En qué se diferencia el nuevo subsidio por desempleo que entra en vigor en noviembre

Oficina SEPE empleo
NOTICIA de Jessica Pascual
20.05.2024 - 10:46h    Actualizado 24.05.2024 - 11:05h

Suben las cuantías, se abre las puertas a la posibilidad de cobrar el paro y trabajar a la vez, se amplían los colectivos beneficiarios y se agilizan los trámites para solicitarlo. Estas son algunas de las novedades más sonadas de la reforma del subsidio por desempleo y que generan dudas y preguntas entre los actuales y los posibles futuros beneficiarios de esta prestación.

Francisco Palomares, abogado de Le Morne Brabant Abogados, explica que esta reforma, fruto de un acuerdo entre el Ministerio de Trabajo y los sindicatos, que se ha sacado adelante sin la patronal, busca “incrementar la protección entre los colectivos más desfavorecidos, y, en general, agilizar los procesos mediante la flexibilización de la norma”. Para ello, se han acordado una serie de cambios y novedades en el funcionamiento de este subsidio que, según explica Palomares, no entrará en vigor hasta el mes de noviembre de 2024.

Principales novedades de la reforma del subsidio por desempleo

La reforma del subsidio por desempleo es una transformación de la normativa actual que introduce novedades y aumenta las cuantías, aspecto que es uno de los que mayor interés suscita entre los beneficiarios, como las siguientes cuestiones que se plantean. En esta otra información puedes consultar quiénes pueden cobrar el nuevo subsidio por desempleo a la vez que trabajan.

Diferencias entre subsidio por desempleo y paro

Palomares desgrana cuáles son las principales diferencias entre ambas prestaciones. Por un lado, explica, este nuevo subsidio por desempleo es una prestación no contributiva que los usuarios pueden pedir a modo de ayuda cuando se les acaba el paro. Aunque también está al alcance de aquellas personas que no han cotizado lo suficiente para cobrar la prestación por desempleo o cuando el solicitante tiene 52 años o más.

Por otra parte, el paro es la cantidad de dinero que cobran las personas que se quedan sin trabajo en función del periodo cotizado. Su duración máxima es de dos años y la mínima es de cuatro meses.

Lo que suben las cuantías del subsidio

El experto abogado explica que a partir del próximo mes de noviembre, la cuantía a percibir por este nuevo subsidio aumenta en un 15 %. Es decir, que en euros, el importe de dinero pasa de los 480 actuales hasta los 570 euros durante los seis primeros meses.

Una cantidad que disminuye progresivamente con el paso de los meses para incentivar la búsqueda de empleo. De tal manera que esta cantidad inicial baja hasta los 540 euros durante los seis siguientes meses y se queda en 480 durante el resto del periodo que se cobre este subsidio. Se convierte así en el nuevo subsidio de 570 euros tras la reforma del Gobierno.

Otra de las novedades es que se incrementa del 80 al 95 % la cantidad del subsidio por desempleo. Una transformación que se calcula según el IPREM, sumando los ingresos de todos los miembros que compongan la unidad familiar. Aunque este dato también puede consultarse a través de la casilla 455 de la Renta para las familias unipersonales y mediate la casilla 465 para las familias de más de un miembro.

Agilidad en los trámites

Se elimina el mes de espera de los beneficiarios del paro que agotan esta ayuda y quieren pedir el subsidio. Con este cambio, el pago de esta nueva ayuda será inmediato tras el momento en el que se solicite. Y se amplía también el periodo para solicitarlo.

Cobrar el paro y trabajar a la vez

El paro se podrá compaginar con un trabajo a partir de 2025 si se cobra menos de 1.350 euros al mes. Esta es la gran novedad, aunque respecto a la posibilidad de trabajar y cobrar el paro a la vez, tiene matices, detalla Palomares. Solamente se podrá en ciertas circunstancias. En concreto, a partir de los 13 meses de cobro y en el caso de que se esté percibiendo a niveles mínimos en cuanto a cantidad, si el solicitante consigue un empleo a tiempo parcial, explica el abogado de Le Morne. De esta manera, se pretende aumentar los ingresos del solicitante e incentivar su incorporación al mercado laboral.

Aunque la cuantía de la prestación en estos casos es menor, indica Palomares. Cómo único requisito, el SEPE establece el mantenimiento de la demanda de empleo para acogerse a esta posibilidad.

Nuevos colectivos beneficiarios

Además de estas novedades, se abre las puertas a que más colectivos puedan solicitar el subsidio. Entre ellos, las víctimas de violencia de género podrán acceder a un subsidio sin haber tenido que trabajar de forma previa. Una ayuda que será compatible con otro tipo de prestaciones y cuya cantidad será la misma que los nuevos importes del subsidio por desempleo. Podrán pedirla a partir de los 16 años.

De manera adicional, los emigrantes retornados a España procedentes de la órbita extracomunitaria, podrán pedir el subsidio. Pero solamente si cumplen determinados requisitos, como haber trabajado un mínimo de 12 meses en los últimos seis años desde su saluda de España. Y que se haya efectuado en países no pertenecientes al Espacio Económico Europeo o Suiza. Para ser beneficiario, explica el abogado, además, este beneficiario no puede tener rentas superiores al 75 % del SMI, excluida la parte proporcional a las dos pagas extraordinarias.

También se permite el acceso a este subsidio a las personas con cotizaciones insuficientes que no tengan responsabilidades familiares. Y se reconocerá el derecho al subsidio asistencial por desempleo para trabajadores eventuales agrarios y trabajadores transfronterizos de Ceuta y Melilla.



WhatsApp Casacochecurro