Oratoria para directivos, el arte de convencer


Javier Reyero, periodista y socio consultor de Assetmedia, enfatiza en la necesidad de formar a los directivos en el arte de la oratoria: «el miedo a hablar en público convierte la comunicación en un verdadero problema para algunos directivos. El miedo nunca desaparece, pero se puede racionalizar y superar con la adquisición de técnicas, que permiten al orador controlar el discurso y eludir los errores más frecuentes. Estas técnicas son las que hay que trabajar». Ahora, hay un programa que combina las técnicas más innovadoras de oratoria y elaboración de presentaciones de alto impacto para directivos, con un entrenamiento individual personalizado.

26 junio / Casacochecurro.com La consultora tatum ha presentado junto al periodista y experto en comunicación, Javier Reyero, su nuevo Programa de Comunicación Directiva. El programa consta de tres módulos que, por un lado, aúnan técnicas de oratoria con claves para realizar presentaciones que impacten a la audiencia. Además, se complementa con un acompañamiento individualizado, en el que se entrenan todos los conceptos trabajados en los talleres, con sesiones personalizadas, asesoramiento en intervenciones y presentaciones, intervenciones reales en foros, así como un análisis pormenorizado de los resultados.

Hablar para convencer

En el primer módulo del programa, se trabajan claves fundamentales para lograr intervenciones exitosas en entornos profesionales: la superación del miedo, el ensayo, la idea clave, la selección de datos, la apertura del discurso, el control del tiempo, cómo encarar preguntas, la voz, el lenguaje corporal y el cierre de la intervención.

Entre algunos de los consejos que Javier recomienda en una exposición están seguir una estructura simple basada en: introducción, desarrollo y conclusión y centrar las ideas principales al principio y al final para atraer la atención del público: «la gente te presta atención, no te la da -afirma Javier- quien habla debe renovar ese préstamo que la audiencia ofrece al orador. Para ello, hay que ir rápidamente a la idea principal de la exposición y determinar el ritmo de la misma desde el principio.

Ir al grano

No se trata de transmitir todo lo que sabemos, porque es imposible, sino de sintetizar. Hay que ceñirse a los tiempos y saber que existe un tiempo límite en la atención de la audiencia, que una vez superado, dificulta la asimilación de la información». Otros consejos son: no dejar las preguntas para el final, ya que de ellas se puede extraer información que determine el desarrollo de la exposición o aprender a utilizar la intensidad y el tono de la voz: «El timbre de nuestra voz nos viene dado por naturaleza, pero sólo es el 33% de nuestra voz. Sobre el resto podemos incidir y perfeccionarlo», propone Reyero.

Presentaciones de alto impacto
Eugenio de Andrés, socio director de tatum, destaca la dificultad que implica hablar en público, ya sea a una audiencia interna o externa a la organización: «la atención no es gratuita. Uno de los errores más frecuentes es no adaptar el mensaje al público. Es usual que muchos directivos tengan preparado el mismo documento y discurso para diferentes audiencias, sin modificar el mensaje, ni el soporte utilizado».

Por ello, es importante que para la preparación de una presentación coherente e impactante se tengan en cuenta las expectativas de las personas a las que nos vamos a dirigir, y se construya un discurso visual a partir de la misma, que acompañe y refuerce la palabra del ponente. El soporte o documento debe servir de apoyo, su formato, elementos gráficos, colores y tipografía deben adaptarse a la exposición oral: «En ningún caso, debe ser el pilar del discurso, ya que el orador es el centro del discurso», afirma de Andrés.

Entrenamiento personalizado
Para lograr una mayor eficacia con Altos Directivos, el programa se complementa con un proceso de acompañamiento individualizado para aquellos participantes sobre los que se quiere reforzar o perfeccionar sus habilidades y el impacto de sus intervenciones. Para ello se realizan sesiones individualizadas, que profundizan en los aspectos necesarios en cada caso; acompañar en las intervenciones para observar in situ los avances y pulir las áreas de mejora; revisar y reorientar las presentaciones utilizadas e incluso se ofrece al ponente la posibilidad de participar en algunos foros para lograr un mayor rodaje y evolución.

Con este programa tatum y Javier Reyero tienen el objetivo de conseguir un entrenamiento y asesoramiento íntegro de aquellas personas que, por su posición en la organización, necesiten impactar en con sus intervenciones, internas o externas, dotándoles de las herramientas necesarias para lograr un alto nivel de comunicación directiva.

Si quieres leer más noticias como Oratoria para directivos, el arte de convencer, te recomendamos que entres en la categoría de Jefes y Directivos.


AUTOR
gravatar
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies
Compartir
WhatsApp