfil sociodemográfico, hábitos, estilos de vida y pautas de consumo de nuestros clientes y gracias a técnicas de geomarketing podremos además localizarlos geográficamente.

2. Fijar nuestros objetivos comerciales

Es decir, si estamos pensando en un único establecimiento o en montar una cadena, si vamos a vender sólo en un área concreta o en varias, si lo haremos a nivel nacional o internacional. Una ver fijados nuestros objetivos, ya estaremos en disposición de desarrollar nuestra política de expansión. Un exhaustivo conocimiento geo-demográfico del territorio nos permitirá entonces valorar de forma más ajustada nuestro potencial crecimiento futuro, detectando posibles áreas de expansión y nichos de mercado.

3. Identificar el peso específico de la ubicación en nuestro modelo de negocio

Conocer la influencia de la ubicación en el éxito del negocio es básico a la hora de decidir el presupuesto a invertir en ella. No es lo mismo una compañía cuyas oficinas apenas reciben clientes (pensemos por ejemplo en una agencia de seguros), que, digamos, una tienda de moda, en la que la que la propia ubicación será probablemente generadora de nuevo negocio.

4. Definir un tipo de local coherente con nuestra estrategia comercial

Es decir, entre lo que el negocio es o quiere ser y la ubicación escogida. Una empresa con fuerte posicionamiento deberá invertir en la mejor zona para luego crecer con nuevos establecimientos. Para una pequeña tienda familiar es diferente: puede suplir la inversión en una zona cara y mejor situada por un emplazamiento más económico y un trato altamente personalizado a sus clientes. Eso sí, cuanto peor sea la ubicación, necesitaremos más tiempo para alcanzar el break even.

Una vez que hayamos seleccionado algunas posibles ubicaciones para nuestro negocio, los aspectos que deberemos tener en cuenta a la hora de valorar su potencial serán:

5. Las características del local

Las condiciones económicas de compra o alquiler, visibilidad, metros de escaparate, chaflanes, anchura de la calle y la adecuación entre el inmueble, su entorno y la imagen del propio negocio.

6. Su área de influencia

O, lo que es lo mismo, el radio de atracción que tendrá nuestro negocio en la ubicación seleccionada, analizando la presencia de posibles competidores en la zona, o bien de negocios complementarios a nuestro propio establecimiento, la concentración de empresas, la actividad económica que se desarrolla en ella, las posibilidades de expansión de la zona … Todos estos factores pueden ejercer una influencia positiva o negativa en nuestro negocio

7. El perfil de los residentes en la zona

Comprobando que se corresponde con nuestro perfil de cliente, asegurando así la viabilidad del negocio. Este análisis nos permitirá también adecuar nuestros servicios a las necesidades, costumbres y hábitos de nuestros clientes potenciales.

8. Variables generadoras de tráfico

Como la proximidad de lugares de ocio (museos, teatros, cines, gimnasios, ..), espacios o locales atractivos para el turismo (hoteles, restaurantes), o cualquier otro centro susceptible de generar tráfico hacia la zona seleccionada.

9. Comunicaciones y accesos

Medios de transporte público (autobuses, metro, red de cercanías) y accesos (autopistas, carreteras, barreras naturales, parking) a la ubicación candidata, puesto que influirán directamente en el tráfico de personas hacia nuestro local.

10. Tránsito en la zona

Nuestro establecimiento probablemente reciba visitas de las personas residentes en la zona, y también de aquellas personas que transitan por ella. El análisis de tránsito permite sabe quiénes pasan por delante de nuestro negocio, a qué horas lo hacen y con qué motivo. La unión de esta información a las características socio-demográficas y tipológicas de estos transeúntes nos permitirá diseñar estrategias atractivas que los conviertan en visitantes. Como sentencia Ramón Sánchez-bayton, Director General de Experian Business Strategies “a la hora de decidir la correcta ubicación de un negocio nunca debemos guiarnos por la intuición. Cuanta mayor información tengamos acerca de los clientes, de las características del entorno del punto de venta potencial y de las personas que lo habitan y transitan, habrá más posibilidades de éxito. Y para ello hay que considerar las técnicas de micromarketing y geomarketing como nuestras mejores aliadas”.

