>
Compartir
WhatsApp

La DGT endurece las pruebas para renovar el carnet de conducir de los mayores de 65

La DGT endurece las pruebas para renovar el carnet de conducir de los mayores de 65
NOTICIA de Jessica Pascual
09.05.2023 - 14:28h    Actualizado 09.05.2023 - 14:28h


La Dirección General de Tráfico introduce novedades en la normativa que afectan a los conductores más longevos. Además de reducir los tiempos sobre cada cuánto hay que renovar el carnet de conducir para los mayores de 65, la entidad endurece las pruebas psicotécnicas que deben superar para obtener el visto bueno. El objetivo es garantizar la seguridad vial en la carretera, tanto para los mayores de 65 años, como para el resto de pasajeros de la vía.

Nueva normativa para los conductores más mayores

El endurecimiento de estas pruebas psicotécnicas, además de la reducción de los tiempos para renovar el carnet de conducir, son medidas que llegan para ofrecer una mayor protección en la Seguridad Vial. Los datos señalan como el 30 % de los fallecidos en accidentes de tráfico en la Unión Europea son mayores de 65 años y, por ello, desde los organismos oficiales toman medidas específicas para reducir estas cifras de siniestralidad.

Aunque la experiencia es un grado en muchos aspectos de la vida, en la conducción no resulta nada favorecedor. Pérdida de audición, de movilidad, de capacidad de reacción, de vista o la aparición de enfermedades repercuten de manera directa en la conducción.

Cambios en las pruebas psicotécnicas

Por todo ello, las pruebas psicotécnicas y médicas que tienen que superar las personas más mayores de 65 años y, con especial hincapié, las mayores de 70 años, son más exigentes se centran en asegurarse de que el conductor sigue teniendo buenas capacidades para conducir. Y, sobre todo, que no se ve limitado por ninguna de las siguientes patologías o circunstancias:

  • Problemas de rigidez en las articulaciones o en los músculos, que puede disminuir su capacidad de reacción o movilidad para estar alerta ante cualquier circunstancia en la carretera.
  • Disminución en la falta de reacción o en los reflejos, que puede ser mortal en carretera.
  • Tener problemas de visión que no permitan leer los carteles o identificar objetos en la vía, tanto de noche, como con la luz de día.
  • No oír bien, lo que puede provocar un accidente o avería grave al no detectar ruidos que pueda emitir el motor o el aviso de otro vehículo mediante el claxon.
  • No tener la capacidad de estar atento a varias situaciones al mismo tiempo en carretera, como a la conducción del vehículo y a lo que sucede en el exterior.
  • Tener problemas para conducir por determinadas zonas que sean desconocidas, tengan mucho tráfico o que generen una situación de estrés.
  • Personas con una mayor propensión a la fatiga durante la conducción.
  • Dificultad a la hora de conducir con fenómenos meteorológicos adversos, como lluvia, niebla o nieve.

Enfermedades que no permiten renovar el carnet

De manera adicional a este endurecimiento de las pruebas, los médicos siguen teniendo a mano el listado de enfermedades que incapacitan a las personas para seguir conduciendo. Son las siguientes:

  • Dolencias cardíacas como las arritmias, tener un marcapasos o haber sufrido un infarto.
  • Enfermedades respiratorias o crónicas, como Alzheimer o Parkinson.
  • Trastornos psiquiátricos, como depresión, TDH, trastorno obsesivo-compulsivo y hasta algunas afecciones degenerativas.

Si quieres leer más noticias como La DGT endurece las pruebas para renovar el carnet de conducir de los mayores de 65, te recomendamos que entres en la categoría de Tráfico.