Algoritmos para ubicar negocios

Un grupo de investigadores de la Universidad de Almería (UAL) ha diseñado y resuelto nuevos modelos matemáticos que permitirán decidir cuál es el mejor lugar para ubicar geográficamente uno o más servicios, ya sea un centro comercial, una estación de bomberos o una planta de tratamiento de residuos. El objeto de estudio de este proyecto, incentivado por la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia, parte de la Teoría de la Optimización Global, que tiene por objetivo encontrar el óptimo global, es decir, el mejor resultado entre todas las alternativas posibles. Los investigadores han elaborado nuevos algoritmos que permiten resolver los problemas de localización de uno o varios centros con demanda inelástica, conocida y fija.

La directora del proyecto, Pilar Martínez, lo explica: “Cuando un nuevo centro tiene que competir con otros ya existentes que ofrecen el mismo producto, lo habitual es que los consumidores elijan aquel que está más cerca. En este caso, la cuota de mercado captada es el objetivo a maximizar. Los trabajos realizados hasta la fecha suponen, además, que la demanda es inelástica: yo, como cliente, siempre iré al centro comercial más cercano. Sin embargo, los estudios sobre demanda variable, o elástica, son prácticamente inexistentes ya que esta variable no se había tenido en cuenta hasta ahora. Los nuevos modelos matemáticos no sólo consideran este tipo de demanda, sino que introducen una nueva variable: la calidad. De esta forma, el abanico de opciones se amplía. En estos algoritmos, el cliente se guía por la cercanía pero también por la calidad que le ofrece. Podría irse más lejos si es mejor la calidad”.

Mapa con chinchetasOtro de los problemas resueltos es el de los centros (semi) repulsivos: aquellos que ofrecen un servicio necesario para la comunidad o son considerados atractivos por algunos clientes pero que, al mismo tiempo, tienen un efecto no deseado para las personas afectadas. Por ejemplo, un vertedero. El grupo de investigación ha diseñado un nuevo algoritmo multiobjetivo/multicriterio que considera varios factores para definir la localización de un nuevo centro. “La complejidad de esta cuestión radica en que no sólo hay que optimizar una función (los daños) sino dos; por ejemplo, el coste asociado a la distancia: cuanto más lejos esté el vertedero, el gasto en gasolina será mayor. Así que hay que minimizar gastos y costes a la vez que los daños, lo que significa que el conjunto de soluciones, el número de óptimos, aumenta considerablemente ya que no hay una única solución, sino todo un conjunto de soluciones no dominadas”, añade la profesora de la UAL. “En este caso, el problema también se ha resuelto con algoritmos Branch and Bound, es decir, de ramificación y acotación”, matiza.

Estos expertos también han logrado resolver el problema de la localización competitiva del modelo líder-seguidor. En él, una firma (el líder) elige dónde se va a ubicar teniendo en cuenta que, más adelante, otra empresa (el seguidor) reaccionará y escogerá sus propias localizaciones. Según la investigadora, “esta cuestión se ha estudiado en casos muy particulares debido a la enorme dificultad para obtener ubicaciones que optimicen el beneficio después de que los futuros competidores entren en el mercado. Hasta ahora, esta ecuación no se había podido resolver mediante métodos determinísticos, que son aquellos que requieren cierto conocimiento de la estructura matemática del problema y que presentan una garantía de que se ha encontrado el óptimo. Una novedad añadida al problema es que hemos introducido la variable de la demanda inelástica”.

Junto a los algoritmos determinísticos, los expertos han aplicado los heurísticos, los que están basados en generaciones aleatorias de puntos de prueba y que, a priori, no necesitan conocimientos del modelo matemático del problema aunque no garantizan su convergencia hacia la mejor solución. “La combinación de ambos métodos, aplicados a distintos modelos y problemas de localización es una de las novedades del proyecto”, afirma la investigadora.

La fase final del proyecto incluye la paralelización de los algoritmos. Así lo explica la profesora de la UAL: “La paralelización consiste en la ejecución de un programa o proceso en múltiples procesadores con el objetivo de acelerar el tiempo de respuesta o resolver problemas de mayor amplitud.

Vamos a diseñar estrategias eficientes de paralelización para aplicarlas a los algoritmos determinísticos y metaheurísticos, con un posterior análisis de su rendimiento”.

Los resultados del estudio, a punto de concluir tras tres años de trabajo, se difundirán a través de artículos científicos en revistas especializadas -journal of Global Optimization, Journal of Metaheuristics, Computers and Operations Research, Computational Optimization and Applications, Evolutionary Computation, Supercomputing, etc.- y congresos internacionales como el International Workshop in Global Optimization, Parallel Computing, European Conference on Operational Research.

A nivel de transferencia de tecnología, indica Martínez, “intentaremos buscar empresas interesadas en la aplicación específica de los diferentes problemas de localización o a las que se les puedan presentar problemas de este tipo. En cuanto a los servicios no deseados, nos pondremos en contacto con las administraciones públicas, en particular con algunas consejerías como la de Medio Ambiente, para tener la posibilidad de aplicar nuestro producto a cuestiones reales”.

Los beneficios del geomarketing para las pymes

¿Qué es el geomárketing? El geomárketing permite analizar las costumbres de consumo y comportamiento comercial de los posibles clientes y estudia las zonas similares a las ubicaciones más rentables de una ciudad. Esta técnica permite desarrollar y expandir el modelo de franquicia en las zonas geográficas donde se concentra el mayor número de clientes potenciales para la empresa, teniendo en cuenta también el número de establecimientos de la competencia y la distancia entre los puntos de venta de negocios similares, entre otros factores.

La correcta ubicación geográfica de una franquicia es fundamental en su modelo de negocio, así como en su estrategia de apertura y rentabilidad. Con esta premisa, Enrique Barrera, consultor de Arvato Service (empresa de soluciones globales de marketing relacional y servicios logísticos) ha abierto la jornada “El geomarketing como soporte a la toma de decisiones en el entorno de las franquicias”, organizada por la Cámara de Comercio de Madrid, en el marco de su programa Madrid Franquicia.

Este seminario ha tenido un doble objetivo. Por un lado, mostrar a las franquicias los beneficios de incorporar el geomarketing en su estrategia de negocio y, por otro lado, abordar cuestiones vitales para analizar la perspectiva de un negocio, como las zonas en donde se debe centrar la expansión de una franquicia, conocer el perfil de sus consumidores, tener en cuenta la ubicación de otros establecimientos de la competencia o analizar las ventas que se podrían obtener con una nueva apertura.

El geomarketing analiza los lugares que presentan altas concentraciones del perfil del consumidor, estudiando sus costumbres de consumo y su comportamiento comercial, para realizar después una búsqueda de zonas similares a las ubicaciones más rentables. “El área de atracción comercial determinará cual es el mercado al que podemos acceder y el potencial real del negocio”, ha explicado el consultor de Arvato Services.

Gracias al geomarkentig, poco conocido entre las pymes de la región y utilizado principalmente por entidades bancarias, cadenas de alimentación y redes de agencias (de viajes, etc), las franquicias madrileñas disponen de una herramienta que les permite desarrollar y expandir su modelo de franquicia con mayores posibilidades de éxito.

De ahí la necesidad del geomarketing, que basa sus resultados en aportar información útil al proceso de toma de decisiones de una empresa, apoyándose para ello en la variable geográfica. Entre sus principales beneficios destacan un mayor conocimiento de mercados y focalizar recursos en determinados segmentos; identificar puntos de venta, clientes, competencia; determinar el área de influencia para precisar la población a la cual se está cubriendo; responder a preguntas como ¿dónde se podría localizar una nueva sucursal?, ¿dónde dirigir una campaña publicitaria?; analizar el potencial de mercado (domicilios por rango de ingresos) y añadir valor al proceso de marketing directo o de atención al cliente.

Si quieres leer más noticias como Diez consejos para elegir la ubicación de su negocio, te recomendamos que entres en la categoría de Autónomos.


WhatsApp Casacochecurro



MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >